Singapur /2

Publicado: 3 de febrero de 2012 en Rincones del Mundo
Etiquetas:,

Al oeste de la isla se encuentra la zona de Jurong. Aunque es una zona industrial existen algunas atracciones turísticas. Y hacia el sur se llega a la Isla de Sentosa, digamos que la zona de ocio de sus habitantes. El parque de la Costa Este  (East Coast Park) se extiende al este de la ciudad sobre terrenos que se han ido ganando al mar, un lugar muy agradables donde poder relajarse. Es una ciudad cómoda para pasear, donde en muchos cruces de grandes avenidas existen corredores y pasos subterráneos para los peatones y donde se encuentran con más centros comerciales sumergidos en ellos. No hay momento que desaprovechar cuando se trata de vender o de comprar.

Hay varios museos interesantes como Museo de Arte de Singapur o el Museo de Civilizaciones Asiáticas. En el distrito colonial se puede ir paseando e ir descubriendo auténticas joyas bien conservadas del colonialismo más emblemáticos. También existen muchas iglesias coloniales  y templos, la mayoría de ellos chinos. La Iglesia colonial más antigua de Singapur es la dedicada a Gregorio el Iluminador, de origen armenio, que fue diseñada por el arquitecto colonial George Coleman. Este mismo arquitecto diseño  el edificio original de la Catedral de San Andrés pero a los años fue demolido. La catedral católica más antigua es la del Buen Pastor. En cuanto a los templos habría que destacar algunos, como por ejemplo, el templo Kuan Im Thong Hood Cho, que mantiene su colorido y animación; o el templo de Thian Hock Keng, conocido como el templo de la felicidad celestial, uno de los más antiguos y llamativos de todo Singapur; o el Templo de Sri Mariamman, en pleno Chinatown aún siendo hindú, el más antiguo entre los de su congregación.

El pequeño barrio indio (Little India) poco o nada tiene que ver con el entorno más corriente de Singapur. Pero alberga varios templos hindúes y a una gran población de obreros provenientes de India, Bangladesh o Sri Lanka que desempeñan en la mayoría de los casos los trabajos que los singapurenses no quieren realizar. El barrio de Orchard Road era en su origen una hermosa plantación de nuez moscada y pimienta y ahora se ha convertido en el culto al ‘shopping’. Es un centro comercial detrás de otro a lo largo de toda la calle Orchard Road, unido a hoteles de cinco estrellas y franquicias internacionales dedicadas a todo tipo de actividades. Todas las calles que la rodean están repletas de zonas residenciales y de apartamentos y pisos de lujo habitadas en su gran parte por los empleados occidentales que residen en Singapur.

Pero sin lugar a dudas donde el viajero y el turista encuentran actividad especial y una sorpresa detrás de otra es en el barrio chino (Chinatown). Limita al norte con Church Street y con Maxwell Road al sur. Como todos los barrios chinos que se precie es una actividad desbordante, un bullicioso comercio que no descansa y una sofisticada animación que va desde primeras horas de la mañana hasta largas horas de la noche. La zona está hecha para eso, para que entres y no te detengas, para que compres, para que visites, para que te sientes y observes, para que descubras sus calles, sus casas, sus restaurantes y sus habitantes. Todavía conserva la arquitectura colonial y original.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s