Bali (Indonesia)

Publicado: 13 de febrero de 2012 en Rincones del Mundo
Etiquetas:, , ,

Bali, para todo aquel que no ha lo ha visitado nunca, y tras escuchar tantas y tantas opiniones distintas como se pueden escuchar, nunca se sabe cómo calificar. Para algunos representa el paraíso deseado, aquel en el que mucha gente desearía vivir de por vida; para otros, tan sólo un oasis en medio de un viaje, incluso para algunos pasa por ser un decepcionante lugar, masificado, repleto de turistas y donde se necesita buscar y rebuscar para encontrar un lugar al que se pueda denominar original y particular, por no hablar de fascinante e inolvidable.

Lo que suele ocurrir con lugares así es que se oye hablar tanto que las expectativas acaban siendo consumidas por la realidad. Todas esas maravillas que se comentan parecen desvanecerse como por arte de magia. Y no olvidemos que la opinión de cada uno es muy personal. La mayoría del turismo que llega a la isla de Bali es de alta calidad, seducido sobre todo por recintos privados con playas privadas en medio de la nada, unos resorts abastecidos con todas las comodidades asiáticas que se pueden imaginar, suites de lujo, restaurantes donde degustar el mejor marisco, atenciones de todo tipo, spas donde entregarse y darse un placer, en definitiva, un montaje diseñado con un solo objetivo, atraer la atención de ese cliente potencialmente adinerado que necesita desconectar de su ‘apretada’ agenda para esconderse en uno de esos maravillosos paraísos de diseño, donde de la cultura indonesia, por no hablar de las gentes indonesias, brillan por su ausencia, pero donde puede adquirir cualquier cosa que desee en alguno de sus miles comercios o mercados. El shopping entra dentro de la cultura viajera para muchos y eso se explota sin escrúpulos.

Otro turismo mayoritario es aquel representado por un núcleo de gente que desea ante todo disfrutar con mayúsculas de los ‘placeres’ que la isla le puede ofrecer. Esos placeres pueden variar según el tipo de persona, su edad, su condición, su economía, etc. Muchos se sienten atraídos por sus playas y por su fiesta nocturna. Otros por la tranquilidad de algunos lugares y su precios asequibles para regalarse algún pequeño capricho, ya sea comprando ropa o algún complemento, degustando un plato de comida indonesia o un recibiendo un masaje típico y relajante.

Para todo aquel viajero que se preste la visita a Bali deberá ser muy concienzuda, deberá ser una búsqueda constante hacia lugares donde el turismo no suele aparecer. Ya sea buscando playas semi desiertas, paraíso preferido de los surfistas, o bien visitando algunos de sus maravillosos templos, como los de Pura Luhur Ulu Watu, en la península de Bukit, o el de Pura Tirta Empul, situado en Tampaksiring, o el Pura Kehen, que fuera templo del reino Bangli;  o dejándose atrapar por la cultura de lugares como Ubud  y sus alrededores; o practicar senderismo entre cascadas de agua por la zona de Munduk.

Digamos que Bali puede ser todo y nada o nada y todo. Y todo dependerá de uno mismo, de sus gustos y de sus ganas por descubrir. Como todos los destinos, cada uno muestra un encanto y hay gente que lo ve y lo disfruta y otra gente no. Tan sólo hay que abrir los brazos y querer abrazar el lugar para poder conseguir al menos su esencia.

De lo que seguiremos disfrutando es de las sonrisas de los lugareños. Y, aunque en según qué lugares, ya demuestran su verdadero ingenio para poder ganar algunos dólares más de la cuenta, siguen teniendo una simpatía que les hace ser especiales.  Esas miradas de sorpresa contagian, esos saludos imprevistos y espontáneos hacen que los turistas se sientan como en su casa, con una amabilidad y un énfasis en agradar fuera de lo común.

comentarios
  1. Nick dice:

    et voilà, c´est très belle

    Me gusta

  2. Javier dice:

    Pero a ti que te parece? Te gusta o no es tu tipo de sitio.

    Me gusta

    • Tete dice:

      Pues por lo q he visto no… pero la isla es muy grande, te puede perder por muchos sitios…pero lo famoso de Bali te lo regalo… tal cual

      Me gusta

    • Javier dice:

      Estamos de acuerdo entonces, porque yo oigo a la gente hacer unos comentarios de sitios que no les comprendo francamente. Si claro que como tu dices la isla es grande, yo alquile coche y la recorri bastante, habia mas trafico que en Manhattan, pero al turista normal lo que le enseñan es ese Kuta y alrededores que lo unico que te inspira es salir corriendo.

      Me gusta

    • Tete dice:

      Mira, Menorca por ejemplo le da mil vueltas…tanto en calas, playas, gastronom’ia, etc…lo q pasa q hay una masa de turismo de pandereta, que no salen del resort de turno, con el full credit contratado y creen q eso es un paraiso, cuando uno viaja de verdad empieza a seleccionar y a valorar otras cosas…lo mismo me paso con Costa Rica, un ejemplo del turismo de tour operador, se pone de moda y te lo venden como lo mejor, cuando Panama, sin ir mas lejos es mucho mejor en todos los sentidos…en fin…que no es lo mismo viajar que ir de viaje…

      Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s