Bryggen (Bergen)

Publicado: 17 de julio de 2011 en Rincones del Mundo
Etiquetas:, ,

El Bryggen es la postal más típica que todos recordamos cuando queremos hablar de Bergen. Quién no conoce esa estampa. Es lo más llamativo y quizá lo más hermoso de la ciudad, entre otras muchas cosas, por supuesto.

La palabra ‘bryggen’ significa muelle o embarcadero en noruego. El llamado Bryggen de Bergen es un barrio histórico situado justo al lado de la orilla del muelle donde se asienta la ciudad, salida para visitar los famosos fiordos. Hasta la Segunda Guerra Mundial su nombre era ‘Tyskebryggen’ (embarcadero alemán). Todo tiene su porqué. Bryggen era el lugar donde todos los comerciantes de la Liga Hanseática se establecieron en 1360.

Durante todos los años desde su origen ha sufrido varios incendios, dado que todos sus edificios estaban y están construidos en madera. Hoy en día más de la cuarta parte de los que podemos admirar fueron construidos tras el incendio que asoló el lugar en 1702. Incluso algunos son todavía más recientes.

Todavía se conservan algunos sótanos de piedra que tienen su origen en el siglo XV. Tras el último incendio de 1955 se construyó un museo y un hotel de ladrillo que fue muy polémico. En la actualidad es una zona eminentemente turística. Los turistas pasean arriba y abajo, haciendo fotos de todos los edificios, sorprendidos por ver lo desigual de sus construcciones, relajándose en alguna de sus terrazas para contemplar la puesta de sol que en verano puede ser a partir de las 11 de la noche.

Declarado en 1979 Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, el Bryggen tiene prohibido por el Ayuntamiento de la ciudad colocar sombrillas en las terrazas de los bares. Más de alguna propuesta ha habido e incluso un conocido hotel propuso la construcción en cristal de un invernadero para colocar la terraza dentro y utilizarla durante todo el año con el mismo diseño de las casas del Bryggen, pero fue totalmente rechazada.

Hoy el Bryggen abriga 62 edificios con una superficie total de 13.000 metros cuadrados. Lo que fue su origen (siglo XIV) albergaba 30 edificios donde se podían encontrar desde almacenes para abastecerse, a lugares de ensamblaje para los barcos, viviendas y posadas. Cada edificio disponía de una grúa para subir y bajar barcos y unos salones donde se arreglaban y donde los trabajadores podían comer y descansar.

El Bryggen nos recuerda la importancia que tuvo este lugar y esta ciudad durante el Imperio comercial de la Liga Hanseática desde el siglo XIV hasta mediados del XVI. Su imagen nos traslada en el tiempo y su belleza nos acompaña cada día desde cualquier punto de la ciudad. Es la tarjeta de visita de cualquier ciudadano bergeniano, el cual se siente orgulloso de su peculiar barrio y dada su situación hace las delicias de todos los visitantes. Sus tiendas y bares provocan la masiva aglomeración durante todo el día y en verano las terrazas le dan un color especial puesto que la duración del día y la puesta de sol es un tesoro difícil de olvidar.

Aunque recomiendo visitarlo en esas tardes de lluvia, donde quizá la soledad te puede acompañar y perderse entre sus cuatro o cinco calles pueden trasladarte hasta otro tiempo y enseñarte mejor lo que fue ese barrio y lo que representó en su momento. Nada tiene que ver hoy al que era, eso es innegable. Los antiguos almacenes han dado paso a tiendas de souvenirs y tiendas de regalos, bares y restaurantes. Pero sigue teniendo un encanto especial que cualquier viajero debe saber valorar. Sentarse por unos minutos y contemplar el ir y venir de toda clase de barcos es un placer relajante que se agradece a diario. Una sensación de calma te seduce en este lugar. No hay prácticamente tráfico y solo el sonido de los turistas comentando sus sorpresas te distraen levemente de tal maravilloso paisaje. Al fondo, la entrada a los fiordos espera al viajero.

comentarios
  1. Miquel dice:

    Pues si que es pintoresco el sitio si. Sin duda un lujo poder sentarse en una de esas terrazas a tomar una cerveza con ese sol tan bajo viendo la gente, los barcos, las casas…

    Estoy de acuerdo contigo Javi, Mertxe hace unas fotos preciosas, a mi también me daría algo si un día saco una instantánea como esas.

    Me gusta

  2. Mertxe dice:

    Fue uno de los sitios que más me gustó de bergen, como es lógico. ;) Me permito poneros un link a una de las fotos que le hice http://www.pbase.com/raspilla/image/136060750 y otra a un lugar del que seguro que Vicente nos hablará, pero mientras no lo haga, no desvelaré el misterio http://www.mertxepasamontes.com/%C2%BFeres-capaz-de-encontrar-la-salida.html Es la foto de ese post…

    Me gusta

  3. Nick dice:

    Que bonita foto,con esos colores tan sugerentes.

    Me gusta

  4. Precioso paisaje urbano nos presentas. Pasearse por este barrio debe ser, salvando las diferencias, como pasear por el Born en Barcelona. Un beso felino.

    Me gusta

  5. Manel dice:

    Gracias por la clase de historia, siempre merece la pena saber.
    Lo más hermoso de los pueblos y ciudades que conoces al viajar, es la diferencia. Me encanta descubrir construcciones, materiales, luces, sonidos u olores distintos a los más propios.
    Que envidia poder verlos “in situ·
    Las fotografias son un encanto.

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s