Los piratas de Malasia

Publicado: 21 de enero de 2012 en Historia
Etiquetas:, ,

Hablar de piratería en la zona marítima de Malasia o en el estrecho de Malaca ha sido algo muy habitual desde siempre. Se tiene constancia de sus fechorías desde el siglo XIV en esa franja  marítima de 900 km de extensión. Aunque ya en la época de del Imperio Srivijaya, entre los siglos VII a XIII ya eran un problema. Los antiguos lugareños idearon un plan para defenderse de tales criminales. Utilizaron a los orang laut (conocidos como los ‘gitanos del mar’) para custodiar las rutas marítimas comerciales. Pero ocurrió que en el siglo XI se cambiaron de bando y pasaron a convertirse en nuevos piratas. Incluso Parameswara, fundador de Malaca, también fue pirata y se dedicaba a atacar a los barcos mercantes que atravesaban las aguas de Temasek (Singapur), su base en aquella época.

A finales del siglo XX , los gobernantes de Indonesia, Malasia y Singapur firmaron un tratado conjunto para coordinar la lucha y la seguridad de sus aguas mediante navíos que harían reducir la piratería. Porque siglos después sigue siendo una realidad con la que combatir. La región del Estrecho de Malaca hace que la región sea muy susceptible a la piratería. Era y es un canal y una vía de comunicación muy importante entre China y la India y era y es muy utilizada por el comercio. En la actualidad, es una ruta entre Europa, por los países exportadores de petróleo desde el Golfo Pérsico y los puertos del Este de Asia. El estrecho en cuestión es muy angosto, posee miles de islas abandonadas o poco habitadas, muchos ríos desembocan allí y todo unido lo convierten en una zona ideal para que los piratas puedan esconderse y puedan escapar de la persecución de las autoridades.

Aunque la piratería en esa zona no solo ha sido un medio para lucrarse sino una herramienta utilizada políticamente. Los mismos gobernantes han utilizado a los piratas de la región para mantener el control sobre la misma. El ejemplo más claro el antes citado con Parameswara, el príncie de Palembang. De hecho, durante los siglos XV y XIX las aguas del estrecho jugaron un papel determinante por las luchas de poder del sudeste asiático. Además de las potencias locales se unieron en la puja otras potencias coloniales como Portugal, Holanda o Gran Bretaña. El ejemplo más claro de toda la contienda que se llevó a cabo son los numerosos navíos que descansan en las tumbas marinas en el fondo del mar procedentes de todos esos países.

Con el paso de los siglos la piratería iba en aumento y todo fue a consecuencia de la llegada de europeos a la zona. Muchos iban cargados con tesoros, con productos muy atractivos y con especias, que era el oro de la época. El afán por controlar la ruta de las especias llevaba a los piratas hasta los extremos más insospechados, al igual que ocurrió con los europeos. En cierta manera, no sabemos realmente calificar a los europeos, puesto que de alguna forma también podrían ser considerados piratas.

A principios del siglo XIX los dominadores de sus aguas fueron los británicos y los holandeses y ambos decidieron frenar el aumento de la piratería. Señalaron y delimitaron la demarcación británico-holandesa a lo largo de todo el Estrecho y llegaron a un acuerdo para combatirla desde su propio lado de demarcación. Hoy, esa línea de demarcación es la frontera entre Malasia e Indonesia. Se aumentó el nivel de patrullajes y se actualizó la tecnología de las navegaciones por parte de las potencias europeas, se mejoró la estabilidad política de la región y las condiciones económicas de sus habitantes y todo hizo que el nivel de la piratería se viera al menos frenado a finales de ese mismo siglo.

No debemos olvidar la importancia del tráfico de especias en aquella época, tampoco debemos olvidar las situaciones económicas, sociales y políticas de los habitantes y nativos de la zona, todo puede hacernos entender el porqué se creó la piratería. Pudo utilizarse como un medio para resistir a un colonialismo que se basaba en el hecho de hace negocio como fuese. También era una forma de rebelión y de resistencia política hacia ese colonialismo. Todos o casi todos los piratas originarios provenían de un pueblo llamado Lanun, un pueblo nativo que habitaba los pueblos costeros de toda la región. Incluso algunos piratas chinos, rechazados y desterrados por la dinastía Quing llegarón también al estrecho para cometer delitos y fechorías y para robar a los barcos mercantes.

Toda forma de rebelión es vista siempre como delito por parte del que gobierna u oprime. Si los europeos, colonos, no hubieran arribado a esas costas quizá la piratería jamás se hubiera hecho un hueco en la zona. Pero como en todas las facetas de la vida del ser humano, el dinero, la riqueza y el poder hacen y provocan toda esta triste cabalgata de pasiones desenfrenadas, donde todo vale y donde lo que impera es el ganar más, siempre más. Hoy en día, aunque la piratería ya forma parte de residuos muy determinados y localizados , los delitos siguen siendo cometidos por grandes compañías alrededor de todo el mundo, explotando a una población que intenta por lo menos sobrevivir. Si mañana se rebela y comienza a correr la sangre  no seamos tan hipócritas de sorprendernos. Tan sólo es cuestión de tiempo. Mientras sigan existiendo opresores, explotadores y gente con ansias de colonizar de una forma u otra, la piratería tan sólo significará la lucha por la supervivencia.

comentarios
  1. marga dice:

    Toda fórmula de supervivencia adoptada para sobevivir es licita, cuando no te dán ninguna, otra,
    oportunidad.Aunque suene a Maquiavelo.

    Me gusta

  2. Nick dice:

    EEUU, Francia y algunos otros estados de los llamados modélicos, son fruto de revoluciones que lucharon contra el poder establecido, tiránico y despótico según los revolucionarios y de terrorismo contra el estado por los defensores del orden establecido.Más bien yo diría ” su orden establecido”.
    Y la misma cantinela sigue hoy en día como muy bien dices con las multinacionales y el poder político, religioso y demás..
    Tan difícil es entender el concepto win to win, es vez de eplotar, expoliar,robar,usurpar,estafar,aniquilar hasta el extremo de que las personas agredidas se conviertan en revolucionarios y o “terroristas” a mi modo de ver totalmente legitimados.

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s