Archivos de la categoría ‘Historia’

El muro de Berlín

Publicado: 9 de febrero de 2013 en Historia
Etiquetas:, ,

Muro-de-Berlin-1989

“Lo que empieza en cólera acaba en vergüenza”

(Benjamin Franklin)

***

Al término de la Segunda Guerra Mundial, el territorio alemán se dividió en cuatro zonas bajo control de las tropas aliadas. En ese momento, Alemania no se encontraba en condiciones de pactar nada. Debido a que la URSS invadió Alemania por su lado este y llegó a Berlín impuso su propio control militar, fundando la República Democrática Alemana en octubre de 1949. Su primer presidente fue Wilhelm Pieck. La URSS impulsó su reconocimiento como Estado a nivel internacional, gracias a todas las repúblicas soviéticas satélites que a continuación la reconocieron. Sin embargo, la República Federal Alemana, que se fundó el mismo año, se negó a reconocer a la RDA.

La conocida como ‘Guerra Fría’ comenzó en ese momento. La URSS siempre anunció que no proponía a la RDA como un estado socialista, y siempre dejó abierta una puerta a la posible reunificación en el futuro. Pero a partir de la década de los 50, Stalin aceleró los movimientos para que se identificaran mecanismos e instrumentos socialistas en el territorio. La colectivización, la agricultura y la nacionalización de las empresas fueron los primeros. También la disolución de los estados federados en ese estado fue otra prueba evidente, cambiándolos por distritos.

000169451

También comenzaron las represiones contra la población cuando se intentó manifestarse en la calle en contra de las medidas adoptadas. Los tanques del ejército rojo que permanecían en territorio alemán salieron a la calle y mantuvieron ‘el orden’, pero para ello murieron decenas de ciudadanos. La RDA era conocida también como la Alemania Oriental y fue un agujero negro en la historia de Alemania que duró más de cuarenta años. Muchos fueron los filósofos y sociólogos alemanes que intentaron escribir tesis para explicar lo que había supuesto para la sociedad alemana en su conjunto tal suceso. El país se dividió en dos zonas completamente diferentes integradas por personas del mismo origen, idioma y cultura. Dos formas políticas, sociales y económica. Dos ideologías. Dos propuestas extremas. Una anclada en las ideologías socialistas soviéticas, y la otra en el capitalismo dentro de un país federal. Una separación que supuso nuevas fronteras, policías y soldados para controlarlas, pasaportes diferentes y nuevas barreras para delimitar claramente ambos territorios.

Berlín, que había sido capital de Alemania hasta entonces, se vio dividida en cuatro sectores desmilitarizados, que pertenecían a Francia, Gran Bretaña, Estados Unidos y la URSS. La misma ciudad de Berlín se asemejaba a lo que le había sucedido a Alemania. Una ciudad dividida. En la zona occidental la vida transitaba como en la RFA y en el lado oriental como en la RDA. La RFA declaró a la ciudad de Bonn como nueva capital, mientras que la RDA reconoció a Berlín como su capital. Y con el paso de los años y el aumento de la Guerra Fría, la paranoia por la seguridad fue aumentando año tras año. Las fronteras empezaron a tener algo más que un significado territorial para pasar a ser algo más diplomático y estratégico.

Se levantaron vallas por todo el territorio fronterizo entre los dos países. Se creó una zona de unos 5 kilómetros de longitud donde sólo era posible entrar con un permiso especial para residentes. Muchos alemanes del Este quisieron salir y escapar rumbo al Oeste. Se calcula que más de 3 millones de personas abandonaron la RDA rumbo a Occidente entre 1949 y 1961. También la RDA sirvió como puerta de entrada a la Europa Occidental para ciudadanos de los estados socialistas como Checoslovaquia, Polonia o Bulgaria. La mayoría de los que intentaban salir eran jóvenes bien formados, y eso era un peligro para el futuro de la RDA. De hecho, más de 50 mil habitantes del Berlín Este trabajaban a diario en el área occidental para aprovecharse de los sueldos más elevados. Se les conoció como ‘Grenzgänger’. 

Muro

La construcción del Muro de Berlín fue un poco consecuencia de todo lo que estaba sucediendo y el miedo a lo que podía suceder en el futuro. El gobierno oriental defendió la idea de su construcción con la teoría de ser una protección para la población ante posibles elementos fascistas que podían conspirar para el no desarrollo eficiente del estado socialista. Ese muro tuvo varios nombres, pero se le conoció sobre todo como el ‘Muro de la vergüenza’. Se comenzó a constuir en agosto de 1961 y se extendía a lo largo de 45 klómetros que dividían la ciudad de Berlín en dos y en 115 kilómetros que separaban a la parte occidental de la oriental. Un símbolo que muchos trataron de traspasar a pesar de la dura vigilancia de los soldados fronterizos. Nunca se ha llegado a conocer con exactitud cuántas personas murieron intentando salvar el muro. Algunas cifras hablan de casi 300 víctimas.

El plan para la construcción fue un secreto del estado de la RDA. Los trabajos fueron realizados bajo las órdenes y la vigilancia del Ejército Nacional Popular. Incluso meses antes de su inauguración se negaba la decisión ya adoptada en ámbitos diplomáticos internacionales. El 11 de agosto de 1961, la Cámara Popular de la RDA aprobó los resultados del Consejo de Moscú y autorizó al Consejo de Ministros a emprender las medidas necesarias. El día 12, de madrugada,  comenzaron las obras. Se hizo sin previo aviso y se hizo en su totalidad. Tan sólo una pequeña parte se quedó sin construir. A partir de ahí se desarrolló una vigilancia férrea, con el uso de más de 5000 miembros de la Policía Popular y otros tantos de las brigadas ciudadanas. Algunas tropas soviéticas se apostaron en la frontera ante un posible combate. Los medios de transporte que comunicaban ambas zonas de la ciudad berlinesa fueron detenidos. Sólo el tren elevado y el subterráneo que atravesaban el este de la ciudad siguieron funcionando, pero sin detenerse en las estaciones orientales, que comenzaron a conocerse como estaciones fantasma.

caida_del_muro_de_berlin

El nombre propio de la construcción del muro fue Erich Honecker, responsable de la planificación y la realización del muro. Representaba sin duda lo que estaba sucediendo en todo el mundo. Dos potencias rivales queriendo demostrar sus fuerzas. A nadie se le escapaba que la intención primera y bien definida de ese muro era evitar que los ciudadanos de la RDA escaparan hacia la otra Alemania. Cualquiera que osara saltar el muro se veía expuesto a las pistolas de los vigilantes. Desde la RFA y mediante su presidente Adenauer se intentó calmar a la población. Las protestas aumentaron pero nada se pudo hacer ante el muro ya construido. El alcalde del Berlín Oeste convocó una manifestación donde reunió a más de 300 mil berlineses. La reacción ante la construcción por parte de los aliados fue lenta e imprecisa.

La RDA prohibió la entrada a su territorio desde el Berlín Oeste a partir del 1 de junio de 1962. Las negociaciones fueron duras pero se permitió que más de cien mil ciudadanos del oeste visitaran a sus parientes a finales de 1963. A partir de la década de los 70 ambos gobiernos tuvieron acercamientos, se emprendió una política conciliadora y de aproximación para relajar las tensiones y simplificar los trámites para permisos de viaje. La RDA pidió a cambio el reconocimiento como estado soberano aunque fue rechazado. Las obras del muro siempre estuvieron presentes, incluso en 1975 se hizo una nueva reconstrucción. El muro iba apoyado por una valla metálica, cables de alarma y trincheras de alambrada para evitar el paso de vehículos y más de 300 torres de vigilancia con soldados armados y con orden de disparar ante cualquier vestigio de huida.

Se calcula que casi 60 personas pudieron escapar utilizando un túnel de 145 metros de longitud cavado por los berlineses occidentales entre el 3 y el 5 de octubre de 1964. El caso más conocido de fuga fue el de Peter Fechter. Intentó cruzar el muro junto a su amigo Helmut Kulbeik, quien sí pudo llegar al otro lado. Pero Fechter fue tiroteado y se le dejó morir desangrado en medio de la calle ante la vista de los medios occidentales. Era el 17 de agosto de 1962.

Germany Berlin Wall Anniversary

La caída del muro se produjo la noche del 9 de noviembre de 1989. Habían pasado 28 años. Las evasiones se habían intensificado en los últimos meses gracias a las aperturas de países cercanos como Hungría o Checoslovaquia. La presión internacional, las manifestaciones masivas y constantes. Un cúmulo de sucesos que llevaron a una curiosa circunstancia. Esa misma noche, Günter Schabowski, miembro del Politburó del SED, anunció en una conferencia de prensa, retransmitida en directo por la televisión nacional sobre las seis de la tarde, que todas las restricciones para los ciudadanos habían sido retiradas. Fue en ese momento cuando las dudas de miles de personas comenzaron a fraguarse. Entendieron que sí se podía pasar al otro lado sin restricciones y los mismos guardias fronterizos se quedaron perplejos, aunque no tenían comunicación oficial del hecho. Miles de personas empezaron a congregarse frente al muro y los soldados no hicieron ni la intención de disparar. Acabaron por abrir los puntos de acceso. La nueva Ley de Viajes provocó la caída del muro.

Desde el lado occidental se comenzó a gritar en radios y televisiones una sola proclama: ¡El Muro está abierto! Miles de berlineses del lado este se presentaron y exigieron pasar al otro lado. Antes de medianoche varios puntos fronterizos abrieron el paso. Aunque la verdadera avalancha humana se vivió a la mañana siguiente. El 10 de noviembre se convirtió en una fecha histórica. El entusiasmo de los dos berlines se hizo evidente. Se bebía, se cantaba y se gritaban voces de libertad. Se escaló el muro. Los mismos ciudadanos y de forma espontánea comenzaron su destrucción. Las imágenes dieron la vuelta al mundo.

El historiador Eric Hobsbawm declaró que el siglo XX había sido corto, sobre todo si se comparaba con el siglo XIX. Para él, el siglo XX transcurrió desde la Primera Guerra Mundial hasta la desintegración de la Unión Soviética.  La caída del muro fue el último empujón para el fin de la Guerra Fría y el reconocimiento de que lo que había ocurrido jamás debía haber ocurrido. El siguiente paso era evidente: la reunificación alemana.

MURO-DE-BERLIN

Anuncios

El metro de Londres

Publicado: 7 de febrero de 2013 en Historia
Etiquetas:

Nenúfares_68

‘MIND THE GAP’

***

Uno de los acontecimientos del año 2013 en la ciudad de Londres es el 150º aniversario de la inauguración de su metro o subterráneo. El metro de Londres (London Underground) es una red de transporte público ferroviario eléctrico, que funciona tanto por encima como por debajo de la tierra en todo el territorio urbano del gran Londres. Es el sistema de transporte de este tipo más antiguo del mundo. Un 10 de enero de 1863 se inauguró.

Para los londinenses es conocido como London Underground, aunque familiarmente se le denomina ‘the tube’, pero es habitual para todos los habitantes de la ciudad y para los millones de turistas que recorren sus líneas venidos de todos los rincones del planeta. Son característicos sus túneles y los trenes están hecho a medida de esos túneles. Actualmente, existen más de 270 estaciones abiertas y una red de más de 400 kilómetros de líneas. Se calcula que más de 3 millones de pasajeros lo utilizan a diario. Casi 1000 millones de transportes se realizan en un año. Pero no es la red más larga de metro del mundo, a pesar de lo que muchos piensan, puesto que la red de metro más larga del mundo se encuentra en Shangai (China).

Como celebración del aniversario se han preparado actos de conmemoración y se han publicado datos que dan buena muestra de lo que representa este transporte para la capital británica. Un habitante de Londres consume más de 11 días al año dentro de sus entrañas, de los cuales la mitad los pasa recorriendo sus túneles y la otra mitad en sus vagones. La línea más rápida es la Metropolitan que circula a 6o millas por hora, por delante de la Jubilee line que circula a 55 millas por hora. Otra característica que destaca en este metro de Londres y que sorprende a los nuevos usuarios es la profundidad de su construcción. La estación más profunda de toda la red se encuentra en Hampstead a unos 60 metros de profundidad.

mind-the-gap

Se calcula que el uso medio por usuario al año del metro de Londres es de 135 viajes. Y casi un millón al día de usuarios no son habitantes de la ciudad. Un dato curioso es que el 25% de los objetos perdidos dentro de su recorrido son devueltos a sus propietarios. También son famosos los roedores que habitan sus túneles, y aunque el dato es aproximado se calcula que son más de medio millón. Incluso el grupo Pet Shop Boys hizo un vídeo mostrando un roedor en la estación de Tottenham Court Road. Si calculamos el número de kilómetros de promedio que efectúa un tren del metro de Londres al año equivaldría exactamente a dar cinco veces la vuelta al mundo.

La línea más demandada y usada a diario es la Northern line. De hecho, en la hora punta de la mañana esta línea utiliza hasta casi 100 trenes para dar servicio a sus pasajeros. Le siguen la Picadilly line que usa 78 trenes y la Central y la District que utilizan 76 cada una. Otra característica del metro de Londres es la cantidad de escaleras mecánicas que se utilizan para subir y bajar todos esos metros de profundidad. Se calcula que hay más de 425 escaleras mecánicas en total y que la escalera más larga es la de la estación de Angel que tiene 60 metros. Por el contrario, la estación con la escalera mecánica más corta es la de Stratford con tan sólo 4 metros. La estación de Waterloo es la que más escaleras mecánicas utiliza con un total de 23.

Desde el 2003, el metro forma parte de la organización Transport for London (TFL), la cual también administra autobuses. Anteriormente perteneció a la London Regional Transport. La primera sección del metro se llamó Metropolitan Railway (MetR) y realizaba el trayecto entre Paddington y Farringdon Street. Fue la primera línea de trayecto de ferrocarril suburbano de pasajeros del mundo. Y aunque la autorización para su construcción se consiguió en 1854 algunos retrasos económicos retrasaron su inauguración hasta el citado 10 de enero de 1863. El día de la inauguración, más de 40 mil pasajeros lo utilizaron y la frecuencia de sus trenes fue de 10 minutos. Esa línea se fue ampliando sucesivamente y en 1880 era utilizada por 40 millones de pasajeros al año. En 1884 se finalizó la línea conocida como Inner Circle, la que se conoce actualmente como Circle line.

metrolondres

En esa época se utilizan locomotoras de vapor. El desarrollo de las locomotoras eléctricas permitió la construcción de túneles de mayor profundidad al no necesitarse los huecos de ventilación para la salida de vapor. Fue la oportunidad para mejorar las técnicas de construcción de túneles a gran profundidad. La primera línea de ese tipo fue la Northern line actual que se inauguró en 1890.

A principios del siglo XX,  hasta seis compañías diferentes explotaban las diferentes líneas del metro londinense con las consiguientes molestias que conllevaban a sus pasajeros, pues muchos debían salir a la calle y andar cientos de metros para hacer trasbordo. En 1933 se creó una corporación pública denominada London Passenger Transport Board, con lo que se consiguió unir todas las líneas de autobús y tranvía, además del metro. Sería el origen del TFL. Durante la Segunda Guerra Mundial, el metro de Londres se utilizó como refugios antiaéreos, incluso se desarrollaron en su interior instalaciones sanitarias y alimentarias.

Los años posteriores a la guerra la demanda de este transporte aumentó considerablemente. De ahí que se idearan nuevos planes para rebajar el nivel de su congestión. Su crecimiento desde entonces ha sido progresivo y no se ha detenido. Algunas líneas se han aumentado, otras sustituido o reformado y nuevas líneas se han estrenado. El color original de su vagones era rojo, para pasar después a ser rojo oscuro con letras doradas y ribete negro. Más adelante fue el rojo que se empleó como fondo y las letras blancas.

metro-londres

Pub inglés

Publicado: 25 de enero de 2013 en Historia
Etiquetas:,

big2

“Si a uno le preguntan por qué prefiere un determinado pub,

parecería lógico poner en primer lugar la cerveza,

pero a mí lo que más me agrada es lo que se suele llamar el ambiente”

(George Orwell)

***

Quizá el pub inglés es lo más característico de esta sociedad. Se ha exportado la idea a todos los confines del mundo y es que su aceptación es mayoritaria. Su estética es muy peculiar y se han mantenido con el paso de los siglos en ser esos lugares especiales para los vecinos de cada barrio. El pub inglés es uno de los mejores inventos de los ingleses, sin lugar a dudas. El pub es el lugar de recogimiento de todo aquel británico que necesita relajarse durante un buen rato, ya sea para estar solo, compartir un rato con amigos de charla o ver un partido de fútbol. Es un lugar característico donde se reúnen personas de distintas clases y culturas. En un mismo lugar podemos ver parejas, gente joven celebrando cualquier festividad, grupos de gente mayor conversando o ejecutivos relajándose tras una dura jornada de trabajo y todavía con el traje puesto. De muchos ingleses se suele decir que pasan más tiempo de su vida en el pub que en su casa o en el trabajo. Y no es difícil creérselo. Un inglés me contó una vez que abrir un pub en Inglaterra cuesta mucho mucho dinero pero quizá es el negocio más seguro que existe. Y es un buen negocio.

Como buenos ingleses, el pub es un lugar de tradición e historia; ha permanecido inalterable con el paso de los años y sigue siendo uno de los estandartes de su sociedad. Era el lugar donde se cocinaba la poca gastronomía local y donde siempre se tenía la sensación de que era el peor lugar para comer. Aunque esa idea ha ido cambiando y ha evolucionado. Ahora se pueden encontrar los denominados ‘gastro pubs’, donde se hacen las delicias gastronómicas de los más exigentes visitantes. Se cree que existen más de 60 mil pubs esparcidos por todo el Reino Unido. Y se puede decir que no hay localidad, por pequeña que sea, que no tenga uno como mínimo. Porque si a un británico le quitas el pub qué le queda…

Muchos se distinguen por su sobriedad, por su decoración de muebles de madera y techos muy recargados, por su reminiscencias del pasado, por sus moquetas (algunas horrorosas) y otros simplemente por su gran selección de cervezas de grifo o de barril. El cliente inglés es muy conocedor y exigente con las cervezas. Algunos de los más famosos pubs cuentan con más de treinta tiradores de cerveza diferentes, lo que da buena prueba de lo importante que resulta dicha cuestión. Siempre encontraremos tres tipos de cerveza en esos tiradores: la rubia o lager, la bitter o ale y la negra. Todos los pubs requieren de una buena bodega o sótano a una temperatura adecuada donde poder almacenar todos esos barriles.

El objetivo del pub es el de poder relajarse y conversar. Al británico le encanta conversar pero con algo en la mano. Y antes de que se le acabe su bebida ya está pidiendo otra. Esto ocurre un día sí y otro también. Es curioso comprobar como los pubs más antiguos y los que conservan esa estética tenían los cristales opacos, decorados, pero desde donde no se podía ver la calle ni desde la calle observar a los que se encontraban dentro. La evolución misma ha hecho que muchos de los pubs modernos propongan la instalación de cristales transparentes para que desde la misma calle se pueda ver el calor y el ambiente que existe dentro. Pero hay que decir que cada pub tiene su propia clientela. Ya sean vecinos, trabajadores de la zona o habituales simplemente que están acostumbrados a ir a ese en especial. Porque los mismos británicos suelen denominar al pub ‘mi pub’.

El origen del pub se encuentra en las antiguas posadas, donde los viajeros pernoctaban una noche y se cobijaban, haciendo del lugar su estancia por una o más noches, donde se podía comer, beber y conversar placenteramente. Pero esa idea o concepto cambió y esa posada se convirtió en el pub que hoy conocemos. El mismo rey Edgar en el año 965 proclamó la ley que dictaba que sólo podía haber un pub por población. Pero resulta que con la aparición de la moda del consumo de la ginebra en el siglo XVIII hubo una pequeña revolución dentro del país. Las industrias cerveceras se vieron afectadas por tal hecho, su consumo bajó alarmantemente y la ginebra se impuso por su producción ilegal y por su bajo precio. Un dato deja el asunto bien claro: en 1740 la producción de cerveza era seis veces menor que la de ginebra. Como se puede uno imaginar esa fiebre de la ginebra trajo consigo un alto nivel e índice de alcoholismo entre la población. La ley Gin Act de 1746 elevó los impuestos de la ginebra y esa medida desató la ira del pueblo que se amotinó en las calles hasta que le ley quedó abolida cinco años después. 
tumblr_lvswa6enIm1r7jy1ao1_500

Muchos pubs introdujeron las actuaciones en su interior. Algunos comenzaron con grupos musicales, exposiciones, talleres de cultura, juegos y teatro. Se instaló en muchos de ellos la conocida Sala de Funciones (The function room). Otro fueron más allá, como el Balls Pond Road de la zona de Islington en Londres, donde instaló un pequeño lago con patos en su parte trasera e invitaba a sus clientes por un módico precio poder dispararles. Pero no era necesario pagar por todas esas actuaciones y las actuaciones dentro de esos locales ya se hicieron habituales. Lógicamente, cada pub le da su propio toque personal y las actividades internas son buen ejemplo para poder distinguirse de los demás. Aunque muchos de sus clientes siguen buscando esas recetas ‘caseras’ y típicas británicas para comer algo entre cerveza y cerveza, como los famosos ‘pies’ (hojaldres rellenos de carne) o ‘stews’ (estofados o cocidos de carne con diversas verduras). Pero no hay que olvidar las clásicas patatas fritas de bolsa o de cocina, los cacahuetes, el pan de ajo o los aros de cebolla.

Las señas de identidad de la principal institución de la cultura inglesa permanecen indemnes al paso de más de 60 años y varios recambios generacionales después. La media de consumo de cerveza por habitante en el Reino Unido está por encima de las 170 pintas al año por persona. Pero es más que una cultura y que una costumbre. Representa una forma de ser, un comportamiento genuino, que no permiten que se degenere por nada del mundo y que les hace particularmente diferentes. Lo conservan y lo miman con esmero, lo extrapolan a todo el mundo y lo venden como algo distinto. La decoración retro, lo antiguo, el mobiliario victoriano, todo dentro de la mezcla continua con la modernidad y con todo tipo de clientela para fabricar un resultado absolutamente delicioso.

El pub inglés es una de las mejores aportaciones inglesas a la hostelería mundial. Tan sólo un detalle los deja un poco aislados de la realidad actual. Siguen cerrando a su hora. A las once de la noche. La ley y los permisos no avanzan. Una ley que se impuso hace muchísimas décadas para evitar que la mayoría de trabajadores llegara ebria a primera hora de la mañana a su puesto de trabajo. Una forma de evitar lo que no se puede evitar, que es beber cuando uno lo desea. Ni se ha potenciado el control de la bebida ni la cantidad. Porque ahora el británico es un experto en beber la misma cantidad en menos tiempo que otro individuo del planeta. La única diferencia es que puede comenzar a beber desde el mediodía para no perder realmente tiempo. En una ciudad tan cosmopolita como Londres que se siga diciendo que sus pubs cierran a las once argumentando una ley tan antigua da que pensar. En ciertos aspectos, el conservadurismo británico choca con la misma realidad, pero quizá eso es lo que les hace un poco diferentes.

the-sherlock-holmes-pub

Quinta Avenida (New York)

Publicado: 12 de enero de 2013 en Historia
Etiquetas:, ,

Una vez me dijeron que no hace falta ir a Nueva York para conocer sus calles, sus zonas, sus barrios y sus rincones. Con tantas imágenes repartidas por todo el mundo en revistas, televisiones, películas y documentales, por poner algunos ejemplos. Y puede ser así, pero la experiencia de descubrir en persona esas imágenes que han quedado en la retina de uno durante tantos y tantos años es un hecho francamente fantástico. Porque es cierto que cuando uno pasea por la Gran Manzana por primera vez se siente como si estuviera en casa, como si hubiera paseado por esas calles durante toda su vida; no es nada ajeno o extraño, al contrario, es una sensación cercana y familiar.

Una de sus calles más emblemáticas es la Quinta Avenida, aunque por supuesto hay muchísimas más. Pero es una de las principales arterias de la ‘ciudad’. La que da vida a Manhattan, la que representa como ninguna otra la majestuosidad de la riqueza, del lujo, de las mansiones históricas, de las tiendas más caras del país, la que señala la bonanza económica de un país. La zona más exclusiva transita entre sus calles 34 y 59. Considerada una de las calles más caras del mundo, con unos precios de alquiler tanto de viviendas como de negocios iguales a las calles más caras de Londres, Tokio o Moscú. Aunque ya se reconoce que nunca se va a poder decir cuál es la calle más cara del mundo debido a las fluctuaciones de las monedas que suceden a diario.

Pero sí que es cierto que entre las calles 49 y 57 se considera como la zona de viviendas más cara del mundo por metro cuadrado, solamente igualada por la calle londinense de Sloane Street. Es una avenida que comienza en el Washington Square Park en el barrio de Greenwich Village y transcurre hacia el norte, atravesando el Midtown, el Upper East Side y Harlem, llegando hasta la calle 142 de dicho barrio, justo donde termina el río Harlem. Para atravesarlo  se utiliza el Puente de la Avenida Madison. Pocos podrían decir que no pueden imaginarse una visión en su mente de dicha avenida, son muchos los lugares representativos que se encuentran en ella y es difícil no recordarlos.

En 1862 ya era un hecho que la clase alta neoyorquina ya habitaba dicha avenida. Es en 1893 cuando comienza a transformarse de zona residencial a zona comercial, sobre todo con la inauguración del Hotel Astoria, donde posteriormente se unirá al edificio contiguo para denominarse finalmente Hotel Waldorf-Astoria, justo donde se encuentra actualmente el Empire State Building. Innumerables películas han rodado en dicha avenida, tanto secuencias espectaculares como escenas inolvidables que siguen vivas en el espectáculo de la industria del cine.

Pero en su origen, la Quinta Avenida era más bien una calle estrecha que se amplió por su parte su de Central Park en 1908, quitando espacio a las aceras para dar acceso al tráfico que iba creciendo poco a poco. Todos los bloques que hoy albergan a grandes comercios eran edificios residenciales hasta que comenzó el siglo XX. El primer edificio comercial que se inauguró fue abierto por Benjamin Altman, quien adquirió la esquina noreste de la calle 34 en 1896 y demolió el famoso ‘Marble Palace’. Ya en 1906, sus conocidos almacenes ‘B.Altman and Company’ ya ocupaban toda la fachada de la manzana. Pero lo cierto es que a principios del siglo XX los más ricos de la ciudad se trasladaron a residir a dicha avenida, sobre todo en la franja que va desde la calle 59 hasta la 96, justo en la parte que da al Central Park.

La lista de edificios emblemáticos es larguísima, pero algunos son realmente inolvidables, como el Museo Guggenheim, el Rockefeller Center, la Catedral de San Patricio, el Empire State Building, la Bibloteca, el Metropolitan Museum of Art, la New York Academy of Medicine o el Mount Sinai Hospital. Si hablamos de comercios reconocidos la lista todavía se alarga más: Tiffany, Cartier, Gucci, Prada, Rolex, Bvulgari, Versace, Nike; ¿quién no quiere estar ahi? Todos deben estar ahí, puesto quien no está ahí no está en ningún sitio.

Esta avenida sólo tiene tráfico en dirección sur entre las calles 135 y Washington Square Park, cuando se eliminó el tráfico en doble sentido en 1966. A partir de la calle 135 sí se acepta el tráfico en doble sentido. Y otra curiosidad de esta avenida es que nunca tuvo el tránsito de tranvías. Un servicio especial creado por la empresa Fifth Avenue Coach ofrecía un servicio mucho más exclusivo con una tarifa mucho más cara que lo que costaba el tranvía normal. Un servicio muy diferenciado dada la reputación y el estatus de la población que habitaba la avenida.

Boxing Day

Publicado: 5 de enero de 2013 en Historia
Etiquetas:, , ,

boxing-day (1)

Para todos aquellos que no han vivido en un país británico y que no tienen relación con gente de esos países es difícil entender qué significa el tan conocido ‘Boxing Day’. Para todo británico que se precie será habitual tener que contestar a la pregunta siempre que un curioso extranjero se lo pregunte.  Pero hay que entender que para un británico es un día muy especial y tan celebrado como el día de Navidad. De hecho se celebra el 26 de diciembre, el día de San Esteban. Se celebra también en países donde el Imperio británico tuvo su hegemonía durante mucho tiempo.

Si le preguntas a un inglés por la calle qué es para él ‘Boxing Day’ lo primero que contesta es que es un día para levantarse temprano e ir a comprar las rebajas que acaban de aparecer, para luego pasar el día en familia y si es muy aficionado al fútbol dedicarse a contemplar la jornada de todas las ligas de todos los campeonatos, porque ya es una tradición durante las fiestas navideñas o a las carreras de caballos y sus apuestas tan conocidas. Aunque también es día de tradiciones, como no podía ser de otra forma en países británicos, y muchas personas aprovechan el día para nadar en las carreras populares a través del canal inglés, además de celebrar miles de eventos dedicados a la caridad. Son tradicionales las obras dedicadas a los más desfavorecidos y a los más necesitados, ya sea con regalos o donaciones.

boxing-day

Se suelen comer las sobras de las comidas de Navidad y es una fiesta contemplada como fiesta nacional tanto en el Reino Unido como en Irlanda. La pregunta más común para el extranjero curioso es porqué se llama así. De qué le viene ese nombre. El término viene originado por el ‘Dia de las Cajas’. Se dice que antiguamente se celebraba fiesta el día después de haber recibido la ‘caja de regalo de Navidad’. Había leyendas que decían que el nombre venía por ser el día que se veían en la calle todas las cajas de regalos de Navidad abandonadas en la calle. Suponía un día de descanso para empleados y funcionarios para estar con sus familias. Otros dicen que viene del origen de poner una caja para recaudar dinero para los pobres que se colocaba en la puerta de las iglesias el día de Navidad y que se abría al día siguiente.

La tradición más antigua era la celebración de la caza del zorro durante ese famoso día. Desde 2004 se prohibió dicha actividad, pero aun así muchos cazadores se reúnen dicho día con sus mejores ropas y hacen uso del sonido del cuerno de caza para celebrar la conmemoración del día de la caza del zorro, utilizando incluso perros cazadores, aunque ya de un modo simbólico y paseando por caminos artificiales y sin pegar un sólo tiro.

pb-121226-boxing-day-nj-03.photoblog900

Pero con el paso de los años, el ‘Boxing Day’ ha confeccionado lentamente otra nueva tradición, y esta es más masiva y duradera. Es el día de las compras por antonomasia. Es el comienzo de las rebajas oficiales, aunque muchas empresas comienzan las rebajas días antes de la Navidad. Es la tradición más habitual y el deporte que todos los británicos están dispuestos a hacer durante esa fecha. Hay que ir de compras. Lo que se consideraba antaño un día de descanso para estar en casa con la familia se ha convertido en un madrugón infernal para intentar conseguir lo mejor de las rebajas. Si preguntas cómo es capaz alguien de levantarse a las 6 de la mañana para ir de compras a un centro comercial la respuesta que se obtiene es sencilla: hay descuentos del 50% en muchos productos y del 70% en bastantes de ellos. Es una ocasión que no se puede dejar de escapar. Y en tiempos de crisis todavía más. Lo que llama la atención es enterarse de que muchos de los establecimientos abren sus puertas a las 5 de la mañana del día 26 porque ya esperan clientes desde esa primera hora. Se dice que el que no madruga y no llega temprano pierde la ocasión de encontrar incluso ropa de su talla.

shoppers-beg-sales-assistants-for-perfume-products-in-selfridges-on-the-morning-of-the-boxing-day-sales-in-london-ay_100382423

En cuanto a la gastronomía especial para celebrar ‘Boxing Day’ no hay mucho que contar. La tradición es montar un bufé con las sobras de los días navideños y aprovechar para terminarlas. Muchas personas todavía tienen la tradición de asar un jamón al horno o saborear las famosas galletas de Navidad.


gran-muralla-china

“Como meta,

la arquitectura debe proponernos

la creación de relaciones nuevas entre el hombre, el espacio y la técnica”

 (Hans Scharoun)

***

Cuenta la historia que después de la unificación de China en el siglo III, el primero emperador de la dinastía Qin unió las murallas aisladas que se encontraban en el norte del país, convirtiéndolas poco a poco en una Gran Muralla. Esa muralla fue reparada con el paso del tiempo y reconstruida por numerosas dinastías posteriores. Hasta hace poco siempre se había dicho que tenía una longitud de más de 8000 kilómetros pero estudios recientes han comprobado que supera los 21000. Para ello se estudiaron todos los tramos de dicha muralla, incluidos todos aquellos en los que sólo quedaban los cimientos. Las medidas que se habían mostrado hasta ahora se identificaban con los tramos levantados durante la dinastía Ming, que abarcó el período entre 1368-1644.

Entre los siglos VII y IV los principados feudales de la antigua China construyeron murallas defensivas en sus respectivas fronteras para protegerse de los posibles ataques de los hunos. Los hunos fueron una confederación de tribus nómadas euroasiáticas de diversos orígenes y que estaban unidas por el uso de la misma lengua túrquica. Su líder más representativo y popular fue Atila. Fueron calificados de bárbaros por los mismos romanos y se caracterizaron por ser fenomenales jinetes, a la vez que estupendos arqueros, muy rápidos y con una táctica siempre impredecible. Por su condición nómada, su forma de ataque preferido era el pillaje en suelo extranjero. De los chinos adaptaron el uso del estribo en el caballo y lo introdujeron en Europa.

italeri-6020-golden-horde

“La arquitectura es el gran libro de la humanidad”

(Víctor Hugo)

***

Está comprobado que lo que hoy podemos observar es sólo un 8,2% de su aspecto original. Un 74% del total sufrió serios daños a lo largo de los siglos pasados. Para China representa uno de los mayores emblemas de su cultura, de su historia, de su pasado y de su arte, por no decir el más importante. Esta obra arquitectónica creada en diferentes tramos de la historia del país fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1987.  Se puede contemplar desde el este, a la altura de la ciudad de Shanhaiguan, hasta la ciudad de Jiayuguan en el oeste. Durante todo su recorrido atraviesa seis provincias y distintas regiones autónomas. Se ha dicho que si se levantara una muralla con sólo un metro de grueso y cinco metros de alto utilizando todos los ladrillos, piedras y tierra de esta Gran Muralla probablemente daría la vuelta al mundo. Porque todo el trayecto es una combinación de muros, de pasos, de atalayas y de torres. Uno de los puntos más importantes es el Paso de Juyongguan. Tiene una altura de 7/8 metros y su base es de 5/6 metros de ancho. Se pueden divisar atalayas y torres de señales, además de troneras por donde se disparaban flechas y otros proyectibles. Quizá es uno de los mayores puestos turísticos de toda la muralla. Aunque existen otros pasos muy interesantes y también atractivos para el turista, como por ejemplo: Mutianyu, Simatai, el Paso Huangya (Tianjin), el Paso Shanhaiguan (Hebei) o el Paso Jiayuguan en Gansú.

Para el gobierno popular de la república de China, la Gran Muralla siempre ha significado la grandiosidad de su cultura y de su historia. Se ha intentado rehabilitar constantemente por parte de éste para que siga erigiendo su imponencia. Para los chinos siempre ha sido denominada ‘Chang Cheng’ (Larga fortaleza). La técnica para su construcción fue mayormente utilizando capas de tierra de unos pocos centímetros que se solapaban con juntas de madera una sobre otra para realizar las paredes. El resultado era un sólido muro que podía resistir durante siglos. Indudablemente, fue durante la dinastía Ming, tras la derrota del ejército en la batalla de Tumu en 1449, cuando se decidió que para futuras batallas era necesario mejorar el sistema defensivo y cuando se comenzó su reconstrucción. Pero la diferencia que adoptaron entonces fue que su plan fue hacerla más fuerte y consistente, mucho más elaborada, utilizar ladrillos y piedra en lugar de la tierra original. Los recursos empleados fueron cuantiosos, aunque es imposible determinar cuántas personas se utilizaron y cuántas perecieron en el intento. Tampoco se tiene constancia de haber utilizado esclavos para dicha construcción. Una vez terminada su reconstrucción por dicha dinastía, el enemigo eran los manchúes, un grupo étnico originario de la Manchuria y fundadores de la dinastía Qing. Actualmente tiene una población de más de 10 millones de personas y forman más de 50 minorías étnicas reconocidas por el gobierno popular de China. Los manchúes fueron capaces de cruzar la Gran Muralla en 1644 por el paso de Shanhaiguan y gracias al general Wu Sangui. El avance rápido de los manchúes les hizo ocupar Pekín y derrotar a la dinastía Shun para establecer su dinastía. Fue la época donde Mongolia se anexionó al Imperio. A partir de entonces, las reparaciones y las extensiones de la muralla se paralizaron al no ser necesarias. Los materiales que se utilizaron durante las distintas etapas de construcción son realmente variados. En algunas zonas se encuentra piedra caliza. En otras gratino o ladrillo cocido. Arcilla y arena para rebozar. Pero también se utilizó la grava triturada y las cañas cubiertas de arcilla para protegerlas de la erosión y hacerlas difíciles para su escalada.

“Si se ignora al hombre,

la arquitectura es innecesaria”

(Álvaro Siza)

***

1

Cockney (Londres)

Publicado: 20 de diciembre de 2012 en Historia
Etiquetas:

cockney2

Son conocidos como ‘cockneys‘ todos aquellos habitantes y originarios de los bajos fondos del Este de Londres. Varios barrios son representativos de esta peculiar forma de hablar que no ha dejado de tener popularidad desde hace siglos: Bethnal Green, Bow, Limehouse, Hackney, así como Wapping, Whitechapel o Poplar. Existe una conocida y famosa jerga ‘cockney’ que se habla en esa zona de la capital británica y que es utilizada desde hace siglos por clases populares y trabajadoras. La famosa jerga rimada ‘cockney’ consiste en reemplazar una palabra de uso frecuente por otra que forma parte de una frase hecha y que rima con ella. El efecto que produce ese cambio es un toque humorístico evidente por sus connotaciones. Un ejemplo puede ser : ‘trouble and strife’ (problemas y discusiones) que en jerga cockney sería ‘trouble and wife‘ (problemas y esposas). Lógicamente, esa jerga será difícil de entender incluso para los ingleses que no estén familiarizados con ella. Hay leyendas que le dan el origen en los mercados locales, donde al parecer podría haberse inventado para que los clientes no pudieran entender a los comerciantes. Otras leyendas dicen que se creó en las prisiones locales para que sólo los presos entendieran el significado. La famosa película ‘Mary Poppins’ utilizó esa jerga. Se dice asimismo que el cógido cockney se inventó en el siglo XIX para poder hablar frente a la policía sin poder ser entendido.

mary poppins disney

Para muchos, los verdaderos ‘cockneys’ vienen de la zona conocida como Bow Bell, donde se ubica el famoso campanario del mismo barrio, pero lo cierto es que el término se asocia al este de la ciudad. La primera vez que se utilizó fue a comienzo del siglo XVII cuando Samuel Rowlands mencióno a ‘un cockney de las campanas de Bow’. El mismo diccionario inglés le ha dado varias interpretaciones en diferentes épocas de la Historia hasta quedarse con la que conocemos hoy en día. La famosa iglesia de St.Mary-le-Bow fue destruida durante el incendio que asoló la ciudad de Londres y en los bombardeos del ejército nazi de la Segunda Guerra Mundial, para ser reconstruida en 1961. Pero sí son peculiares es por su original forma de hablar y por su acento característico, único en toda la ciudad de Londres. Muchas obras legendarias han llevado ese acento como firma, por ejemplo, el protagonista de la película ‘Alfie’ (1966), dirigida por Lewis Gilbert y protagonizada por Michael Caine; o el personaje de la novela de Charles Dickens ‘Los papeles póstumos de Pickwick’.

Alfie-900407068-large

El uso de la jerga ‘cockney’ ha traspasado fronteras, puesto que ya es habitual en Escocia, Irlanda y Gales. Muchas ciudades del norte de Inglaterra también lo utilizan, lógicamente a su manera. Pero también hay casos en otros países de habla inglesa, como Australia, Nueva Zelanda y Sudáfrica. Todavía existen hoy en día y si alguno se encuentra con alguno de ellos lo predica orgullosamente. Su peculiaridad es incontestable y sus aspectos distintivos los llevan con elegante orgullo. Hay que recordar que la zona de Cheapside, en el este de Londres, fue desde el siglo XIII hasta finales del XVII el corazón y el alma de la ciudad. Sus mercados se llenaban y sus barrios rebosaban vida y comercio. La comida tradicional para un cockney en la época victoriana eran las anguilas en gelatina y las empanadas con puré de patata. Hay que tener en cuenta que siempre que se intentaba describir a un habitante de Londres durante el siglo XVI se hacía de forma peyorativa, ya fuera por parte de otro inglés o de un extranjero. Un londinense medio de esa época era tratado de ignorante, de malos modales y de incapaz de poder trabajar duro. En la actualidad incluso hay formas típicas de calificar a un londinense, sobre todo desde el norte del país: ‘southern fairies’ (maricones sureños) o ‘southern softies‘ (blandengues sureños). Y también en la actualidad, el acento cockney o algo similar se ha ido introduciendo en otras áreas de la capital británica. Las migraciones de población han provocado que los acentos ya no estén situados en un sólo punto determinado sino que se esparzan rápidamente. Pero si preguntáramos a muchos que se dicen a sí mismos ‘londinenses’ si entienden la jerga cockney seguramente la respuesta sería negativa. Los auténticos cockneys son hoy una raza en extinción, por así decirlo. Ahora se habla del ‘mockney‘, una imitación del ‘cockney’, aquel que suele hablar la jerga pero que carece de lo más genuino, de ser un auténtico cockney. Aunque eso está pasando en muchas aspectos de la vida en todo el mundo y además con bastante naturalidad. Todo se pierde, o no.

cockney