Singapur

Publicado: 2 de febrero de 2012 en Rincones del Mundo
Etiquetas:,

Singapur es una ciudad, pero también una isla y también un país. Tiene una extensión de 45 km de norte a sur y de 25 km de este a oeste. Con más de 4,5 millones de habitantes le hacen ser el segundo país con más densidad del planeta. Eso nos da un dato aclaratorio: aquí vive mucha gente. Pero viven bien. Su renta, sus salarios y su buen nivel económico, unido a la baja tasa de paro le hacen ser un destino muy atractivo para muchos asiáticos de la zona que sueñan con poder vivir y desarrollarse en sus calles. De hecho en Malasia es el sueño para mucha gente aunque siempre se quejen de la forma de ser de sus habitantes. Porque si algo tiene de diferente Singapur es ese aire occidentalizado, de capitalismo frenético que le confieren un sospechoso aroma a tratar de ganar más y más sin mirar hacia atrás o hacia alrededor. Se ven pocos pobres pidiendo en las calles, aunque los hay, pero no es la norma.

El núcleo urbano y poblacional de Singapur se concentra en su mayoría al sur de la isla, alrededor del río Singapur, que con el paso del tiempo ha recuperado su protagonismo, tras décadas de decadencia ha renacido para dar vida a la ciudad y para ser considerado nuevamente como el corazón y el alma del país. Justo al sur del río se concentra toda el área de negocios, un barrio financiero donde te ves rodeado de gigantescos rascacielos haciendo las veces de gran urbe que te recuerdan quiénes son los que dominan el mundo. Siglas y logos de famosas multinacionales se dan cita en estas calles, grandes avenidas con lujosos cafés, restaurantes y hoteles de lujo. Es el llamado CBD (Central Business District).

Justo al lado se ha inaugurado hace escasamente unos años toda la zona más espectacular y más atractiva para la vista de turistas, paseantes y familias. Se trata de la zona de Marina Bay, un lujoso centro que rodea la bahía de Singapur en el estrecho del mismo nombre y que está situada en el extremo sur justo en frente de la isla de Sentosa. Aquí no se han escatimado gastos. Si se trataba de dar la nota lo han conseguido. Las cadenas de hoteles más prestigiosas del mundo rodean una amplia franja de dicha zona, junto a grandes almacenes que incluyen las mejores marcas de lujo del mundo, un casino rememorando a los mejores de Las Vegas y un sinfín de atracciones tanto para los más pequeños como para los adultos. Justo en medio del agua renace la estructura arquitectónica del Museo del Arte y la Ciencia. Es una zona que demuestra el poderío económico de la ciudad, de sus habitantes y de sus visitantes. Aunque no se puede considerar a Singapur excesivamente cara, no podemos hablar, sin embargo, de que sea una ciudad asequible. Con el paso de los años, el nivel de vida ha ido creciendo y se nota en cualquier pequeño comercio que vende desde helados, cafés o refrescos. Las paradas de comida se extienden por toda la ciudad pero en cada barrio se muestra el distinto nivel económico de sus visitantes.

Quizá lo más original, seductor y fascinante de la ciudad quede relegado básicamente a la zona del Distrito Colonial o a Chinatown. Son los verdaderos pilares de la cultura y de la historia de este pequeño país. A orillas del río permanecen ciertos barrios que en su época eran sucios y repugnantes y que hoy se han reconvertido en otras zonas modernas repletas de ofertas gastronómicas y de ocio. Me estoy refiriendo a Boat Quay, Clarke Quay y Robertson Quay. Quizá el visitante que nunca estuvo aquí y pasee entre esos barrios no pueda llegar a hacerse la idea clara de lo que eran y de lo que son. Sólo viendo fotografías de algún museo de la ciudad que puedan describir de forma verídica la autenticidad de su origen puede uno llegar a imaginarse hasta qué punto ha cambiado la zona.

De todas formas, la ciudad alberga recuerdos imborrables que aunque han sido reformados y o restaurados, continúan siendo la esencia de su pasado. El distrito colonial, con sus fantásticas obras de estructura arquitectónica invita a pasear sin prisas, a detenerse varias veces, a sentarse y observar. Hay varios edificios emblemáticos como el Hotel Raffles, una joya entre los edificios de la zona y en medio de grandes centros comerciales. Porque si destaca por algo esta ciudad es por la cantidad de edificios entregados a centros comerciales. Verdaderos malls al estilo más norteamericano, gustos para todos los colores, opciones para los más exigentes y para los menos aventajados. La oferta de ‘shopping’ podría considerarse incluso de despótica o vergonzosa. Pero es en lo que ha desembocado toda la estructura creada y si ese fue el objetivo inicial cuando se urbanizó el futuro de la ciudad hay que decir que la misión está cumplida. Otra cosa será saber qué opinan los que la visitan.

Da la sensación de que no es un país hecho para los visitantes, y no es tanto por no tener oferta ni opciones a la hora de poder disfrutar de la isla, que las hay, sino que parece que sea un lugar creado para el que vive aquí, para el que gana su sueldo medio de aquí. Todo está creado para la facilidad del habitante nativo. Sus transportes públicos, puntuales, limpios, poco ruidosos, una extensa red de autobuses y de tren que te ofrecen la posibilidad de moverte por toda la isla a una velocidad más que sugerente. Unas aceras cómodas y anchas para que pasees todo lo que desees aunque la temperatura del ambiente te haga pensártelo varias veces y porque la humedad y el calor pueden hacerte sentir cansado cuando llevas varias horas caminando. De todas formas no se escatima en energía. En cualquier pequeño comercio, por no hablar de los grandes, la temperatura es a veces demasiado fría, los aires acondicionados no paran, no se detienen para crear la atmósfera necesaria para que el ciudadano se encuentre a gusto.

comentarios
  1. Nick dice:

    Que vértigo me dan esos rascacielos, oh là là.

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s