Archivos de la categoría ‘Rincones del Mundo’

Torres del Paine

Publicado: 7 de junio de 2014 en Rincones del Mundo
Etiquetas:,

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

‘Seamos ese pedazo de cielo,

ese trozo en que pasa la aventura misteriosa,

la aventura del planeta que estalla en pétalos de sueño.’

(Vicente Huidobro)

***

Las Torres del Paine son conocidas también como Macizo del Paine o Cordillera del Paine. Un grupo incomparable de montañas ubicadas en el Parque Nacional Torres del Paine, en la Patagonia chilena. La Patagonia es una región geográfica ubicada en la parte más austral del continente americano. Comprende territorios del sur tanto de Argentina como de Chile. La cordillera de los Andes divide la región en los sectores oriental y occidental. Políticamente está dividida en dos: la parte chilena y la parte argentina. Su área supera el millón de kilómetros cuadrados, de donde el 75% más o menos pertenece a Argentina y el 25% restante a Chile. La población aproximada en toda la región casi llega a los 2,5 millones.

Según la revista National Geographic, el lugar fue elegido como el quinto lugar más hermoso del mundo. Lugar arriba o abajo poco importa, lo que está fuera de toda duda es su belleza. Para muchos una de las diez maravillas del mundo y no exageran. Para todo aquel que ha tenido la oportunidad de visitarlas es una gozada caminar, pasear, contemplar y disfrutar con cualquier rincón de todo este territorio natural. Una joya de la naturaleza y del planeta. La cumbre más alta del macizo es el denominado cerro Paine Grande, que casi alcanza los 3000 mt. Aunque las torres más conocidas y representativas del lugar son las conocidas como Torres del Paine. Tres torres que son tres gigantes de granito moldeados por la fuerza del hielo glacial. Se dice que la más alta es la torre Sur Di Agostini, que supera los 2500 mt. Su primera ascensión fue realizada por Armando Aste. La Torre Central casi alcanza los 2500 mt. y fue escalada por primera vez por Chris Bonington y Don Whillians en 1963. La Torre Norte Monzino, de unos 2250 mt. fue ascendida por primera vez por Guido Monzino.

‘La belleza no hace feliz al que la posee,
sino a quien puede amarla y adorarla.’
(Herman Hesse)
***
torres del paine hielo.jpg.duplicate.24831
El Parque presente una gran variedad de entornos naturales: desde montañas, valles, ríos, lagos y glaciares. Se fundó en mayo de 1959. Y la Unesco lo declaró reserva de la biosfera en abril de 1978. La imprudencia de muchos visitantes ha provocado diversos incendios forestales durante toda su historia. El primer gran incendio se produjo en 1985, el segundo en febrero de 2005 y el tercero en diciembre de 2011. El clima en la zona es lluvioso durante marzo y abril, mientras que de julio a octubre es el período más seco. Aunque la zona se caracteriza por veranos frescos, con temperaturas por debajo de los 16º durante el mes más caluroso que es enero.

El Campo de Hielo Sur ocupa toda la parte occidental del parque y alimenta a los cuatro glaciares principales: Dickson, Grey, Tyndall y Zapata. El más grande de todos es el Grey, el cual se divide en dos brazos, debido a una península de hielo denominada Nunatak. La fauna es muy variada, pero es fácil detectar zorros y chillas, chingues, huemules, y guanacos, pero también es posible encontrar cóndores, águilas, piches, ñandús, patos, cisnes, pumas y guiñas.

La afluencia de visitantes no ha dejado de ascender desde que se inauguró. Los datos dicen que se ha pasado de los casi 250 mil visitantes en 1978 a más de 700 mil en 1990, sobrepasando el millón en 2000 y casi alcanzando los 2,5 millones en 2013.

postal_2136

La Habana

Publicado: 11 de octubre de 2013 en Rincones del Mundo
Etiquetas:, ,

El Malecon de La Habana

“Cuando los hombres buscan la diversidad viajan”
(Wenceslao Fernández Flórez)
***
La Habana es la capital de la República de Cuba. Es la ciudad más grande, el puerto principal y el centro económico y cultural de Cuba. Se la conoce también con el nombre de Villa de San Cristóbal de La Habana, así como con los sobrenombres de Llave del Nuevo Mundo y Ciudad de las Columnas. Ciudad fundada el 16 de noviembre de 1519 por el conquistador español Diego Velázquez de Cuéllar. De ascendencia noble, formó parte del segundo viaje de Cristóbal Colón en 1493. Estuvo al frente de una nueva expedición para conquistar y poblar Cuba, haciéndolo primero como capitán y después como gobernador de la isla. Obtuvo el título de Adelantado de la Isla. 

Diego


La ciudad fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1987. El origen de su nombre trae consigo varias hipótesis, y quizá la más acertada es que deriva de un cacique taíno llamado Habaguanex, quien controlaba la zona de su primer asentamiento. Para otros, la palabra proviene de la corrupción del término taíno sabana, pronunciada como jabana en el dialecto de loa arahuacos occidentales cubanos y que con la combinación del español llegó a nombrarse como la conocemos actualmente. Otras hipótesis hablan de que proviene de haven, que significa puerto o fondeadero en lenguas germánicas.

La Habana fue la sexta villa fundada por la Corona Española en la Isla de Cuba, bautizada como San Cristóbal de La Habana, tal vez porque era el patrón de los navegantes. El monumento denominado El Templete se halla situado en la Plaza de Armas y conmemora la fundación de la villa con una inscripción en latín que reza:

“Detén el paso, caminante,

adorna este sitio con un árbol, una ceiba frondosa,

más bien diré signo memorable de la prudencia y antigua religión de la joven ciudad,

pues ciertamente bajo su sombra fue inmolado solemnemente en esta ciudad el autor de la salud.

Fue tenida por primera vez la reunión de los prudentes concejales hace ya más de dos siglos:

era conservado por una tradición perpetua:

sin embargo, cedió al tiempo”

***

templete

La Habana resurgió varias veces tras los escombros y las cenizas que la sucumbieron por piratas y corsarios franceses durante la primera mitad del siglo XVI. Fue entonces cuando la Corona dispuso construir defensas militares a la entrada de la bahía y en sitios estratégicos para ser una ciudad más defendida y segura para las navegaciones españolas procedentes de las colonias americanas. El título de ciudad se lo concede Felipe II en diciembre de 1592. Su situación estratégica y las riquezas que llegaban a ella convirtieron a La Habana en codiciado objetivo de piratas y galeones. En el siglo XVII ya era una ciudad fortificada por mandato real y se engrandece con nuevas construcciones civiles y religiosas. Lugares emblemáticos como el convento de San Agustín, la Ermita del Humilladero, el castillo de El Morro, la iglesia del Santo Ángel Custodio, el hospital de San Lázaro, el monasterio de Santa Teresa son buenas muestras de ello.

Earl_of_Albemarle

A mediados del siglo siguiente ya contaba con más de 70 mil habitantes. Los ingleses conquistaron la ciudad en el verano de 1762. Sir Georges Keppel la gobernó durante once meses justo cuando los ingleses devolvieron la ciudad a los españoles a cambio de Florida. En el siglo XIX se inauguró el primer tramo de ferrocarril y numerosos centros culturales. La industria tabacalera y la azucarera generaron un estímulo económico tanto para la ciudad como para el país. Sobre 1860, La Habana era el reflejo de la riqueza y prosperidad de Cuba. En 1863, las murallas de la ciudad fueron derribadas para ampliar la ciudad y construirse nuevos edificios. Ahí se inauguró el barrio del Vedado.

images

La-habana-siglo-XXI-a20587700

Bajo la influencia norteamericana, la ciudad creció y se enriqueció con numerosos edificios desde la década de 1930. Suntuosos hoteles, casinos y maravillosos clubes nocturnos. Pero al mismo tiempo que se creaba una zona residencial crecían las barracas que rodeaban la ciudad con el mismo ritmo. Llegó un momento en que la ciudad se convirtió en la capital del juego y de la corrupción. Una ciudad que todo famoso quería visitar. Con el triunfo de la revolución en 1959 la ciudad se transformó. Las restauraciones no han cesado. Hoy en día, La Habana tiene más de dos millones de habitantes y su área metropolitana ya supera los tres millones. Representa el 20% del total de la población cubana. Y sus pobladores provienen de todas las provincias del país, sobre todo de oriente. La población de no cubanos es muy reducida, casi la mayoría son españoles emigrados desde la Guerra Civil Española y algunos rusos que emigraron durante la época soviética.

El turismo ha desarrollado una industria que sigue aumentando a pasos muy rápidos. La Habana es el destino favorito de todos los visitantes que desean viajar a Cuba. La industria hotelera no cesa de aumentar, y son muchos los hoteles de lujo que se siguen abriendo. Los encantos de esta ciudad quedan en la memoria de cualquier visitante. Su gente, su carácter, su especial trato humano la hacen muy diferente. Razones por las que recibe cada año a más de un millón de turistas.

popularidad-cuba_1462

Antigua (Guatemala)

Publicado: 28 de septiembre de 2013 en Rincones del Mundo
Etiquetas:, ,

 

antg.guat
“Hay mucha diferencia entre viajar para ver países y para ver pueblos”
(Jean Jacques Rousseau)
***
La ciudad de Antigua se encuentra en el departamento de Sacatepéquez (Guatemala). Guatemala en el idioma náhuatl original significa ‘lugar de muchos árboles’. Un país repleto de cultura autóctona maya y de muchísima influencia colonial española. A pesar de su pequeña extensión, cuenta con una gran variedad climática, un relieve montañoso impresionante y ecosistemas muy variados. El turismo en este país ha crecido de forma gradual, dado que es un destino muy atractivo por sus bellezas naturales, sus playas de arena blanca y sus arrecifes de coral, así como su tesoro colonial y sus costumbres típicas.
Antigua es un buen ejemplo de la belleza del país. Con una población que no rebasa los 50 mil habitantes, se identifica sobre todo por su bien preservada arquitectura renacentista española tanto en sus calles, como en sus fachadas. Las iglesias son otro buen ejemplo de ello. Fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1979. En sus tiempos fue la tercera sede de la capital del llamado Reino de Guatemala, que comprendía a los actuales estados de Guatemala, Belice, El Salvador, Honduras y Costa Rica. Fue construida a partir de 1543 en el valle de Panchoy. Durante su esplendor fue reconocida como una de las tres ciudades más hermosas de las Indias Españolas. Su nombre original fue Santiago de los Caballeros de Guatemala. Debido a los terremotos que se produjeron en 1773 su proceso de crecimiento y modificación se vieron truncados. Muchas de las ciudades coloniales vieron como el neoclasicismo las transformaba sin remedio, sin embargo, no fue el caso de Antigua, que permaneció inalterable durante el paso del tiempo.
“Mira dos veces para ver lo justo. No mires más que una vez para ver lo bello”
(Henry F.Amiel)
***
antigua-guatemala
La ciudad es conocida popularmente como la ‘Ciudad de las perpetuas rosas’ y a sus habitantes se les conoce como ‘panzas verdes’. Fue el lugar donde vivió sus últimos años de vida y donde murió el gran cronista español Bernal Díaz del Castillo, y ahí mismo reposan sus restos, en una de las iglesias afectada por los terremotos. Aquellos terremotos son conocidos como los terremotos de Santa Marta, y destruyeron gran parte de la ciudad. Es una ciudad que resalta por sus celebraciones religiosas, sobre todo en Semana Santa. Y es un lugar ideal para muchos extranjeros para estudiar español. Sobre todo norteamericanos y europeos deciden pasar un tiempo en esta bella ciudad, alejados del ruido y del asfalto de las grandes ciudades para deleitarse con su tranquilidad, con su belleza y con su paisaje. De hecho, en Antigua existe todavía el edificio de la que fue tercera Universidad de América, la Universidad de San Carlos de Borromeo, fundada por la Real Cédula de Carlos II en enero de 1676, actualmente convertida en museo y en sede de conciertos de música clásica.
Calle_del_Arco,_Antigua_Guatemala
Dentro de la ciudad destacan el Palacio de los Capitanes Generales, el Museo de Armas de Santiago de los Caballeros, el Museo del Libro Antiguo, además de plazas, mercados de artesanía, comercios, restaurantes y bares, todos decorados con detalles, esmero y con el toque especial de los lugareños, destacando las flores y los colores por encima del resto. Una ciudad donde el visitante desborda sorpresa por cualquier rincón, se invade de belleza y de las sonrisas de sus vecinos y de una belleza difícil de encontrar.
“Aunque viajemos por todo el mundo para encontrar la belleza,
debemos llevarla con nosotros para poder encontrarla”
(Emerson)
***
antiguaguatemala11

Barcelona

Publicado: 25 de septiembre de 2013 en Rincones del Mundo
Etiquetas:,

Holiday-in-Barcelona

“Aprovecha la cuidad y no dejes que la cuidad se aproveche de ti”

***

Barcelona es la capital de Cataluña. Con una población de más de millón y medio de habitantes es la segunda ciudad más poblada de España y la undécima de Europa. Pero su área metropolitana supera los cinco millones de habitantes. Es la ciudad española más visitada por los turistas y una de las líderes en turismo de toda Europa. Su arquitectura, su clima, su localización junto al mar, su cultura, su belleza y tranquilidad y su gastronomía y comercio son algunos de sus tesoros y de las atractivas opciones que cualquiera que la visite puede encontrar. La organización de los JJOO de 1992 fue el motivo para que se conociera a nivel mundial, y un buen momento para cambiar algunos de sus aspectos urbanísticos. Lo cierto es que su emplazamiento es idóneo. Se ubica junto al Mar Mediterráneo, a poco más de cien kilómetros de los Pirineos y de la frontera con Francia. Posee uno de los puertos más importantes del Mediterráneo.

200px-Escudo_de_Barcelona.svg

Su origen es un tanto incierto. Hubo una ciudad ibérica original que se denominaban ‘layetanos’. Los cartagineses tomaron la ciudad tiempo después. convertida después en colonia romana con el nombre de Barcino hacia 218 a.C. Barcino tomó forma como fortificación militar aunque fue el comercio el que copó el protagonismo de la ciudad. En el siglo II fue amurallada por orden del Emperador romano Claudio y en el siglo III tenía casi 6000 habitantes. En el siglo V, los visigodos la convirtieron en la capital de los territorios hispanos. Los ataques musulmanes en 985 destruyeron prácticamente toda la ciudad y Borrel II inició la reconstrucción dando paso al período condal. Fue entonces cuando la ciudad floreció y llegó a ser una de las principales del Mediterráneo occidental en los siglos XIII y XIV. SU decadencia comenzó en el siglo XV y se prolongó durante varios siglos. Las tensiones derivadas de la unión dinástica con Castilla y el Reino de Aragón alcanzó su apogeo con la Guerra de los Segadores, entre 1640 y 1651, y con la Guerra de Sucesión entre 1706 y 1714, que significó la desaparición de muchas de las instituciones propias de Cataluña pero también el resurgir económico de la zona, gracias a la integración con el resto de España y al comercio con América. La recuperación económica a finales del XVIII y la industrialización en el XIX propiciaron que Barcelona volviera a convertirse en un importante centro político, económico y cultural. El hecho de derribar sus murallas y anexionar seis municipios limítrofes permitió que creciera en 1897 y pudo así planificar su desarrollo urbano e industrial liderado por Ildefonso Cerdá.

cerda

Cerdá fue ingeniero, urbanista, jurista, economista y político. Un hombre polifacético que escribió ‘La teoría general de la urbanización’, una obra pionera por la cual se le consideró uno de los fundadores del urbanismo moderno. Su proyecto más importante y más ambicioso fue la reforma urbanística de la Barcelona del siglo XIX, mediante el conocido Plan Cerdá, creando el actual barrio del Ensanche. Sin embargo, ese proyecto nunca fue bien visto por los estamentos locales y acabó arruinado porque el Ayuntamiento de Barcelona no le pagó sus honorarios. Tuvo que pasar un siglo para que fuera reconocida su obra.

eixample-avui

Durante el inicio del siglo XX la ciudad se vio impulsada por el desarrollo del Metro y del Puerto. Pero la crisis del 29 golpeó duramente a todo el país y el inicio de la posterior Guerra Civil paralizó todo su crecimiento. La ciudad fue un continuo foco de rebeliones internas y peleas entre partidos políticos que nadie pudo controlar. Durante la guerra la ciudad fue bombardeada en varias ocasiones hasta caer derrotada. La dictadura militar franquista designó a Barcelona como uno de los polos de desarrollo industrial, lo que provocó una inmigración mayoritariamente del sur de España. Todo ello provocó un nuevo dinamismo en la ciudad. Se abrieron nuevas áreas para la clase obrera y el metro y el ferrocarril se expandieron. Todo se modernizó y se desarrolló en poco tiempo.

En las últimas décadas la ciudad no ha dejado de desarrollarse a todos los niveles. Gracias a la celebración de los Juegos Olímpicos de 1992 la ciudad se abrió a millones de personas y el turismo no ha dejado de aumentar. Además se han multiplicado los espectáculos culturales y es una ciudad repleta de rincones atractivos para el visitante. Una ciudad que no es excesivamente grande y por la que es un placer pasear. Su tráfico está bastante bien controlado y el visitante puede acceder fácilmente a todos los lugares más peculiares y famosos prácticamente andando.

puerto-maremagnum-gran-hotel-central-barcelona-hd

Oslo

Publicado: 26 de agosto de 2013 en Rincones del Mundo
Etiquetas:, ,

oslo-sentrum-noruega

“Viajar es buscar tu identidad por contraste…”

***

La palabra Oslo proviene de dos términos: ‘As’ (la divinidad en nórdico antiguo), y ‘lo’ (pasto). Una buena traducción podría ser ‘los campos de los dioses’. Esta ciudad fue fundada en el año 1040 por el rey Harald Hardrade (El Despiadado), y su hijo Olav Kyrre (El Pacífico) fundó su catedral. Y fue el rey Hakon V quien creó la fortaleza de Akerhus para protegerse de la amenaza sueca por el este. La peste bubónica del siglo XIV  exterminó a casi la mitad de la población. Noruega se unió a Dinamarca entre 1397 y 1624, y desde entonces la política y la defensa del país noruego se gestionaban desde la capital danesa. El declive de Oslo se hizo evidente y además en 1624 quedó arrasada por el fuego. Resurgió de sus cenizas gracias al rey Christian IV, quien la reconstruyó y la rebautizó como Cristianía. Y durante tres siglos la ciudad permaneció como lugar de defensa.

Fue nombrada capital oficial del nuevo reino de Noruega en 1814 en la primera constitución del país, pero Suecia se interpuso y unificó a ambos países bajo el propio mando sueco. Una unión que duraría hasta 1905, cuando finalmente Noruega se convirtió en un reino completamente separado y bajo ese marco pudo florecer la ciudad de Cristianía como la capital moderna del país nórdico. Y no fue hasta 1925 cuando recuperó su nombre original. Hoy en día, Oslo es el centro político, económico y cultural de Noruega. Por sí misma constituye un municipio y provincia a la vez. Una de las 19 provincias que constituyen toda la geografía del país. Sobrepasa los 600 mil habitantes, lo que supone más del 12% del total del país. Si la comparamos al resto de ciudades escandinavas está en el tercer lugar de número de habitantes, por detrás de Copenhague y Estocolmo. 

opera-oslo

Su área metropolitana se extiende a los alrededores de la provincia de Akerhus y tiene una población de 1,5 millones de habitantes. El escritor Bjornstjerne Bjornson se refirió a Oslo como la ‘Ciudad de los Tigres’ (‘Tigerstaden‘) debido a su percepción de la ciudad como un lugar frío y peligroso. Corría el año 1870. Curiosamente, ese nombre tuvo una repercusión tal que llegó a conmemorarse el 1000 aniversario de la ciudad con una fila de esculturas de tigres alrededor del ayuntamiento. Lo cierto es que ese nombre se reformuló con el tiempo con el nombre de ‘Tiggerstaden’ (‘Ciudad de los Mendigos’), debido a la gran cantidad de personas sin hogar y mendigando por la calle. Un hecho que plasmaría el escritor Knut Hamsun en su novela ‘Hambre’ (‘Sult’) en 1890 y llevada al cine en 1966 por Henning Carlsen. 

Uno de los hechos que hizo que la ciudad se desarrollara tardíamente fue el hecho de fundar su Universidad en 1811. Durante el siglo XVI, todas las iglesias y conventos fueron saqueados y abandonados a la ruina total. A muchos de ellos se les extrajo la piedra de su construcción para utilizarla en otras construcciones. Al ser reconstruida se continuó con el modelo renacentista, un sistema de emparrillado con amplias calles e intersecciones en ángulo recto para evitar la expansión del fuego y con un sistema mixto de entramado de madera y ladrillos. Sólo se pudo conservar la Catedral de San Hallvard y el antiguo palacio del obispo, pero que hoy permanecen en ruinas.

oslo5

Fue el inicio del siglo XVIII el que llevó prosperidad a la ciudad, gracias a un crecimiento económico basado en el comercio marítimo y a la exportación de madera. Lo que supuso el aumento de su población. Y el siglo XIX fue un período de gran expansión para la ciudad. Fue la época donde se construyeron varios edificios públicos, como el Palacio Real, el Storting o el Teatro Nacional. Se estrenaron nuevos barrios para dar cabida a los inmigrantes llegados de otras zonas del país que se emplearon para trabajar en las nuevas fábricas. Este hecho fue el que concluyó porque Oslo desplazara a Bergen como la ciudad con más población de todo el país. Corría el año 1850.

Oslo también fue clave durante la invasión alemana de Noruega en abril de 1940. Los nazis utilizaron el puerto para mantener el suministro a sus tropas en Narvik, justo al norte. Tras el final de la Segunda Guerra Mundial, la población de la capital noruega ascendió notablemente, casi un 50%, incorporándose el municipio de Aker. El poder de la ciudad a nivel político, cultural y económico y no paró de ascender, algo que fue criticado por el resto del país, y a pesar de los intentos por descentralizar dichos marcos nada cambió durante ese siglo.

Se encuentra situada geográficamente en la cabecera del fiordo del mismo nombre. Rodeada de cerros y montañas. Existen más de 40 islas dentro de los límites de la ciudad. Una de las características de la ciudad en la actualidad es su elevado número de población inmigrante. Uno de cada cuatro son extranjeros. Las cuatro colonias más numerosas son la pakistaní, la somalí, la sueca y la cingalesa. Aunque cada vez es más importante la población polaca, la vietnamita, la turca y la iraquí, sin olvidarse de la danesa, que ha subido en los últimos años. Su nivel de crecimiento poblacional es el más alto de todo Escandinavia, con un 2% anual. Todo ello debido a la tasa de natalidad y a la tasa de inmigración.

images

Edimburgo

Publicado: 9 de agosto de 2013 en Rincones del Mundo
Etiquetas:,

edimburgo

‘Nadie en Escocia puede escapar del pasado.

Está en todos lados,

rondando como un fantasma’

(Geddes MacGregor)

***

Edimburgo es la capital de Escocia desde 1437.  También es la ciudad más grande tras Glasgow y sede del gobierno escocés. Ubicada en la costa este del país, a orillas del río Forth. Uno de sus emblemas es la Universidad, que fue uno de los centros más importantes de la educación y la cultura durante la época de la Ilustración. Dos de sus barrios fueron designados como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1995: los conocidos como The Old Town (Ciudad Antigua) y The New Town (Ciudad Nueva). Su población aproximada es de casi medio millón de habitantes.

Escocia es una de las cuatro naciones del Reino Unido. Con una población aproximada de más de 5 millones de habitantes tiene un territorio de casi 80 mil km2. Su densidad de población es de 65 habitantes por km2. El nombre de Escocia proviene de ‘Scotus‘, término latino que significa ‘irlandés’. Eso hacía referencia a los colonizadores gaélicos de Irlanda, lugar que los romanos denominaron ‘Scotia’, y los irlandeses que colonizaron la actual Escocia fueron conocidos como ‘Scoti’. Los romanos de la Alta Edad Media denominaban a Escocia como ‘Caledonia‘. El reino de Escocia fue independiente hasta 1707, fecha en que se firmó el Acta de Unión con Inglaterra y se creó el Reino Unido de Gran Bretaña. Eso hizo que mantuviera un sistema legal propio, con una entidad jurídica distinta, la pervivencia de leyes propias y un sistema educativo y religioso diferenciado y que caracteriza la cultura escocesa y su desarrollo a través de los siglos.

‘La sonrisa cuesta menos que la electricidad y da más luz’

(Proverbio escocés)

***

62814

El origen del nombre de la ciudad de Edimburgo se cree que procede de Din Eidyn (‘Fuerte de Eidyn’), justo de los tiempos en que la ciudad era simplemente un fuerte. La ciudad fue atacada y conquistada por los bernicianos anglosajones y el nombre derivó en Edim-burh, término anglosajón y que significa ‘lugar o fuerte de Edwin’. El término ‘burgo’ es habitual en lenguas anglosajonas y germánicas y se refiere al tipo de ciudades caracterizadas por haber crecido alrededor de una estructura central fortificada, ya fuera un castillo o un fuerte.

La historia de la ciudad ya fuera de del fuerte se remonta al siglo XI. El rey Malcolm II aseguró la región de Lothians en 1124. El nombre de la ciudad fue declinándose a medida que los siglos se sucedieron pero hay documentos que demuestran que en el siglo XIV ya se la conocía como ‘Edynburgh’.

Algunos conocen a Edimburgo como la Atenas del Norte, y eso se debe a varias razones. Quizá por su tipografía, dado que la Ciudad Antigua tiene un parecido a la Acrópolis. Una topografía típica del sur de Europa pero no del norte. La época de la Ilustración ayudó a difundir ese mensaje. También incidió su arquitectura neoclásica. De todas formas, muchos han sido los apodos que se han creado para definirla. Poetas escoceses como Robert Burns o Robert Fergusson usaron la palabra latina ‘Edina’ para referirse a ella en alguna de sus obras. Sir Walter Scott la llamó ‘Yon Empress of the North’ (‘Lejana emperatriz del norte’), y Ben Jonson la describía como ‘el otro ojo de Bretaña’. Popularmente, para muchos escoceses, es simplemente ‘embra’, por ser así como se pronuncia el final de la palabra en inglés.

432310909_a2f3741888_z

Su histórico centro está dividido en dos grandes áreas. Por un lado los Prince Street Gardens, y por el otro el Castillo de Edimburgo, asentado en el extinguido tapón volcánico que es el Castle Rock. Los jardines se realizaron en 1816 en el lugar donde se encontraba en pantano Nor’ Loch. Uno de los edificios más característicos es el Edinburgh International Conference Centre. La Ciudad Antigua ha conservado su aspecto medieval, repleta de pequeñas calles denominadas ‘closes’ o ‘wynds’ que suben y bajan a los dos lados de la calle principal.

La Ciudad Nueva fue la solución que se adoptó por la sobrepoblación que sufrió la Ciudad Antigua en el siglo XVIII. En 1766 se convocó un concurso para el diseño de esa parte y el cual ganó James Craig, un arquitecto de 22 años. El diseño fue un plan octogonal, muy acorde con las ideas de racionalismo de la era de la Ilustración. La calle principal sería George Street. Paralelas a ésta se concentrarían otras dos arterias muy importantes: Princes Street y Queen Street. La primera convertida ya en la zona ideal para hacer compras. El puerto de la ciudad se denomina Leith. Todavía retiene una identidad separada de la ciudad y se incorporó a la ciudad de Edimburgo en 1920.

04 Incentive Reise Edinburgh Highlands Schottland Bagpipe Dudelsack Teamevent Jeep

Cataratas del Iguazú

Publicado: 26 de julio de 2013 en Rincones del Mundo
Etiquetas:,

47

“Al final,
lo que importa no son los años de vida,
sino la vida de los años”
(Abraham Lincoln)
***
Las famosas cataratas del Iguazú están situadas sobre el río Iguazú, justo en el límite de la provincia argentina de Misiones y del estado brasileño de Paraná. De hecho, forman una barrera natural que sirve de frontera entre los dos países. Y para los habitantes de los dos países, las cataratas parecen estar divididas en dos zonas y la suya siempre es la más bella. Pero a los dos lados o en las dos zonas, las cataratas están situadas sobre dos áreas protegidas. Por un lado, sobre el territorio argentino del Parque Nacional Iguazú; y por otro lado, por el también denominado Parque Nacional do Iguaçu. Muy cerquita se encuentra también la frontera con el país vecino Paraguay, a menos de quince kilómetros.
Las cataratas son formaciones geológicas que resultan del flujo de la corriente de un río sobre un terreno rocoso resistente a la erosión y que forman saltos y cascadas con alturas de diferentes niveles, aunque las más famosas suelen contar con algunos especialmente espectaculares. Cada catarata presenta características diferentes. Todo depende de la caída de su agua, de la anchura del caudal, de la formación específica de sus paredes o por la misma masa de agua. Las caídas de agua suelen ser debidas a la desigual resistencia que oponen las rocas a las aguas corrientes. Cuando un río encuentra una poderosa resistencia rocosa, el ahondamiento de su agua se produce de forma más lenta, de tal modo que el nivel del obstáculo conformará el nivel de la base.

De forma contraria a los que muchas personas creen, la velocidad de las aguas que se precipitan al vacío no suele ser muy alta y eso es debido principalmente por la resistencia del aire.

122

Estas cataratas fueron elegidas como una de las Siete Maravillas Naturales del Mundo en noviembre de 2011. Quizá por sus 275 saltos, o por su caudal, o por su famosa ‘Garganta del Diablo‘, o por la posibilidad de divisarlas desde muy cerca, desde sus pasarelas ecológicas, o por las posibles caminatas por los senderos del Parque entre medio de su selva tropical. La palabra Iguazú proviene del idioma guaraní y significa ‘agua grande’. Corría el año 1542, cuando el descubridor y conquistador español Álvar Núñez Cabeza de Vaca, mientras realizaba una travesía desde el Océano Atlántico divisó las cataratas y las bautizó como los ‘saltos de Santa María’, que más adelante se cambió por el nativo guaraní.

Alvar_Nunez_Cabeza_de_Vaca
Toda esa zona estaba habitada por aquel entonces por los indígenas de la etnia mbyá-guaraní, que ya fueron víctimas del efecto evangelizador de los jesuitas de la Compañía de Jesús, que fueron expulsados en 1768 de la zona por la Corona de España, tanto por diferencias políticas como económicas. Hoy en día, las cataratas parecen formar una gran J inversa. En su parte norte se encuentra el territorio brasileño que concentra el 20% de los saltos de agua, y del lado sur se halla el territorio argentino que contiene el 80% de saltos restante. La mejor recomendación que se puede dar a cualquier visitante es hacerlo por las dos vertientes para poder contemplar toda su auténtica belleza. La panorámica desde cada punto es completamente diferente y siempre es posible advertir nuevos detalles. Hay un refrán en la zona que dice que desde el lado brasileño las cataratas se contemplan y que desde el lado argentino se viven…

“Hay un libro abierto siempre para todos los ojos: la naturaleza”

(Jean Jacques Rousseau)

***

Iguazu-National-Park-Map.mediumthumb

La Toscana

Publicado: 14 de julio de 2013 en Rincones del Mundo
Etiquetas:,

Toscana3

“Un viaje es una nueva vida,
con un nacimiento,
un crecimiento y una muerte,
que nos es ofrecida
en el interior de la otra”
(Paul Morand)
***
Muchos son los visitantes que recibe cada año. Y no es de extrañar. Es una de las zonas más bonitas de Italia. Una región que está situada en el noroeste del centro del país. Su superficie es de casi 23 mil kilómetros cuadrados y no tiene una población muy numerosa, pues no llega a los 4 millones de habitantes. Su capital es Florencia. Y al oeste de sus límites está bañada por el Mar de Liguria durante casi 400 km. Sus habitantes son conocidos como ‘toscanos’.
El nombre de la Toscana es de origen muy antiguo. Era la tierra que habitaban los etruscos y que en la época de griegos y latinos era conocida como ‘Etruria’, que evolucionó en ‘Tuscia’ y más tarde en ‘Toscana’. Sus confines actuales se corresponden con lo que era la línea de la Etruria antigua, que comprendía asimismo regiones de la Lacio y de la Umbría hasta el Tíber. Y aunque la primera visión que se tiene al recordar la zona es su relieve dominado por un paisaje ondulado con leves colinas, es un área rodeada y cruzada por las principales cadenas montañosas. De hecho, las montañas suman el 25% del área total de la Toscana. En cambio, las llanuras sólo representan casi un 10% del total, aunque en el valle del río Arno las colinas suman casi el 70% del total del entorno. El monte más alto es el Prado con poco más de 2000 metros y hay algunos volcanes como el Monte Amiata que no alcanza los 2000 mt.
images (4)
“En realidad,
el verdadero viajero no debe tener meta alguna.
En ese caso,
será el viajero perfecto’
(Gao Xingjian)
***
Su principal característica es la fertilidad de su tierra. Ya desde la Antigua Roma se le conocía como el almacén de cereales. Su clima suave en su costa y la lluvia intensa en el interior, con sus estaciones bastante marcadas le hacen ser un lugar ideal para la agricultura. Una zona rica en terrenos naturales, con parques nacionales y reservas. La importancia de su agricultura ha ido decayendo lentamente pero todavía tiene un peso específico en la economía de la zona. Es una zona perfecta para los cereales, las patatas, las aceitunas y las uvas, de éstas últimas se produce su famoso vino. Pero también es una buena zona para las hortalizas, el arroz, el tabaco y los girasoles.
 
“Viajar es huir de algo para poder olvidar,
pero mientras viajes,
no podrás olvidar”
***
mapa_toscana_1000x664
Los romanos establecieron las ciudades de Lucca, Florencia, Siena y Pisa, dándole a la zona una nueva escena con tecnologías y desarrollo, asegurando durante muchos años la paz necesaria para su evolución. Uno de los logros de los romanos fueron las construcciones de las famosas calzadas, un camino usado por el Imperio de Roma y que fue utilizado por su ejército para la conquista de territorios y que gracias a ella se pudieran movilizar grandes efectivos con una rapidez que hasta entonces nunca se había visto. Se agilizó el transporte de mercancías y también tuvo una influencia muy importante en la difusión de la cultura y la romanización del territorio.
images (3)
Tras los romanos llegaron los longobardos en el siglo VI y establecieron Lucca como su capital, justo en el mismo lugar que denominaron Ducado de Tuscia. Con la famosa revolución de 1848, el gran Duque Leopoldo II dictó una constitución para la zona, y en 1849 se implantó una república y Leopoldo II tuvo que abandonar el territorio, aunque más adelante lo ocuparía gracias a fuerzas austríacas. En la actualidad, la región de la Toscana tiene una densidad de población de más de 160 hab./km2, claramente por debajo de la media nacional. Aunque a partir de la década de los 80 la zona vio como un aumento del flujo de inmigrantes, sobre todo desde China. Y son famosas las comunidades de británicos y estadounidenses en su tierra.
“Todo viaje es una búsqueda
y una fascinación
para el universo de los sentidos”
***

Se puede asegurar que en la actualidad tanto la industria textil como la moda son los dos motores económicos de la Toscana. Los trabajos florentinos desde el siglo XV con la lana y la seda han sido un clásico del comercio toscano. Y debido a su belleza natural y arquitectónica se ha convertido en uno de los destinos turísticos más visitados del país. El flujo de visitantes se mantiene activo durante casi todo el año. Todo ello ha desarrollado una red de servicio y actividades relacionadas con el turismo que han activado de forma constante la economía.

mapa_toscana

Lago Titicaca

Publicado: 29 de junio de 2013 en Rincones del Mundo
Etiquetas:, ,

2514084_640px

“Cualquier paisaje es un estado del espíritu”

(Henri-Frédéric Amiel)

***

Para todo aquel viajero que algún día decide recorrer el Perú o Bolivia, el Lago Titicaca es, sin duda, una parada obligatoria. Ubicado en una meseta de los Andes Centrales, es con diferencia el lago navegable más alto del mundo, dado que su altitud media es de casi 4000 metros. Un lugar sagrado para los Incas, mencionado por Garcilaso de la Vega cuando lo describió como el origen legendario de los Incas y de donde salieron leyendas como Manco Capac o Mama Ocllo. Un lugar que tuvo un importante sentido religioso durante esa época.

Según cuenta la leyenda, los Urus huyeron del asedio inca refugiándose en el lago y para su propósito construyeron islas artificiales en el mismo lago. Los Urus son una etnia que en el pasado ocuparon territorios incluso más amplios. Se hacían llamar ‘hombres de agua’ y creían no ser hombres, sino urus, la raza primigenia de América. Se distinguían de los aymaras por el color de su piel que era un poco más oscura. Para algunos antropólogos podrían provenir de alguna migración de la Polinesia, habitando primero la costa para después asentarse en el interior. Para otros la conclusión es que pudieron llegar procedentes de la Amazonia. Podrían haber entrado en la zona a través de la ciudad de Oruro. Con el tiempo perdieron la pureza étnica, mezclándose con quechuas y aymaras, otras tribus que habitaban la zona del lago.

“Ahora me siento como el paisaje,

puedo ser audaz e incluir todos los tonos de azul y rosa:

es encantador,

es delicioso”

(Claude Monet)

***

balsero

La etnia aymara por su parte habita la meseta andina del lago Titicaca desde la época precolombina, repartiéndose su población por varios países, entre ellos Perú, Bolivia, Chile y Argentina. También reciben el nombre de collas. Pero ambas etnias eran y son aficionados a utilizar la totora o la typha, una planta herbácea acuática emergente y robusta, perenne y con hojas erectas, muy habitual de la zona, dado que suele encontrarse en áreas pantanosas y húmedas. Sus hojas son usadas como material de tejido y con ellas se fabrican sillas, cestas y otros enseres. En la zona del Titicaca la utilizan en la fabricación de barcas o balsas principalmente.

totoras

El área del lago Titicaca es de más de 8.500 km2 de los cuales el 56% pertenecen a Perú y el 44% a Bolivia. Tiene una extensión de costa de más de 1.100 km. Y su profundidad máxima es de 280 mt. La media es de más de 100 metros. Gran parte de su agua se pierde por evaporación aunque las sales que van entrando permanecen en él. Sólo un 5% se va al río Desaguadero y desemboca en el lago Poopó. Una de las culturas más famosas de la zona es la Chiripa. Todavía pueden contemplarse importantes restos arqueológicos, sobre todo en su lado sur. En el norte predominó la cultura Pucará con una gran importancia también.

Durante el Virreinato del Perú en 1542 el lago y su zona administrativa estuvo a cargo del gobierno de España. Pero en 1777, las reformas borbónicas crearon el Virreinato del Río de la Plata incluyendo el lago Titicaca. Las Independencias de Perú en 1821 y de Bolivia en 1825 dieron lugar a la división del lago. En la actualidad, todas las riberas del lago están habitadas por los descendientes de las etnias aymaras, quechuas y urus. La población rural predomina sobre la población urbana.

Lake-Titicaca-Map-2

Bergen

Publicado: 14 de junio de 2013 en Rincones del Mundo
Etiquetas:, ,

Bergen

“La ciudad es el lugar donde nada permanece”

***

Considerada por muchos como una de las ciudades más bonitas del mundo. Cierto es que esta urbe rodeada de montañas y de mar tiene al menos un encanto especial. Posee una arquitectura particular y su historia no deja indiferente a nadie. Visita obligada para todo aquel que tenga como objetivo adentrarse en la aventura de explorar los fiordos noruegos de esta parte del país. Pero una visita que se hace con sumo interés y con la conclusión de que ha merecido la pena.

Bergen significa ‘la montaña’. Y es que esta ciudad queda rodeada por siete colinas y siete fiordos. Una preciosidad por todos sus costados que tiene calma, sosiego y belleza a partes iguales. Todas sus laderas están decoradas con multitud de casas desperdigadas que le dan una nota de color y de encanto insuperables. Tiene una vida cultural y artística envidiable para lo que es Noruega en ese aspecto y todos los días que se puedan gastar en visitarla serán recompensados.

Bergen (1)

Fue fundada en 1070 por el rey Olav Kyrre y fue capital de Noruega en el siglo XIII, justo hasta el año 1299. A finales del siglo XIII se convirtió en una de las ciudades más importantes de la Liga Hanseática. En esa época adquirió fama e importancia debido al comercio del bacalao seco. Allí llegaron los comerciantes frisios y germanos de la Liga Hanseática y se instalaron en uno de los barrios más exclusivos de la ciudad, donde se hablaban también sus idiomas, además de ostentar ciertos derechos exclusivos para el comercio con los pescadores del norte que cada verano se dirigían a la capital de la provincia de Hordaland.

En sus años de mayor esplendor, la Liga llegó a contar con más de 150 ciudades como miembros y fue considerada la entidad económica más poderosa de toda Europa en esos tiempos. La zona del Bryggen se estableció como la oficina central de la Liga en Bergen en 1360 acogiendo a más de 200 comerciantes extranjeros, la mayoría alemanes. Y durante más de 400 años esa zona estuvo dominada por los mercaderes alemanes, a quienes no se les permitía mezclarse , casarse o formar familias con noruegos.

Pero a mediados del siglo XIV llegó a la ciudad la peste negra, introducida por la tripulación de un barco inglés que atracó en su puerto. Una tragedia que se sumó a los repetidos ataques por piratas durante todo el siglo posterior, llegando a quemar incluso el castillo real y gran parte de la ciudad. A mitad del siglo XVI, el rey obligó a los mercaderes frisios y alemanes a convertirse en ciudadanos noruegos, en caso contrario deberían regresar a sus países de origen, lo que originó que muchos de ellos declinaran la oferta y partieran. Y fue a mitad del siglo XVII cuando la ciudad fue espectadora de una gran batalla entre barcos ingleses y holandeses, conocida como la Batalla de Vagen.

Bergen-View

Durante un par de siglo fue la ciudad más grande de Noruega hasta 1850 cuando Oslo la superó. Pero su monopolio en el comercio supo mantenerlo hasta 1789. Fue a principios del siglo XX cuando soportó una de sus más tristes sucesos. Buena parte de la ciudad fue destruida por un gran incendio. Una ciudad acostumbrada a ellos pero que nunca había vivido uno tan tremendo. Durante la Segunda Guerra Mundial la ciudad fue invadida por los alemanes en abril de 1940.

Sin duda, uno de sus lugares más peculiares, emblemáticos y que le hacen diferenciarse de otros destinos es su centro histórico, representado por el Bryggen, el barrio más antiguo y cautivador de la ciudad, que discurre a lo  largo del puerto de Vagen, decorado por una hilera de inclinadas casas de madera. Su nombre significa ‘el muelle’. Actualmente posee 58 edificios, de los cuales el 25% son originales, algunos posteriores al incendio de 1702 y otros reconstruidos tras el incendio de 1955. Perderse entre sus callejuelas significa uno de los grandes placeres de Bergen.

El edificio más antiguo de la ciudad es la iglesia de Santa María que data del año 1130. Hay otros dos edificios también medievales, como la catedral y la iglesia de la Santa Cruz. Otro de los puntos más turísticos es su mercado del pescado al aire libre a lo largo del puerto. Varios barrios de la ciudad escenifican a la perfección la arquitectura típica de sus casas, como Nordness o Sandviken. Y otra de las atracciones de la ciudad es utilizar el funicular que sube al monte Floyen, desde el que se puede divisar una vista fantástica de la ciudad y de sus siete montañas. Un lugar ideal para hacer senderismo o excursiones cercanas debido a su riqueza natural.

Desde el 2000, Bergen está gobernada por un sistema de parlamentarismo municipal, segunda ciudad noruega que lo implantó tras Oslo. El Bystyre es un órgano cuyo nombre puede traducirse como asamblea, parlamento o consejo. Es el poder legislativo y la máxima autoridad del municipio, encargado de supervisar y controlar todo lo relacionado con el mismo. Consta de 67 miembros electos por sufragio universal. El alcalde también es presidente de dicho parlamento y su papel se restringe al de máximo representante del municipio. El conocido como Byrad, formado por siete miembros, es el Consejo de la Ciudad y el poder ejecutivo. Encargado de la administración municipal. Bergen es la segunda ciudad de Noruega con más de 250 mil habitantes, aunque su área metropolitana alcanza casi los 400 mil, formada por ocho barrios.

La revista Time nombró a Bergen como una de las catorce capitales secretas europeas por su gran actividad económica relacionada con el mar y la investigación marítima. Es además la base principal de la Marina Real Noruega.

the-bergen-card

Luang Prabang

Publicado: 31 de mayo de 2013 en Rincones del Mundo
Etiquetas:,

mekong_sunset_luang_prabang

“Todos sabéis tan bien como yo,

que cuando los años transcurran,

y los recuerdos se borren,

y vuestras grandes victorias se desvanezcan,

se recordará con vergüenza que abandonasteis a vuestro rey en Asia,

pero yo continuaré con mis asiáticos” 

(Alejandro Magno)

***

Laos es un país situado en el sureste asiático. Tiene frontera con Myanmar, China, Vietnam, Camboya y Tailandia. Perteneció al reino Lan Xang entre XIV y XVIII. Y tras el período colonial francés consiguió la Independencia en 1949. Después vinieron quizá los peores años de su historia con una sangrienta guerra civil que terminó con el ascenso de los comunistas al poder en 1975. Pero si hay una ciudad en su territorio que muestra los años del colonialismo francés esa es sin duda Luang Prabang. 

Luang Prabang es la capital de la provincia homónima. Famosa por sus templos budistas y antigua capital del reino de Lang Xang. En población es la tercera más grande del país. Es muy importante por ser la ciudad principal del país en cuanto a centro religioso se refiere, al igual que espiritual y turístico. No llega a los cien mil habitantes pero son suficientes para todo aquel que decide pasar unos días paseando por sus calles. Sólo en la misma ciudad hay más de 50 templos. Pero lo que más llama la atención de todo visitante es la mezcla perfecta de la arquitectura budista junto con la del colonialismo francés.

lpq_bg

Es una ciudad preciosa que se encuentra rodeada de montañas y por la que cruzan dos ríos: el Mekong y el Nam Khane. Está situada a más de 400 kilómetros de la capital del país. Es un importante puerto fluvial del Mekong y fue la capital del país durante muchos siglos. El nombre de la ciudad tiene su origen en una estatua de oro representada por Buda, la cual fue recibida por el Rey como obsequio de parte del monarca Khmer y que llevaba por nombre Pha Bang, derivando con el tiempo a Prabang. La palabra Luang significa ‘gran’ o ‘real’.

Uno de los placeres de esta ciudad es visitar sus alrededores, llenos de maleza, bosques y montañas, pequeños poblados llenos de mercados callejeros donde se puede degustar la comida local en cualquier puesto callejero y ver el tranquilo y sosegado ritmo de vida de los habitantes de la zona. Una mezcla perfecta de budismo llevado a la tranquilidad y contemplación extrema. Una sonrisa en cada rincón, un buen gesto siempre. El turismo ha ido creciendo lenta pero ininterrumpidamente. Tiene un gran bullicio junto al río Mekong, donde se concentran vendedores ambulantes, comercios, junto a varios templos y la mezcla perfecta de nativos con turistas. Una sensación de calma absoluta con un atractivo especial.

luang_prabang19x

Hay una muralla que marca el límite de la ciudad. Una ciudad que está rodeada de bosques y con un clima muy tropical. También la humedad es una característica de su clima, como en todo el sudeste asiático. Dice la leyenda que la ciudad se fundó en el año 698 por el príncipe Khun pero con el nombre de Muang Sua. A partir de ahí fue centro principal para la construcción de templos budistas y su importancia religiosa creció igualmente. De hecho, la ciudad es conocida popularmente como ‘la ciudad de los mil templos’. Un gran tesoro artístico y arquitectónico. Dejó de ser la capital del país en 1545 pero siguió siendo el centro espiritual de Laos. Su atracción provoca la visita de miles de turistas cada año, enamorados por la construcción asiática y colonial francesa. Y aunque los ingresos por turismo han crecido de forma bestial la mayoría de habitantes de la zona siguen viviendo de la agricultura. Aunque su puerto sirve para el transporte de todo tipo de material y de comercio, como la madera, alimentos y textiles. La artesanía local también es famosa como su buena comida callejera. En definitiva, un gran destino para saber perderse por sus calles, llenas de silencio interrumpido por aves que transitan sus árboles. Una paz y una tranquilidad que le dan una belleza inolvidable.

13 Birds eye view of Luang Prabang


startrek

***

“Aquí estoy de nuevo en la misma estación de tren, soy un alma mas de las que aquí transcurren,

un alma más de las que cada día vienen a dar una alegre bienvenida o quizá un triste adiós,

éste se ha convertido en el lugar más visitado desde que partiste,

aquí he visto pasar las ultimas primaveras y también he vivido el gris invierno,

he visto caer una a una las hojas de los árboles en otoño y he soportado el inclemente sol del verano,

aquí te espero día tras día pues prometiste que por mí volverías, a veces veo tu silueta en alguien que camina como tú, pero sólo es una ilusión,

cuando se acerca puedo comprobar que no eres tú, que tendré que continuar esperando,

esta estación se ha convertido en mi segundo hogar, en mi sitio preferido,

aquí paso horas enteras con la soledad en medio de tanta gente, miro el reloj y me indica que ya por este día no llegará otro tren

y parto desconsolada con el corazón en la mano y la tristeza como compañera,

parto de nuevo con la esperanza de que tal vez mañana regresarás…”

(Anónimo)

***

Sin duda, las estaciones de tren tienen un trasfondo romántico como pocos lugares. Se puede imaginar mil historias, mil novelas y navegar entre sus andenes sin necesidad de moverse. Estar sentado en una estación de tren y contemplar a todos los pasajeros que van y vienen es una de las mejores sensaciones que existen. Uno puede sentirse extraño dentro de ese vaivén de gente y también cercano, como si formara parte de la escena. Las estaciones de tren evocan fantasías, recuerdos y parece que nos trasladan hacia otros momentos ya vividos, o por vivir…

La Grand Central Terminal es conocida por los neoyorquinos como la Grand Central. Una estación terminal como otras miles que existen en todas las grandes ciudades alrededor del mundo. Situada en la calle 42 a la altura de la Avenida Park, justo en medio de la Gran Manzana, fue una de las grandes obras cuando se inauguró, y hoy en día está considerada como una de las más grandes estaciones terminales de trenes de todo el mundo.

grand-central-22-afp

Casi 50 andenes y más de 65 vías para una estación que se creó con la idea de ser la terminal para todos los trenes de larga distancia que partían desde Nueva York a todos los puntos cardinales del resto del país. Cuenta con dos niveles, los dos bajo tierra. Uno cuenta con más de 40 vías y el otro con más de 25. Su crecimiento ha sido constante desde su nacimiento, y sigue proyectándose una nueva mejora y reestructuración. Para cuando se termine, la estación dispondrá de un total de 75 vías y de casi 50 andenes. También conecta con los estados cercanos y con las ciudades vecinas de Nueva York.

Su nombre de ‘Grand Central Terminal’ se le otorgó en 1913, pero muchas personas siguen llamándola ‘Grand Central Station’. Ese es el nombre de la oficina postal que se encuentra próxima a la estación y que llevaba el mismo nombre que la antigua estación de trenes que estaba situada en el mismo lugar. Se calcula que por sus entrañas pasan más de 125 mil pasajeros diariamente. Y es famosa por tantas y tantas escenas de películas que se han rodado en sus interiores…

5086925428ba0d55a80000ba_-ltima-visi-n-para-la-grand-central-station-por-wxy-architecture-urban-design-_mpjxfoqjbczfwlfuwrt5shmga-f2enhvprlxzoae3w0-600-528x307

 Rafael Guastavino nació en Valencia (España) en 1842 y murió en Baltimore (EEUU) en 1908. Fue un arquitecto y constructor que desarrolló casi toda su actividad en EEUU. Fue uno de los que instauró en ese país el sistema constructivo basado en la bóveda catalana. También conocida como bóveda tabicada, es una técnica de construcción tradicional catalana que consiste en cubrir el recinto o el espacio mediante una bóveda de ladrillos colocados por la parte plana. Esta técnica permitía construir una bóveda con una cierta rapidez y sin usar cimbra (una estructura auxiliar que sirve para sostener provisionalmente el peso de una bóveda durante la fase de construcción).

Esto provocó que su difusión y su uso se ampliaran por todo el mundo. Originalmente se utilizaba para fabricar las plantas bajas de las masías (casas típicas rurales catalanas) y de las construcciones urbanas populares. Pero a partir del siglo XIX esta técnica comenzó a aplicarse a fábricas y naves industriales y a planes urbanísticos como el que se realizó en la ciudad de Barcelona con su famoso ‘ensanche’ (‘eixample’). Pero para realizar dicha técnica era necesaria la habilidad de los albañiles. El origen de esta técnica de construcción se encuentra en los romanos. El uso del doblado de ladrillos es un hecho encontrado en muchos edificios de la antigua Roma.

Gaudi Vista int Escoles S F vigues i teulada

Guastavino se formó como arquitecto en Barcelona, y ahí inició su trabajo y construyó la fábrica Batlló. Años después se trasladó a EEUU donde patentó el denominado ‘Guastavino system’, que en España era conocido como bóveda de ladrillo de plano o bóveda catalana. Y desde 1881 residió en Nueva York donde se hizo famoso gracias a su sistema y construyendo grandes bóvedas con ladrillos y cemento. Y gracias a esta técnica abrió la Guastavino Fireproof Construction Company, una empresa dedicada a la construcción de todo tipo de bóvedas tabicadas. Su trabajo consistía principalmente en el diseño y elaboración de la bóveda encargada. Varios edificios de la ciudad llevaron su sello personal. Entre ellos parte de la construcción de la Grand Central Terminal. Una carrera de éxitos que completó con el diseño de más de 360 edificios en toda la ciudad de Nueva York, además de más de cien en la ciudad de Boston y otros muchos en ciudades como Baltimore, Washington DC o Filadelfia. Su hijo Rafael continuó su trabajo.

Rafael_Guastavino_Moreno

Quebec

Publicado: 4 de mayo de 2013 en Rincones del Mundo
Etiquetas:,

quebec-canada-viajar

“He descubierto
que no hay forma más segura de saber si amas u odias a alguien
que hacer un viaje con él”
(Mark Twain)
***

Canadá es uno de los países más extensos del planeta pero donde ‘solamente’ habitan 34 millones de personas. De hecho es el segundo país más extenso del mundo. Un territorio que originalmente estuvo habitado por población aborigen, pero a finales del siglo XV comenzaron a llegar las primeras expediciones británicas y francesas a la zona para establecerse después, sobre todo en la zona atlántica. En 1867, Canadá se estableció como un dominio federal de cuatro provincias pero dependiente del Imperio Británico.

Actualmente consta de diez provincias y de 3 territorios. Declaró su Independencia en julio de 1867 pero hasta diciembre de 1931 no fue reconocida. Una de sus provincias es Quebec. Territorialmente y por extensión es la más grande del país. Supera con creces los 8 millones de habitantes. Pero tiene una peculiaridad, porque gracias a su idioma (francés), su cultura y sus instituciones, forma una nación dentro de una nación. Su capital administrativa es Montreal. Su idioma oficial es el francés y es la única región del país donde su población es francófona. De hecho, el idioma francés goza de un estatus privilegiado, con protección legal y con inspectores lingüísticos especiales, encargados de revisar y de controlar su uso.

images

En 1980 se celebró un referéndum en favor de la Independencia de Quebec donde los que la defendían obtuvieron un 40% de votos. Ese número de simpatizantes ha ido subiendo a medida que los años han transcurrido. En otra consulta celebrada en 1995 el número de los que votaron a favor del SÍ fue del casi 50%. De hecho, en noviembre de 2006, el Parlamento canadiense reconoció al territorio de Quebec y a sus habitantes como una nación dentro de Canadá. Políticamente era una forma de apaciguar los ánimos y las ansias de los partidos independentistas.

Esta provincia se ubica junto a la frontera estadounidense, compartiéndola con varios estados como Maine, New Hampshire, Nueva York y Vermont. Y también linda con tres provincias canadienses : New Brunswick, Ontario y Terranova-Labrador. Y dentro de la provincia destaca sobre todo la ciudad homónima. Quebec ciudad fue fundada por Samuel de Champlain en 1608. Un navegante, cartógrafo, dibujante, soldado y geógrafo, entre otros muchos oficios, y que fue considerado como el padre de la nueva Francia. Participó en la exploración y colonización de Acadia, lo que hoy se conoce como Nueva Escocia y estableció la colonia francesa en la ciudad de Quebec. Fue el primero en recorrer y explorar la región de los Grandes Lagos y de publicar los mapas de la zona. Sirvió como Gobernador de la Nueva Francia. Existe en su honor el Lago Champlain, en la frontera entre los Estados Unidos y Canadá.

images (1)

Para todos los que han tenido la ocasión y la oportunidad de visitar esta ciudad coincidirán en señalar que se hace difícil  olvidarla. Su centro histórico totalmente calcado de cualquier pequeña ciudad francesa, su recinto amurallado al estilo francés del siglo XVIII, el Vieux-Québec, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1985, y el calor y el encanto de sus pequeñas calles y de sus amables habitantes, dan un atractivo especial a este lugar, un oasis dentro de un país que no tiene nada que ver con el resto. Puesto que es cierto que cuando uno atraviesa la frontera de la provincia de Quebec se da cuenta de que ha entrado en un lugar muy diferente. Las costumbres son francesas y además se sienten muy orgullosos de ello. En la ciudad de Quebec habitan más de medio millón de personas. Por habitantes es la novena ciudad más poblada del país. Y hace poco se conmemoraron los 400 años de su fundación.

Esta ciudad está bañada por el Río San Lorenzo, uno de los ríos más importantes de Norteamérica, y colector de los Grandes Lagos que conecta el Océano Atlántico. Su primer tramo forma la frontera natural entre EEUU y Canadá para adentrarse luego por territorio canadiense recorriendo las provincias de Ontario y Quebec. Su nacimiento está en el Lago Ontario, junto a Kingston (Ontario), atravesando el famoso estuario de San Lorenzo, el más grande del mundo. Un recorrido de más de 3000 km para desembocar en el Atlántico. Aunque pueda parecerlo no es el río más largo del país, sino el segundo, pues ese honor se lo lleva el Río Mackenzie con una longitud de más de 4200 km en los territorios del noroeste.

Sin duda, una de las atracciones de la ciudad es el Castillo Frontenac, donde está situado el famoso hotel Château Frontenac en lo alto de una colina y con unas maravillosas vistas de la ciudad y del río. Un edificio diseñado por el arquitecto Bruce Price a finales del siglo XIX y comienzos del XX. Abrió sus puertas en 1893 y por sus entrañas han pasado ilustres personalidades y celebridades, además de haber sido utilizado como localización cinematográfica en la película ‘Yo confieso’ de Alfred Hitchcock en 1953.

75

Una ciudad muy visitada, sobre todo en los meses de verano, donde se puede degustar con más comodidad todos los rincones y sorpresas que encierra en su interior. Una visita inolvidable y muy aconsejable. Un remanso de paz y de tranquilidad, combinado con notas de estilo francés por los cuatros costados, donde los ‘croissants’ se dispensan junto a una buena taza de café y donde los restaurantes ‘bistrot’ ofrecen una gran gama de calidad y de variedad conservando siempre el gusto por la alta cocina francesa. Un lujo en medio de un país que merece la pena ser visitado por su oferta aventurera y cultural y donde la naturaleza es la esencia de su existencia.

Cuzco

Publicado: 2 de febrero de 2013 en Rincones del Mundo
Etiquetas:, ,

110_-_Cuzco_-_Juillet_2009

“Los viajes son los viajeros.
Lo que vemos no es lo que vemos, sino lo que somos”
(Fernando Pessoa)
***
El Cuzco es también conocido como Cusco. Una ciudad situada en el sureste del Perú, en la vertiente oriental de la Cordillera de los Andes. Bordea el río Huatanay, afluente del Vilcanota. Es la capital del Departamento del Cuzco y está declarada por el país andino como la capital histórica del país. Su población aproximada es de casi 400 mil habitantes. Hay que recordar que el Cuzco fue la antigua capital del Imperio Inca y una de las ciudades más importantes del Virreinato del Perú. Fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1983.
La afluencia de turistas que recorren sus calles y plazas no ha dejado de ascender. De hecho, el turismo se ha convertido en la fuente de ingresos más importante de la zona. Y también es cierto que todo aquel visitante que se adentra por sus callejuelas y por su historia queda completamente satisfecho, además de sorprendido y admirado por la belleza de esta ciudad incomparable. Muchos la conoce como la Roma de América.

Los primeros datos que se tienen de su nombre vienen de los escritos españoles del siglo XVI, y no quedó muy claro del todo su escritura correcta. Tan pronto se utilizaba Cuzco como Cusco. De hecho, en muchos mapas de la época se puede ver el término Cusco hasta muchas décadas después. Incluso algunos autores la denominaron Cozco. Se supone que Cuzco fue el sonido que representaron los españoles cuando lo escucharon por primera vez y de ahí su escritura. Aunque el sonido de la ‘z’ para los indígenas representaba una ‘s’. Y el término Cuzco continuó predominando hasta la mitad del siglo XX cuando la Academia Mayor de la Lengua Quechua cambió la forma oficial del nombre de la ciudad.

***

“Todo viaje es una búsqueda y una fascinación para el universo de los sentidos”

***

La fundación de la ciudad se atribuye a su primer jefe de estado, un personaje llamado Manco Cápac. Cuenta la historia que, debido al colapso que experimentó el reino de Tiahuanaco, se produjo una migración de su pueblo. Eran cerca de 500 habitantes, que se establecieron en el valle del río Huatanay. Ahí fue donde se fundó la ciudad de Cuzco. Aunque no hay datos concretos de la fecha. Pero se sabe que la zona ya estaba habitada hace más de 3.000 años. Como emplazamiento inca, aparece como la ciudad habitada más antigua de toda América. Muchas etnias, como los ‘guallas’, los ‘antasayas’ y los ‘sahuasiray’ habitaron la zona mucho antes que los incas. De hecho, los ‘ayarmacas’ fueron derrotados por los mismos incas, siendo sus principales enemigos.

descarga

Cuzco se convirtió en la ciudad más importante de los Andes y de América del Sur. Consiguió un auge duradero y fue el principal foco cultural y religioso de la zona. Gracias a Pachacútec su importancia como centro espiritual y religioso se acentuó. Llegó al poder en 1438, y tanto él como su hijo Túpac Yupanqui, dedicaron cinco décadas a la organización y conciliación de los diferentes grupos tribales de la zona y que estaban bajo su dominio. Ese dominio llegó incluso hasta Quito (Ecuador). Esa importancia fue reconocida por los primeros conquistadores españoles de la zona, que vieron como una premisa importante tomar la ciudad. Tras conquistar Cajamarca (Perú) iniciaron su marcha hacia Cuzco. Un 23 de marzo de 1534, Francisco Pizarro fundó la ciudad de Cuzco, estableciendo a la Plaza de Armas como el núcleo principal y centro administrativo de la ciudad, que hoy todavía sigue estando vigente.

De todas formas las luchas por el control de la ciudad se alargaron muchos años. La ciudad era un lugar idóneo de paso para el comercio entre norte y sur, desde Lima a Buenos Aires. El Virreinato decidió centralizar la administración en Lima, que fue fundada dos años después que Cuzco, debido a su cercanía con el puerto natural de Callao. La población mayoritaria del Cuzco siempre fue indígena, aunque muchos españoles se ubicaron en la zona. El mestizaje tomó forma y es uno de sus atractivos culturales en la actualidad. Un terremoto en 1650 destruyó buena parte de los edificios coloniales.

Cuando Perú declaró su independencia en 1821 la ciudad de Cuzco conservó su importancia dentro de la organización político administrativa del país. A partir de comienzos del siglo XX su desarrollo urbano prosperó a un muy buen ritmo, y sigue siendo constante hoy en día. La ciudad se extendió por los distritos vecinos de Santiago y Wanchaq. Pero sin duda, el suceso que marcó el desarrollo de la zona lo protagonizó la expedición de Hiram Bingham en 1911. El descubrimiento de Machu Picchu supuso una revolución para la industria del turismo desde entonces, pero sobre todo en las últimas décadas del siglo XX. En la actualidad, la zona de Cuzco es una de las más visitadas de todo el continente americano.

machu-picchu-wider-view

Salar de Uyuni (Bolivia)

Publicado: 18 de enero de 2013 en Rincones del Mundo
Etiquetas:,

salaruyuni12

“Viajar es huir de algo para poder olvidar,

pero mientras viajes,

no podrás olvidar”

***

Bolivia es un país que se divide en 9 departamentos. Tiene a la ciudad de Sucre como la capital y sede del órgano judicial, mientras que La Paz es la sede los órganos ejecutivo y legislativo. Los incas habitaron esta zona hasta que los conquistadores españoles dominaron el territorio. Su independencia se produjo en 1825. Tiene una población multicultural, con mestizos, indígenas y blancos. Muchos descendientes de criollos, afrobolivianos y europeos. También cuenta con una pequeña cantidad de habitantes de origen asiático.

El nombre del país viene por el apellido del libertado Simón Bolívar. Cuando se declaró la independencia del Imperio español y del mismo vecino Perú, la Asamblea Deliberante aprobó la Ley de Premios y Honores a los Libertadores. Ahí se bautizó al Estado como República de Bolívar, pasando meses más tarde y tras la propuesta del diputado de Potosí Manuel Martín Cruz a denominarse Bolivia. Era octubre de 1825.

Piles_of_Salt_Salar_de_Uyuni_Bolivia_Luca_Galuzzi_2006_a

Una de las características geográficas del país es su extenso altiplano, también conocido como altiplanicie. Una meseta elevada, localizada entre dos o más cadenas montañosas. Su altura media es de unos 4000 metros. Este altiplano ocupa varios países pero en Bolivia atraviesa el país desde el Lago Titicaca (3806 mt), el lago navegable más alto del mundo, que desemboca en el Lago Poopó (3685 mt) y según qué zonas en el famoso Salar de Uyuni (3653 mt).

Y ese precisamente es uno de los lugares más espectaculares del mundo. El Salar de Uyuni es un desierto de sal permanente que cuenta con una superficie de más de 12 mil km2. Está situado en el suroeste del país, en concreto en la provincia de Daniel Campos, en el departamento de Potosí. Una de las mayores reservas de litio del mundo, como de potasio, boro y magnesio. Esta área que hoy ocupa el fantástico desierto de sal estaba cubierta hace más de 40 mil años por el Lago Minchin, y más adelante, hace más de 11 mil años, por el Lago Tauca. Durante ese período hubo una fase de clima húmedo, con lluvias torrenciales, para luego venir otro período seco y cálido, que produjo una gran reducción de la superficie y volumen de todos los lagos andinos, originando de esa forma la composición de los salares y lagunas actuales.

Salar-de-Uyuni-4

En la actualidad, el salar contiene muchos compuestos importantes para la química básica e industrial. Pero además se ha convertido, y parece que va a ir en aumento, en uno de los lugares más visitados del país. Los ingresos por el turismo no han dejado de aparecer y los mismos visitantes siguen descubriendo su belleza y exigiendo una estructuras básicas que cuestan en desarrollarse debido a la mala situación económica del país. Aún así, no deja de sorprender a cualquier viajero que osa adentrarse en sus entrañas. Es una fantástico y majestuoso lugar de una belleza inusitada. Nada comparable con cualquier otro lugar. La sensación de vacío, soledad y de lejanía son patentes. Tampoco es un lugar muy masificado y se puede constatar nada más aterrizar en sus alrededores. Las carreteras bolivianas no son las más adecuadas para hacer el viaje desde cualquier lugar del país. Muchas veces una distancia de 200 o 300 kms puede llevar a cualquiera más de diez horas de atravesar caminos de tierra con infinidad de baches y sin prácticamente pueblos en su ruta.

T89-698757

Muchos visitantes ya hacen el camino desde la vertiente chilena. El camino es más corto y las lagunas de colores están más cercanas. De todas formas el resto de Bolivia merece también la pena, con lo cual es necesario seguir camino para ir descubriendo poco a poco la humildad y la amabilidad de sus gentes. Se estima que el Salar de Uyuni contiene más de 10 mil millones de toneladas de sal. Y cada año se extraen 25 mil toneladas. Pero es que además contienen más de 140 millones de toneladas de litio. No es difícil imaginar que casi toda la población autóctona vive de la minería.

“Viajar es imprescindible
y la sed de viaje,
un síntoma neto de inteligencia”
(Enrique Jardiel Poncela)
***

potosi-bolivia-southamerica

Potosí era antiguamente conocida como la Villa Imperial de Potosí. Se extiende a las faldas de la conocida como montaña de Cerro Rico, que contenía la mina de plata más grande del mundo. Se calcula que su población actual es de más de 170 mil habitantes y su altitud media es de 3900 mt. Es una de las ciudades de más de 100 mil habitantes más alta del mundo. Fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1987. Y es que toda la ciudad cuenta con un gran tesoro arquitectónico, repleta de edificios coloniales, como la Catedral, la Casa de la Moneda o la Universidad Tomás Frías. Su edificio más emblemático es la Torre de la Compañía, un convento religioso del siglo XVIII, que quiso reflejar el esplendor de la ciudad de Potosí.

Y es difícil explicar las sensaciones que se tienen cuando uno atraviesa ese océano blanco que deslumbra los ojos y que te permite en silencio observar uno de los lugares más alucinantes del planeta. Un lugar donde se hace difícil la comunicación por teléfono y donde los GPS se vuelven locos dado que las brújulas van un tanto descontroladas. Se hace necesario la compañía de los guías que nadie sabe como hacen para seguir una línea recta en medio de la nada o del todo para llegar a su lugar de destino. Un destino que invita a descubrir todos sus detalles y que enamora a todo el viajero que se acerca. Un lugar tan recomendable como perdido en medio de la nada. Una experiencia genuina que se debe intentar visitar al menos una vez en la vida.

“Yo no viajo para ir a alguna parte, sino por ir.
Por el hecho de viajar.
La cuestión es moverse”
(Robert Stevenson)
***

12631446ud

Greenwich (Londres)

Publicado: 14 de diciembre de 2012 en Rincones del Mundo
Etiquetas:,

Cada años más londinenses se ven atraídos por habitar en el sur de la ciudad. Quizá sus precios de vivienda más asequibles, sus zonas verdes por todas partes y una atmósfera relajada invitan a ello. Uno de los barrios de moda en esta zona de la capital británica es Greenwich (pronunciar ‘gren-itch’). Y a decir verdad aunque sólo sea de visita este barrio merece mucho la pena. Por su arquitectura, por sus parques y por sus museos. De hecho, el número de visitantes y de turistas a esta zona ha ido creciendo en los últimos años de manera destacada. También fue sede de los pasados Juegos Olímpicos de Londres 2012.

Greenwich es un barrio enclavado en el municipio del mismo nombre. Ubicado junto a la ribera del río Támesis y es famoso por su historia marítima y por ser sede del Royal Observatory y el Museo Nacional Marítimo. Desde 1997, el centro histórico del barrio de Greenwich fue proclamado como patrimonio mundial por la Unesco. En esa zona se ubican también el Colegio Real Naval, la Universidad de Greenwich, el barco Cutty Shark y el Observatorio, además de su gran parque real que alberga varias hectáreas de terreno. A principios de la década de 2000 el censo del barrio reflejaba que vivían más de 200 mil habitantes. El grupo étnico mayoritario es el blanco que significa el 75% del total. Su densidad de población es de más de 4 mil personas por kilómetro cuadrado.

Otro de los atractivos del lugar es que por aquí pasa el famoso Meridiano de Greenwich. Es también conocido como meridiano cero, o base o primer meridiano. El meridiano a partir del cual se miden las longitudes. Se corresponde con la circunferencia imaginaria que une los polos y que recibe ese nombre por pasar por esa ubicación concreta. Fue adoptado como referencia en una conferencia internacional celebrada en 1884 en Washington. En aquella conferencia se llegaron a unos acuerdos básicos: era deseable adoptar un único meridiano de referencia, el de Greenwich sería el meridiano inicial, todos los países adoptarían el día universal comenzando a medianoche (hora solar) en Greenwich y con una duración de 24 horas.

Los meridianos en sí son los semicírculos máximos del geoide terrestre que pasan por los polos, unas líneas imaginarias que sirven para determinar la hora y el año. Todos los observadores situados sobre el mismo meridiano ven al mismo tiempo al Sol en lo más alto de su curso, lo que indica que es mediodía. La línea opuesta al meridiano de Greenwich corresponde a la línea internacional de cambio de fecha, que atraviesa el Océano Pacífico.  El Royal Observatory tuvo una ambiciosa reforma de más de 15 millones de libras. Se divide en dos secciones: por un lado está el Meridian Courtyard, donde el globo se divide en este y oeste y donde los visitantes pueden poner un pie en cada hemisferio; por otro lado está el Flamsteed House, un edificio que mandó construir Carlos II en 1675 sobre los mismos cimientos del Castillo de Greenwich y que fue diseñado por Christopher Wren. En febrero de 1894 el Royal Observatory fue objetivo de una conspiración anarquista con un ataque bomba. El causante fue el francés Martial Bourdin que tenía 26 años, quien se voló su mano con el intento y que moriría poco después. Nunca se supo exactamente el motivo por el que eligió este lugar pero Joseph Conrad se inspiró en este hecho para escribir la novela ‘El agente secreto’.

Una de las mejores zonas del barrio es su fantástico parque. Quizá una de las mejores zonas verdes de todo Londres. Repleto de jardines de rosas, de senderos pintorescos y de fabulosas vistas de la ciudad desde lo alto de su colina, cerca de la estatua del general Wolfe, justo en frente del observatorio. Son más de 70 hectáreas de terreno y es considerado el parque real cercado más antiguo, obra de André Le Nôtre, el mismo paisajista que diseñó los jardines de Versalles de Luis XIV.

El Cutty Shark es el último de los grandes barcos que navegó entre China e Inglaterra en el siglo XIX. El Museo Nacional Marítimo recorre la larga y accidentada historia de Gran Bretaña en su escena marítima. Destaca el Miss Britain III, el primer barco capaz de superar los 160 km/h en mar abierto; la barcaza real dorada de 19 m de eslora y construid en 1732. En la primera planta está situada la muestra Your Ocean dedicada a la ciencia, la historia y el futuro del mar. Otro museo que no se debe perder el visitantes es el Imperial War Museum, centrado en la acción militar de las tropas británicas y de la Commonwealth en el siglo XX, pero que destaca por sus muestras sobre el Holocausto y la crudeza de la exposición sobre crímenes de la humanidad.

Canary Wharf (Londres)

Publicado: 6 de diciembre de 2012 en Rincones del Mundo
Etiquetas:,

Recorriendo el río Támesis desde la City o centro de la ciudad de Londres se va viendo como serpentea hasta llegar a un punto que gira de forma acentuada. Ahí encontramos la conocida ‘Isle of dogs’ (Isla de perros). Es una antigua isla del este de la ciudad rodeada por el río. Para llegar a ella es necesario hacerlo cruzando el agua, ya sea por el puente o el túnel subterráneo. El nombre de esa isla tiene su origen en 1588, al menos en lo que a registro se entiende. Realmente existía y se conocía desde antes. De hecho, mirando las leyendas de la historia se comenta que esa isla era conocida como la de los Patos y así estaba registrada. Pero la llegada de los galgos que utilizaba Eduardo III hizo que popularmente cambiara de nombre. Aunque, como suele pasar siempre con las leyendas, existen otras interpretaciones del nombre. Por ejemplo, muchos defienden la idea de que el nombre venía derivado de la impresión que se tenía de vivir en esa isla en aquellos tiempos: ‘vivir en esa isla era tener una vida de perro’. Algunas novelas de la época ilustraron esas ideas. Otras historias cuentan que los perros muertos aparecían a menudo en sus costas. Y también se dice que muchos perros de caza de Enrique VIII habitaban la isla en granjas especiales para ellos. Pero lo cierto es que la zona se conocía como Stepney Marsh a mediados del siglo XVI. Los barcos solían parar en esa zona para avituallamiento y reparaciones de camino hacia las costas francesas de Calais.

La zona era un pantano poco poblado. Incluso los ingenieros holandeses tuvieron que trabajar en esa zona para su drenaje, sobre todo después de las inundaciones de 1488. Todo el ganado que se trabajaba fue aniquilado por el mercado en los campos cercanos conocidos como ‘los campos de la muerte’ al sur de Poplar High Street. Su zona occidental era conocida como Marsh Wall, en la actualidad conocida como Millwall, repleta de muelles y de molinos de viento, tratando de defender el área de futuras inundaciones. Su verdadera urbanización se produjo en el siglo XIX gracias a la construcción de los muelles de las Indias Occidentales que se inauguraron en 1802. Rápidamente se convirtió en un importante centro para el comercio internacional.

Pero fue a raíz de la construcción de los muelles (docklands) cuando la población del lugar comenzó a aumentar. La gente comenzó popularmente a nombrarla como ‘The Island’ (La isla). Se le agruparon siete barrios. Y el sur de la isla se conoció como North Greenwich. Fue el lugar donde se concentraron mayor número de viviendas municipales pero actualmente es conocido por albergar el centro de negocios más moderno de toda Gran Bretaña:  Canary Wharf.

Dentro de la zona conocida como Canary Wharf se ubica el segundo edificio habitable más alto de todo el país con 244 metros de altura. Una de las peculiaridades de la zona es que alberga diferentes clases sociales totalmente juntas. Por un lado, las clases más prósperas junto a las más desfavorecidas. Blackwall es el barrio más pobre de toda Inglaterra, que cuenta con más de 8 mil. Sin embargo, Canary Wharf ofrece los más altos ingresos de promedio de todo el Reino Unido. La zona más comercial en la actualidad se llama Tower Hamlets. 

Docklands (Londres)

Publicado: 30 de noviembre de 2012 en Rincones del Mundo
Etiquetas:

Se hace difícil, mientras se contemplan sus edificios ultramodernos que dominan la Isle of Dogs  y Canary Wharf, imaginar que esta zona fue el mayor centro portuario del mundo desde el siglo XVI hasta mediados del siglo XX.  Era un nudo de todas las comunicaciones del Imperio Británico con el resto del mundo a nivel comercial. Los Docklands eran unos muelles que daban trabajo a una comunidad muy cerrada de trabajadores que seguía prosperando incluso al principio de la Segunda Guerra Mundial hasta que fueron bombardeados. Tras la guerra, estos muelles no pudieron afrontar todos los cambios tecnológicos que se necesitaban para afrontar el futuro. El Imperio Británico hacía aguas y los nuevos buques, mucho más grandes, profundos y con enormes contenedores necesitaban y exigían puertos más profundos y con nuevas técnicas de carga y descarga. Y fue así como en la década de los 60, los muelles comenzaron a cerrarse con espantosa velocidad y el número total de trabajadores bajó de forma alarmante, desde los 50 mil en 1960 a los 3000 en 1980. La decadencia había hecho efecto y era la realidad del momento.

Como Docklands se conoce a un territorio en el sureste de Londres. Forma parte de los municipios de Southwark, Tower Hamlets, Newham y Greenwich. En la actualidad, estos muelles han dado paso a una zona comercial y residencial. La primera vez que se utilizó el nombre de los Docklands fue en un informe del gobierno sobre los planes de desarrollo de la zona en 1971. Cuenta la historia que los barcos solían atracar en zonas pequeñas de Londres, en la zona conocida como Southwark, popularmente llamada ‘la piscina de Londres‘. Pero no se cuidó ni el entorno ni las condiciones. Era territorio conquistado por ladrones y el espacio siempre fue insuficiente. Para paliar esas deficiencias se constuyó el muelle de Gran Howland, con capacidad para más de cien embarcaciones. Ese fue un gran éxito comercial y se crearon dos fases de expansión. Una hacia la West India y otra hacia la Royal Victoria, Millwall, Royal Albert y King George ya en la década de los años 20.

Existían tres tipos de muelles. Los muelles mojados eran donde los barcos cargaban y descargaban. Los diques secos, mucho más pequeños, servían para reparaciones. Los astilleros eran las zonas donde se construían y estaban esparcidos a lo largo de la orilla del río. Pero aparte de esto, se extendían una larga hilera de almacenes, muelles, embarcaderos y puntos de amarre. Todos los muelles fueron originalmente construidos por empresas privadas. Pero a partir de 1909 fueron gestionados por la Autoridad Portuaria de Londres (PLA), fusionando todas las compañías en un intento de hacer más eficiente la zona y mejorar las relaciones laborales. Tras los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial se reconstruyó toda la zona y se vivió una nueva prosperidad, sobre todo en la década de los cincuenta. Pero con las nuevas exigencias las grandes embarcaciones se trasladaron sobre todo a los puertos de Tilbury y Felixstowe. Y entre 1960 y 1980, todos los muelles cerraron, dejando más de 20 km2 de tierra abandonados en el este de Londres. Se extendió el desempleo y la pobreza y los problemas sociales se fueron haciendo habituales.

Pero la década de los ochenta trajo nuevos aires de prosperidad y de futuro. Gracias al secretario de Estado de Medio Ambiente, Michael Heseltine, se formó una corporación para la reconstrucción de los Docklands. Se designó el territorio como zona empresarial, donde las empresas estarían exentas de impuestos sobre la propiedad aparte de otros incentivos. La inversión por parte de muchas compañías no se hizo esperar. Quizá el proyecto más ambicioso fue Canary Wharf, construyendo en esa zona el edificio más alto de Gran Bretaña y desarrollando el segundo centro financiero de Londres, aunque no estuvo exento de problemas su construcción. El único problema que tenía la zona era el transporte, inexistente durante toda su historia. Para eso se proyecto el DLR (Docklands Light Railway), un tren que conectaría la zona portuaria con la ciudad. Y esa construcción provocó la posibilidad de la apertura del aeropuerto London City Airport, inaugurado finalmente en 1987 sobre la columna vertebral de los Royal Docks.

Sólo por poner algunos datos, se puede decir que la población de la zona en los últimos 30 años se ha duplicado, y el área ya está considerada como un importante centro de negocios y más deseada para vivir. Las conexiones de transporte son nuevas y eficientes. Muchos de los antiguos muelles ya son edificios convertidos en viviendas, algunas de alto standing. Tanto Greenwich como Deptford han notado su reurbanización, como resultado de la mejora en las vías de comunicación. También ha desarrollo efectos negativos, como un boom inmobiliario masivo y aumento de precios de la vivienda, o el contraste entre un piso de lujo junto a viviendas públicas.

Ciudad de México

Publicado: 12 de octubre de 2012 en Rincones del Mundo
Etiquetas:, , , , ,

Cuesta imaginar, caminando por todo su asfalto que lo cubre ahora, que esta cuenca del altiplano estuviera formada  por una sucesión de lagos. Y aún cuesta más imaginarse que el centro actual de la ciudad era un islote entrecruzado de canales. Pero tal y como cuentan las crónicas, los españoles que llegaron por primera vez a orillas del lago Texcoco a principios del siglo XVI quedaron asombrados ante tal estampa. Ese lago cubría una gran parte del valle de México cuando los primeros habitantes  llegaron a sus cercanías. Esa época era en el 30000 a.C. Con el paso del tiempo ese lago comenzó a menguar, conseguir comida, en concreto caza, se hizo cada vez más difícil. Hacia el año 200 a.C. un grupo de aldeas ya se habían asentado alrededor del lago. La más grande de la época era Cuicuilco, la cual quedó destruida por una erupción volcánica tres siglos más tarde.

Con el desarrollo de la economía apareció la civilización en Teotihuacán, justo unos 40 kilómetros al noroeste del lago, y durante siglos fue la capital de un imperio cuya influencia se extendió hasta los límites de Guatemala. Pero fue incapaz de sustentar a su población y cayó en el siglo VIII. Los toltecas, que eran descendientes de las tribus nómadas chichimecas se convirtieron en la siguiente potencia. Estos establecieron su capital en Tula, a unos 65 km al norte de lo que hoy se conoce como Ciudad de México. En el siglo XII, Tula también se colapsó y dejó una serie de pequeños  estados que se disputaron el control del valle de México. Pero los aztecas lograron la supremacía finalmente.

Los mexicas, conocidos como aztecas, llegaron un siglo después de la desaparición de los toltecas. Venían de Aztlán, una región mítica situada al noroeste. En su origen eran mercenarios de los tepanecas, que residían en la orilla sur del lago y les permitieron establecerse en el inhóspito terreno de Chapultepec. Cocoxtli, rey de los cohuas, los habitantes de Culhuacan, les envió a luchar contra el vecino Xochimilco. Huyendo de la ira de los clhuas, la tribu erró por las pantanosas riberas del lago hasta llegar a una isla, hacia el año 1325. Y cuenta la leyenda que vieron, posada en un cactus, un águila devorando una serpiente, algo que interpretaron como una señal para detenerse allí y construir una ciudad, que la llamarían Tenochtitlán. Y esta ciudad se convirtió rápidamente en una sofisticada ciudad-estado cuyo poder abarcaría gran parte del centro de México contemporáneo, desde el Pacífico hasta el golfo de México. Los mexicas construyeron la ciudad con un trazado en cuadrícula, surcada por canales que permitían acceder a la orilla del lago. Justo en el centro se encontraba el centro ceremonial con el Templo Mayor. Cuando los españoles aparecieron en Tenochtitlán en 1519 tenía una población que se acercaba a los 300  mil habitantes. Pero en todo el valle de México vivían cerca de un millón y medio de personas, una de las zonas más densamente pobladas del mundo. La toma de esta ciudad fue tan violenta  que quedó completamente arrasada. En la actualidad sólo quedan un puñado de estructuras de aquel período. Pero de esas ruinas apareció una ciudad virreinal repleta de iglesias, monasterios y palacios.

Lo triste es que ese valle descendió su número de habitantes a sólo cien mil en un siglo, pero la ciudad se erigió como la capital de la Nueva España. Se trazaron calles anchas y rectas sobre antiguos canales y pasos elevados. Las obras siguieron durante todo el siglo XVII pero surgieron problemas con las pesadas estructuras y se hundieron en el fondo del lago. El lago Texcoco se desbordada muy a menudo y dañaba edificios, provocando el desplazamiento de miles de personas. Pero en el siglo XVIII, con la construcción de sistemas de alcantarillado y recogida de basuras, se convirtió en la Edad de oro de la Ciudad de México, capital de una clase española y criolla, con minas de plata que daban poder económico. Ciudad de México entró en la edad moderna bajo el poder de Porfirio Díaz. Propició un auge constructor, se inauguraron teatros y mansiones de estilo modernista, los más acaudalados abandonaron el centro de la ciudad para instalarse en nuevos barrios situados al oeste. Se crearon vías de tranvía eléctrico, la industria tomó impulso. En el año 1910 la urbe poseía más de medio millón de habitantes. Pero tras la caída de Díaz en 1911, la revolución mexicana trajo hambre, enfermedades, guerras y depresión. Y tras esa época la ciudad tomó otro impulso, se industrializó, atrajo inversiones externas y más población, lo que produjo un cierto desequilibrio ante tal demanda de viviendas.

Pero el crecimiento de la Ciudad de México fue frenético, sobre todo a partir de los años 60 y 70. Cientos de miles de campesinos que buscaban sustento aparecieron en la ciudad en busca de un futuro. La población pasó de 8,7 millones a 14,5. La ciudad fue incapaz de soportar tal incremento y tuvo que extenderse más allá de los límites del llamado Distrito Federal (DF), con lo cual el llamado Estado de México experimentó un crecimiento increíble. De todos estos cambios tan repentinos se produjo un incremento de la contaminación y de congestión de tráfico que todavía hoy no se han podido solucionar. El metro solucionó el problema durante un tiempo y los intentos por reducir el tráfico también.

El hecho más triste de los últimos tiempos ocurridos en la ciudad fue el terremoto que asoló la urbe el 19 de septiembre de 1985, llegando a alcanzar los 8 grados en la escala de Richter que sacudió toda la ciudad y que provocó la muerte de más de diez mil personas, dejando sin hogar a mucho millares más. En la actualidad, el área metropolitana del valle de México alberga más de veinte millones de habitantes, lo que supone casi un quinto de la población total del país. Ciudad de México es un centro industrial, financiero y de telecomunicaciones. Sus industrias generan una cuarta parte de la riqueza nacional y sus habitantes consumen dos terceras partes de la energía nacional. Quizá el nivel de vida del país es el más alto. Desde 1997 consiguió la autonomía política. El Distrito Federal abarca 16 delegaciones (municipios) a su vez divididas en 1800 colonias (barrios).

Mérida (México)

Publicado: 6 de junio de 2012 en Rincones del Mundo
Etiquetas:, , ,

La península de Yucatán tienes alberga muchos tesoros. Aparte de poseer una gran red hotelera alrededor de sus costas de arena blanca y un clima envidiable, Yucatán posee unas tradiciones que ha conservado celosamente, tradiciones de origen maya, dentro de una belleza absoluta, un paisaje inolvidable, una naturaleza enorme. Hay presente y pasado, ambos se unen para dar una sobredimensión de su muestra.

Cerca de las ruinas mayas de Chichen Itzá y Uxmal serpentean caminos de camino a la costa. Por estas tierras se han vivido guerras, batallas, intrigas, gloria y poder. Sangre de muchas razas y de muchas épocas. Pero a lo lejos se puede encontrar una belleza como Mérida, la mayor ciudad del estado de Yucatán, con casi un millón de habitantes, si no los ha superado ya, y situada al nivel del mar. Mérida representa la capital cultural de la península de Yucatán desde la llegada de los españoles.

Mérida representa muchas cosas y todas ellas perfectamente combinadas. Nos muestra una faceta provinciana, otra cosmopolita, una ciudad que se nos revela repleta de historia virreinal, con estrechas callejuelas, anchas plazas centrales y los mejores museos de la región. Es un punto de partida ideal para recorrer el estado y adentrarse en sus tesoros. Una aventura de sentidos. Un sinfín de emociones esparcidas por un extenso territorio.

Mérida no es una joya desconocida, al contrario, muchos turistas la visitan a pesar de estar rodeada de innumerables riquezas culturales, históricas y turísticas. Fue Francisco de Montejo el Joven quien fundó una colonia española en Campeche, a unos 160 km al suroeste de Mérida en 1540. Aprovechando los conflictos internos entre los mayas conquistó la ciudad de T’ho en 1542. Cuando las tropas de Montejo entraron en la ciudad y contemplaron un importante asentamiento maya de piedras les recordó inmediatamente la arquitectura romana de Mérida en España.

Y no tardaron en rebautizarla, convirtiéndola en capital regional, desmantelando las estructuras mayas y usando todos esos materiales para construir la catedral  y otros edificios señoriales. Desde entonces Mérida siempre recibió órdenes directas de España y no de la capital de México. Y desde entonces Yucatán tuvo siempre una identidad política  cultural bien diferenciada. Hoy en día, Mérida representa el núcleo comercial de la península, una bulliciosa ciudad muy beneficiada por las maquiladoras que comenzaron a producir en la década de los 80 y 90, y por supuesto, de la industria turística que se desarrolló al mismo instante.

La Plaza Grande como llaman los lugareños a su plaza principal, ha sido y es el corazón de la ciudad desde los tiempos mayas. De hecho, casi todos los puntos de interés se hallan en un radio de cinco manzanas alrededor de ella. Otro punto interesante es la Catedral de San Ildefonso, terminada de construir en 1598. También destaca el Museo de Arte Contemporáneo, el cual presenta exposiciones permanentes de los pintores y escultores más famosos de Yucatán. La Casa de Montejo se remonta a 1549, en su origen era un cuartel pero pronto se convirtió en una mansión donde residieron los miembros de la familia Montejo hasta 1970.

El Paseo de Montejo fue un intento de los planificadores urbanos de la ciudad en el siglo XIX de crear un ancho bulevar parecido al paseo de la Reforma de la capital mexicana o los Campos Elíseos de París. La influencia arquitectónica y social de Europa puede observarse en las magníficas mansiones del paseo, construidas por familias acomodadas hacia finales del XIX.


El Estado de Querétaro, con 1,6 millones de habitantes, se puede considerar un lugar repleto de sorpresas para el visitante. Región agrícola y ganadera por excelencia, con una hermosa capital que se distingue por su elegancia, es una zona repleta de extraordinarios atractivos geográficos y turísticos.  También está repleto de joyas históricas.

TEQUISQUIAPAN

Esta pequeña ciudad de casi 30 mil habitantes está situada 70 km al sureste de Querétaro y a casi 2000 metros de altitud; un pintoresco refugio de fin de semana para los habitantes de la capital mexicana o del mismo Querétaro. Famoso lugar por sus termas y también porque varios presidentes mexicanos las visitaban para aliviar sus dolencias y tensiones. Actualmente es más conocida por sus bonitas calles  bordeadas de buganvillas, sus edificios virreinales y sus excelentes mercados.

La atractiva plaza Miguel Hidalgo está rodeada de portales y dominada por la Parroquia de Santa María de la Asunción, un edificio neoclásico del siglo XIX que posee una fachada rosa y una historiada torre.

En Carrizal, una manzana al norte de dicha plaza, hay tres interesantes mercados: el Mercado de artesanías, el Mercado de Barra y Mimbre y el Mercado de Guadalupana (Alimentación). El extenso y frondoso Parque La Pila está a poca distancia del mercado de artesanías.

BERNAL

Es un pequeño pueblo turístico y muy pintoresco. No alcanza los 7000 habitantes y está situado a más de 2000 metros de altitud. Si se le conoce por algo es por la aguja de roca que cobija , de unos 350 metros de altura, el tercer mayor monolito del mundo que además muchos mexicanos consideran místico. De hecho, durante el equinoccio de primavera miles de peregrinos acuden a la roca para absorber su energía positiva.

EL CERRITO

Fundamental para los amantes de la arqueología. Es una estructura piramidal de 30 m de alto situado encima de una colina, en la localidad de El PUeblito, a sólo 7 km del mismo Querétaro. De hecho, muchos arqueólogos siguen trabajando ahí. Se cree que estuvo ocupado entre el 600 y 1600 por las culturas teotihuacana, tolteca, chichimeca, otomí y tarasca.

Junto a la pirámide se ven los restos de lo que podría haber sido un juego de pelota y algunas estructuras dispersas. En la cima, la construcción es parecida a un fuerte con fecha de 1876.

RESERVA DE LA BIOSFERA SIERRA GORDA

Cubre el tercio nororiental del Estado de Querétaro. Más del 90 % de sus casi 4000 km2 son privados y casi 100 mil personas viven en sus ciudades misioneras y dispersos por los pueblos de la montaña. Estas agrestes zonas de la Sierra Madre Oriental abarcan extensas áreas de territorio inexplorado, con viejos bosques nubosos cubiertos de orquídeas, zonas semidesérticas con especies de cactus y orégano silvestre y selvas tropicales donde viven jaguares y una gran variedad de aves. La misma creación de la reserva en 1997 fue gracias a los esfuerzos de la población local. Se ha desarrollado una infraestructura de ecoturismo de propiedad y gerencia local, con cabañas, zonas de camping y guías.


Tepotzotán es uno de los pueblos con categoría conocida como de ‘pueblo mágico de México’. Localizado a 43 km al noreste del centro de la ciudad de México, es uno de los destinos más típicos para escaparse del ruido capitalino y poder disfrutar de unas horas de relax, paseando por sus calles y contagiándose del ritmo tranquilo de sus vecinos. Es uno de los destinos más fáciles y cercanos que poseen los habitantes del D.F. y con sólo 40 mil habitantes es el lugar perfecto para encontrar todo aquello de lo que se carece en una gran ciudad. Sobre todo porque esta pequeña localidad irradia tranquilidad. Enclavado en el Valle de México, este lugar ofrece un gusto estético envidiable e invita a moverse a pie por todas sus plazas y lugares de interés.

Su principal atractivo es el Museo Nacional del Virreinato, situado en el que fue en su día el colegio jesuita de San Martín y San Francisco Javier, así como el templo de San Pedro Apóstol. Pero si uno prefiere comenzar su paseo por cualquiera de sus calles se dará cuenta de que casi todas ellas van orientadas hacia el centro, donde resplandece su enorme plaza rodeada de portales, restaurantes y tiendas de artesanía. La naturaleza es otro de sus bellezas, puesto que hay buenos ejemplos de ella, como el Parque Estatal Sierra de Tepotzotlán, dedicado a la protección y conservación ecológica que posee como tesoro el monumental Acueducto de Xalpa, de 440 metros de longitud y que es conocido popularmente como Arcos del Sitio. Toda esa área ha sido invadida por un turismo ecológico y ha creado una escuela dedicada a la Educación Ambiental para entretenimiento del visitante.

Sus fiestas más populares son las ‘pastorelas‘ que se celebran en diciembre como representación teatral del nacimiento de Cristo. Otro atractivo turístico es La Concepción, construida por los jesuitas a unos 15 km del pueblo. Adquirida en 1780 por Pedro Romero de Terreros y que en 1993 fue restaurada, conservando y respetando la arquitectura original, una obra que finalizó en 1997 y de la que se puede disfrutar actualmente.

Tepotzotlán fue poblado por los otomíes, quienes posteriormente fueron sometidos al Señorío de Cuautitlán. Después de la Conquista, se convirtió en una dependencia del Convento de San Francisco de Cuautitlán. Más adelante, en 1580, Tepotzotlán fue cedido a los jesuitas para continuar la evangelización. Pero sin duda, el visitante quedará prendado por el Museo del Virreinato. Gran parte del arte popular y sacro que se expone proviene de la gran colección de la catedral de Ciudad de México y su nivel artístico es elevadísimo.

Destacan los cálices de plata y oro, las imágenes de marquetería, la porcelana, los muebles, las pinturas y las estaturas religiosas. Todo el recinto se remonta al año 1606. Durante los siguientes 150 años se añadieron otros elementos, que crearon una fascinante muestra de los estilos arquitectónicos desarrollados en Nueva España. Es esencial visitar la Capilla Doméstica, cuyo retablo mayor de estilo churrigueresco está repleto de espejos. La fachada está compuesta por una fantasmagórica selección de tallas de santos, ángeles, plantas y personas, mientras que los muros interiores y el camarín de la Virgen, junto al altar, están abigarrados de adornos dorados.

Visitar esta localidad en fin de semana permite saborear todos los pequeños puestos del mercado ambulante por todo el centro. Infinidad de variedad de dulces típicos se mezclan con artesanía, bisutería, ropa y, por supuesto, comida. No puede faltar todo tipo de ‘antojitos mexicanos‘ en cualquier esquina para apagar el hambre.



Fundada por colones españoles en 1531 con el nombre de Puebla de los Angeles. Puebla posee 1,5 millones de habitantes y está situada a 2160 metros de altitud. Ya por sí sola merece una visita pues ostenta más de 70 iglesias de todos los estilos alrededor de su centro histórico, más de mil edificios virreinales adornados con azulejos y una larga y particular historia gastronómica.

Puebla se encuentra a poca distancia del centro prehispánico de Cholula. Se desarrolló rápidamente para convertirse en un importante centro del virreinato. Era típica de la zona la cerámica que llegó a convertirse en arte y en industria. También se creó un gran centro de producción de vidrio y tejidos. Un terremoto ocurrido en 1999 con 6,9 grados en la escala de Richter provocó la conservación y restauración del centro histórico. A pesar de lo que se pueda imaginar, Puebla es un lugar muy relajante, poco bullicioso y lugar ideal para pasear por sus calles encantadoras.

Antiguo baluarte del conservadurismo, catolicismo y tradición, ha evolucionado para que los jóvenes puedan disfrutar de una vida nocturna muy dinámica y artística. Los centros comerciales se han ido multiplicando y la modernidad ha llegado a sus barrios alejados del centro. De todas formas, las distancias en Puebla son cortas. Las escapadas de los ‘chilangos’ (habitantes del DF) siguen llenando sus calles los fines de semana. Los hoteles siguen abriendo sus puertas, desde los más clásicos hasta los más modernos. Las terrazas de sus plazas le dan una belleza y un ambiente únicos.

En 1811, los 50 mil habitantes la hacían la segunda ciudad más poblada de México hasta que Guadalajara la sobrepasó en el mismo siglo XIX. En 1862, el general Ignacio de Zaragoza fortificó el cerro de Guadalupe contra los invasores franceses y el 5 de mayo de ese mismo año se produjo un hecho histórico, cuando 2000 soldados frenaron el ataque de 6000 franceses, casi todos ellos aquejados de diarrea. Ese éxito militar produjo la celebración nacional anual y para nombrar a cientos de calles de todo el país como 5 de mayo. Lo que ocurrió el año siguiente ya no se recuerda tanto, cuando los mismos franceses tomaron Puebla y la ocuparon hasta 1867.

La vida cotidiana de los ‘poblanos’ sigue girando alrededor de su casco antiguo, cuyo núcleo es el zócalo franqueado por la catedral en uno de sus extremos. Casi todas las zonas históricas y de interés turístico están alrededor de esta zona. El Zócalo es la plaza mayor de Puebla y en su origen era un mercado donde se celebraban corridas de toros, obras de teatro y ejecuciones públicas en la horca, para años después convertirse en jardín botánico (1854). Los vendedores ambulantes, los vendedores de globos se entremezclan entre las familias que pasean apaciblemente.

Hay una infinidad de museos como el Museo Amparo, un museo privado que posiblemente sea la mejor atracción de la ciudad, distribuido en dos edificios virreinales conectados de los siglos XVI y XVII. Su colección es asombrosa, repleta de piezas prehispánicas bien expuestas con información exhaustiva. También están el Museo Poblano de Arte Virreinal, el Museo del Ferrocarril, el Museo de la Revolución, el Museo Casa del Alfeñique o el Museo Bello.

Entre sus monumentos destacan el Templo de Santo Domingo, el Templo de San Francisco y la Iglesia de la Compañía. Justo al lado está Cholula, una pequeña ciudad de más de 80 mil habitantes que casi parece un barrio alejado de Puebla. Se distingue por su historia y su ambiente peculiar. En su interior se encuentra situada la pirámide más ancha del mundo (Tepanapa), aunque casi es una desconocida dado su gran deterioro y su abandono. En sus orígenes, Cholula era un importante centro religioso. En la actualidad existen 39 iglesias, un número increíble para una ciudad tan pequeña.

Años después de mi primera visita a este lugar su encanto ha seguido embriagándome. Sus calles empedradas, sus balcones, sus fachadas de colores, su tranquilidad, la delicadeza de sus museos, sus gentes paseando, el aroma de sus platos, el sonido de las terrazas de los bares en las plazas, un conjunto bellísimo para recordarlo siempre y para saborearlo sin duda alguna. Un lugar exquisito para vivir y para visitar. Uno de esos lugares que enamoran fácilmente al viajero, venga de donde venga.

Ubud (Bali)

Publicado: 23 de febrero de 2012 en Rincones del Mundo
Etiquetas:, ,

Para los que Bali representa playas, tablas de surf, aguas azuladas, borracheras interminables y compras para detener cualquier depresión, existen también otros  lugares donde poder perderse y descubrir la magia de la cultura y las gentes balinesas. Uno de esos lugares que tiene la isla es la ciudad de Ubud. Y desde hace un tiempo monopoliza la mitad del turismo de Bali, ese otro turismo interesado en otras cosas más auténticas, más originales y más culturales. Ubud está situado entre unas suaves laderas que conducen a las montañas del centro de la isla de Bali. Aquí su atractivo se basa principalmente en las grandes dosis de exposición de la cultura balinesa.  Una lista enorme de actividades que sigue creciendo con el aumento del turismo. De hecho, a muchos sorprende tanto que alargan su estancia debido a todo lo que depara. Ya no sólo es la ciudad en sí, belleza del arte balinés, de sus templos y rincones escondidos. Su entorno se impone por los cuatro costados.

Los pueblos vecinos ya forman parte de su entorno. Campuan, Penestanan, Padangtegal, Peliatan y Pengosekan ya forman parte de Ubud en la actualidad. Todos ellos son interesantes por sus talleres de artesanía, por sus templos, por sus paisajes, por una belleza y una tranquilidad que enamoran al viajero. Por no hablar de la diversidad de alojamientos encantadores y la amabilidad de sus gentes. En Ubud las actividades abarcan un gran abanico de posibilidades, desde el pasear por todas sus calles y pueblos vecinales, a largas caminatas por sus diversos circuitos, descubrir la magia de todos sus templos, perderse por sus inacabables galerías de arte o dedicarse a completar un curso de los muchos que existen.

La gran oferta de restaurantes y bares le dan otro atractivo añadido. La occidentalización en ese aspecto es notorio, pero los detalles asiáticos predominan por encima de todo. Los locales tienen un encanto especial. Cada cual puede elegir entre una gran gama de gastronomías y de mezclas de muchas de ellas. No tiene el ambiente nocturno de otros lugares de la costa balinesa, pero quién los necesita aquí. Es popular Ubud por sus espectáculos de danza y música. Los cursos para profundizar la cultura balinesa se suceden. Desde los de iniciación a la gastronomía indonesia a la danza, desde talleres de escritura o  de pintura a música popular o masajes asiáticos. Nadie puede aburrirse. Casi todos los alojamientos poseen el atractivo de la zona, encanto, toques creativos y marcado carácter local y cultural.

Los templos que decoran Ubud ya merecen por sí solos una visita. Desde el Palacio de Ubud, el Puri Saren Agung, el Pura Marajan Agung, el Pura Desa Ubud o el Pura Taman Saraswati. En el Palacio tiene muchos rincones adornados y se construyó en su mayor parte después del terremoto de 1917. La familia real local todavía vive aquí. La cantidad de museos que se pueden visitar es eterna y da idea de la inquietud cultural y artística del lugar. Los más importantes son: Museo Puri Lukisan, un Palacio de Bellas Artes Balinés, un excelente ejemplo de todas las etapas y escuelas balinesas. El movimiento de arte moderno balinés comenzó en Ubud, donde los artistas utilizaron por primera vez materiales modernos influenciados por estilos extranjeros. En el Museo de Arte de Neka se puede apreciar el desarrollo de la pintura balinesa.

Islas Gili (Lombok)

Publicado: 18 de febrero de 2012 en Rincones del Mundo
Etiquetas:, , ,

Con el paso de los años, muchos turistas que repetían sus vacaciones en Bali tuvieron la necesidad de ir buscando nuevos lugares para no caer en la rutina y las repetitivas imágenes. Con el transcurso de ese mismo tiempo, pequeñas joyas cercanas han ido aumentando su importancia, gracias a unas nuevas estructuras y a unas buenas inversiones, tanto locales como extranjeras.

Las Islas Gili son un buen ejemplo de esta expansión del turismo en esta zona de Indonesia.  Hace muchas décadas que los visitantes de Bali se acercaban a estas costas con la intención de pasar un día y visitar sus famosas playas de arena blanca, sumergirse en sus arrecifes de coral o desconectar del bullicio balinés por un momento y sentir la tranquilidad cercana de estas islas.

Son tres joyas, tres gotas de tierra en medio del océano y justo en frente de la isla de  Lombok. De hecho, según desde dónde se las observe parecen la misma isla, parecen pegadas y casi tocando la orilla de Bangsal, el pueblo embarcadero situado en Lombok desde donde zarpan y arriban los barcos que navegan por estas rutas. Suele ocurrir que el visitante aparece por aquí y alarga la estancia más de lo que tenía pensado en las islas y una vez que se visitan es fácil entenderlo. Son tres islas que parecen iguales y que, sin embargo, son bastante diferentes en carácter y concepto. Sólo tienen una cosa en común, cualquiera de ellas enamora al visitante más escéptico.

  • Gili Air : Es la más cercana a la península, en unos veinte minutos el barco te deja en su embarcadero principal. Numerosos bungalows repartidos por toda la isla se mezclan entre palmeras y cocoteros. La población de esta isla no llega a los dos mil habitantes. Su característica es meramente rural. Fue colonizada como sus compañeras por campesinos sasaks y bugis, que plantaron palmeras cocoteras que dominan toda su franja costera. Desde sus playas, en días claros, se puede observar perfectamente el volcán Rinjani (Lombok) e incluso el Agung (Bali). Sus playas de arena blanca son estrechas pero preciosas, con aguas que las rodean de un azul turquesa limpio y transparente, todo decorado con cafés y bares tranquilos para contemplar las puestas de sol. Desde sus inicios turísticos esta isla ha atraído a las familias, aunque cada día son más parejas las que aparecen tumbadas en sus playas. La sensación que da es que es la más pacífica, tranquila y deshabitada y, sin embargo, es la más habitada de las tres.
  • Gili Meno :  Esta isla se encuentra en el medio. Y es la más pequeña de las tres. No alcanza ni el medio millar de habitantes. Dicen los nativos que es la perfecta para perderse de todo. Y de un tiempo a esta parte la llaman la isla de las lunas de miel. Todos los alojamientos se encuentran en la franja este que es donde se encuentran sus mejores playas. Algunos hospedajes se encuentran en su interior , junto a algunos lagos ya secos. Desde la costa de Lombok tan sólo son necesarios unos 25 minutos para llegar hasta ella.
  • Gili Trawangan : Digamos que aquí se ha concentrado el turismo dedicado al ambiente más sonoro y musical, más moderno y sofisticado, más joven y animado. Pero eso no quiere decir que la isla sea sucia, ni mucho menos, todo lo contrario. No alcanza los 2 mil habitantes pero tiene una gran animación. Sin duda, es la más visitada. Son famosas sus rave parties en muchos de sus locales junto a la playa. Muchos surfistas hacen parada técnica para degustarse con las maravillosas fiestas nocturnas , escuchando a algunos djs pinchando los éxitos más bailables. Los locales han ido aumentado en número y en comodidades y la mayoría ya señalan su Wi-Fi gratis a sus clientes. Los mochileros fueron los primeros en acudir a esta isla que goza de unas playas espléndidas y de unas aguas que mezclan el verde y el azul mostrando unos arrecifes de coral que hacen del submarinismo el máximo atractivo de los turistas. Conocida como la isla de la droga perdió parte de su atractivo por este hecho aunque el gobierno intentó paralizar esa fama parece que no lo ha conseguido del todo puesto que lo más normal es tal como bajas del barco te ofrezcan algunos de sus famosos ‘champiñones’. La construcción no se ha detenido, e incluso está aumentando. Los propios lugareños están invirtiendo en lo que ven que puede convertirse en un destino preferido para muchos. De hecho en la otra parte de la isla se han construido nuevos hoteles y resorts que han hecho que muchas familias se incorporen a su lista de visitantes.

Un efecto que ha logrado que las visitas a las islas hayan aumentado considerablemente, ha sido la implantación de unas lanchas rápidas desde Bali, que en un poco más de una hora recogen a los turistas de una costa para dejarlos en la otra. Turistas adinerados de Malasia, Bali y Singapur están prodigando sus visitas con mayor frecuencia para goce de sus habitantes que ven las posibilidades de futuro.

Otra característica de las tres islas es que aquí no existen los motores. Ni coches ni motos. Ese es el concepto. Para conocer la isla tan sólo hacen falta ganas de andar, de pedalear en una bicicleta o de ser tirado por un pequeño carro tirado por un caballo o por un burro. Ese atractivo medieval y ecológico que le da una extraña aunque encantadora forma de turismo nuevo y diferente y que en cierta forma evoca al turismo europeo isleño de los años 70.

El mayor atractivo de las islas es la posibilidad de practicar submarinismo ya que posee una vida marina rica y variada. Hay tortugas por todo el territorio, así como tiburones, caballitos de mar, peces aguja y crustáceos. Los arrecifes de coral por sí solos merecen la visita. Las escuelas de submarinismo se encuentran casi todas ellas en Trawangan y se han convertido en un nuevo negocio.

Nusa Tenggara (Indonesia)

Publicado: 17 de febrero de 2012 en Rincones del Mundo
Etiquetas:, ,

La diversidad cultural de este estado no tiene réplica en el resto de Indonesia. Por un lado, Lombok y Sumbawa son mayoritariamente islámicas; Flores, es más bien católica; y Timor y los archipiélagos remotos de Alor y Solor son protestantes. Aquí  se mezclan los rituales animistas con las oraciones musulmanas junto a templos hindúes y capillas católicas. El idioma nacional, el bahasa indonesia, sigue siendo predominante, pero cada una de las islas tiene al menos un idioma autóctono.

Nusa Tenggara guarda tesoros todavía por descubrir. Los amantes de las playas de fina arena blanca y aguas transparentes disfrutan aquí de su pequeño paraíso. Pero hay que añadir más cosas puesto que su riqueza natural no se queda sólo en eso. Es aquí donde se puede gozar del mejor submarinismo del mundo, a tenor de lo que dicen los especialistas. Es donde los surfistas marcan con una x como uno de sus destinos favoritos. Es donde se encuentran los más preciosos manantiales naturales de todo el país y más de un lago volcánico.

Un territorio repleto de tiburones y de peces raya. Un lugar donde habita el lagarto más grande del mundo: el dragón de Komodo. Pero además están las islas Gili, cada vez más visitadas, de un atractivo enorme. Y para los amantes de  la montaña siempre queda la visita al fascinante volcán Gunung Rinjani (3726 m) y todo lo que le rodea.

Antes del siglo XV los únicos extranjeros que se acercaron a sus costas fueron comerciantes chinos y árabes en busca de especias. En 1512 los portugueses arribaron a las costas de Flores y más tarde a Timor y a Solor donde implantaron el cristianismo. En el siglo XVII los holandeses entraron en acción y se hicieron con el control de Kupang en 1653, pero como solía ocurrir a menudo los holandeses no prestaron demasiada atención hacia Nusa Tenggara y por lo tanto no llegaron a controlarla del todo hasta el siglo XX mediante alianzas con rajás tribales.

Aquí fue frecuente el robo de coronas y tanto ha sido así que ha tenido un efecto duradero en la política regional. Tras la Segunda Guerra Mundial la inmensa mayoría de la población seguía viviendo de la pesca o de la agricultura. Hay que añadir que las sequías eran abundantes y continuas con lo cual perjudicaban en exceso el desarrollo de toda la zona. Sólo un dato es esclarecedor: en 1966 murieron más de 50 mil personas de hambre. El gobierno tomó medidas e hizo emigrar a muchas familias.

Hoy en día la industria es mínima. Muchos habitantes emigraron a Java o a Bali en busca de poder salir adelante. Gobiernos extranjeros han invertido últimamente en la zona, como por ejemplo el gobierno de Dubai, que ha invertido en el sur del estado. Muchas empresas han invertido en turismo y muchas zonas han desarrollado esa industria de una forma bastante sostenible. Mucho turismo que viene derivado de Bali ha comenzado a conocer y a descubrir la isla de Lombok y eso parece que ha hecho revivir todo el panorama económico. Se están desarrollando nuevas estructuras con las que poder avanzar en esa industria y se ha apostado por ello. Nuevas carreteras y nuevos servicios y estructuras ayudarán a que en el futuro el turismo sea una costumbre y ayude a salir adelante a miles de personas.

Lombok (Indonesia)

Publicado: 16 de febrero de 2012 en Rincones del Mundo
Etiquetas:, ,

Su proximidad a Bali y los nuevos transportes rápidos por mar han hecho que muchos turistas descubran cada año esta atractiva isla, repleta de seductores lugares, de playas bellísimas, y que goza de una tranquilidad que a Bali se le está agotando. El volcán Gunung Rinjani de 3726 m ya es suficiente atractivo pero todo lo que le rodea lo hacen todavía más seductor. Es el segundo volcán más alto de toda Indonesia,  y a su alrededor las cascadas y los ríos son numerosos, y ayudan a regar todos los cultivos de la zona, arrozales inmensos que se extienden por las colinas, además de café y tabaco. La visita del volcán no es solo un peregrinaje para los expertos montañeros de todo el mundo sino para los propios lugareños, por representar éste un lugar sagrado.

Pero por si esto fuera poco aparecen las Islas Gili, tres exquisitas gotas de arena colocadas paralelamente y de forma que se pueden visitar todas o solamente alguna de ellas, puesto que cada una tiene sus propias características y sus propios atractivos. Son islas poco habitadas, ideales para aquellos que requieren de lugares paradisíacos y un poco abandonados, un poco lejanas del resto del bullicio balinés. Playas que rodean unas islas de arena blanca salpicadas de palmeras y cocoteros y con unos arrecifes de coral repletos de vida marina, repletas de cabañas de playa y viajeros ansiosos de relax, submarinismo, buceo o de escapar de la asfixiante rutina que le atenaza a diario en su ciudad de residencia.

Lombok casi no llega a los 3 millones de habitantes, de los cuales el 90% son de origen sasaks, un 10% son balineses y la pequeña minoría está formada por javaneses, bugis y árabes. Los sasaks provenían de las montañas y se han establecido por toda la isla, casi todos ellos son musulmanes aunque muchos conservan ritos animistas. Esta tribu muestra todavía una fascinación especial por las heroicas pruebas de fuerza, las proezas físicas y la lucha cuerpo a cuerpo. Existe un deporte ancestral y muy conocido llamado el boxeo sasak (peresehan) que enfrenta a dos hombres armados con palos de ratán y pequeños escudos rectangulares de cuero.

La población china se encuentra en su mayoría en la localidad de Ampenan y los balineses en el oeste. Antes de la llegada del islam, la mayoría de la población era hinduista y por eso se hallan tantos templos por toda la isla.

El principal destino turístico de la isla se encuentra en la playa de Senggigi, una original ciudad costera adornada con una bellísima bahía que esconde 10 km de extensas y hermosas playas y un mar azulado y transparente. El turismo ha ido en aumento y se puede comprobar en los numerosos hoteles de lujo que ya se encuentran en la zona, así como algunos resorts privados y una fantástica oferta de todo tipo de alojamiento, aparte de una suculenta oferta gastronómica y una ambientada vida nocturna. Un desarrollo turístico que ha visto una nueva fuente de ingresos y que con las inversiones de los últimos años puede verse mejorada ostensiblemente. Un pueblo que merece la visita por múltiples razones y que puede servir de base para adentrarse y descubrir el resto de la isla.

Bingin (Bali)

Publicado: 15 de febrero de 2012 en Rincones del Mundo
Etiquetas:, , ,

Llegar a Bali e introducirse por lugares como Kuta o Legian puede convertirse en un verdadero dolor de cabeza o en una bendición. Todo dependerá de a quién se lo preguntes. El mayor centro turístico de la isla es sin lugar a dudas el lugar más visitado por los turistas, una mezcla de locura generalizada, armonizada por una urbanización salvaje, una suciedad galopante y un tráfico desbordante. No obstante, posee la mejor playa de la isla según muchos, aparte de una actividad comercial y una vida nocturna sin comparación.

Según lo que se desee y lo que se busque, estos sitios pueden ser lo mejor o lo peor. Y cada uno puede calificarlo a su manera. Pasar una noche casi obligada por la hora de llegada del avión ya es suficiente para algunos, sólo el camino desde el aeropuerto al hostal puede representar un ejemplo de lo que te puedes encontrar y decidir si es o no precisamente el lugar donde deseas pasar unos días de tus vacaciones. Muchos argumentos a favor de estas zonas te recuerdan que aquí hay de todo, desde el ocio para todos los bolsillos, las tiendas más diversas, los hoteles para todos los presupuestos, las facilidades para el viajero más exigente o para el que menos. Pero muchos esos argumentos son gratificantes si sólo se busca un lugar de playa, sol, bebida, marcha y sexo. Para los que deseen otros incentivos deberán salir cuanto antes de esa zona, de lo contrario pueden llegar a deprimirse.

Tan sólo salir de Kuta, la carretera y el paisaje cambian por completo. Hacia el sur, la carretera principal conduce a la Península de Bukit. Una zona calurosa y árida, el nombre de Bukit significa colina en bahasa indonesio. Aquí se concentra otra buena parte del turismo de Bali. Desde Jimbaran, que en los últimos años ha ganado adeptos hasta Nusa Dua.

Una de las zonas que han visto crecer sus visitas en los últimos tiempos es la de las playas al sur de Jimbaran. Desde la playa de Balangan hasta la de Ulu Watu, pasando por la de Binginin, Impossibles,   Padang Padang. El acceso a estas playas resulta muy curioso, pequeños caminos secundarios que nacen de la carretera principal te dejan en las cimas de los acantilados de cada lugar, donde algunos hostales se anuncian y donde unas escaleras serpenteantes y muy pendientes te llevan hasta las mismas playas y/o pequeñas calas. El camino se debe hacer andando, no hay otra manera, y en muchos de esos caminos los coches solo pueden llegar hasta un punto determinado para estacionar. Todos esos detalles le hacen gozar a estas playas de una naturaleza que raya lo virgen a pesar de que las construcciones se han ido multiplicando y la modernidad no se ha hecho esperar.

La llegada a Bingin es sorprendente, varios alojamientos se van descubriendo a medida que se van descendiendo los escalones que dan acceso a su playa que ya es visible desde lo alto del acantilado y que enamora sin dificultad. El olor y el ruido de las olas rompiendo con fuerza contra las rocas le dan un tono de absoluta belleza. La playa no llega a alcanzar los dos kilómetros y se une a las siguientes, aunque en algunos sectores es necesario esquivar las tremendas rocas naturales que se amontonan en la orilla.

Todas estas playas han sido lugares favoritos para los surfistas llegados de todo el mundo, y aunque su número ha descendido enormemente se siguen viendo y el negocio alrededor de ese mundillo está presente en cualquier rincón. En definitiva, Bingin puede tener todos los condimentos necesarios para poder detenerse durante unos días y saborear el pescado recién pescado justo en frente de ti, por unos lugareños (pocos) que se introducen en el mar al atardecer y que permanecen ahí durante horas. La tranquilidad del lugar, su aroma a soledad, su facilidad de encantamiento hacen que se convierta en una visita obligada para cualquiera que visite Bali.  Atardeceres inolvidables como el sonido de su calma y el recuerdo de un amanecer que permanece en la retina durante mucho tiempo. Quizá hasta la siguiente visita.

Bali (Indonesia)

Publicado: 13 de febrero de 2012 en Rincones del Mundo
Etiquetas:, , ,

Bali, para todo aquel que no ha lo ha visitado nunca, y tras escuchar tantas y tantas opiniones distintas como se pueden escuchar, nunca se sabe cómo calificar. Para algunos representa el paraíso deseado, aquel en el que mucha gente desearía vivir de por vida; para otros, tan sólo un oasis en medio de un viaje, incluso para algunos pasa por ser un decepcionante lugar, masificado, repleto de turistas y donde se necesita buscar y rebuscar para encontrar un lugar al que se pueda denominar original y particular, por no hablar de fascinante e inolvidable.

Lo que suele ocurrir con lugares así es que se oye hablar tanto que las expectativas acaban siendo consumidas por la realidad. Todas esas maravillas que se comentan parecen desvanecerse como por arte de magia. Y no olvidemos que la opinión de cada uno es muy personal. La mayoría del turismo que llega a la isla de Bali es de alta calidad, seducido sobre todo por recintos privados con playas privadas en medio de la nada, unos resorts abastecidos con todas las comodidades asiáticas que se pueden imaginar, suites de lujo, restaurantes donde degustar el mejor marisco, atenciones de todo tipo, spas donde entregarse y darse un placer, en definitiva, un montaje diseñado con un solo objetivo, atraer la atención de ese cliente potencialmente adinerado que necesita desconectar de su ‘apretada’ agenda para esconderse en uno de esos maravillosos paraísos de diseño, donde de la cultura indonesia, por no hablar de las gentes indonesias, brillan por su ausencia, pero donde puede adquirir cualquier cosa que desee en alguno de sus miles comercios o mercados. El shopping entra dentro de la cultura viajera para muchos y eso se explota sin escrúpulos.

Otro turismo mayoritario es aquel representado por un núcleo de gente que desea ante todo disfrutar con mayúsculas de los ‘placeres’ que la isla le puede ofrecer. Esos placeres pueden variar según el tipo de persona, su edad, su condición, su economía, etc. Muchos se sienten atraídos por sus playas y por su fiesta nocturna. Otros por la tranquilidad de algunos lugares y su precios asequibles para regalarse algún pequeño capricho, ya sea comprando ropa o algún complemento, degustando un plato de comida indonesia o un recibiendo un masaje típico y relajante.

Para todo aquel viajero que se preste la visita a Bali deberá ser muy concienzuda, deberá ser una búsqueda constante hacia lugares donde el turismo no suele aparecer. Ya sea buscando playas semi desiertas, paraíso preferido de los surfistas, o bien visitando algunos de sus maravillosos templos, como los de Pura Luhur Ulu Watu, en la península de Bukit, o el de Pura Tirta Empul, situado en Tampaksiring, o el Pura Kehen, que fuera templo del reino Bangli;  o dejándose atrapar por la cultura de lugares como Ubud  y sus alrededores; o practicar senderismo entre cascadas de agua por la zona de Munduk.

Digamos que Bali puede ser todo y nada o nada y todo. Y todo dependerá de uno mismo, de sus gustos y de sus ganas por descubrir. Como todos los destinos, cada uno muestra un encanto y hay gente que lo ve y lo disfruta y otra gente no. Tan sólo hay que abrir los brazos y querer abrazar el lugar para poder conseguir al menos su esencia.

De lo que seguiremos disfrutando es de las sonrisas de los lugareños. Y, aunque en según qué lugares, ya demuestran su verdadero ingenio para poder ganar algunos dólares más de la cuenta, siguen teniendo una simpatía que les hace ser especiales.  Esas miradas de sorpresa contagian, esos saludos imprevistos y espontáneos hacen que los turistas se sientan como en su casa, con una amabilidad y un énfasis en agradar fuera de lo común.

Volcán Gunung Merapi (Java)

Publicado: 11 de febrero de 2012 en Rincones del Mundo
Etiquetas:, , ,

El famoso volcán Monte Merapi, que traducido del indonesio significa Montaña de fuego, es uno de esos contradictorios lugares del planeta, donde la adoración y el temor se asocian en una sola cosa, donde su atracción es tan poderosa como el miedo que provoca. Está situado en el estado de Yogyakarta, a unos 25 km de la ciudad del mismo nombre y a unos 400 km de la capital Yakarta. Tiene una altura de 2911 metros de altitud y es el volcán más activo de los que se encuentran en Indonesia.

Pocos volcanes pueden ser a la vez tan destructivos y tan evocadores. Este bello volcán, muy parecido en su forma al Fuji (Japón), es una presencia totalmente amenazadora para toda la población que lo rodea. Y podemos estar hablando de centenares de miles de personas. En su currículo hay que hablar de más de 60 erupciones desde la primera ocurrida o datada en 1548. El 22 de noviembre de 1994 mató a más de 60 personas y desde entonces no ha dejado de estar activo. En 2006 tuvo que evacuarse a la población más cercana, unas 30 mil personas, cuando los ríos de lava caían como una cascada de sus laderas superiores.

A pesar del peligro que representa, los habitantes próximos son reacios a vivir lejos de esta zona. Sigue estando muy poblada y la mayoría de sus vecinos habitan en viejas y humildes casas. En 2010 la densidad de población de la zona era de 690 personas por kilómetro cuadrado. Una idea aproximada del problema que puede ocasionar si hiciera erupción en cualquier momento de nuevo. Pero es un lugar venerado por los javaneses, que cada año hacen ofrendas desde el kraton de la ciudad de Yogyakarta para intentar aplacar su mal genio, para que la montaña tenga calma, al igual que se hacen ofrendas a la Reina de los Mares del Sur de Parangtritis. Su amenaza es tan real que ha sido nombrado como uno de los 16 volcanes de la década, una denominación creada por Naciones Unidas para confeccionar una lista de las montañas más destructivas del planeta.

Las estadísticas dicen que el volcán hace erupción cada 10-15 años. En 2004 toda el área alrededor del Monte Merapi fue declarada Parque Nacional. Una decisión que vio recurrida debido a los habitantes de la zona. Dichos habitantes temen más que el gobierno confisque sus viviendas y sus propiedades que la fuerza del volcán les haga escapar para salvar sus vidas.

El acceso de visitantes al Merapi suele estar prohibido con frecuencia. Pero si las condiciones lo permiten se puede ascender hasta la cima durante la estación seca, es decir, desde abril a septiembre. Hay tres rutas posibles para hacerlo, pero la ruta más popular es desde la población de Selo, en la cara norte de la montaña. Pero aún así, siempre se pide prudencia, es un peligro evidente. El ascenso desde Selo suele durar unas 4-5 horas. Un guía se hará imprescindible, aunque muchos de ellos son un poco arriesgados con tal de ganar un poco más de dinero y se aventuran a subir a los visitantes a la cima a pesar del peligro de que suelte lava en cualquier momento es totalmente cierto.

Otra posibilidad de contemplarlo es desde el complejo vacacional de montaña de Kaliurang, principal puerta de acceso para contemplar el monte volcánico. Lugar relajante y que sirve para refrescarse del calor de la ciudad.


A unos 17 km de Yogyakarta y en una ruta muy accesible se llega bordeando la carretera hasta este precioso recinto al aire libre donde se encuentran los templos de Prambanan. Es quizá el mejor ejemplo que todavía existe de la época de desarrollo cultural hindú de toda la isla de Java. No sólo constituye el complejo más grande de templos hindúes de toda Java, sino que la riqueza de su detalle escultural del impresionante templo de Siva lo convierte en el ejemplo más destacado del arte hindú.

Todos los templos de Prambanan se construyeron entre los siglos VIII y X d.C. en tiempos cuando en Java gobernaba el budista Sailendras en el sur y el hindú Sanjayas de Mataram en el norte. Es posible que estas dos dinastías se unieran en el siglo IX por medio de algún matrimonio pero nunca ha quedado convenientemente demostrado. Lo que está claro es que el complejo muestra tanto obras sivaistas como budistas en su arquitectura y en sus esculturas.

Tras los años de dominación y de apogeo creativo, todo el recinto de Prambanan quedó abandonado cuando los reyes hindúes y javaneses se trasladaron al lado oriental de la isla. Se habla de que hubo un terremoto que destrozó muchos edificios y muchos templos. Y esa destrucción se aceleró en los siglos sucesivos a causa de los buscadores de tesoros escondidos y de curiosos lugareños en busca de materiales para la construcción propia.

En la actualidad se están restaurando muchos templos y el complejo fue declarado Patrimonio Mundial por la Unesco en 1991. Sí que es cierto que en el terremoto de 2006 sí sufrió daños considerables, y a pesar de que los templos quedaron en pie, centenares de bloques de piedra se derrumbaron o agrietaron. Hoy algunas zonas están valladas y algunos templos cubiertos con andamios. La labor que queda por delante será ardua y costosa, pasarán muchos años hasta conseguir tener un complejo como debería.

La visita es deslumbrante desde la misma entrada. Desde la misma carretera principal por donde circulan miles de vehículos  y motocicletas ya es posible vislumbrar algunos de los templos. Es curioso que los visitantes extranjeros tengan una tarifa de acceso diferente (11 euros) y una entrada totalmente diferenciada, una zona acondicionada con aire acondicionado, un bufé con agua, café y té gratis, al igual que una zona de aseos, televisión y de acceso a internet. Nunca sabes si es para justificar los 11 euros o para diferenciar o adornar el acceso al visitante extranjero. Semejante diferenciaciones son las que te hacen sentir incómodo y crean malestar alrededor del mundo. No sé a quién se debe la idea pero si la eliminaran no pasaría nada. La anécdota de la entrada queda en eso. El acceso al recinto principal muestra el Candi Shiva Mahadeva, el templo más grande y más bonito. Cerrado y vallado no es posible su acceso debido a su reconstrucción, pero se fija uno en los leones que ocupan unos nichos flanqueados por árboles del paraíso (kalpatura) y una serie de seres estilizados (kinnara).

La lista de templos es larga y deslumbra por todos los rincones. La visita sigue excitando a medida que se recorren los 5 km cuadrados del recinto. El Candi Vishnu, de magníficos relieves cuentan la historia de Krisna, un héroe de la época. Es posible ascender  por la escalera de piedra y contemplar la imagen de Visnú con cuatro brazos. El Candi Brahma, es un templo gemelo al Vishnu y está esculpido con las escenas finales del Ramayana. El Candi Sewu (el Mil Templos), que data del 850 d.C. constaba originalmente de un gran templo budista central rodeado por cuatro anillos de 240 templos guardianes más pequeños.

Entre los Templos de Plaosan se encuentran el Candi Sajiwan, a 1,5 km de Prambanan, unas ruinas de templo budista. Dentro del recinto se encuentra el Kraton Ratu Boko, situado en lo alto de una colina. En la población de Kalasan se encuentran tres templos: el Candi Kalasan, el Candi Sari y el Candi Sambisari.

Yogyakarta (Indonesia)

Publicado: 8 de febrero de 2012 en Rincones del Mundo
Etiquetas:, , ,

Yogyakarta poco tiene que ver con Yakarta. Quizá que el nombre es parecido. Nada más. Si la capital destaca por su poder financiero e industrial, la ciudad de Yogyakarta destaca por otros ámbitos, ya sean culturales, tradicionales o espirituales. Hablar de esta ciudad es hablar de emociones, de historia, de filosofía, de sensaciones, de cultura, del alma de un pueblo, del núcleo del verdadero sentido nacional y de una identidad propia que destaca profundamente.

Esta ciudad no alcanza el millón de habitantes pero eso no quiere decir que su actividad sea menor. No es lo mismo transitar por sus calles que hacerlo en Bandung, por poner un ejemplo, eso es cierto, pero se nota que la masificación no es su característica más destacada. Es esta la cuna del idioma javanés, de su cultura más profunda y de su historia más verdadera. Tierra de arte y de artistas, de tradiciones visibles e invisibles que dejan huella en el viajero más exigente.

Aunque está profundamente orgullosa de su riqueza cultural y social, a pesar de ser tradicionalista, conservadora y un tanto independiente, la zona no deja de mostrar su arte y su cultura a cualquiera que esté interesado en ello. Anclados en el devenir del poder de su sultán, continúan adorándole y de mostrarlo orgullosos. Su kraton sigue siendo la piedra angular del centro de la ciudad y continúa siendo el centro cultural y tradicional de sus habitantes. Y aunque no cierran los ojos a la modernidad no desean perder nada de lo que para ellos significa lo auténtico y sagrado: su origen y su tradición.

La ciudad no deja de ser visitada, es uno de los lugares más turísticos de la isla de Java y todo tiene un porqué. En sus alrededores se conservan vestigios de otras civilizaciones que dieron origen a muchas de las filosofías de vida de los javaneses y que definen el carácter de sus gentes. Los templos de Borobudur y de Prambanan ya merecen por sí solos una visita a la zona. O una visita al volcán todavía activo Gunung Merapi (Montaña de Fuego) de 2911m garantiza el espectáculo. Playas cercanas y una costa con un excelente pescado y marisco le hacen ser un paraíso para sus propios habitantes  y para los miles de turistas nacionales que se dejan caer cada fin de semana y en época de vacaciones para degustar un buen rato en medio de las tradiciones y la naturaleza más placenteras.

La ciudad de Yogyakarta fue fundada por el príncipe Mangkubumi, que en 1755 regresó a Mataram y construyó el kraton de la ciudad. A partir de ahí adoptó el título de sultán, cambió su nombre por el poético nombre de Hamengkubuwono (el universo en el regazo del rey) y creó el estado más poderoso de la isla de Java en el siglo XVII.

Si por algo se ha caracterizado este estado javanés ha sido por ser un símbolo de la resistencia al gobierno colonial. Llegó a ser capital de la república entre 1946 y 1949. Cuando los holandeses ocuparon Yogya en 1948, el sultán se encerró en su kraton y permitió a los rebeldes utilizar su palacio como cuartel general. El miedo de los holandeses a actuar contra un sultán y poder  verse a una masa de javaneses en contra por verle como a un Dios hizo posible que se le concediera a Yogya un estatus especial cuando finalmente se consiguió la independencia.

El centro de la ciudad vive alrededor del kraton. El kraton es un inmenso terreno donde está situado el palacio del sultán y donde residen más de 25 mil personas. Personas que tienen el privilegio de vivir en ese recinto por trabajar para el sultán. Todas esas familias de alguna manera están relacionadas con la vida del sultán. Es una ciudad amurallada dentro de otra ciudad. Aquí no existe el tráfico, sus callejones lo impiden, la tranquilidad es un placer entre árboles, pequeños comercios y algunos jardines perfectamente cuidados.

La arquitectura del recinto es una muestra visible de la palaciega javanesa, con lujosos vestíbulos, espaciosos patios y grandes pabellones. El terremoto de 2006 dañó gravemente algunos edificios y otros destrozos fueron causados por los japoneses cuando invadieron la ciudad durante la Segunda Guerra Mundial. El sultán no vive permanentemente dentro de su palacio porque tiene otras residencias tanto en la costa como en el interior pero sí que habita en él a menudo y sus sirvientes siguen ejerciendo sus labores a pesar de su ausencia. De hecho conservan sus propios uniformes oficiales. Y muchos de ellos ya son ancianos que siguen orgullosos atendiendo sus tareas como bien marca la tradición.

El centro del kraton es el Bangsal Kencana (pabellón dorado) que tiene suelo de mármol, techo muy decorado y vidrieras estilo holandés, junto a unas columnas de teca tallada. Buena parte del recinto se usa como museo. Hablando de museos hay unos cuantos interesantes dentro del kraton como el Museo Kareta Kraton o el Museo Sono-Budoyo, pero alrededor de la ciudad se pueden visitar más como el Affandi Museum, que posee una gran colección de pinturas y autorretratos. La obra de este artista se exhibe en dos edificios que él mismo diseño; también está el Museum Sasana Wiratama que honra el heroico príncipe Diponegoro, quien capitaneó la sangrienta rebelión contra los holandeses entre 1825-1830.

Pangandaran (Indonesia)

Publicado: 5 de febrero de 2012 en Rincones del Mundo
Etiquetas:, , ,

Alejarse de ciudades como Yakarta, Bogor o Bandung, tras horas y horas de tragar queroseno, gasóleo, humos, gases diversos y estar rodeado de miles de personas que corretean de un lado para otro o simplemente intentan ganarse la vida en la calle vendiendo lo que sea, con ruidos que distorsionan la realidad y donde el caos parece apoderarse de toda la escena, puede convertirse en una necesidad o en un escape natural y es cuando se descubre el  placer de arribar a un sitio tan especial como Pangandaran.

Pangandaran ya se ha convertido en la zona costera más turística y más visitada de Java por viajeros de todo el mundo y, principalmente, por los propios javaneses venidos de las ciudades antes mencionadas. No es de extrañar que durante la semana la zona se muestre tranquila, pacífica, solitaria y sorprendentemente melancólica, una temporada baja que dura sólo unos días hasta que llega el fin de semana y la zona se transforma en otra cosa, una zona costera repleta de ansiosos urbanitas pendientes de bañarse o relajarse, de comer y degustar  algo de su excelente  marisco o de su  buen pescado, sentados junto a la playa y frente al mar, escapando de todos esos olores, ruidos y tráfico.

Pangandaran es una zona situada en un estrecho istmo, tiene una ancha curva de playa de arena fina que recorre sus ambos lados y que se extiende más de dos kilómetros de largo, está flanqueada por un lado por el Parque Nacional Taman. Pero sus atractivos no son sólo sol y playa, relax y buena comida. Los atractivos de esta zona aumentan recorriendo sus cercanos pueblos de pescadores, inundados algunos de surfistas llegados de todo el mundo, amantes de la ola perfecta; o bien se puede hacer una excursión al Cañón Verde, una ruta que surca el río verde esmeralda flanqueado por la selva hasta una cascada y un bonito cañón donde se puede incluso nadar.

Otro atractivo es la visita a su parque, una extensa y poblada jungla rodeada por su cara norte de playas de arena fina bordeadas de frondosos árboles, donde habitan puercoespines, buceros, escorpiones y monos. El parque está dividido en dos áreas bien definidas: por un lado, el parque recreativo, por donde se puede caminar por el ‘sendero de piedra’ o por el ‘Boundary trail’, un sendero natural que bordea la jungla; por otro lado la jungla en sí misma, aunque debido a la degradación que está sufriendo el medioambiente suele estar prohibido acceder a ella.

Recorrer la zona en una bicicleta o motocicleta se convierte en un placer inesperado. Ya no sólo por lo tranquila que es toda la zona sino por sus paisajes  arrebatadores. La combinación perfecta entre colinas de jungla a un lado, junto a pequeños pueblos de pescadores al otro, con las barquitas arremetiendo contra la orilla mientras las lonjas de pescado se van improvisando a menudo en sus playas. Todo se desenvuelve de forma natural, en un ambiente relajado, sin estrés, como deteniendo el reloj, el tiempo y el espacio, donde parece que uno sólo debe dedicar su momento a sentarse y contemplar, a pensar y a meditar, nada más.

Toda esta costa se vio gravemente afectada por el tsunami de 2006 que causó la muerte de más de 600 personas, aunque la zona se recuperó pronto y los negocios volvieron a relucir, con lo cual los indicios de dicho episodio han quedado en un triste recuerdo. Muchos hoteles nuevos brillan en su paseo principal y las construcciones apuestan a que el futuro puede llegar a ser mejor. De todas formas la playa  ha quedado un poco abandonada, en muchas ocasiones aparece sucia gracias a los numerosos  plásticos y residuos varios dejados por esos visitantes de fin de semana y como no  parece que exista una brigada estable de limpieza, toda la basura se amontona  en algunos puntos de la playa, una de las cosas que dan pena cuando ocurren en lugares tan bellos como este.

Java (Indonesia)

Publicado: 5 de febrero de 2012 en Rincones del Mundo
Etiquetas:, , ,

La historia de Java es casi eterna. Se tiene constancia de asentamientos es esta zona hace 1,7 millones de años. Las olas migratorias hacia la isla no se han detenido jamás. Es una isla que está bendecida por su fertilidad y frondosidad y es rica en minerales, con una gran agricultura. Siempre cohabitaron en su territorio pequeños principados o reinados, algunos hindúes como el reino de Mataram, fundado por el soberano Sanjaya en el XVIII. Su Dios era Siva y de ahí la existencia de algunos templos en su honor.

Después vendría la dinastía de Sailendra, pero el hinduismo y el budismo continuaron coexistiendo. Con la caída de Mataram el renacimiento javanés empezó en el 1019 d.C. con el rey Airlangga, quien constituyó el primer vínculo con Bali y dividió su territorio en dos reinos. Apareció una nueva potencia, el célebre reino de Majapahit, que se convirtió en el primer reino comercial javanés, con puertos y rutas de navegación. Con el declive de este reino creció la influencia islámica.

Java en la actualidad es un puzle de megaciudades, de una belleza natural fascinante y muchas y arraigadas tradiciones culturales, religiosas y artesanales. Lo cierto es que sus ciudades, por regla general, son poco atractivas, por no decir nada. Tienen problemas serios de contaminación y de medioambiente.

De todas formas todavía es seguro caminar por sus calles, la amabilidad y la hospitalidad javanesas son muy bien conocidas y respetadas. Pero cuando se sale de las grandes ciudades es cuando se ve realmente el carácter del javanés. Afable, sencillo, humilde y trabajador. Un territorio repleto de paisajes con magia, de arrozales que se agolpan junto a los caminos, aldeas de casas construidas con terracota, colinas cubiertas de espesa jungla. Se dice que Java es una de las regiones más fértiles del planeta y con razón. En algunas zonas, por ejemplo,  hay posibilidad de 3 cosechas al año. Además, se dice que los javaneses son los más cultos y sofisticados de toda Indonesia.

Java es el motor industrial y económico del país. Tanto en lo que se refiere a la actividad política como financiera el centro neurálgico es este. Además ha sido el centro de inversión extranjera durante muchos años, por lo que no es de extrañar que la mayoría de la industria nacional esté concentrada ahí. Es cierto que existen contrastes y grandes. Los modernos y enormes centros comerciales resplandecen en grandes ciudades junto a barrios de chabolas y de gente que sobrevive con dos euros al día.

Junto a Bali, Java es la isla más abierta de todo el país y la más occidentalizada, pero llama la atención los pocos habitantes que se defienden en inglés, incluso en zonas turísticas. La influencia holandesa sólo permanece en gente mayor que estudió la cultura y el idioma, pero ya sólo son residuos. La gente joven en general no acostumbra a hablar idiomas extranjeros y eso se nota. La educación es todavía una asignatura pendiente de revisión, puede y debe ser mejorada en el futuro para que sea un país con posibilidades de desarrollo. Eso no quita para reconocer que la población javanesa es de las más instruidas del país, por no decir la que más.

Aunque su gran mayoría son musulmanes moderados, hay que reconocer que una parte de ese islamismo se ha vuelto más conservador y desafiante ante la influencia extranjera. No debemos olvidar los atentados en Yakarta y en Bali. Todos los terroristas procedían de Java.

Para el viajero, Java se convierte en una sorpresa continua, y puede pasar de las montañas volcánicas a las costas o a las ciudades con una gran facilidad. La historia javanesa le sumergirá en una continua visita a templos, museos y culturas diferentes. Descubrirá una naturaleza deslumbrante que le fascinará como el Parque Nacional de Ujung Kulon, el de Baluran, el de Meru Betiri o el de Alas Purwo, por sólo nombrar los más conocidos. Pero el viajero también descubrirá la esencia cultura e histórica paseando por las calles de Yogyakarta o Solo, o bañándose en alguna de sus maravillosas playas, un lugar que ya se ha convertido en culto para muchos surfistas venidos de todo el mundo. El viajero se saciará la sed con cerveza Bintang mientras recorre las calles de Yakarta, pasea por entre los muchos jardines botánicos (Bogor) o subir cimas como el del Gunung Gede (2958 m); podrá inundarse de actividad urbana en ciudades como Bandung, relajarse en sus costas (Pangandaran) o visitar algunos de sus todavía activos volcanes.

Quizá el mayor problema de Java es su densidad de población. Habitan más de 130 millones de personas concentradas en un territorio de 130 mil km cuadrados, lo que le convierten en uno de los lugares más densamente poblados del planeta con más de mil personas por km cuadrado, que es 2,6 veces la densidad de población del Reino Unido, que es un país del  mismo tamaño. Y aunque la pobreza en los suburbios y en el centro de las grandes ciudades es evidente, y aunque la modernidad no ha llegado en muchos enclaves rurales y el desarrollo y las posibilidades son bastante ínfimas para la mayoría de los habitantes de la isla, no es menos cierto que la sonrisa de un javanés siempre surge espontánea, siempre aparecen un buen gesto y una mirada amable, y eso siempre es de agradecer.

Jardín botánico de Singapur

Publicado: 4 de febrero de 2012 en Rincones del Mundo
Etiquetas:, ,

Estar en Singapur y no visitar este tremendo jardín botánico merece un castigo. No sólo por ser un oasis en medio de tanta jungla urbana, no sólo por respirar aire más fresco por un apar o tres de horas, no sólo por desconectar de tanto centro comercial y de ver pasear a gente por todas partes con la única intención de no saber adónde ir. Esta visita se hace obligatoria y necesaria, es interesante, te relaja y te hace ver esta ciudad de otro modo.

Su lema es ‘conectamos a las plantas con la gente’. Y yo que creo que es la gente la que se conecta directamente con todas las especies que habitan este hermoso jardín. Su extensión le hace ser un paraíso en medio de la gran urbe. Un terreno apto para pasear, para leer, para acudir con la familia y los niños o con la mascota correspondiente. Un lugar donde evadirse por un rato, tomar algo, tumbarse en algunas de sus laderas de césped y cargar la batería para el siguiente día. Y es que espacios como este, lleno de un hermoso verde no abundan en esta ciudad. Un descanso aquí puede suponer una gran victoria.

Este jardín botánico fue fundado en 1860 y posee 52 hectáreas de terreno para las que se necesitan según la guía que atiende en la entrada más de 5 horas como mínimo para poder contemplar todo su contenido. En su origen fue un laboratorio para desarrollar cosechas que potencialmente pudieran ser rentables, como el caucho o el café. Hoy contiene un herbario con más de 600 mil especímenes, una biblioteca con documentos de archivo desde el siglo XVI, una colección de árboles de franchipán, un Jardín de la Evolución y una jungla singapurense original.

Dentro del mismo espacio se encuentra también el Jardín Nacional de Orquídeas con más de 60 mil plantas y una sala refrigerada con orquídeas de climas más frescos. Las orquídeas son unos seres vivos extraordinarios, y sin duda vale la pena contemplarlas. Otra joya que habita aquí es la ‘Vanda Miss Joaquim’, la flor nacional de Singapur, descubierta en 1893 por Agnes Joaquim en su propio jardín. Estos jardines son también lugar idóneo para la celebración de conciertos gratuitos y al aire libre que se celebran cada primer domingo de cada mes en el Shaw Foundation Symphony Stage.

El paseo de casi tres horas es una maravilla contemplando perros relajados, parejas pensativas, familias de picnic, niños correteando, sonido de insectos y algún que otro animal. El tráfico se olvida y eso que a unas manzanas están los comercios y los grandes almacenes de la zona de Orchard Road. Una vez entras el panorama cambia, es posible esconderte, pasar desapercibido, es posible relajarte con la lectura de un diario o de un libro, o simplemente contemplar a los visitantes. Una delicia de lugar que es totalmente aconsejable para todo aquel que se pierda algún día por esta ciudad. El oxígeno que se respira hará que su andadura por las calles se haga más ágil.

Singapur /2

Publicado: 3 de febrero de 2012 en Rincones del Mundo
Etiquetas:,

Al oeste de la isla se encuentra la zona de Jurong. Aunque es una zona industrial existen algunas atracciones turísticas. Y hacia el sur se llega a la Isla de Sentosa, digamos que la zona de ocio de sus habitantes. El parque de la Costa Este  (East Coast Park) se extiende al este de la ciudad sobre terrenos que se han ido ganando al mar, un lugar muy agradables donde poder relajarse. Es una ciudad cómoda para pasear, donde en muchos cruces de grandes avenidas existen corredores y pasos subterráneos para los peatones y donde se encuentran con más centros comerciales sumergidos en ellos. No hay momento que desaprovechar cuando se trata de vender o de comprar.

Hay varios museos interesantes como Museo de Arte de Singapur o el Museo de Civilizaciones Asiáticas. En el distrito colonial se puede ir paseando e ir descubriendo auténticas joyas bien conservadas del colonialismo más emblemáticos. También existen muchas iglesias coloniales  y templos, la mayoría de ellos chinos. La Iglesia colonial más antigua de Singapur es la dedicada a Gregorio el Iluminador, de origen armenio, que fue diseñada por el arquitecto colonial George Coleman. Este mismo arquitecto diseño  el edificio original de la Catedral de San Andrés pero a los años fue demolido. La catedral católica más antigua es la del Buen Pastor. En cuanto a los templos habría que destacar algunos, como por ejemplo, el templo Kuan Im Thong Hood Cho, que mantiene su colorido y animación; o el templo de Thian Hock Keng, conocido como el templo de la felicidad celestial, uno de los más antiguos y llamativos de todo Singapur; o el Templo de Sri Mariamman, en pleno Chinatown aún siendo hindú, el más antiguo entre los de su congregación.

El pequeño barrio indio (Little India) poco o nada tiene que ver con el entorno más corriente de Singapur. Pero alberga varios templos hindúes y a una gran población de obreros provenientes de India, Bangladesh o Sri Lanka que desempeñan en la mayoría de los casos los trabajos que los singapurenses no quieren realizar. El barrio de Orchard Road era en su origen una hermosa plantación de nuez moscada y pimienta y ahora se ha convertido en el culto al ‘shopping’. Es un centro comercial detrás de otro a lo largo de toda la calle Orchard Road, unido a hoteles de cinco estrellas y franquicias internacionales dedicadas a todo tipo de actividades. Todas las calles que la rodean están repletas de zonas residenciales y de apartamentos y pisos de lujo habitadas en su gran parte por los empleados occidentales que residen en Singapur.

Pero sin lugar a dudas donde el viajero y el turista encuentran actividad especial y una sorpresa detrás de otra es en el barrio chino (Chinatown). Limita al norte con Church Street y con Maxwell Road al sur. Como todos los barrios chinos que se precie es una actividad desbordante, un bullicioso comercio que no descansa y una sofisticada animación que va desde primeras horas de la mañana hasta largas horas de la noche. La zona está hecha para eso, para que entres y no te detengas, para que compres, para que visites, para que te sientes y observes, para que descubras sus calles, sus casas, sus restaurantes y sus habitantes. Todavía conserva la arquitectura colonial y original.

Singapur

Publicado: 2 de febrero de 2012 en Rincones del Mundo
Etiquetas:,

Singapur es una ciudad, pero también una isla y también un país. Tiene una extensión de 45 km de norte a sur y de 25 km de este a oeste. Con más de 4,5 millones de habitantes le hacen ser el segundo país con más densidad del planeta. Eso nos da un dato aclaratorio: aquí vive mucha gente. Pero viven bien. Su renta, sus salarios y su buen nivel económico, unido a la baja tasa de paro le hacen ser un destino muy atractivo para muchos asiáticos de la zona que sueñan con poder vivir y desarrollarse en sus calles. De hecho en Malasia es el sueño para mucha gente aunque siempre se quejen de la forma de ser de sus habitantes. Porque si algo tiene de diferente Singapur es ese aire occidentalizado, de capitalismo frenético que le confieren un sospechoso aroma a tratar de ganar más y más sin mirar hacia atrás o hacia alrededor. Se ven pocos pobres pidiendo en las calles, aunque los hay, pero no es la norma.

El núcleo urbano y poblacional de Singapur se concentra en su mayoría al sur de la isla, alrededor del río Singapur, que con el paso del tiempo ha recuperado su protagonismo, tras décadas de decadencia ha renacido para dar vida a la ciudad y para ser considerado nuevamente como el corazón y el alma del país. Justo al sur del río se concentra toda el área de negocios, un barrio financiero donde te ves rodeado de gigantescos rascacielos haciendo las veces de gran urbe que te recuerdan quiénes son los que dominan el mundo. Siglas y logos de famosas multinacionales se dan cita en estas calles, grandes avenidas con lujosos cafés, restaurantes y hoteles de lujo. Es el llamado CBD (Central Business District).

Justo al lado se ha inaugurado hace escasamente unos años toda la zona más espectacular y más atractiva para la vista de turistas, paseantes y familias. Se trata de la zona de Marina Bay, un lujoso centro que rodea la bahía de Singapur en el estrecho del mismo nombre y que está situada en el extremo sur justo en frente de la isla de Sentosa. Aquí no se han escatimado gastos. Si se trataba de dar la nota lo han conseguido. Las cadenas de hoteles más prestigiosas del mundo rodean una amplia franja de dicha zona, junto a grandes almacenes que incluyen las mejores marcas de lujo del mundo, un casino rememorando a los mejores de Las Vegas y un sinfín de atracciones tanto para los más pequeños como para los adultos. Justo en medio del agua renace la estructura arquitectónica del Museo del Arte y la Ciencia. Es una zona que demuestra el poderío económico de la ciudad, de sus habitantes y de sus visitantes. Aunque no se puede considerar a Singapur excesivamente cara, no podemos hablar, sin embargo, de que sea una ciudad asequible. Con el paso de los años, el nivel de vida ha ido creciendo y se nota en cualquier pequeño comercio que vende desde helados, cafés o refrescos. Las paradas de comida se extienden por toda la ciudad pero en cada barrio se muestra el distinto nivel económico de sus visitantes.

Quizá lo más original, seductor y fascinante de la ciudad quede relegado básicamente a la zona del Distrito Colonial o a Chinatown. Son los verdaderos pilares de la cultura y de la historia de este pequeño país. A orillas del río permanecen ciertos barrios que en su época eran sucios y repugnantes y que hoy se han reconvertido en otras zonas modernas repletas de ofertas gastronómicas y de ocio. Me estoy refiriendo a Boat Quay, Clarke Quay y Robertson Quay. Quizá el visitante que nunca estuvo aquí y pasee entre esos barrios no pueda llegar a hacerse la idea clara de lo que eran y de lo que son. Sólo viendo fotografías de algún museo de la ciudad que puedan describir de forma verídica la autenticidad de su origen puede uno llegar a imaginarse hasta qué punto ha cambiado la zona.

De todas formas, la ciudad alberga recuerdos imborrables que aunque han sido reformados y o restaurados, continúan siendo la esencia de su pasado. El distrito colonial, con sus fantásticas obras de estructura arquitectónica invita a pasear sin prisas, a detenerse varias veces, a sentarse y observar. Hay varios edificios emblemáticos como el Hotel Raffles, una joya entre los edificios de la zona y en medio de grandes centros comerciales. Porque si destaca por algo esta ciudad es por la cantidad de edificios entregados a centros comerciales. Verdaderos malls al estilo más norteamericano, gustos para todos los colores, opciones para los más exigentes y para los menos aventajados. La oferta de ‘shopping’ podría considerarse incluso de despótica o vergonzosa. Pero es en lo que ha desembocado toda la estructura creada y si ese fue el objetivo inicial cuando se urbanizó el futuro de la ciudad hay que decir que la misión está cumplida. Otra cosa será saber qué opinan los que la visitan.

Da la sensación de que no es un país hecho para los visitantes, y no es tanto por no tener oferta ni opciones a la hora de poder disfrutar de la isla, que las hay, sino que parece que sea un lugar creado para el que vive aquí, para el que gana su sueldo medio de aquí. Todo está creado para la facilidad del habitante nativo. Sus transportes públicos, puntuales, limpios, poco ruidosos, una extensa red de autobuses y de tren que te ofrecen la posibilidad de moverte por toda la isla a una velocidad más que sugerente. Unas aceras cómodas y anchas para que pasees todo lo que desees aunque la temperatura del ambiente te haga pensártelo varias veces y porque la humedad y el calor pueden hacerte sentir cansado cuando llevas varias horas caminando. De todas formas no se escatima en energía. En cualquier pequeño comercio, por no hablar de los grandes, la temperatura es a veces demasiado fría, los aires acondicionados no paran, no se detienen para crear la atmósfera necesaria para que el ciudadano se encuentre a gusto.

Malaca (Malasia)

Publicado: 29 de enero de 2012 en Rincones del Mundo
Etiquetas:, , ,

La Malaca de hoy ya tiene poco que ver con la Malaca de los libros de historia. Es cierto que muchos edificios quedaron intactos y que su bella arquitectura colonial permanece intacta para goce de los turistas que se agolpan por sus calles céntricas.

La vitalidad de la ciudad es evidente. La influencia china se ve en todos los rincones. La actividad comercial es frenética, no se detiene, desde primeras horas de la mañana hasta bien entrada la noche, los pequeños comercios permanecen abiertos ininterrumpidamente, el tráfico no se detiene, personas que recorren las calles arriba y abajo se mezclan con las oleadas de turistas que recorren todas sus esquinas, atentos para recoger esa foto que permanecerá en el recuerdo.

Eso es Malaca hoy, un paseo ameno, entretenido y alucinante por esas calles que albergaron tanta historia colonial, tanta historia local y tanto y tanto comercio. Sin duda si hubiera que ponerle un adjetivo a esta ciudad sería ‘comercial’. Y se nota esa experiencia porque han sabido adaptarse los lugareños a su nueva industria, la del turismo, y todo hoy, sobre todo la zona céntrica de influencia colonial y china, está enfocado hacia el turista.

Acaso es de todas las ciudades que se visitan en Malasia hasta hoy, la que sabe enfocar mejor su negocio hacia el turismo. Se nota en pequeños detalles pero se nota. Locales enfocados para que la gente entre y deambule por ellos de forma tranquila, sin agobios, tiendas de recuerdos por doquier, tiendas de artesanía local enfocada a la venta para el extranjero, así como sus locales de hostelería más occidentalizados, atrayentes para un público que busca complicidad con sus costumbres.

Existen cafés bien decorados, con flores en la mesa, con carta de tés y de cafés, con atractivas neveras expositoras repletas de dulces de la zona y de otros más clásicos. Existen locales con gastronomía occidental, mezcla y fusión entre la gastronomía china, malaya y europea. Sus habitantes se sienten orgullosos de todo ello y lo transmiten con naturalidad. Aquí el extranjero se siente como en casa puesto que es tratado como si estuviera en ella.

Mi paseo comienza con la visita al centro histórico, en la plaza llamada Town Square. Su principal emblema es la antigua casa roja de la ciudad de la época holandesa (Stadthuys) y junto a ella, en la misma plaza, la fuente que se erigió en honor de la Reina Victoria en 1904. También en la misma plaza está la iglesia de Cristo. Justo en frente está situado el puente sobre el río Malaca que da acceso directo a Chinatown. Sus engalandas calles por el reciente festejo del año nuevo chino no deja de sorprender. Llamativo y ancestral, tradicional y enormemente cargado. Pasear por las calles de este barrio emblemático se debe hacer sin prisas, parando tantas veces como haga falta e imaginando todo lo que se vivió en sus casas, en sus mansiones, en sus templos, en sus casas de opio y en sus pequeños comercios. Muchos edificios han caído en la dejadez, abandonados por circunstancias, pero otros permanecen muy bien conservados y dan una emoción indescriptible por ser parte natural del panorama de la zona.

Es una ciudad que está repleta de templos chinos e hindúes, además de algunas hermosas mezquitas y también posee una gran variedad de museos : desde el del Patrimonio Baba-Nonya, el Marítimo y Naval o el Cultural Cheng Ho.

Sin prisas y con toda la tranquilidad del mundo, no son ni necesarias cuatro horas para poder decir que se ha visitado a conciencia dicho barrio chino, que enlaza con el barrio colonial. La vitalidad no se detiene ni un solo momento y da igual que sean las primeras horas de la mañana o las horas más tardías de la noche para comprobar que los lugareños y los numerosos visitantes siguen disfrutando del revuelo natural que se forma en sus calles.

Cameron Highlands (Malasia)

Publicado: 26 de enero de 2012 en Rincones del Mundo
Etiquetas:, , ,

Las Cameron Highlands son las montañas más famosas y visitadas de toda Malasia. En sí es una estación de montaña que está situada a unos 60 km de Tapah. Su altitud base es de 1300 metros pero llega alcanzar casi los 2000 metros. Comprende una zona muy amplia, llena de colinas verdes, jungla espesa, bosques frescos y plantaciones de té, todo ello alrededor de la carretera que une las ciudades que comprenden la zona: Tanah Rata, Brinchang y Ringlet. Aunque pertenecen al estado de Pahang todos los visitantes acceden a ellas desde el estado de Perak por ser de mejor acceso.

El nombre le viene en recuerdo de William Cameron, un explorador inglés que trazó el mapa del lugar en 1885. Más tarde se añadieron los cultivadores de té, granjeros chinos y colonos con dinero que buscaban tierras frescas y fértiles y una temperatura más baja que en el resto del país. Y esa es otra de las claves del lugar, puesto que la temperatura media de las Highlands no supera casi nunca los 25 grados y tampoco baja de los 10 grados. Y lo cierto es que después de unos días visitando el país se agradece este clima.

Su terreno es muy fértil y es favorable a las hortalizas y flores. De hecho las flores que se cultivan aquí nutren a todo el país. Otro producto por el que se conoce esta zona son las fresas. Las hay de todos los tipos y son el primer recuerdo que compra cualquier visitante a su llegada además, lógicamente, del .

Es una zona para pasear, para descansar, para deleitarse con las plantaciones, con el panorama. Es un terreno ideal para hacer excursiones a través de la jungla o ascender algunas de sus montañas: Gunung Brinchang (2031 m), Gunung Berembam (1812 m), Gunung Jasar (1670 m) o Gunung Perdah (1576 m). También se pueden visitar templos, jardines de rosas y de fresas, granjas de té, todo ello en una atmósfera que se valora muchísimo por parte de todos los turistas.

Pero, como siempre ocurre, esa tranquilidad de antaño se está viendo empañada por la actividad urbanística y la construcción en los últimos años de enormes bloques de apartamentos  que han alterado de forma espeluznante el panorama visual de la zona. Se han producido muchos daños medioambientales, se han producido erosiones, se han secado arroyos y se han sufrido desprendimientos e inundaciones debido a todo ello.

Me decido por usar una de las rutas marcadas para caminar y ascender entre la jungla a una de las cimas próximas. La ruta la comienzo en Tanah Rata a eso de las diez de la mañana y aunque el termómetro marca 25 grados hay una ligera brisa y se siente fresquito a pesar de todo. La incursión por bosques, maleza y jungla hace que no se sienta tanto el sol aunque la humedad se va notando a medida que se va ascendiendo. La primera fase se alarga unos 2,5 km y es una caminata entretenida, con los sonidos de los pájaros y de las aguas de las cascadas próximas. No es agotadora puesto que combina el falso llano con zonas más escarpadas. Tras casi una hora se accede a un cruce donde hay dos posibilidades: o bien seguir ascendiendo hasta la cumbre Berembam, o bien elegir  la otra posibilidad y descender por el camino que va a dar a Brinchang.

Según la guía de viaje me informo de que a partir de ahora el camino se vuelve más duro y la hora y media que queda puede hacerse interminable. Me decido a continuar. Y la verdad es que la guía no mentía. El acceso cada vez se hace más escarpado, más pendiente y de más difícil acceso. Creo leer que son otros 2,2 km hasta la cima pero el rimo que se maneja es muy lento y tienes que ir descansando cada dos por tres. Además el terreno no te permite sentarte y tienes que ir descansando de pie. Sin embargo, la sensación es fantástica, todavía no he encontrado a ningún caminante en mi ruta y la soledad te envuelve como si formaras parte de la misma naturaleza. Y a pesar de que el sudor y el cansancio parece que no te dejen gozar del entorno el cuerpo se transforma para incorporarse a la escena en una maravillosa mañana.

La cima es un poco decepcionante porque la maleza y la cantidad de árboles que hay no te dejan ver con nitidez todo lo que te rodea. Para el descenso opto por una ruta que me llevará hasta las Cascadas Robinson. Aquí ya encuentro a varios excursionistas ascendiendo por la otra cara. Me avisan de que ese recorrido es largo y estrecho, y es que la parte dura comienza ahora. Descender se hace complicado, es un terreno muy escarpado, angosto, resbaladizo y de difícil movilidad, lo más sencillo es ir agarrándose a troncos y ramas que aparecen por cualquier sitio. Otros casi 4 km y casi dos horas de descenso que se convierten en agotadoras. Pero de nuevo  la sensación de caminar entre medio de la jungla, de vislumbrar los rayos de sol entre las cimas de los pinos y respirar un aire muy puro ya merece ese paseo.

La ruta termina prácticamente tras cruzar las cascadas que no seducen para nada pero que ayudan a refrescarte tras la caminata y a limpiarte de todo el barro que se te ha adherido durante la bajada. En algunos momentos las botas quedaban completamente hundidas en el fango y las manos ya aparecen manchadas de todo tipo de residuo natural.

Otra caminata me lleva de nuevo hacia Tanah Rata, en total casi 10 km de ruta y unas cuatro horas para acabar por contemplar desde la base todo el maravilloso panorama. El sol ha bajado un poco y la temperatura también, el viento que sopla se agradece para sentarse en un banco céntrico y disfrutar del bullicio del pueblo. La vida continúa al otro lado del bosque.

Estado de Perak (Malasia)

Publicado: 24 de enero de 2012 en Rincones del Mundo
Etiquetas:, , ,

Perak es un extenso estado que limita al norte con Tailandia y por el sur hasta el estado de Sengalor. Un estado que posee una rica historia, un variado paisaje y una gente muy agradable. Una de sus atracciones es la isla de Pangkor, en la costa, popular para los jóvenes viajeros desde hace décadas. Otra isla cercana, Pangkor Laut está orientada al turismo de lujo, una exclusiva zona dentro de Malasia.

Kuala Kangsar es donde se originó la industria nacional del caucho, en sus tiempos el motor de la economía nacional. Taiping es otro de los destinos interesantes pero por causas diferentes, aquí destacan sus jardines, sus restos coloniales y su zoo. Otra zona adorada por su entorno es la Reserva Forestal de los Manglares de Matang. La capital del Estado es Ipoh, una gran ciudad un poco destartalada con pequeños residuos coloniales algunas cuevas-templo budistas.

Perak es el lugar de acceso a las montañas donde se encuentran las conocidas Cameron Highlands (que pertenecen al estado de Pahang). Es la estación de montaña más importante del país sin duda alguna y uno de los destinos turísticos adorados por turistas y viajeros.

La historia de Perak se basa en su fama y en su riqueza debido a las abundantes minas de estaño. De hecho el nombre Perak significa ‘plata’ en malayo. El origen se remonta a principios del siglo XVI cuando el hijo del que fue último sultán de Malaca, Muzaffar  Shah, que comenzó su propia dinastía a orillas del río Perak (Sungai Perak). Lógicamente sus reservas de estaño fueron muy atractivas para las potencias extranjeras y sus vecinos más cercanos. Los holandeses fracasaron en su intento en el siglo XVII. En el XVIII los bugis por el sur y los siameses por el norte lanzaron ataques conjuntos pero la intervención de los británicos desbarató sus planes. Los chinos también se vieron atraídos por las minas y se registraron una gran cantidad de flujos de inmigrantes que formaron clanes rivales en cuanto se establecieron. El resultado de todo ello fue el caos absoluto.

Todo eso fue ‘aprovechado’ por los británicos para iniciar su primera incursión en la zona en 1874 mediante el gobernador Sir Andrew Clarke que presionó para que el sultán aceptara el pacto que denominaron Tratado de Pangkor, por el cual se comprometía a aceptar a un general británico al que debía consultar sobre cualquier asunto que no tuviera que ver con la religión o las costumbres malayas. Todo contribuyó a consolidar el poder británico en la zona. En 1875 el sultán Abdullah se vio obligado a aceptar las condiciones pero ese mismo año varios jefes locales de Perak unieron sus fuerzas para finalmente asesinar al general James Birch. Consecuencia de todo ello una pequeña batalla que se saldó con el exilio del sultán y el nombramiento de otro sultán por parte de los mismos británicos. Se nombró a otro gobernador que le dio otro aire a la zona, Sir Hugh Low, quien hablaba malayo con fluidez, botánico aficionado y gran experto en las costumbres locales. Los sultanes mantuvieron su estatus pero fueron más bien figuras decorativas. En 1885 se construyó la primera línea férrea del estado para transportar el estaño, eso conllevó un rápido desarrollo de la zona. Invadido por los japoneses durante la Segunda Guerra Mundial, Perak se unió a la Federación de Estados malayos en 1948 y en 1957 se unió al nuevo estado independiente de Malasia.

Palau Pangkor está a 40 minutos desde Lumut. Una isla turística sin más, famosa por sus buenas playas y una carretera que recorre la isla abarrotada de colinas cubiertas de jungla. El turismo y el pescado fresco son sus motores económicos. Es un destino de fin de semana para los lugareños más cercanos. Ipoh, la capital toma su nombre de un árbol venenoso que abundaba antiguamente en la zona. Se fundó en 1870 y prosperó rápidamente por el estaño. Hoy se la conoce como la ‘ciudad de las buganvillas’. Quizá hoy en día es más conocida por ser el lugar donde se cocinan los fideos de arroz denominados ‘kway teow’ y se dice que es la ciudad donde mejor se come de todo el país. Otro producto típico de la ciudad son los pomelos, algunos llegan a conseguir el tamaño de un balón de fútbol. El café blanco de Ipoh es otro de los atractivos: se elabora con margarina de palma y se sirve con leche condensada.

Kuala Kangsar fue sede de la realeza del estado cuando el sultán trasladó su corte allí. Ahí fue también donde se afianzó el dominio británico y es donde tuvo origen la gran industria del caucho aunque luego fuera eclipsada por otras ciudades. El centro de la ciudad es viejo y caótico, como casi todos los centros malayos, pero tiene zonas tranquilas y espaciosas. Una de las ciudades más atractivas de todo el país.

Chinatown (Penang)

Publicado: 24 de enero de 2012 en Rincones del Mundo
Etiquetas:, , ,

Inmiscuirse en este barrio garantiza unas horas de diversión, sorpresa, entusiasmo, excitación, animación, en definitiva, un paseo por el pasado dentro del futuro, o un paseo en el hoy con marcado acento antiguo. Se mire por donde se mire la visita no tiene un momento de descanso ni de aburrimiento. No se puede pretender pasar por sus calles como si la cosa no fuera con nosotros.  Una vez dentro eres uno más, compartiendo los miles de olores, a comida cruda, a fruta, a verdura, a especias, a pescado, a marisco, a carne variada, a cloaca, a gasolina, a perfume, a incienso, a una y mil combinaciones de aromas que te dejan el olfato hecho trizas en tan sólo unos veinte minutos. No eres capaz pasada una hora de distinguir ninguno de ellos, tu capacidad para distinguirlos queda bajo sospecha en cuanto giras la primera esquina.

Y lo bueno del caso es que por muy distinto que parezcas al resto de personas que deambulan sin parar por todas sus pequeñas callejuelas siempre pasas desapercibido, aunque te metas dentro de una cocina para fotografiar a una señora anciana mientras cocina o prepara algún plato típico, nada molesta del ajetreo continuo, de la actividad diaria. El mercado callejero llama a cientos de personas que transitan todas las calles en busca de sus productos. Y hay productos para dar y regalar, no hay manera de calificarlos. Aunque al principio puede parecer que están los puestos de fruta y luego los de verdura, enseguida averiguas que los de  pollo ya estaban entre los últimos y que los de pescado se van descubriendo a medida que avanzas. El espectáculo no tiene nombre, es para detenerse unos minutos y observar, detenerse y ser una parte del espectáculo. Un elemento más dentro de la escena. Una rata más dentro del laberinto de calles que serpentean a izquierda y derecha y de arriba abajo, junto a templos, junto a mezquitas, junto a comercios tradicionales semejantes a los del siglo XIX. Artesanos, mecánicos, pintores, cesterías, decoradores, dibujantes, todos completan una delicia para el visitante que asiste al show de la forma más natural posible, intentando no perder detalle alguno del panorama.

Se podría decir que la visita a este barrio de Georgetown ya da sentido a la visita a Penang. No hay momento para el descuido, cualquier segundo puede ser clave para detectar un detalle que se nos había quedado en el aire. Y da igual hacerlo de día para contemplar el maravilloso mercado matinal o hacerlo por la tarde para visitar algún templo o de noche para degustar algún plato típico en unos de sus puestos callejeros.

Además coincide mi visita al barrio con los prolegómenos y preparaciones para los festejos del nuevo año chino y todos buscan los últimos adornos, los últimos detalles para que la fiesta sea memorable. Muchas calles ya están engalanadas y la actividad en todos los comercios aseguran un éxito seguro a todas las celebraciones.

Georgetown (Malasia)

Publicado: 23 de enero de 2012 en Rincones del Mundo
Etiquetas:, , ,

La capital de Penang ofrece un panorama fantástico para el visitante. Esta bulliciosa ciudad está llena de pequeños comercios de marcado carácter chino dado que es la población mayoritaria. No dejará indiferente a ninguno de los viajeros que quieran descubrirla. Está llena de colorido, de movimiento y de arquitectura colonial intacta que permanece para gusto de los ojos foráneos. Los trishaws (bicicletas que tiran de un pequeño carruaje para pasajeros cubiertos por un pequeño toldo)  se entremezclan entre los turismos por todas las calles de la ciudad, transportando a turistas sedientos de emoción y deseosos de descubrir los secretos que esconde esta deslumbrante ciudad malaya. Un laberinto de estrechas calles no dejan de mostrar toda clase de sorpresas.

Pequeñas tiendas que venden productos antiguos, con taller artesanal incluido, oficios que parecían abandonados por la humanidad renacen ante la mirada atenta y asombrada del viajero más sagaz. Hombres y mujeres tejiendo cañas o varillas de incienso, o tallando madera al estilo tradicional, adivinos del futuro (o lo que sea), un retroceso a siglos atrás según la esquina que decidas girar. Todo puede cambiar si la elección final es hacia la izquierda o hacia la derecha.

Cantidad de templos chinos e hindúes se mezclan con mezquitas musulmanas. Una interminable lista de tiendas de todos los productos imaginables se agolpan puerta a puerta para que el paseo sea entretenido y fascinante. Porque esta ciudad es para eso, para pasear. Sin prisas, deteniéndose donde nos apetezca, donde haga falta. No hace falta andar mucho para sorprenderse con algún pequeño detalle y además no nos quedaremos sin oferta tanto gastronómica como de hoteles para todos los gustos.

Es una ciudad con vida, de eso no cabe duda. Y la vida la dan también toda la multitud de turistas que caminan de arriba abajo, de una calle a otra, mezclándose con los comerciantes chinos que van de aquí para allá. Una ciudad que se descubre a pie, caminando, contemplando las arquitecturas coloniales que permanecen intactas,  bien cuidadas, dentro del barrio colonial, justo al lado del barrio indio conocido como ‘Little India’, aunque con mucho encanto se queda diminuto frente al gran Chinatown, que domina buena parte de la mayoría de la actividad comercial de la ciudad.

Acaso andar y andar para perderse es lo deseable. Perderse para encontrarse de nuevo, dentro de un callejón con alguna casa abandonada, con algún puesto de un mercado callejero. Acaso andar y perderse es la opción más elegida puesto que absorber todos los detalles que impregnan sus calles no permite estar concentrado al cien por cien para poder guiarse correctamente.

Mi paseo comienza temprano, para intentar no coger demasiado calor aunque a las nueve de la mañana ya está pegando el sol de lleno. Lo primero que visito es la Torre del reloj que se construyó en honor a la reina Victoria de Inglaterra en 1897. Justo al lado deslumbra el Padang, que consiste en un campo de césped para el juego y abierto que es típico de todas las ciudades coloniales malayas. Éste alberga el edificio del ayuntamiento de la ciudad y el consistorio y llega hasta el paseo que da al mar justo al lado del Fuerte Cornwallis, una vieja muralla, lugar donde por primera vez desembarcó el capitán Light en 1786. Al principio el fuerte que se construyó era de madera pero más adelante y gracias a la mano de obra de convictos se sustituyó por la actual estructura de piedra. Hoy sólo quedan en pie los muros externos del fuerte y la zona interior es un parque. Hay una iglesia anglicana que destaca por ser la más antigua del sudeste asiático, la de San Jorge, construida en 1818 por presos.

Little India, es un pequeño enclave animado que usa varias calles envueltas en el aroma de incienso y con esquinas desbordadas de música de Bollywood, aparte de las típicas tiendas de ropa hindi y saris, templos y restaurantes, que posee una atmósfera especial y es muy interesante para visitar.

Capítulo aparte merece el barrio de Chinatown por su espectacular colorido y animación. Y tampoco falta sitio en esta ciudad para su barrio financiero con sus grandes centros comerciales dispuestos a ofrecer lo último en tecnología y en restauración occidental. Una ciudad con atractivo, abierta al visitante y experta en comerciar con lo que sea. Muchos siglos de experiencia en esa clase de actividad dan una solvencia y una categoría fuera de duda.

Penang (Malasia)

Publicado: 21 de enero de 2012 en Rincones del Mundo
Etiquetas:, , ,

Unas tres horas tarde el ferry que lleva desde Kuah (Langkawi) hasta la capital de Penang (Georgetown). Un trayecto tranquilo por las aguas del Mar de Andamán que se decora con los islotes que aparecen a un lado y el otro durante buena parte del recorrido hasta introducirse en el Estrecho de Malaca. Penang es uno de los lugares más visitados de Malasia. De hecho se la conoce como la ‘Perla de Oriente’. La característica principal de este estado malayo es que es el único donde predomina la población china. Eso le da un aspecto diferente, colorido, atractivo y muy particular. Uno se percata de esta circunstancia nada más atracar el ferry. Ya no se ven tantos velos en la cabeza de las mujeres malayas. Aquí predominan los rostros más amarillos y pálidos, los ojos más cerrados, la actividad comercial se vuelve enérgica y activa y el  movimiento comercial fuera de lo común si lo comparas con lo que has ido viendo durante los últimos días.

Penang y sus orígenes son poco conocidos. Parece ser que en el siglo XV los chinos ya conocían la isla que estaba deshabitada. Fue un mercader inglés, el capitán James Lancaster, quien en 1593, atracó por primera vez. Se encontró con un panorama solitario y salvaje. Y parece ser que hasta el siglo XVIII no aparecieron los primeros colonos procedentes de Sumatra .  La isla estuvo en manos del sultán de Kedah hasta 1771 cuando firmó un acuerdo con la Compañía Británica de las Indias Orientales. El acuerdo era muy básico: se cambiaban derechos comerciales a cambio de ayuda militar contra Siam (Tailandia).

En 1786 los británicos tomaron posesión de Penang. Lo hizo el capitán Francis Light que la renombró como Georgetown en honor al príncipe de Gales que luego pasaría a ser rey de Inglaterra con el nombre de Jorge IV. La idea de Light fue poblar la isla y para eso ideó un plan con varios detalles e ideas muy sugerentes: primero permitió a todos los recién llegados reclamar todo aquel trozo de tierra que pudieran limpiar por ellos mismos; más tarde creó un puerto libre para el comercio y libre de impuestos; y finalmente promovió un ambiente tolerante y liberal para que fuera atractivo para todos los colonos de todo Asia que desearan asentarse  en la zona. Los resultados de su plan fueron un hecho  puesto que a principios del siglo XVIII en Penang vivían más de 10 mil personas.

La economía tardó en desarrollarse en la isla porque  los primeros europeos que se instalaron establecieron sólo plantaciones de especias (la demanda dominaba el mercado), pero eran cosechas  que tardaban mucho tiempo en recogerse y además requerían un gran desembolso y una gran inversión inicial. Los siguientes colonos fueron más prácticos y sembraron azúcar y coco, aunque la agricultura siempre tuvo el problema de la falta de mano de obra.

A mediados del siglo XIX Penang ya se había convertido en un comercio importante del opio chino, lo que aportaba más de la mitad de todos los ingresos de la isla. Ahí comenzó a conocerse a Penang por su mala reputación, por sus burdeles, por sus garitos de apuestas. En definitiva, un lugar peligroso donde dominaban las mafias chinas.

En 1867 fue cuando la violencia alcanzó su clímax. Unos disturbios graves se sucedieron entre dos sociedades secretas chinas rivales. Los británicos multaron a los dos grupos con grandes sumas de dinero y se vieron obligados a establecer una fuerza policial permanente dentro de la colonia.

Aunque posteriormente se desarrolló económicamente nunca pudo llegar a alcanzar el esplendor de Singapur, pero quizás, gracias a ello, pudo conservar todas sus riquezas y arquitecturas culturales y coloniales. En la década de 1960 Penang se convirtió en puerto libre. Y desde entonces experimentó un rápido crecimiento económico aunque más tarde perdió su condición de puerto libre que se fue a parar a manos de la isla de Langkawi. De todas formas, actualmente el turismo sigue siendo la fuente de ingresos que no se detiene y que sigue en aumento y que le da vida a toda la isla.

El panorama que ofrece la isla es una sucesión de jungla y costa. Hay tierras de labranza por donde se mire, al igual que plantaciones y pueblos de pescadores.  Sigue siendo una visita obligada para cualquier viajero que se preste a descubrir Malasia. Destacan las playas del norte donde los hoteles de lujo y los resorts privados ya se han instalado desde hace años y que presumen de una ocupación muy alta durante todo el año debido a las buenas temperaturas que posee el territorio.

Langkawi (Malasia)

Publicado: 20 de enero de 2012 en Rincones del Mundo
Etiquetas:, ,

Hay muchas leyendas que cuentan la historia de esta isla del Mar de Andamán. El nombre que tiene, Langkawi, combina dos palabras malayas que significan águila (helang) y fuerte (kawi). Quizá la leyenda que más gusta a los lugareños es esa que habla de una doncella llamada Mahsuri, quien fue acusada injustamente de adulterio y que antes de ser ejecutada lanzó una maldición a la isla que sería capaz de prolongarse durante más de siete generaciones. Dicen que al ser inocente brotó de ella sangre blanca y por eso son blancas las arenas finas de las playas de la isla.

Quizá Langkawi posee las mejores playas de todo Malasia. Son muchas y todas ellas de alta calidad. La más conocida, popular y concurrida es la llamada Pantai Cenang, y es la que concentra mayor número de visitantes, de hoteles. Además es popular para todo tipo de turistas, para todo tipo de edades y todavía no da la sensación de estar plenamente masificada. Sólo el tiempo podrá decir si aguantará como está o no. Pero hay más, como por ejemplo, su continuación que se llama Pantai Tengah, u otras más alejadas como Pantai Kok Beach, Tengkorak Beach o Tanjung Rhu. Su entorno es un paraíso, eso que todos imaginamos de vez en cuando queremos desconectar de nuestra rutina habitual. Playas de arena blanca rodeadas de colinas y montañas verdes, llenas de jungla, decorada por arrozales y por una selva viva y fresca. Lugar ideal para parejas, familias y mochileros. Está situada a unos 30 km de la costa y se accede a ella mediante un ferry que se toma en el puerto de Kuala Kedah, aunque desde varios puertos cercanos es posible hacerlo. También desde la cercana Tailandia.

Es una isla donde se puede practicar infinidad de deportes y aficiones. Aventuras varias, excursiones, caminatas, ascensiones, rafting o simplemente disfrutar de la tranquilidad de su entorno. Porque eso realmente es lo que proyecta su visita. Tranquilidad. Y se nota que todavía no ha sido convenientemente explotada ni por turistas ni por explotadores turísticos, en comparación a otras zonas turísticas próximas. En total alberga esta área casi cien islas desperdigadas por toda la zona del estado de Kedah, aunque sólo la principal, Langkawi puede decirse que está habitada. Para añadir atractivo al lugar desde 1986 la isla se declaró como zona libre de impuestos y cada vez recibe más visitantes nacionales que aprovechan su estancia o un breve espacio de tiempo para aprovisionarse con todo lo que puedan. Un litro de gasolina no representa ni 0,4 céntimos de euro por poner solamente un ejemplo. Aunque el alcohol y el tabaco juegan un papel importante, los productos de primera necesidad son hasta un 20% más baratos.

Acoge esta isla diversos acontecimientos que le han dado una cierta importancia como la Feria Internacional Marítima y Aeroespacial (LIMA), el Festival de las Artes y Oficios (LACRAF), el Festival Internacional del Agua y el Festival Internacional de las Artes (LIFA) y gracias a su pequeño aeropuerto recibe cada año más visitantes. La capital de la isla se llama Kuah, es el punto de llegada de los ferries y está dedicada a los servicios y a los grandes comercios. Las zonas playeras quedan al otro lado de la isla. La oferta hotelera ha ido aumentando con el paso de los años pero hay opciones para todos los presupuestos, desde los lujosos resorts, totalmente cerrados al exterior y con playas privadas, hasta los sencillos moteles u hostales para mochileros. La oferta culinaria también se extiende por los mismos cauces.

Una de las mejores formas de conocer la isla es alquilando un coche, una motocicleta o una simple bicicleta, todo va según los gustos o el presupuesto de cada uno. Pero no queda otra manera dado que no existen los autobuses públicos. Yo me he decidido por una motocicleta, más práctica y más cómoda que las dos otras opciones. Y nada más arrancar y dejar atrás Cenang (2 km) ya me doy cuenta de que la masificación carece de importancia en esta isla. Enseguida me envuelven colinas verdes, me veo rodeado de palmeras por todos lados y una selva amable y fresca por todos los lados de la carretera. Se accede fácilmente a cualquier punto de la isla puesto que las pocas carreteras construidas son muy buenas. Lo primero que hago es recorrer la parte costera cercana a Cenang hasta Pantai Kok pero antes he tenido que dejar a mi derecha y rodeándolo el aeropuerto. Al final de la zona de playas la carretera finaliza en 7 Wells Waterfall. Una montaña con pequeñas cascadas que se asciende por un sendero rodeado de selva y que deja algunas pozas para poder bañarse. Arriba de todo se puede coger un teleférico (Cable Car) que desciende hasta Oriental Village.

Siguiendo la carretera por el interior se llega a un cruce, la opción de la izquierda nos lleva hasta el otro extremo de la isla donde se encuentra Datai Bay, una zona relajada y medio abandonada donde se ha puesto en práctica el negocio del golf, y la opción de la derecha recorre la parte norte de la costa hasta Tanjung Rhu, pasando por otras playas, no tan hermosas como las de Cenang. El camino deja después dos opciones nuevamente, siguiendo por el interior se accede al mausoleo de Mahsuri, aquí seguimos leyendo más cosas sobre ella, como sus poderes mágicos que servían para que todo aquel que intentaba ejecutarla fracasaba en sus intentos hasta que concedió su muerte. Hoy en día esta zona es conocida como Kota Mahsuri. El complejo consta de un santuario con el mismo nombre, una reproducción de una casa tradicional, un teatro y algunos puestos de comida. De vez en cuando se realizan actuaciones musicales. Si se continúa por el otro lado del cruce la carretera nos lleva hasta Durian Perangin, unas cascadas que según cuentan es mejor visitar entre septiembre  y octubre por la caída grande de agua y finalmente a la capital Kuah, donde no hay mucho que ver pero sí que hacer si se tienen ganas de chafardear en tiendas y pequeños comercios.

La isla no es grande y es agradable pasear con la motocicleta pero cuando te quieres dar cuenta han pasado casi cinco horas entre paradas y demás y el sol agota. He hecho sin darme cuenta casi ciento cincuenta kilómetros y casi toda la isla recorrida. Para los que pasen muchos días en la zona son interesantes los circuitos que se realizan a islas cercanas como Beras Besar o Singa Besar, aunque la más grande es la de Dayang Bunting.

Estado de Kedah (Malasia)

Publicado: 18 de enero de 2012 en Rincones del Mundo
Etiquetas:, ,

El estado de Kedah junto al de Perlis son los motores económicos del país. Los dos tienen frontera con Tailandia y ambos generan por sí solos más de la mitad de los recursos de toda Malasia. Se dice pronto porque si nos fijamos en la extensión de estos dos estados tampoco parecen ser tan grandes. Sin embargo, y a pesar de ser tierras eminentemente agrícolas, dedicadas al arroz básicamente, han sabido hacer del turismo una fuente de ingresos con una energía más que evidente.

Es obvio que el poder natural del terreno radica principalmente en el hermoso centro vacacional que se ha creado en la zona insular de Pulau Langkawi, con hermosas playas de arena blanca y colinas selváticas visitadas por miles de turistas durante todo el año. De hecho el desarrollo turístico está siendo imparable incluso para el medio ambiente, aunque quedan algunos reductos que permanecen un tanto vírgenes o lo bastante tranquilos a pesar de la masificación que se está produciendo en la zona.

Además existe un aliciente mayor para todos los asiáticos que visitan la zona ya que la isla de Langkawi está exenta de impuestos con lo que la convierten en un atractivo aún mayor y un imán para la compra intempestiva de miles de vecinos, generalmente malasios y de otros países colindantes. El clima en esta zona es totalmente tropical con temperaturas que oscilan todo el año entre los 20 y 30 grados centígrados y con una humedad que no suele bajar del 90%.

Kedah es un estado eminentemente malayo aunque los tailandeses tuvieron su influencia hasta el siglo XIX y los británicos no lograron establecerse en dicha zona a pesar de que lo hicieron por casi todo el país. Debido a la gran cantidad de kilómetros cuadrados llenos de arrozales el estado toma un carácter muy rural y agrícola.

Durante los siglos VII y VIII, Kedah pagaba tributos al Imperio de Sumatra. En el siglo XVII la zona fue atacada por los portugueses para pasar luego a manos de los siameses. Siam se la cedió a los británicos a principios del siglo XX y fue esta la primera zona que invadieron los japoneses durante la Segunda Guerra Mundial.

Para recorrer los 460 kilómetros que hay desde Kuala Lumpur hasta Alor Setar decido coger un autobús. Según me cuentan tarda unas seis horas siempre y cuando salga a su hora. Primer apunte: no sale a su hora. De hecho, tengo que esperar más de veinte minutos en la plataforma número 10 (por donde me dijeron que salía)y no hay manera de encontrarlo. Y si pregunto a alguno de los trabajadores o chóferes que deambulan por el recinto ninguno es capaz de decirme algo concreto. Luego me doy cuenta de que para los malayos la ciudad es conocida como A.Star, literalmente. Y el autobús, aunque con retraso, finalmente aparece. Y aunque en algunas paradas próximas se suben varias personas no lo llenamos ni a la mitad de su capacidad. Me doy cuenta de que soy el único extranjero dentro de él. Eso sí, llegamos puntuales. Han sido seis horas.

Para llegar a Langkawi debo ir primero a Kuala Kedah, una pequeña ciudad pesquera a 11 km de A.Star. Me dicen los taxistas que no hay autobús directo hasta Kuala y que lo mejor es coger un taxi. Y aunque el precio no es desorbitado (entre 5 y 6 euros) me parece una opción demasiado obvia y me decanto por seguir con la aventura y coger un viejo autobús que según el conductor me dejará en un sitio donde puedo coger otro autobús que me llevará a la estación de ferries. Y digo todo esto no porque entienda lo que me dice sino gracias a la traducción amable que me hace en un perfecto inglés una agradable chica malaya mientras el conductor sigue entretenido en llenar de agua el radiador del autobús. Quizá lo mejor de mi elección será poder conocer a Naz, que es el nombre de mi improvisada guía. Gracias a ella me entero de que aunque los ferries salen cada media hora, el último del día sale a las siete de la tarde y según sus cálculos no está segura de que lleguemos a tiempo. Son las seis y según ella está a veinte minutos de donde nos encontramos. Tranquila, le digo. Tenemos una hora para llegar. Qué iluso. El primer autobús no tarde mucho, pero el segundo… quién iba a creer que el autobús va a parar cada veinte metros y que iría dejando a todos los pasajeros que se iban subiendo en la misma puerta de su casa. Las paradas son continuas y sucesivas hasta que la sonrisa tonta se apodera de mí recordando mi afirmación: ‘tranquila, tenemos una hora para llegar’. Pues menos mal, porque justo cuando llegamos a la estación quedan diez minutos para que zarpe el último ferry. Un ferry que tardará casi dos horas en llevarnos a la isla. Un tiempo que aprovecho para conocer algo mejor a Naz y la vida en Malasia según ella. Me cuenta de que es encargada de uno de los dos Starbucks que hay en la isla, justo en el que está situado en el aeropuerto. Le gusta viajar y siempre intenta ahorrar para escaparse unos días donde sea. La empresa le paga la vivienda que comparte con algunos compañeros de trabajo y aunque dice estar contenta con su sueldo me dice que acaba de llegar de pasar unos días en Singapur visitando a algunos amigos y que los sueldos allí no se pueden comparar. De todas formas, a pesar de que está enamorada de Singapur, de su organización y de su estructura, me cuenta que los habitantes de allí no dejan de ser soberbios y pijos, serios y distantes, difíciles de carácter y poco sociables en comparación a los malayos. Se declara feliz en la isla de Langkawi y me cuenta que de momento no quiere cambiar de aires.

Naz no es alta, digamos que está dentro de la media de las chicas malayas. Pero sí tiene detalles que le hacen parecer muy occidental. Su pelo corto, moderno, sus ropas y complementos, por no citar su ‘Blackberry’ de la que dice estar encantada le dan una apariencia completamente distinta a la mayoría de chicas malayas.  Me dice que sólo paga 5 euros por el servicio básico de internet y que le encanta estar conectada. Aunque no le pregunto su edad aparenta la treintena y a la pregunta de que si está casada me dice que no, que hoy en día una mujer malaya con trabajo y dinero no necesita un marido. Aunque ella no es la norma me comenta. Le pregunto a qué edad es normal tener hijos para una mujer malaya y me dice que eso ha cambiado, antes era normal tenerlos muy  jóvenes, de quince a veinte años. Ahora esto ha cambiado, una puede tenerlos cuando crea oportuno. La puesta de sol desde el ferry se ve preciosa tras un largo y duro día de viaje. Tan sólo dos horas más y habré llegado a mi destino de hoy.

Kuala Lumpur /2 (Malasia)

Publicado: 15 de enero de 2012 en Rincones del Mundo
Etiquetas:, ,

Un domingo a las 8 de la mañana parece que va a ser tranquilo en cualquier parte del mundo. No es así. A esa hora muchos locales ya están abiertos y muchos capitalinos se sientan en sus terrazas para saborear desde un té, un café (o lo que sea), algo de comer o simplemente para charlar o leer el diario. Hay una vida intensa a pesar del día y a pesar de la hora. Y el tráfico, a medida que pasan las horas se hace cada vez más intenso, como si de un día laboral se tratara. Además los comercios abren y los centros comerciales también. Los pequeños comercios parece que no cierran nunca y los puestos ambulantes lentamente van levantando sus pequeñas puertas metálicas o simplemente colocan sus productos en los lugares previstos para ello o en los mismos carros que sirven de estructura y de base para su negocio.

Un domingo parece un día estupendo para pasear y visitar la gran plaza de la Independencia. La gran Dataran Merdeka tiene en sí misma mucha historia. Para conocerla lo mejor es dirigirse al Museo Nacional, completamente gratuito y que solo por su edificación colonial ya merece la pena. Solo se está utilizando la primera planta puesto que las obras de rehabilitación continúan en la segunda planta. Varios murales indican en breves fotografías y vestigios del pasado lo que fue la etapa colonial del país, así como su cultura, su arte, su artesanía y su historia. También ayudan las fotografías a darse cuenta de cómo era la plaza en su origen y el cambio que ha experimentado con el tiempo.

Fue en esta plaza histórica donde los malayos se congregaron el 31 de agosto de 1957 para proclamar su independencia. Varios son los edificios interesantes que se congregan alrededor de la citada plaza. El mismo Museo Nacional, la Biblioteca de Kuala Lumpur, un edificio de estilo colonial de la época Tudor, el edificio del sultán Abdul Samad y sus bellísimas cúpulas color cobre que pasa ahora por acoger la sede de los altos tribunales del país. Al otro lado del enorme campo de césped (antigo campo de cricket) se observan los arcos conmemorativos de la independencia y justo detrás la Iglesia de Santa María construida en 1894. La fuente de la Sarracenia en medio de los jardines es un oasis de frescura con el sol dando de lleno en la plaza.

Más allá de la plaza y dirección norte se accede lentamente al barrio conocido como Little India. No hacen falta más que recorrer unos 500 metros para observar con detalle que el panorama colonial ha desaparecido para internarse de lleno en la cultura comercial india. Un mercado callejero en forma de media luna hace de entrada al gran mercado  de puestos de todo tipo de artilugios, saris, pañuelos, ropa deportiva falsificada, relojes que andan y no, joyas de oro, de plata o lo que haga falta, tiendas de DVD y de CDs, todo ello ambientado con las bandas sonoras más conocidas de las películas de Bollywood y con el aroma imprescindible de incienso, curry y putrefacción. Los olores forman parte del recorrido.

Sin ellos nada parece lo mismo. Mientras vas caminando te das de lleno con diferentes puestos de comida y de bebida. Algunos te hacen un zumo de frutas, otros ya lo tienen preparado y sólo te lo sirven en vasos de plástico y algunos puestos sirven comida típica para llevar. Los asientos y el espacio escasean, con lo cual no es menester sentarse en ningún de ellos. Tan sólo se trata de mirar y comprar. Se agradece que los vendedores no sean pesados, ni intenten a toda costa que compres algo. Algunos simplemente se dirigen a ti con una mirada, sonríen y saludan amablemente con la cabeza. Comparado con otros países es algo que se agradece profundamente.

Varios edificios coloniales y de art decó sobresalen entre las derruidas construcciones del barrio. Algunos hoteles ya abandonados, cines legendarios que ya sólo permanecen en la memoria por el nombre que todavía reza en las fachadas tristes y medio derruidas. El paso del tiempo es un síntoma evidente en este barrio, al igual que en muchos otros. Mientras alzas la vista y los rascacielos de las diferentes multinacionales sobresalen a los cuatro lados. Seguimos asistiendo al espectáculo de los contrastes.

Hoy será hora de probar la comida india que para eso me encuentro en pleno barrio original. La verdad es que se hace difícil elegir un lugar puesto que ninguno de los cientos que ves te seducen o te atraen. De todas formas una típica comida india siempre sienta bien. Tras ella es hora de volver paseando hasta la zona del Triángulo Dorado , donde sí que se hace evidente el cambio. Aquí relucen los centros comerciales y la vida parece diferente. Los locales ya son muchos internacionales y lugares ya globales mundialmente conocidos se encuentran desde hace tiempo ocupando las mejores esquinas.

Kuala Lumpur (Malasia)

Publicado: 15 de enero de 2012 en Rincones del Mundo
Etiquetas:, ,

Kuala Lumpur ha ocupado un segundo plano durante mucho tiempo en el marco del sudeste asiático. Actualmente pasa por un buen momento y en la vitalidad de sus habitantes se comprueba rápidamente. Es una ciudad donde emergen decenas y decenas de grandes ‘Malls’ o grandes almacenes al más puro estilo norteamericano. Son grandes consumidores y se denota con facilidad con sólo echar un vistazo en sus calles.

Aún así sigue siendo una ciudad de contrastes. Contrastes continuos con los que el viajero se va encontrando en cada esquina, en cada calle y en cada barrio. Hay un Kuala Lumpur sorprendentemente  rico, moderno y cosmopolita y otro Kuala Lumpur decadente, viejo y desarreglado. Todo tiene su encanto, sólo hace falta saber encontrarlo.

El primer paseo de la mañana va dedicado a la zona más financiera y más próspera de la ciudad. Es quizá la zona más famosa fuera de Malasia, dominada por las impresionantes Torres Gemelas llamadas ‘Petronas’ por ser la sede de la compañía nacional de petróleo y gas y, hasta hace poco, las más altas del mundo con 452 metros de altura y 88 plantas. Las dos están unidas  por un paso suspendido a 170 metros de altura y que es conocido como ‘Skybridge’ por ser la zona de visita para contemplar la panorámica de la ciudad.

Pero junto a las Torres Gemelas se concentra un núcleo de recreo, negocio y vitalidad fuera de lo normal. Varios grandes bancos internacionales tienen su sede en la zona dentro de edificios de diseño, junto a varios edificios que albergan grandes cadenas hoteleras y acompañando al KLCC  (Kuala Lumpur City Center), un recinto que alberga un parque con un pequeño lago, un centro de convenciones, un gran centro comercial, un auditorio de fama mundial, un centro científico interactivo y un Acuario, que permite ver tiburones tigre en un pasillo submarino de casi cien metros de largo. También hay una galería de fotografía y pintura contemporánea.

Pero si sigues caminando te das cuenta de que la ciudad no se ha hecho para ello. Las aceras son imperfectas, irregulares o inexistentes, según por dónde te mueves. No existen grandes aceras, ni grandes paseos, sí que existen grandes avenidas pero todas dedicadas a los turismos y motocicletas que marcan el ruido y el paso de la gran urbe. Y mientras caminas puedes darte de cara con un edificio de última generación, completamente nuevo y recién estrenado, con un diseño fuera de lo normal junto a una zona de viviendas derruidas o semiderruidas. Son estos los contrastes habituales. Sin embargo, cuando observas a los habitantes y paseantes te das cuenta de que no hay tantos tipos de clases sociales, al menos en apariencia. Sí que existen multitud de razas debido a los orígenes histórico-culturales del país. Y esas razas y culturas se divisan en todas sus calles y en todas sus expresiones.

Pero quedan todavía algunas zonas de marcado estilo original como Chinatown. No es esta una zona tan extensa como el famoso Chinatown de Bangkok pero guarda las mismas características. Calles estrechas, aceras inservibles por los productos de los comerciales, tráfico embutido por doquier y una mezcla horrorosa de olores a todo y a nada. Si realmente cerraras los ojos y dedicaras unos minutos a intentar describir todos los aromas que siente tu olfato la lista sería extensa pero ahí van los más llamativos y los que más recuerdo: incienso de mil aromas, comida frita, refrita o comida en general, fruta variada, flores diversas, putrefacción y cloaca, gasóleo quemado, todo sin orden establecido y con la proporción a gusto del consumidor. La lista, como digo, podría ser más extensa, pero todos esos detalles conforman el ambiente del barrio. Bullicioso lugar delimitado por unas cuantas calles, algunas peatonales aunque se nieguen algunos, constituye una gran aventura a gusto del turista ávido de color y olor, acaso intrépido comprador dentro de su gran Mercado Central.

Una comida en cualquier lugar de esa zona garantiza un plato típicamente chino y a un muy buen precio. Buen momento para deleitarse con alguna apuesta culinaria conocida para comenzar la tarde y para olvidarse de la cultura gastronómica occidental. Dejamos atrás ciertos hábitos para adentrarnos en otro mundo igualmente fascinante. Una sopa del día compuesta de verduras y pollo me sirve de aperitivo (1 euro), para continuar con un sorprendente cerdo crujiente servido de forma sencilla pero limpia, cortado en filetes y acompañado de salsa de soja, arroz blanco y algo de pepino natural (2,5 euros). El precio del refresco parece no guardar relación con el resto de la comida (1,5 euros). En resumen, 5 euros muy bien utilizados y que sirven para dar la energía suficiente para continuar el paseo.

A los habitantes de Kuala Lumpur les encanta salir a comer, ya sea en un puesto callejero o en uno de los miles de establecimientos dedicados a ello. El servicio es limpio en general y muy rápido y no ocupan mucho tiempo en hacerlo, puesto que una vez que han terminado de comer pagan y se van. No hay cultura de sobremesa al menos por el día. Quizá al ser sábado es momento para visitar alguno de sus centros comerciales y no tanto para charlar en un local. Y eso es precisamente lo que hago a continuación, meterme de lleno en uno de esos grandes centros comerciales por donde no sabes realmente cómo moverte. La experiencia es abrumadora por inquietante aunque no tiene que ser muy extensa en el tiempo para poder hacerte una idea.

Auroras boreales

Publicado: 11 de septiembre de 2011 en Rincones del Mundo
Etiquetas:, ,

Las auroras polares, también conocidas como auroras boreales, son un fenómeno en forma de brillo o luminoscencia que aparece en el cielo nocturno, usualmente en zonas polares, aunque puede aparecer en otras partes del mundo pero por cortos períodos de tiempo. El nombre viene de ‘Aurora’, que tiene su origen de la diosa romana del amanecer y de la palabra griega ‘Boreas’ que significa norte. Normalmente se hace visible desde octubre a marzo. Aunque los mejores meses para verlas son enero y febrero dado que las temperaturas son más bajas.

¿Cómo se produce una aurora boreal? Debido a que una masa solar choca con los polos norte y sur, produciendo una luz difusa pero muy predominante. Las auroras boreales tienen formas, estructuras y colores muy diversos que además cambian rápidamente con el tiempo. Puede iniciarse como un arco aislado y alargado y se puede extender horizontalmente, casi siempre en dirección de este a oeste. Cuando se acerca la medianoche el brillo aumenta. La duración puede ir desde varios minutos hasta varias horas. En Escandinavia la conocen como ‘Luz del Norte’. 

   (Tromso)

(Laponia noruega)

(Tysfjord)

Para ver una aurora boreal hay que ser paciente. Hay que recordar que estás completamente a merced de la naturaleza y parece que le guste jugar al escondite. Hay que quedarse en una zona por lo menos una semana, aunque es preferible al menos dos. Puede ser que aparezca con todas los colores o solamente como una cortina de verde eléctrico. Nunca hay dos auroras boreales iguales. A veces muestra una explosión final durante uno o dos minutos en forma de corona. Tras eso se termina de golpe y uno se llega a preguntar si fue real o no.

Atracción turística noruega por excelencia. El sol de medianoche también es otro de los fenómenos de este país. Para ver las auroras boreales el mejor sitio es la zona de Finnmark. El pueblo sami que lo habita es otra de las atracciones de esa gran zona del país.

Bryggen (Bergen)

Publicado: 17 de julio de 2011 en Rincones del Mundo
Etiquetas:, ,

El Bryggen es la postal más típica que todos recordamos cuando queremos hablar de Bergen. Quién no conoce esa estampa. Es lo más llamativo y quizá lo más hermoso de la ciudad, entre otras muchas cosas, por supuesto.

La palabra ‘bryggen’ significa muelle o embarcadero en noruego. El llamado Bryggen de Bergen es un barrio histórico situado justo al lado de la orilla del muelle donde se asienta la ciudad, salida para visitar los famosos fiordos. Hasta la Segunda Guerra Mundial su nombre era ‘Tyskebryggen’ (embarcadero alemán). Todo tiene su porqué. Bryggen era el lugar donde todos los comerciantes de la Liga Hanseática se establecieron en 1360.

Durante todos los años desde su origen ha sufrido varios incendios, dado que todos sus edificios estaban y están construidos en madera. Hoy en día más de la cuarta parte de los que podemos admirar fueron construidos tras el incendio que asoló el lugar en 1702. Incluso algunos son todavía más recientes.

Todavía se conservan algunos sótanos de piedra que tienen su origen en el siglo XV. Tras el último incendio de 1955 se construyó un museo y un hotel de ladrillo que fue muy polémico. En la actualidad es una zona eminentemente turística. Los turistas pasean arriba y abajo, haciendo fotos de todos los edificios, sorprendidos por ver lo desigual de sus construcciones, relajándose en alguna de sus terrazas para contemplar la puesta de sol que en verano puede ser a partir de las 11 de la noche.

Declarado en 1979 Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, el Bryggen tiene prohibido por el Ayuntamiento de la ciudad colocar sombrillas en las terrazas de los bares. Más de alguna propuesta ha habido e incluso un conocido hotel propuso la construcción en cristal de un invernadero para colocar la terraza dentro y utilizarla durante todo el año con el mismo diseño de las casas del Bryggen, pero fue totalmente rechazada.

Hoy el Bryggen abriga 62 edificios con una superficie total de 13.000 metros cuadrados. Lo que fue su origen (siglo XIV) albergaba 30 edificios donde se podían encontrar desde almacenes para abastecerse, a lugares de ensamblaje para los barcos, viviendas y posadas. Cada edificio disponía de una grúa para subir y bajar barcos y unos salones donde se arreglaban y donde los trabajadores podían comer y descansar.

El Bryggen nos recuerda la importancia que tuvo este lugar y esta ciudad durante el Imperio comercial de la Liga Hanseática desde el siglo XIV hasta mediados del XVI. Su imagen nos traslada en el tiempo y su belleza nos acompaña cada día desde cualquier punto de la ciudad. Es la tarjeta de visita de cualquier ciudadano bergeniano, el cual se siente orgulloso de su peculiar barrio y dada su situación hace las delicias de todos los visitantes. Sus tiendas y bares provocan la masiva aglomeración durante todo el día y en verano las terrazas le dan un color especial puesto que la duración del día y la puesta de sol es un tesoro difícil de olvidar.

Aunque recomiendo visitarlo en esas tardes de lluvia, donde quizá la soledad te puede acompañar y perderse entre sus cuatro o cinco calles pueden trasladarte hasta otro tiempo y enseñarte mejor lo que fue ese barrio y lo que representó en su momento. Nada tiene que ver hoy al que era, eso es innegable. Los antiguos almacenes han dado paso a tiendas de souvenirs y tiendas de regalos, bares y restaurantes. Pero sigue teniendo un encanto especial que cualquier viajero debe saber valorar. Sentarse por unos minutos y contemplar el ir y venir de toda clase de barcos es un placer relajante que se agradece a diario. Una sensación de calma te seduce en este lugar. No hay prácticamente tráfico y solo el sonido de los turistas comentando sus sorpresas te distraen levemente de tal maravilloso paisaje. Al fondo, la entrada a los fiordos espera al viajero.