Posts etiquetados ‘Turismo’

Maneras de viajar

Publicado: 22 de junio de 2014 en Artículos
Etiquetas:, ,

aqui_no_hay_sitio_galeria_landscape
‘El que no sale nunca de su tierra está lleno de prejuicios’
(Carlo Goldoni)
***
Desde siempre, el ser humano ha sentido la necesidad imperiosa de viajar. Viajar era descubrir otros mundos, otras culturas. El hecho de viajar y de adentrarse por otros territorios era y, aún lo es, un sentimiento instintivo, natural y muy atractivo. Se viajaba y se viaja para sentir, para ver, para observar, para aprender, para comparar, para analizar, para aprender, para valorar, para pensar, para meditar, para soñar y para darse cuenta de que la vida de los hombres de cualquier parte del mundo puede ser tan igual o tan diferente a la nuestra.
‘Al llegar a cada nueva ciudad
el viajero encuentra un pasado suyo
que ya no sabía que tenía:
la extrañeza de lo que no eres
o no posees más te espera al paso
en los lugares extraños y no poseídos’
(Italo Calvino)
***
En el pasado, viajar significaba perderse de alguna manera. Porque aquel que emprendía un viaje quizá no regresaba jamás a su punto de partida. Era más que una aventura. Y en la aventura radicaba la esencia de la acción. El que visitaba otros lugares encontraba sorpresas, nuevas formas de vida y de cultura, pero también ofrecía su cultura y su forma de vida. Todo en sí era un aprendizaje. Un intercambio. El que daba y el que recibía. Y en ese aspecto, las dos formas son mutuas. Tanto el visitante como el anfitrión recibían inputs, información desconocida que hacía que su mente abriera nuevos archivos. 

images (1)

‘Cuando los hombres buscan la diversidad viajan’
(Wenceslao Fernández Flórez)
***

Los hombres se han movido de su lugar de origen a través de la historia por diversos motivos. La causa más común ha sido la necesidad. Y todavía la sigue siendo. Hoy se viaja más que nunca por placer, pero siguen habiendo millones de personas en el mundo que se ven obligados a emprender viaje y a desplazarse de su lugar de residencia por diferentes motivos, casi todos ellos ajenos a su voluntad. La necesidad atenaza en muchas ocasiones el deseo y la decisión de las personas. Antes se buscaba el lugar donde hubiera alimento, donde hubiera agua, o donde hubiera un clima más benigno. Y, aunque el ser humano ha sabido adaptarse a todas las vicisitudes, el ansia por mejorar y por el cambio le ha hecho descubrir nuevas tierras. 

Pero en la búsqueda de un lugar entran otros factores. Al viajar se buscan sueños, ilusiones, lugares idílicos, se busca el espacio ideal para cualquiera de nosotros. Buscamos lo que no tenemos, lo que no conocemos. Buscamos… Sabemos que siempre puede haber un lugar que nos envuelva con su belleza, que nos deslumbre como nunca nada lo ha hecho. Se viaja para cambiar de alguna manera, para descubrirnos a nosotros mismos, pero de otra forma. Y en el carácter de cada uno de nosotros se interpretan las ganas de viajar y las formas de hacerlo. Cada uno viaja de una manera. Cada uno tiene un concepto de viaje. Y muchos ni siquiera viajan. Porque también existe el miedo a lo desconocido o las mínimas oportunidades de hacerlo. Las circunstancias para emprender un viaje no son siempre las deseables. Pero ciertas personas no lo piensan ni un instante, y en cuanto pueden partir lo hacen. Hacia dónde quizá no es lo importante. Se trata de ir conociendo nuevos lugares, nuevas gentes, nuevos olores y sabores, nuevos paisajes y nuevos amaneceres. Porque al viajar abrimos nuestros sentidos hacia otros espacios desconocidos hasta entonces. Nos introducimos en un mundo donde todo nos parece interesante.

descarga (2)

 ‘Los viajes sirven para conocer las costumbres de los distintos pueblos

y para despojarse del prejuicio

de que sólo en la propia patria

se puede vivir de la manera a que uno está acostumbrado’

(René Descartes)
***
Cada uno de los que viajan tiene su propio estilo. Hay mil formas de viajar. Cada uno escoge la suya. Algunos prefieren organizar todo el viaje, el itinerario, los contactos, los hoteles, los desplazamientos. Otros, prefieren planear lo indispensable, y luego ir escogiendo sobre la marcha. Muchos prefieren salir a la aventura, sabiendo de antemano su destino pero sin saber su recorrido. Algunos se lo toman con calma. Otros lo planean durante meses o semanas. En los viajes existe un ritual sagrado y reconfortante, puesto que, gracias a él, viajamos incluso antes de partir. Ahora se puede buscar información del destino, se pueden encontrar miles de páginas web con todos los comentarios y experiencias de otros viajeros. Hay fotos, mil fotos, de cada lugar. Siempre hay un tipo de viaje para cada persona, y aunque hay muchos reacios a viajar, los números dicen que cada año viajan más personas en todo el mundo. Hay viajes para todos los gustos y para todos los bolsillos. Todo depende de nuestras exigencias y objetivos.
Viajando exploraremos lugares que nunca hubiéramos imaginado. Descubriremos joyas, tesoros lejanos, tierras prometidas, mares de otros colores, tierras secas y solitarias, playas vírgenes, lugares donde podremos encontrarnos como fuera del mundo, donde indagaremos en nuestro interior y donde podremos escarbar más allá de nuestras heridas y de nuestro pasado. Viajar nos abrirá la mente, de eso no hay duda. Nos enseñará muchas respuestas y nos aclarará muchas dudas pero, sobre todo, nos hará valorar todo eso que día a día lo damos por supuesto y que no apreciamos como deberíamos, aprenderemos a valorar las pequeñas cosas, los pequeños detalles. Amaremos viajar para distinguir la belleza en cualquier rincón del camino. Sea de la forma que sea hay que viajar.
Anuncios

Torres del Paine

Publicado: 7 de junio de 2014 en Rincones del Mundo
Etiquetas:,

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

‘Seamos ese pedazo de cielo,

ese trozo en que pasa la aventura misteriosa,

la aventura del planeta que estalla en pétalos de sueño.’

(Vicente Huidobro)

***

Las Torres del Paine son conocidas también como Macizo del Paine o Cordillera del Paine. Un grupo incomparable de montañas ubicadas en el Parque Nacional Torres del Paine, en la Patagonia chilena. La Patagonia es una región geográfica ubicada en la parte más austral del continente americano. Comprende territorios del sur tanto de Argentina como de Chile. La cordillera de los Andes divide la región en los sectores oriental y occidental. Políticamente está dividida en dos: la parte chilena y la parte argentina. Su área supera el millón de kilómetros cuadrados, de donde el 75% más o menos pertenece a Argentina y el 25% restante a Chile. La población aproximada en toda la región casi llega a los 2,5 millones.

Según la revista National Geographic, el lugar fue elegido como el quinto lugar más hermoso del mundo. Lugar arriba o abajo poco importa, lo que está fuera de toda duda es su belleza. Para muchos una de las diez maravillas del mundo y no exageran. Para todo aquel que ha tenido la oportunidad de visitarlas es una gozada caminar, pasear, contemplar y disfrutar con cualquier rincón de todo este territorio natural. Una joya de la naturaleza y del planeta. La cumbre más alta del macizo es el denominado cerro Paine Grande, que casi alcanza los 3000 mt. Aunque las torres más conocidas y representativas del lugar son las conocidas como Torres del Paine. Tres torres que son tres gigantes de granito moldeados por la fuerza del hielo glacial. Se dice que la más alta es la torre Sur Di Agostini, que supera los 2500 mt. Su primera ascensión fue realizada por Armando Aste. La Torre Central casi alcanza los 2500 mt. y fue escalada por primera vez por Chris Bonington y Don Whillians en 1963. La Torre Norte Monzino, de unos 2250 mt. fue ascendida por primera vez por Guido Monzino.

‘La belleza no hace feliz al que la posee,
sino a quien puede amarla y adorarla.’
(Herman Hesse)
***
torres del paine hielo.jpg.duplicate.24831
El Parque presente una gran variedad de entornos naturales: desde montañas, valles, ríos, lagos y glaciares. Se fundó en mayo de 1959. Y la Unesco lo declaró reserva de la biosfera en abril de 1978. La imprudencia de muchos visitantes ha provocado diversos incendios forestales durante toda su historia. El primer gran incendio se produjo en 1985, el segundo en febrero de 2005 y el tercero en diciembre de 2011. El clima en la zona es lluvioso durante marzo y abril, mientras que de julio a octubre es el período más seco. Aunque la zona se caracteriza por veranos frescos, con temperaturas por debajo de los 16º durante el mes más caluroso que es enero.

El Campo de Hielo Sur ocupa toda la parte occidental del parque y alimenta a los cuatro glaciares principales: Dickson, Grey, Tyndall y Zapata. El más grande de todos es el Grey, el cual se divide en dos brazos, debido a una península de hielo denominada Nunatak. La fauna es muy variada, pero es fácil detectar zorros y chillas, chingues, huemules, y guanacos, pero también es posible encontrar cóndores, águilas, piches, ñandús, patos, cisnes, pumas y guiñas.

La afluencia de visitantes no ha dejado de ascender desde que se inauguró. Los datos dicen que se ha pasado de los casi 250 mil visitantes en 1978 a más de 700 mil en 1990, sobrepasando el millón en 2000 y casi alcanzando los 2,5 millones en 2013.

postal_2136

La Habana

Publicado: 11 de octubre de 2013 en Rincones del Mundo
Etiquetas:, ,

El Malecon de La Habana

“Cuando los hombres buscan la diversidad viajan”
(Wenceslao Fernández Flórez)
***
La Habana es la capital de la República de Cuba. Es la ciudad más grande, el puerto principal y el centro económico y cultural de Cuba. Se la conoce también con el nombre de Villa de San Cristóbal de La Habana, así como con los sobrenombres de Llave del Nuevo Mundo y Ciudad de las Columnas. Ciudad fundada el 16 de noviembre de 1519 por el conquistador español Diego Velázquez de Cuéllar. De ascendencia noble, formó parte del segundo viaje de Cristóbal Colón en 1493. Estuvo al frente de una nueva expedición para conquistar y poblar Cuba, haciéndolo primero como capitán y después como gobernador de la isla. Obtuvo el título de Adelantado de la Isla. 

Diego


La ciudad fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1987. El origen de su nombre trae consigo varias hipótesis, y quizá la más acertada es que deriva de un cacique taíno llamado Habaguanex, quien controlaba la zona de su primer asentamiento. Para otros, la palabra proviene de la corrupción del término taíno sabana, pronunciada como jabana en el dialecto de loa arahuacos occidentales cubanos y que con la combinación del español llegó a nombrarse como la conocemos actualmente. Otras hipótesis hablan de que proviene de haven, que significa puerto o fondeadero en lenguas germánicas.

La Habana fue la sexta villa fundada por la Corona Española en la Isla de Cuba, bautizada como San Cristóbal de La Habana, tal vez porque era el patrón de los navegantes. El monumento denominado El Templete se halla situado en la Plaza de Armas y conmemora la fundación de la villa con una inscripción en latín que reza:

“Detén el paso, caminante,

adorna este sitio con un árbol, una ceiba frondosa,

más bien diré signo memorable de la prudencia y antigua religión de la joven ciudad,

pues ciertamente bajo su sombra fue inmolado solemnemente en esta ciudad el autor de la salud.

Fue tenida por primera vez la reunión de los prudentes concejales hace ya más de dos siglos:

era conservado por una tradición perpetua:

sin embargo, cedió al tiempo”

***

templete

La Habana resurgió varias veces tras los escombros y las cenizas que la sucumbieron por piratas y corsarios franceses durante la primera mitad del siglo XVI. Fue entonces cuando la Corona dispuso construir defensas militares a la entrada de la bahía y en sitios estratégicos para ser una ciudad más defendida y segura para las navegaciones españolas procedentes de las colonias americanas. El título de ciudad se lo concede Felipe II en diciembre de 1592. Su situación estratégica y las riquezas que llegaban a ella convirtieron a La Habana en codiciado objetivo de piratas y galeones. En el siglo XVII ya era una ciudad fortificada por mandato real y se engrandece con nuevas construcciones civiles y religiosas. Lugares emblemáticos como el convento de San Agustín, la Ermita del Humilladero, el castillo de El Morro, la iglesia del Santo Ángel Custodio, el hospital de San Lázaro, el monasterio de Santa Teresa son buenas muestras de ello.

Earl_of_Albemarle

A mediados del siglo siguiente ya contaba con más de 70 mil habitantes. Los ingleses conquistaron la ciudad en el verano de 1762. Sir Georges Keppel la gobernó durante once meses justo cuando los ingleses devolvieron la ciudad a los españoles a cambio de Florida. En el siglo XIX se inauguró el primer tramo de ferrocarril y numerosos centros culturales. La industria tabacalera y la azucarera generaron un estímulo económico tanto para la ciudad como para el país. Sobre 1860, La Habana era el reflejo de la riqueza y prosperidad de Cuba. En 1863, las murallas de la ciudad fueron derribadas para ampliar la ciudad y construirse nuevos edificios. Ahí se inauguró el barrio del Vedado.

images

La-habana-siglo-XXI-a20587700

Bajo la influencia norteamericana, la ciudad creció y se enriqueció con numerosos edificios desde la década de 1930. Suntuosos hoteles, casinos y maravillosos clubes nocturnos. Pero al mismo tiempo que se creaba una zona residencial crecían las barracas que rodeaban la ciudad con el mismo ritmo. Llegó un momento en que la ciudad se convirtió en la capital del juego y de la corrupción. Una ciudad que todo famoso quería visitar. Con el triunfo de la revolución en 1959 la ciudad se transformó. Las restauraciones no han cesado. Hoy en día, La Habana tiene más de dos millones de habitantes y su área metropolitana ya supera los tres millones. Representa el 20% del total de la población cubana. Y sus pobladores provienen de todas las provincias del país, sobre todo de oriente. La población de no cubanos es muy reducida, casi la mayoría son españoles emigrados desde la Guerra Civil Española y algunos rusos que emigraron durante la época soviética.

El turismo ha desarrollado una industria que sigue aumentando a pasos muy rápidos. La Habana es el destino favorito de todos los visitantes que desean viajar a Cuba. La industria hotelera no cesa de aumentar, y son muchos los hoteles de lujo que se siguen abriendo. Los encantos de esta ciudad quedan en la memoria de cualquier visitante. Su gente, su carácter, su especial trato humano la hacen muy diferente. Razones por las que recibe cada año a más de un millón de turistas.

popularidad-cuba_1462

Antigua (Guatemala)

Publicado: 28 de septiembre de 2013 en Rincones del Mundo
Etiquetas:, ,

 

antg.guat
“Hay mucha diferencia entre viajar para ver países y para ver pueblos”
(Jean Jacques Rousseau)
***
La ciudad de Antigua se encuentra en el departamento de Sacatepéquez (Guatemala). Guatemala en el idioma náhuatl original significa ‘lugar de muchos árboles’. Un país repleto de cultura autóctona maya y de muchísima influencia colonial española. A pesar de su pequeña extensión, cuenta con una gran variedad climática, un relieve montañoso impresionante y ecosistemas muy variados. El turismo en este país ha crecido de forma gradual, dado que es un destino muy atractivo por sus bellezas naturales, sus playas de arena blanca y sus arrecifes de coral, así como su tesoro colonial y sus costumbres típicas.
Antigua es un buen ejemplo de la belleza del país. Con una población que no rebasa los 50 mil habitantes, se identifica sobre todo por su bien preservada arquitectura renacentista española tanto en sus calles, como en sus fachadas. Las iglesias son otro buen ejemplo de ello. Fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1979. En sus tiempos fue la tercera sede de la capital del llamado Reino de Guatemala, que comprendía a los actuales estados de Guatemala, Belice, El Salvador, Honduras y Costa Rica. Fue construida a partir de 1543 en el valle de Panchoy. Durante su esplendor fue reconocida como una de las tres ciudades más hermosas de las Indias Españolas. Su nombre original fue Santiago de los Caballeros de Guatemala. Debido a los terremotos que se produjeron en 1773 su proceso de crecimiento y modificación se vieron truncados. Muchas de las ciudades coloniales vieron como el neoclasicismo las transformaba sin remedio, sin embargo, no fue el caso de Antigua, que permaneció inalterable durante el paso del tiempo.
“Mira dos veces para ver lo justo. No mires más que una vez para ver lo bello”
(Henry F.Amiel)
***
antigua-guatemala
La ciudad es conocida popularmente como la ‘Ciudad de las perpetuas rosas’ y a sus habitantes se les conoce como ‘panzas verdes’. Fue el lugar donde vivió sus últimos años de vida y donde murió el gran cronista español Bernal Díaz del Castillo, y ahí mismo reposan sus restos, en una de las iglesias afectada por los terremotos. Aquellos terremotos son conocidos como los terremotos de Santa Marta, y destruyeron gran parte de la ciudad. Es una ciudad que resalta por sus celebraciones religiosas, sobre todo en Semana Santa. Y es un lugar ideal para muchos extranjeros para estudiar español. Sobre todo norteamericanos y europeos deciden pasar un tiempo en esta bella ciudad, alejados del ruido y del asfalto de las grandes ciudades para deleitarse con su tranquilidad, con su belleza y con su paisaje. De hecho, en Antigua existe todavía el edificio de la que fue tercera Universidad de América, la Universidad de San Carlos de Borromeo, fundada por la Real Cédula de Carlos II en enero de 1676, actualmente convertida en museo y en sede de conciertos de música clásica.
Calle_del_Arco,_Antigua_Guatemala
Dentro de la ciudad destacan el Palacio de los Capitanes Generales, el Museo de Armas de Santiago de los Caballeros, el Museo del Libro Antiguo, además de plazas, mercados de artesanía, comercios, restaurantes y bares, todos decorados con detalles, esmero y con el toque especial de los lugareños, destacando las flores y los colores por encima del resto. Una ciudad donde el visitante desborda sorpresa por cualquier rincón, se invade de belleza y de las sonrisas de sus vecinos y de una belleza difícil de encontrar.
“Aunque viajemos por todo el mundo para encontrar la belleza,
debemos llevarla con nosotros para poder encontrarla”
(Emerson)
***
antiguaguatemala11

Barcelona

Publicado: 25 de septiembre de 2013 en Rincones del Mundo
Etiquetas:,

Holiday-in-Barcelona

“Aprovecha la cuidad y no dejes que la cuidad se aproveche de ti”

***

Barcelona es la capital de Cataluña. Con una población de más de millón y medio de habitantes es la segunda ciudad más poblada de España y la undécima de Europa. Pero su área metropolitana supera los cinco millones de habitantes. Es la ciudad española más visitada por los turistas y una de las líderes en turismo de toda Europa. Su arquitectura, su clima, su localización junto al mar, su cultura, su belleza y tranquilidad y su gastronomía y comercio son algunos de sus tesoros y de las atractivas opciones que cualquiera que la visite puede encontrar. La organización de los JJOO de 1992 fue el motivo para que se conociera a nivel mundial, y un buen momento para cambiar algunos de sus aspectos urbanísticos. Lo cierto es que su emplazamiento es idóneo. Se ubica junto al Mar Mediterráneo, a poco más de cien kilómetros de los Pirineos y de la frontera con Francia. Posee uno de los puertos más importantes del Mediterráneo.

200px-Escudo_de_Barcelona.svg

Su origen es un tanto incierto. Hubo una ciudad ibérica original que se denominaban ‘layetanos’. Los cartagineses tomaron la ciudad tiempo después. convertida después en colonia romana con el nombre de Barcino hacia 218 a.C. Barcino tomó forma como fortificación militar aunque fue el comercio el que copó el protagonismo de la ciudad. En el siglo II fue amurallada por orden del Emperador romano Claudio y en el siglo III tenía casi 6000 habitantes. En el siglo V, los visigodos la convirtieron en la capital de los territorios hispanos. Los ataques musulmanes en 985 destruyeron prácticamente toda la ciudad y Borrel II inició la reconstrucción dando paso al período condal. Fue entonces cuando la ciudad floreció y llegó a ser una de las principales del Mediterráneo occidental en los siglos XIII y XIV. SU decadencia comenzó en el siglo XV y se prolongó durante varios siglos. Las tensiones derivadas de la unión dinástica con Castilla y el Reino de Aragón alcanzó su apogeo con la Guerra de los Segadores, entre 1640 y 1651, y con la Guerra de Sucesión entre 1706 y 1714, que significó la desaparición de muchas de las instituciones propias de Cataluña pero también el resurgir económico de la zona, gracias a la integración con el resto de España y al comercio con América. La recuperación económica a finales del XVIII y la industrialización en el XIX propiciaron que Barcelona volviera a convertirse en un importante centro político, económico y cultural. El hecho de derribar sus murallas y anexionar seis municipios limítrofes permitió que creciera en 1897 y pudo así planificar su desarrollo urbano e industrial liderado por Ildefonso Cerdá.

cerda

Cerdá fue ingeniero, urbanista, jurista, economista y político. Un hombre polifacético que escribió ‘La teoría general de la urbanización’, una obra pionera por la cual se le consideró uno de los fundadores del urbanismo moderno. Su proyecto más importante y más ambicioso fue la reforma urbanística de la Barcelona del siglo XIX, mediante el conocido Plan Cerdá, creando el actual barrio del Ensanche. Sin embargo, ese proyecto nunca fue bien visto por los estamentos locales y acabó arruinado porque el Ayuntamiento de Barcelona no le pagó sus honorarios. Tuvo que pasar un siglo para que fuera reconocida su obra.

eixample-avui

Durante el inicio del siglo XX la ciudad se vio impulsada por el desarrollo del Metro y del Puerto. Pero la crisis del 29 golpeó duramente a todo el país y el inicio de la posterior Guerra Civil paralizó todo su crecimiento. La ciudad fue un continuo foco de rebeliones internas y peleas entre partidos políticos que nadie pudo controlar. Durante la guerra la ciudad fue bombardeada en varias ocasiones hasta caer derrotada. La dictadura militar franquista designó a Barcelona como uno de los polos de desarrollo industrial, lo que provocó una inmigración mayoritariamente del sur de España. Todo ello provocó un nuevo dinamismo en la ciudad. Se abrieron nuevas áreas para la clase obrera y el metro y el ferrocarril se expandieron. Todo se modernizó y se desarrolló en poco tiempo.

En las últimas décadas la ciudad no ha dejado de desarrollarse a todos los niveles. Gracias a la celebración de los Juegos Olímpicos de 1992 la ciudad se abrió a millones de personas y el turismo no ha dejado de aumentar. Además se han multiplicado los espectáculos culturales y es una ciudad repleta de rincones atractivos para el visitante. Una ciudad que no es excesivamente grande y por la que es un placer pasear. Su tráfico está bastante bien controlado y el visitante puede acceder fácilmente a todos los lugares más peculiares y famosos prácticamente andando.

puerto-maremagnum-gran-hotel-central-barcelona-hd

Oslo

Publicado: 26 de agosto de 2013 en Rincones del Mundo
Etiquetas:, ,

oslo-sentrum-noruega

“Viajar es buscar tu identidad por contraste…”

***

La palabra Oslo proviene de dos términos: ‘As’ (la divinidad en nórdico antiguo), y ‘lo’ (pasto). Una buena traducción podría ser ‘los campos de los dioses’. Esta ciudad fue fundada en el año 1040 por el rey Harald Hardrade (El Despiadado), y su hijo Olav Kyrre (El Pacífico) fundó su catedral. Y fue el rey Hakon V quien creó la fortaleza de Akerhus para protegerse de la amenaza sueca por el este. La peste bubónica del siglo XIV  exterminó a casi la mitad de la población. Noruega se unió a Dinamarca entre 1397 y 1624, y desde entonces la política y la defensa del país noruego se gestionaban desde la capital danesa. El declive de Oslo se hizo evidente y además en 1624 quedó arrasada por el fuego. Resurgió de sus cenizas gracias al rey Christian IV, quien la reconstruyó y la rebautizó como Cristianía. Y durante tres siglos la ciudad permaneció como lugar de defensa.

Fue nombrada capital oficial del nuevo reino de Noruega en 1814 en la primera constitución del país, pero Suecia se interpuso y unificó a ambos países bajo el propio mando sueco. Una unión que duraría hasta 1905, cuando finalmente Noruega se convirtió en un reino completamente separado y bajo ese marco pudo florecer la ciudad de Cristianía como la capital moderna del país nórdico. Y no fue hasta 1925 cuando recuperó su nombre original. Hoy en día, Oslo es el centro político, económico y cultural de Noruega. Por sí misma constituye un municipio y provincia a la vez. Una de las 19 provincias que constituyen toda la geografía del país. Sobrepasa los 600 mil habitantes, lo que supone más del 12% del total del país. Si la comparamos al resto de ciudades escandinavas está en el tercer lugar de número de habitantes, por detrás de Copenhague y Estocolmo. 

opera-oslo

Su área metropolitana se extiende a los alrededores de la provincia de Akerhus y tiene una población de 1,5 millones de habitantes. El escritor Bjornstjerne Bjornson se refirió a Oslo como la ‘Ciudad de los Tigres’ (‘Tigerstaden‘) debido a su percepción de la ciudad como un lugar frío y peligroso. Corría el año 1870. Curiosamente, ese nombre tuvo una repercusión tal que llegó a conmemorarse el 1000 aniversario de la ciudad con una fila de esculturas de tigres alrededor del ayuntamiento. Lo cierto es que ese nombre se reformuló con el tiempo con el nombre de ‘Tiggerstaden’ (‘Ciudad de los Mendigos’), debido a la gran cantidad de personas sin hogar y mendigando por la calle. Un hecho que plasmaría el escritor Knut Hamsun en su novela ‘Hambre’ (‘Sult’) en 1890 y llevada al cine en 1966 por Henning Carlsen. 

Uno de los hechos que hizo que la ciudad se desarrollara tardíamente fue el hecho de fundar su Universidad en 1811. Durante el siglo XVI, todas las iglesias y conventos fueron saqueados y abandonados a la ruina total. A muchos de ellos se les extrajo la piedra de su construcción para utilizarla en otras construcciones. Al ser reconstruida se continuó con el modelo renacentista, un sistema de emparrillado con amplias calles e intersecciones en ángulo recto para evitar la expansión del fuego y con un sistema mixto de entramado de madera y ladrillos. Sólo se pudo conservar la Catedral de San Hallvard y el antiguo palacio del obispo, pero que hoy permanecen en ruinas.

oslo5

Fue el inicio del siglo XVIII el que llevó prosperidad a la ciudad, gracias a un crecimiento económico basado en el comercio marítimo y a la exportación de madera. Lo que supuso el aumento de su población. Y el siglo XIX fue un período de gran expansión para la ciudad. Fue la época donde se construyeron varios edificios públicos, como el Palacio Real, el Storting o el Teatro Nacional. Se estrenaron nuevos barrios para dar cabida a los inmigrantes llegados de otras zonas del país que se emplearon para trabajar en las nuevas fábricas. Este hecho fue el que concluyó porque Oslo desplazara a Bergen como la ciudad con más población de todo el país. Corría el año 1850.

Oslo también fue clave durante la invasión alemana de Noruega en abril de 1940. Los nazis utilizaron el puerto para mantener el suministro a sus tropas en Narvik, justo al norte. Tras el final de la Segunda Guerra Mundial, la población de la capital noruega ascendió notablemente, casi un 50%, incorporándose el municipio de Aker. El poder de la ciudad a nivel político, cultural y económico y no paró de ascender, algo que fue criticado por el resto del país, y a pesar de los intentos por descentralizar dichos marcos nada cambió durante ese siglo.

Se encuentra situada geográficamente en la cabecera del fiordo del mismo nombre. Rodeada de cerros y montañas. Existen más de 40 islas dentro de los límites de la ciudad. Una de las características de la ciudad en la actualidad es su elevado número de población inmigrante. Uno de cada cuatro son extranjeros. Las cuatro colonias más numerosas son la pakistaní, la somalí, la sueca y la cingalesa. Aunque cada vez es más importante la población polaca, la vietnamita, la turca y la iraquí, sin olvidarse de la danesa, que ha subido en los últimos años. Su nivel de crecimiento poblacional es el más alto de todo Escandinavia, con un 2% anual. Todo ello debido a la tasa de natalidad y a la tasa de inmigración.

images

Edimburgo

Publicado: 9 de agosto de 2013 en Rincones del Mundo
Etiquetas:,

edimburgo

‘Nadie en Escocia puede escapar del pasado.

Está en todos lados,

rondando como un fantasma’

(Geddes MacGregor)

***

Edimburgo es la capital de Escocia desde 1437.  También es la ciudad más grande tras Glasgow y sede del gobierno escocés. Ubicada en la costa este del país, a orillas del río Forth. Uno de sus emblemas es la Universidad, que fue uno de los centros más importantes de la educación y la cultura durante la época de la Ilustración. Dos de sus barrios fueron designados como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1995: los conocidos como The Old Town (Ciudad Antigua) y The New Town (Ciudad Nueva). Su población aproximada es de casi medio millón de habitantes.

Escocia es una de las cuatro naciones del Reino Unido. Con una población aproximada de más de 5 millones de habitantes tiene un territorio de casi 80 mil km2. Su densidad de población es de 65 habitantes por km2. El nombre de Escocia proviene de ‘Scotus‘, término latino que significa ‘irlandés’. Eso hacía referencia a los colonizadores gaélicos de Irlanda, lugar que los romanos denominaron ‘Scotia’, y los irlandeses que colonizaron la actual Escocia fueron conocidos como ‘Scoti’. Los romanos de la Alta Edad Media denominaban a Escocia como ‘Caledonia‘. El reino de Escocia fue independiente hasta 1707, fecha en que se firmó el Acta de Unión con Inglaterra y se creó el Reino Unido de Gran Bretaña. Eso hizo que mantuviera un sistema legal propio, con una entidad jurídica distinta, la pervivencia de leyes propias y un sistema educativo y religioso diferenciado y que caracteriza la cultura escocesa y su desarrollo a través de los siglos.

‘La sonrisa cuesta menos que la electricidad y da más luz’

(Proverbio escocés)

***

62814

El origen del nombre de la ciudad de Edimburgo se cree que procede de Din Eidyn (‘Fuerte de Eidyn’), justo de los tiempos en que la ciudad era simplemente un fuerte. La ciudad fue atacada y conquistada por los bernicianos anglosajones y el nombre derivó en Edim-burh, término anglosajón y que significa ‘lugar o fuerte de Edwin’. El término ‘burgo’ es habitual en lenguas anglosajonas y germánicas y se refiere al tipo de ciudades caracterizadas por haber crecido alrededor de una estructura central fortificada, ya fuera un castillo o un fuerte.

La historia de la ciudad ya fuera de del fuerte se remonta al siglo XI. El rey Malcolm II aseguró la región de Lothians en 1124. El nombre de la ciudad fue declinándose a medida que los siglos se sucedieron pero hay documentos que demuestran que en el siglo XIV ya se la conocía como ‘Edynburgh’.

Algunos conocen a Edimburgo como la Atenas del Norte, y eso se debe a varias razones. Quizá por su tipografía, dado que la Ciudad Antigua tiene un parecido a la Acrópolis. Una topografía típica del sur de Europa pero no del norte. La época de la Ilustración ayudó a difundir ese mensaje. También incidió su arquitectura neoclásica. De todas formas, muchos han sido los apodos que se han creado para definirla. Poetas escoceses como Robert Burns o Robert Fergusson usaron la palabra latina ‘Edina’ para referirse a ella en alguna de sus obras. Sir Walter Scott la llamó ‘Yon Empress of the North’ (‘Lejana emperatriz del norte’), y Ben Jonson la describía como ‘el otro ojo de Bretaña’. Popularmente, para muchos escoceses, es simplemente ‘embra’, por ser así como se pronuncia el final de la palabra en inglés.

432310909_a2f3741888_z

Su histórico centro está dividido en dos grandes áreas. Por un lado los Prince Street Gardens, y por el otro el Castillo de Edimburgo, asentado en el extinguido tapón volcánico que es el Castle Rock. Los jardines se realizaron en 1816 en el lugar donde se encontraba en pantano Nor’ Loch. Uno de los edificios más característicos es el Edinburgh International Conference Centre. La Ciudad Antigua ha conservado su aspecto medieval, repleta de pequeñas calles denominadas ‘closes’ o ‘wynds’ que suben y bajan a los dos lados de la calle principal.

La Ciudad Nueva fue la solución que se adoptó por la sobrepoblación que sufrió la Ciudad Antigua en el siglo XVIII. En 1766 se convocó un concurso para el diseño de esa parte y el cual ganó James Craig, un arquitecto de 22 años. El diseño fue un plan octogonal, muy acorde con las ideas de racionalismo de la era de la Ilustración. La calle principal sería George Street. Paralelas a ésta se concentrarían otras dos arterias muy importantes: Princes Street y Queen Street. La primera convertida ya en la zona ideal para hacer compras. El puerto de la ciudad se denomina Leith. Todavía retiene una identidad separada de la ciudad y se incorporó a la ciudad de Edimburgo en 1920.

04 Incentive Reise Edinburgh Highlands Schottland Bagpipe Dudelsack Teamevent Jeep