Posts etiquetados ‘Indonesia’

Indonesia (Los años de Suharto)

Publicado: 25 de febrero de 2012 en Historia
Etiquetas:, ,

Hay teorías que afirman que quizá el general Suharto estuvo implicado en el fallido golpe de estado contra Sukarno en 1965. Dadas sus habilidades demostradas en la manipulación ninguna teoría se podría descartar o eliminar.

La figura de Suharto no se parecía en nada a la de su antecesor Sukarno. No tenía tanta facilidad de palabra y sus discursos parecían orientados a ahogar el debate en lugar de inspirarlo. Suharto nació en la isla de Java en 1921 y desde su adolescencia estuvo implicado en el ejército, en aquella época el ejército colonial holandés. Durante la década de los 50 ascendió rápidamente en el ejército indonesio y colaboró en la represión de las rebeliones de las Molucas del Sur y de la Darul Islam. En 1959 fue relegado a una escuela militar debido a su implicación en el contrabando de opio y de azúcar, pero en 1962 el propio Sukarno le designó para liderar la campaña militar contra Nueva Guinea Holandesa.

Siempre quiso que le llamaran ‘Bapak Pembangunan’ (Padre del Desarrollo). Una de sus teorías era que el autoritarismo era necesario para el progreso económico de Indonesia. Entendía que Indonesia debía mantenerse unida a toda costa, lo que conllevaba minimizar la actividad política y aplastar cualquier movimiento separatista.  En ese grupo entraban los islamistas radicales, los comunistas o los separatistas rebeldes. Para él, las propias fuerzas armadas representaban el papel de guardianes indispensables de la unidad indonesia y fue durante los años de su mandato cuando su doble función, la de supervisar el gobierno doméstico y defender el país, estuvo más arraigada.

No se aceptaba la disensión, y la censura era el arma para mantener al pueblo al margen de la verdad, una ignorancia impartida que hacía que el gobierno ocultase todo aquello que le parecía necesario. El poder absoluto permitió a las fuerzas armadas, a sus familias y a los socios de Suharto hacer y deshacer sin necesidad de argumentación. El ejército se convirtió no sólo en una fuerza de seguridad del estado, sino en una maquinaria que dirigía negocios, legales e ilegales, para financiar su propia organización. La corrupción era el día a día e iba de la mano del secretismo. Su propia familia era el ejemplo más claro de esa maquinaria que funcionaba a las mil maravillas. Su mujer, Ibu Tien, era apodada ‘molienda de trigo’. Su hija Tutut ganó el contrato para construir la autopista de peaje de Yakarta. Su hijo Tommi se hizo con el monopolio sobre el clavo. No es de extrañar que en 1995 Indonesia fuera proclamado como el país más corrupto dentro del Indice de Corrupción  publicado por Transparencia Internacional (TI). La propia Ti calificó a Suharto en 2004 como el personaje más corrupto de todos los tiempos. Algo difícil de igualar.

A diferencia de Sukarno, que se había aliado con el apoyo comunista de la Unión Soviética y de China; Suharto ofreció la cara opuesta, su anticomunismo le llevó a entablar amistad con el gobierno norteamericano y el resto de países occidentales. EEUU y Japón se garantizaron el control sobre el petróleo y sobre los minerales indonesios. Pero al finalizar la guerra fría, Occidente se cansó de hacer la vista gorda ante las maniobras de Suharto. Comenzaron a presionar para que diera más libertad y democracia al país, y eso hizo que se abriera un proceso de cambio político con más debate abierto que se conoció con el nombre de Apertura, y que se cerró bruscamente cuando la prensa comenzó a criticar duramente al gobierno.

La crisis económica que atravesó el país en 1997 causó verdaderos estragos en muchos millones de indonesios y aceleró el Nuevo Orden. Los aumentos de los precios provocaron disturbios. Las manifestaciones antigubernamentales comenzaron a ser masivas, sobre todo cuando en mayo de 1998, las tropas mataron a tiros a cuatro estudiantes en la Universidad de Yakarta. Los chinos fueron los más perjudicados, sus negocios fueron destruidos y quemados, se habló de numerosas violaciones y asesinatos. Todos, incluso los propios ministros de Suharto pidieron su dimisión, que se produjo el 21 de mayo.

La caída de Suharto trajo consigo la llegada de la ‘reformasi’ (reforma), tras avanzar en participación democrática, en libertad de expresión y en derechos humanos. Los 30 años de gobierno de Suharto pasarán a la historia de Indonesia como uno de sus capítulos más tristes y sangrientos. Masacres de comunistas, más de un millón de prisioneros políticos, negación de los derechos humanos, oposición silenciada. Tan sólo había una regla, acatar las órdenes dadas por él o por sus generales.

Tras su dimisión, le relevó su vicepresidente Habibie que liberó a presos políticos, suavizó la censura y prometió elecciones, pero continuó tratando de prohibir las manifestaciones y reafirmó el papel político del cada vez más impopular ejército. En 1998 cuando un grupo de estudiantes marcharon hacia el Parlamento para exigir elecciones inmediatas, el ejército asesinó a más de doce de ellos e hirió a centenares. Las primeras elecciones realmente libres del país se efectuaron en junio de 1999. Ningún partido recibió un claro resultado, pero el MPR eligió como presidente al predicador musulmán Abdurrahman Wahid como líder de una coalición. Wahid era excéntrico, ciego, había sufrido dos derrames cerebrales y detestaba la vestimenta forma y las jerarquías. Todas sus medidas causaron incluso temor y en 2001 el MPR destituyó a Wahid por supuesta incompetencia y corrupción. Todavía quedaba mucho recorrido para la auténtica democracia indonesia.

Anuncios

Ubud (Bali)

Publicado: 23 de febrero de 2012 en Rincones del Mundo
Etiquetas:, ,

Para los que Bali representa playas, tablas de surf, aguas azuladas, borracheras interminables y compras para detener cualquier depresión, existen también otros  lugares donde poder perderse y descubrir la magia de la cultura y las gentes balinesas. Uno de esos lugares que tiene la isla es la ciudad de Ubud. Y desde hace un tiempo monopoliza la mitad del turismo de Bali, ese otro turismo interesado en otras cosas más auténticas, más originales y más culturales. Ubud está situado entre unas suaves laderas que conducen a las montañas del centro de la isla de Bali. Aquí su atractivo se basa principalmente en las grandes dosis de exposición de la cultura balinesa.  Una lista enorme de actividades que sigue creciendo con el aumento del turismo. De hecho, a muchos sorprende tanto que alargan su estancia debido a todo lo que depara. Ya no sólo es la ciudad en sí, belleza del arte balinés, de sus templos y rincones escondidos. Su entorno se impone por los cuatro costados.

Los pueblos vecinos ya forman parte de su entorno. Campuan, Penestanan, Padangtegal, Peliatan y Pengosekan ya forman parte de Ubud en la actualidad. Todos ellos son interesantes por sus talleres de artesanía, por sus templos, por sus paisajes, por una belleza y una tranquilidad que enamoran al viajero. Por no hablar de la diversidad de alojamientos encantadores y la amabilidad de sus gentes. En Ubud las actividades abarcan un gran abanico de posibilidades, desde el pasear por todas sus calles y pueblos vecinales, a largas caminatas por sus diversos circuitos, descubrir la magia de todos sus templos, perderse por sus inacabables galerías de arte o dedicarse a completar un curso de los muchos que existen.

La gran oferta de restaurantes y bares le dan otro atractivo añadido. La occidentalización en ese aspecto es notorio, pero los detalles asiáticos predominan por encima de todo. Los locales tienen un encanto especial. Cada cual puede elegir entre una gran gama de gastronomías y de mezclas de muchas de ellas. No tiene el ambiente nocturno de otros lugares de la costa balinesa, pero quién los necesita aquí. Es popular Ubud por sus espectáculos de danza y música. Los cursos para profundizar la cultura balinesa se suceden. Desde los de iniciación a la gastronomía indonesia a la danza, desde talleres de escritura o  de pintura a música popular o masajes asiáticos. Nadie puede aburrirse. Casi todos los alojamientos poseen el atractivo de la zona, encanto, toques creativos y marcado carácter local y cultural.

Los templos que decoran Ubud ya merecen por sí solos una visita. Desde el Palacio de Ubud, el Puri Saren Agung, el Pura Marajan Agung, el Pura Desa Ubud o el Pura Taman Saraswati. En el Palacio tiene muchos rincones adornados y se construyó en su mayor parte después del terremoto de 1917. La familia real local todavía vive aquí. La cantidad de museos que se pueden visitar es eterna y da idea de la inquietud cultural y artística del lugar. Los más importantes son: Museo Puri Lukisan, un Palacio de Bellas Artes Balinés, un excelente ejemplo de todas las etapas y escuelas balinesas. El movimiento de arte moderno balinés comenzó en Ubud, donde los artistas utilizaron por primera vez materiales modernos influenciados por estilos extranjeros. En el Museo de Arte de Neka se puede apreciar el desarrollo de la pintura balinesa.

Los cinco principios de Indonesia (Sukarno)

Publicado: 21 de febrero de 2012 en Historia
Etiquetas:, ,

La doctrina filosófica del estado unitario indonesio, conocido como Pancasilla, significa ‘los cinco principios’ en sánscrito y en pali, las lenguas sagradas del hinduismo y del budismo. La Pancasilla fue expuesta por primera vez por Sukarno en 1945 como síntesis de la democracia occidental, el islam, el marxismo y las tradiciones autóctonas de las aldeas.

Proclamada en la Constitución de ese mismo año, el Nuevo Orden de Suharto la elevó al nivel de eslogan. Habibie, suceso de Suharto, abolió el requisito de que la Pancasilla formase el principio básico de todas las organizaciones, aunque la doctrina sigue siendo parte importante del credo nacional.

Los cinco símbolos del país son los siguientes:

  • L a estrella: representa la fe en Dios a través del Islam, el cristianismo, el budismo, el hinduismo y cualquier otra religión.
  • La cadena: representa el humanismo dentro de Indonesia y en las relaciones con la humanidad en general.
  • El baniano: representa el nacionalismo y la unidad entre los varios grupos étnicos del país.
  • El búfalo simboliza el gobierno representativo.
  • El arroz y el algodón: representan la justicia social.

En la década de 1920, el Partido Nacional Indonesio (PNI) estaba liderad por aquel entonces un joven ingeniero llamado Sukarno. Esta organización se convertiría poco a poco en la organización nacionalista más fuerte del país hasta que los holandeses encarcelaron a sus líderes n 1930. Con la invasión japonesa durante la Segunda Guerra Mundial, Sukarno fue autorizado a viajar por todo el territorio para impartir discursos nacionalistas. Cuando ya la derrota japonesa estaba cerca, la Agencia  de Investigación para la Preparación de la Independencia  se reunió en Yakarta. Esta comisión propuso una constitución, una filosofía y un territorio. Y cuando Japón declaró su rendición, un grupo de jóvenes nacionalistas radicales secuestró a Sukarno para que declarase de inmediato la independencia de Indonesia, que se hizo en la misma casa de Sukarno el 17 de agosto de 1945. Fue entonces cuando se formó un gobierno bajo la presidencia de Sukarno y vicepresidido por Hatta.

Pero los holandeses volvieron de nuevo con su propio ejército. Los indonesios sólo anhelaban la independencia. Las masacres se sucedieron pero las guerrillas no se detuvieron hasta que la presión de la opinión internacional hizo lo suyo para que los holandeses transfirieran el poder a la República de Indonesia el 27 de diciembre de 1949. Fue una revolución sangrienta, donde casi cien mil indonesios perdieron sus vidas por una libertad que costó muy cara.

Pero el inicio de la Indonesia independiente no fue un camino de rosas. Los conflictos entre musulmanes y comunistas persistieron, la economía estaba en un estado lamentable. Finalmente, en 1955 se celebraron elecciones, pero ningún partido consiguió la cuarta parte de los sufragios. Fue en 1956 cuando Sukarno comenzó a exponer sus ideas sobre un sistema político más adecuado para Indonesia. Su idea era sustituir la democracia  de estilo occidental por un consenso mediante el debate. El resultado fue conocido como la ‘Democracia Guiada’, que no era otra cosa que una inestable coalición entre el ejército, grupos religiosos y comunistas y con un creciente poder en manos del presidente, el propio Sukarno. Por si eso fuera poco, en 1959, Sukarno también adoptó el cargo de Primer Ministro. Sukarno no fue capaz de alentar la economía, pero construyó una serie de ostentosos monumentos nacionalistas como sustituto del desarrollo real, como el Monumento Nacional de Yakarta.

Entre 1963 y 1968 Sukarno protagonizó la konfrontasi (confrontación) con la recientemente formada Federación de Malasia, que decía ser títere del gobierno británico. Pero los intermitentes combates en la frontera de Borneo nunca pusieron en apuros la supervivencia de Malasia. En 1965 rebeldes militares asesinaron a 6 importantes generales en Yakarta. E general Suharto contuvo a los rebeldes. Todo ello representó que, a pesar de que Sukarno siguió como presidente, Suharto empezó a maniobrar para hacerse con el poder. Hasta que el 11 de marzo de 1966 las tropas de Suharto rodearon el palacio presidencial de Sukarno y éste no tuvo más remedio que firmar la Orden por la cual autorizaba a Suharto a restaurar el orden. Los leales a Sukarno fueron arrestados. En marzo de 1967, la Asamblea Consultiva del Pueblo (MRP) designó a Suharto como presidente en funciones. A Sukarno se le detuvo en arresto domiciliario. En 1970 moriría por causas naturales.

Fue un orador edificante y un líder carismático, todavía hoy sigue siendo adorado por muchos, que lo siguen llamando cariñosamente ‘Bung Karno’ (bung significa hermano o compañero). Era inteligente hablaba varios idiomas, aunque extravagante y complejo. Tuvo al menos 8 mujeres. Durante toda su carrera política tuvo como idea unir a todos los indonesios y fue quizá el arquitecto del país. Quiso servirse de las facciones como si fueran marionetas y las marionetas al final acabaron por dominarle a él.

Rajás y sultanes

Publicado: 20 de febrero de 2012 en Historia
Etiquetas:, ,

Los estados hindúes, budistas y musulmanes de Indonesia no eran amantes de dedicar tiempo y dinero al bienestar de sus súbditos. La gran mayoría eran monarquías absolutas o sultanatos cuyos gobernantes aseguraban ser en parte divinos. Digamos que la teoría decía que los súbditos estaban principalmente para producir alimentos y bienes, acaso para desempeñar negocios con los que pagar impuestos al soberano, o bien para luchar o para ocupar puestos en la corte real como poetas, astrólogos, recaudador de impuestos.

La tierra en cualquier caso pertenecía al soberano, quien permitía los cultivos a sus súbditos a cambio de impuestos y tributos. Los esclavos eran parte intrínseca del panorama hasta bien entrado el siglo XIX.

Los reinos o sultanatos más extensos, como el indo-budista Majapahit (1294-1478) en Java, o el musulmán de Mataram (1581-1755), erigieron imperios comerciales gracias a los tributos satisfechos por otros pueblos a quienes mantenían a raya bajo la amenaza de una intervención militar. Las historias personales de sultanes y soberanos se suceden a lo largo de la historia, algunas son más atractivas y curiosas que otras, pero todas tienen un denominador común.

Por ejemplo, Majapahit estuvo siempre en la memoria de los lugareños y de los futuros estados indonesios por sus buenos modales, la ceremonia y las artes de su corte, y porque algunos de sus príncipes y princesas habían contraído matrimonio con las familias gobernantes de los sultanatos musulmanes.

Otro ejemplo es el del sultán Agung de Mataram que no tuvo reparos en conquistar estados musulmanes vecinos en la década de 1620, cuando deseaba estrechar el control sobre las rutas de exportación del arroz, el azúcar y la teca de Mataram. Aquí no contaban las alianzas pasadas, ni los vínculos de sangre eran garantías para evitar una matanza o para garantizar un trato de favor.

El sucesor de Agung, Amangkurat I, en su primer año de mandato, ejecutó al menos a 6 mil súbditos, incluidos a los consejeros de su padre y a sus propios hermanastros y sus familias para eliminar cualquier posible disputa a su autoridad. Otro ejemplo de racionalidad.

En los siglos XVI y XVII los estados indonesios se sirvieron de los europeos como socios comerciales, mercenarios o aliados según se conveniencia, pretendiendo deshacerse de ellos si se volvían demasiado fuertes o exigentes. Precisamente en Malaca, el pequeño sultanato de Ternate, rico en clavo, expulsó a los portugueses, socios hasta 1575. Y más tarde otorgó a los holandeses el monopolio sobre la venta de sus especias, utilizando esos ingresos para construir su flota de guerra y cobrar tributos de otros pequeños estados. Ternate llegó a controlar 72 estados en Malaca y en Sulawesi que pagaban impuestos.

Todos esos contratos, alianzas y conquistas transfirieron a los holandeses el control sobre gran parte del comercio y el territorio de Indonesia. Provocaron muchos conflictos internos, y esas interminables luchas internas del reino de Mataram en Java les brindó tal poder que incluso el casi muerto rey Pakubuwono II les cedió el control de su reino. También en 1755 provocaron un nuevo conflicto sucesorio en Mataram, dividiéndolo en dos reinos con dos capitales distintas; Solo y Yogyakarta.

Islas Gili (Lombok)

Publicado: 18 de febrero de 2012 en Rincones del Mundo
Etiquetas:, , ,

Con el paso de los años, muchos turistas que repetían sus vacaciones en Bali tuvieron la necesidad de ir buscando nuevos lugares para no caer en la rutina y las repetitivas imágenes. Con el transcurso de ese mismo tiempo, pequeñas joyas cercanas han ido aumentando su importancia, gracias a unas nuevas estructuras y a unas buenas inversiones, tanto locales como extranjeras.

Las Islas Gili son un buen ejemplo de esta expansión del turismo en esta zona de Indonesia.  Hace muchas décadas que los visitantes de Bali se acercaban a estas costas con la intención de pasar un día y visitar sus famosas playas de arena blanca, sumergirse en sus arrecifes de coral o desconectar del bullicio balinés por un momento y sentir la tranquilidad cercana de estas islas.

Son tres joyas, tres gotas de tierra en medio del océano y justo en frente de la isla de  Lombok. De hecho, según desde dónde se las observe parecen la misma isla, parecen pegadas y casi tocando la orilla de Bangsal, el pueblo embarcadero situado en Lombok desde donde zarpan y arriban los barcos que navegan por estas rutas. Suele ocurrir que el visitante aparece por aquí y alarga la estancia más de lo que tenía pensado en las islas y una vez que se visitan es fácil entenderlo. Son tres islas que parecen iguales y que, sin embargo, son bastante diferentes en carácter y concepto. Sólo tienen una cosa en común, cualquiera de ellas enamora al visitante más escéptico.

  • Gili Air : Es la más cercana a la península, en unos veinte minutos el barco te deja en su embarcadero principal. Numerosos bungalows repartidos por toda la isla se mezclan entre palmeras y cocoteros. La población de esta isla no llega a los dos mil habitantes. Su característica es meramente rural. Fue colonizada como sus compañeras por campesinos sasaks y bugis, que plantaron palmeras cocoteras que dominan toda su franja costera. Desde sus playas, en días claros, se puede observar perfectamente el volcán Rinjani (Lombok) e incluso el Agung (Bali). Sus playas de arena blanca son estrechas pero preciosas, con aguas que las rodean de un azul turquesa limpio y transparente, todo decorado con cafés y bares tranquilos para contemplar las puestas de sol. Desde sus inicios turísticos esta isla ha atraído a las familias, aunque cada día son más parejas las que aparecen tumbadas en sus playas. La sensación que da es que es la más pacífica, tranquila y deshabitada y, sin embargo, es la más habitada de las tres.
  • Gili Meno :  Esta isla se encuentra en el medio. Y es la más pequeña de las tres. No alcanza ni el medio millar de habitantes. Dicen los nativos que es la perfecta para perderse de todo. Y de un tiempo a esta parte la llaman la isla de las lunas de miel. Todos los alojamientos se encuentran en la franja este que es donde se encuentran sus mejores playas. Algunos hospedajes se encuentran en su interior , junto a algunos lagos ya secos. Desde la costa de Lombok tan sólo son necesarios unos 25 minutos para llegar hasta ella.
  • Gili Trawangan : Digamos que aquí se ha concentrado el turismo dedicado al ambiente más sonoro y musical, más moderno y sofisticado, más joven y animado. Pero eso no quiere decir que la isla sea sucia, ni mucho menos, todo lo contrario. No alcanza los 2 mil habitantes pero tiene una gran animación. Sin duda, es la más visitada. Son famosas sus rave parties en muchos de sus locales junto a la playa. Muchos surfistas hacen parada técnica para degustarse con las maravillosas fiestas nocturnas , escuchando a algunos djs pinchando los éxitos más bailables. Los locales han ido aumentado en número y en comodidades y la mayoría ya señalan su Wi-Fi gratis a sus clientes. Los mochileros fueron los primeros en acudir a esta isla que goza de unas playas espléndidas y de unas aguas que mezclan el verde y el azul mostrando unos arrecifes de coral que hacen del submarinismo el máximo atractivo de los turistas. Conocida como la isla de la droga perdió parte de su atractivo por este hecho aunque el gobierno intentó paralizar esa fama parece que no lo ha conseguido del todo puesto que lo más normal es tal como bajas del barco te ofrezcan algunos de sus famosos ‘champiñones’. La construcción no se ha detenido, e incluso está aumentando. Los propios lugareños están invirtiendo en lo que ven que puede convertirse en un destino preferido para muchos. De hecho en la otra parte de la isla se han construido nuevos hoteles y resorts que han hecho que muchas familias se incorporen a su lista de visitantes.

Un efecto que ha logrado que las visitas a las islas hayan aumentado considerablemente, ha sido la implantación de unas lanchas rápidas desde Bali, que en un poco más de una hora recogen a los turistas de una costa para dejarlos en la otra. Turistas adinerados de Malasia, Bali y Singapur están prodigando sus visitas con mayor frecuencia para goce de sus habitantes que ven las posibilidades de futuro.

Otra característica de las tres islas es que aquí no existen los motores. Ni coches ni motos. Ese es el concepto. Para conocer la isla tan sólo hacen falta ganas de andar, de pedalear en una bicicleta o de ser tirado por un pequeño carro tirado por un caballo o por un burro. Ese atractivo medieval y ecológico que le da una extraña aunque encantadora forma de turismo nuevo y diferente y que en cierta forma evoca al turismo europeo isleño de los años 70.

El mayor atractivo de las islas es la posibilidad de practicar submarinismo ya que posee una vida marina rica y variada. Hay tortugas por todo el territorio, así como tiburones, caballitos de mar, peces aguja y crustáceos. Los arrecifes de coral por sí solos merecen la visita. Las escuelas de submarinismo se encuentran casi todas ellas en Trawangan y se han convertido en un nuevo negocio.

Nusa Tenggara (Indonesia)

Publicado: 17 de febrero de 2012 en Rincones del Mundo
Etiquetas:, ,

La diversidad cultural de este estado no tiene réplica en el resto de Indonesia. Por un lado, Lombok y Sumbawa son mayoritariamente islámicas; Flores, es más bien católica; y Timor y los archipiélagos remotos de Alor y Solor son protestantes. Aquí  se mezclan los rituales animistas con las oraciones musulmanas junto a templos hindúes y capillas católicas. El idioma nacional, el bahasa indonesia, sigue siendo predominante, pero cada una de las islas tiene al menos un idioma autóctono.

Nusa Tenggara guarda tesoros todavía por descubrir. Los amantes de las playas de fina arena blanca y aguas transparentes disfrutan aquí de su pequeño paraíso. Pero hay que añadir más cosas puesto que su riqueza natural no se queda sólo en eso. Es aquí donde se puede gozar del mejor submarinismo del mundo, a tenor de lo que dicen los especialistas. Es donde los surfistas marcan con una x como uno de sus destinos favoritos. Es donde se encuentran los más preciosos manantiales naturales de todo el país y más de un lago volcánico.

Un territorio repleto de tiburones y de peces raya. Un lugar donde habita el lagarto más grande del mundo: el dragón de Komodo. Pero además están las islas Gili, cada vez más visitadas, de un atractivo enorme. Y para los amantes de  la montaña siempre queda la visita al fascinante volcán Gunung Rinjani (3726 m) y todo lo que le rodea.

Antes del siglo XV los únicos extranjeros que se acercaron a sus costas fueron comerciantes chinos y árabes en busca de especias. En 1512 los portugueses arribaron a las costas de Flores y más tarde a Timor y a Solor donde implantaron el cristianismo. En el siglo XVII los holandeses entraron en acción y se hicieron con el control de Kupang en 1653, pero como solía ocurrir a menudo los holandeses no prestaron demasiada atención hacia Nusa Tenggara y por lo tanto no llegaron a controlarla del todo hasta el siglo XX mediante alianzas con rajás tribales.

Aquí fue frecuente el robo de coronas y tanto ha sido así que ha tenido un efecto duradero en la política regional. Tras la Segunda Guerra Mundial la inmensa mayoría de la población seguía viviendo de la pesca o de la agricultura. Hay que añadir que las sequías eran abundantes y continuas con lo cual perjudicaban en exceso el desarrollo de toda la zona. Sólo un dato es esclarecedor: en 1966 murieron más de 50 mil personas de hambre. El gobierno tomó medidas e hizo emigrar a muchas familias.

Hoy en día la industria es mínima. Muchos habitantes emigraron a Java o a Bali en busca de poder salir adelante. Gobiernos extranjeros han invertido últimamente en la zona, como por ejemplo el gobierno de Dubai, que ha invertido en el sur del estado. Muchas empresas han invertido en turismo y muchas zonas han desarrollado esa industria de una forma bastante sostenible. Mucho turismo que viene derivado de Bali ha comenzado a conocer y a descubrir la isla de Lombok y eso parece que ha hecho revivir todo el panorama económico. Se están desarrollando nuevas estructuras con las que poder avanzar en esa industria y se ha apostado por ello. Nuevas carreteras y nuevos servicios y estructuras ayudarán a que en el futuro el turismo sea una costumbre y ayude a salir adelante a miles de personas.

Lombok (Indonesia)

Publicado: 16 de febrero de 2012 en Rincones del Mundo
Etiquetas:, ,

Su proximidad a Bali y los nuevos transportes rápidos por mar han hecho que muchos turistas descubran cada año esta atractiva isla, repleta de seductores lugares, de playas bellísimas, y que goza de una tranquilidad que a Bali se le está agotando. El volcán Gunung Rinjani de 3726 m ya es suficiente atractivo pero todo lo que le rodea lo hacen todavía más seductor. Es el segundo volcán más alto de toda Indonesia,  y a su alrededor las cascadas y los ríos son numerosos, y ayudan a regar todos los cultivos de la zona, arrozales inmensos que se extienden por las colinas, además de café y tabaco. La visita del volcán no es solo un peregrinaje para los expertos montañeros de todo el mundo sino para los propios lugareños, por representar éste un lugar sagrado.

Pero por si esto fuera poco aparecen las Islas Gili, tres exquisitas gotas de arena colocadas paralelamente y de forma que se pueden visitar todas o solamente alguna de ellas, puesto que cada una tiene sus propias características y sus propios atractivos. Son islas poco habitadas, ideales para aquellos que requieren de lugares paradisíacos y un poco abandonados, un poco lejanas del resto del bullicio balinés. Playas que rodean unas islas de arena blanca salpicadas de palmeras y cocoteros y con unos arrecifes de coral repletos de vida marina, repletas de cabañas de playa y viajeros ansiosos de relax, submarinismo, buceo o de escapar de la asfixiante rutina que le atenaza a diario en su ciudad de residencia.

Lombok casi no llega a los 3 millones de habitantes, de los cuales el 90% son de origen sasaks, un 10% son balineses y la pequeña minoría está formada por javaneses, bugis y árabes. Los sasaks provenían de las montañas y se han establecido por toda la isla, casi todos ellos son musulmanes aunque muchos conservan ritos animistas. Esta tribu muestra todavía una fascinación especial por las heroicas pruebas de fuerza, las proezas físicas y la lucha cuerpo a cuerpo. Existe un deporte ancestral y muy conocido llamado el boxeo sasak (peresehan) que enfrenta a dos hombres armados con palos de ratán y pequeños escudos rectangulares de cuero.

La población china se encuentra en su mayoría en la localidad de Ampenan y los balineses en el oeste. Antes de la llegada del islam, la mayoría de la población era hinduista y por eso se hallan tantos templos por toda la isla.

El principal destino turístico de la isla se encuentra en la playa de Senggigi, una original ciudad costera adornada con una bellísima bahía que esconde 10 km de extensas y hermosas playas y un mar azulado y transparente. El turismo ha ido en aumento y se puede comprobar en los numerosos hoteles de lujo que ya se encuentran en la zona, así como algunos resorts privados y una fantástica oferta de todo tipo de alojamiento, aparte de una suculenta oferta gastronómica y una ambientada vida nocturna. Un desarrollo turístico que ha visto una nueva fuente de ingresos y que con las inversiones de los últimos años puede verse mejorada ostensiblemente. Un pueblo que merece la visita por múltiples razones y que puede servir de base para adentrarse y descubrir el resto de la isla.