Pub inglés

Publicado: 25 de enero de 2013 en Historia
Etiquetas:,

big2

“Si a uno le preguntan por qué prefiere un determinado pub,

parecería lógico poner en primer lugar la cerveza,

pero a mí lo que más me agrada es lo que se suele llamar el ambiente”

(George Orwell)

***

Quizá el pub inglés es lo más característico de esta sociedad. Se ha exportado la idea a todos los confines del mundo y es que su aceptación es mayoritaria. Su estética es muy peculiar y se han mantenido con el paso de los siglos en ser esos lugares especiales para los vecinos de cada barrio. El pub inglés es uno de los mejores inventos de los ingleses, sin lugar a dudas. El pub es el lugar de recogimiento de todo aquel británico que necesita relajarse durante un buen rato, ya sea para estar solo, compartir un rato con amigos de charla o ver un partido de fútbol. Es un lugar característico donde se reúnen personas de distintas clases y culturas. En un mismo lugar podemos ver parejas, gente joven celebrando cualquier festividad, grupos de gente mayor conversando o ejecutivos relajándose tras una dura jornada de trabajo y todavía con el traje puesto. De muchos ingleses se suele decir que pasan más tiempo de su vida en el pub que en su casa o en el trabajo. Y no es difícil creérselo. Un inglés me contó una vez que abrir un pub en Inglaterra cuesta mucho mucho dinero pero quizá es el negocio más seguro que existe. Y es un buen negocio.

Como buenos ingleses, el pub es un lugar de tradición e historia; ha permanecido inalterable con el paso de los años y sigue siendo uno de los estandartes de su sociedad. Era el lugar donde se cocinaba la poca gastronomía local y donde siempre se tenía la sensación de que era el peor lugar para comer. Aunque esa idea ha ido cambiando y ha evolucionado. Ahora se pueden encontrar los denominados ‘gastro pubs’, donde se hacen las delicias gastronómicas de los más exigentes visitantes. Se cree que existen más de 60 mil pubs esparcidos por todo el Reino Unido. Y se puede decir que no hay localidad, por pequeña que sea, que no tenga uno como mínimo. Porque si a un británico le quitas el pub qué le queda…

Muchos se distinguen por su sobriedad, por su decoración de muebles de madera y techos muy recargados, por su reminiscencias del pasado, por sus moquetas (algunas horrorosas) y otros simplemente por su gran selección de cervezas de grifo o de barril. El cliente inglés es muy conocedor y exigente con las cervezas. Algunos de los más famosos pubs cuentan con más de treinta tiradores de cerveza diferentes, lo que da buena prueba de lo importante que resulta dicha cuestión. Siempre encontraremos tres tipos de cerveza en esos tiradores: la rubia o lager, la bitter o ale y la negra. Todos los pubs requieren de una buena bodega o sótano a una temperatura adecuada donde poder almacenar todos esos barriles.

El objetivo del pub es el de poder relajarse y conversar. Al británico le encanta conversar pero con algo en la mano. Y antes de que se le acabe su bebida ya está pidiendo otra. Esto ocurre un día sí y otro también. Es curioso comprobar como los pubs más antiguos y los que conservan esa estética tenían los cristales opacos, decorados, pero desde donde no se podía ver la calle ni desde la calle observar a los que se encontraban dentro. La evolución misma ha hecho que muchos de los pubs modernos propongan la instalación de cristales transparentes para que desde la misma calle se pueda ver el calor y el ambiente que existe dentro. Pero hay que decir que cada pub tiene su propia clientela. Ya sean vecinos, trabajadores de la zona o habituales simplemente que están acostumbrados a ir a ese en especial. Porque los mismos británicos suelen denominar al pub ‘mi pub’.

El origen del pub se encuentra en las antiguas posadas, donde los viajeros pernoctaban una noche y se cobijaban, haciendo del lugar su estancia por una o más noches, donde se podía comer, beber y conversar placenteramente. Pero esa idea o concepto cambió y esa posada se convirtió en el pub que hoy conocemos. El mismo rey Edgar en el año 965 proclamó la ley que dictaba que sólo podía haber un pub por población. Pero resulta que con la aparición de la moda del consumo de la ginebra en el siglo XVIII hubo una pequeña revolución dentro del país. Las industrias cerveceras se vieron afectadas por tal hecho, su consumo bajó alarmantemente y la ginebra se impuso por su producción ilegal y por su bajo precio. Un dato deja el asunto bien claro: en 1740 la producción de cerveza era seis veces menor que la de ginebra. Como se puede uno imaginar esa fiebre de la ginebra trajo consigo un alto nivel e índice de alcoholismo entre la población. La ley Gin Act de 1746 elevó los impuestos de la ginebra y esa medida desató la ira del pueblo que se amotinó en las calles hasta que le ley quedó abolida cinco años después. 
tumblr_lvswa6enIm1r7jy1ao1_500

Muchos pubs introdujeron las actuaciones en su interior. Algunos comenzaron con grupos musicales, exposiciones, talleres de cultura, juegos y teatro. Se instaló en muchos de ellos la conocida Sala de Funciones (The function room). Otro fueron más allá, como el Balls Pond Road de la zona de Islington en Londres, donde instaló un pequeño lago con patos en su parte trasera e invitaba a sus clientes por un módico precio poder dispararles. Pero no era necesario pagar por todas esas actuaciones y las actuaciones dentro de esos locales ya se hicieron habituales. Lógicamente, cada pub le da su propio toque personal y las actividades internas son buen ejemplo para poder distinguirse de los demás. Aunque muchos de sus clientes siguen buscando esas recetas ‘caseras’ y típicas británicas para comer algo entre cerveza y cerveza, como los famosos ‘pies’ (hojaldres rellenos de carne) o ‘stews’ (estofados o cocidos de carne con diversas verduras). Pero no hay que olvidar las clásicas patatas fritas de bolsa o de cocina, los cacahuetes, el pan de ajo o los aros de cebolla.

Las señas de identidad de la principal institución de la cultura inglesa permanecen indemnes al paso de más de 60 años y varios recambios generacionales después. La media de consumo de cerveza por habitante en el Reino Unido está por encima de las 170 pintas al año por persona. Pero es más que una cultura y que una costumbre. Representa una forma de ser, un comportamiento genuino, que no permiten que se degenere por nada del mundo y que les hace particularmente diferentes. Lo conservan y lo miman con esmero, lo extrapolan a todo el mundo y lo venden como algo distinto. La decoración retro, lo antiguo, el mobiliario victoriano, todo dentro de la mezcla continua con la modernidad y con todo tipo de clientela para fabricar un resultado absolutamente delicioso.

El pub inglés es una de las mejores aportaciones inglesas a la hostelería mundial. Tan sólo un detalle los deja un poco aislados de la realidad actual. Siguen cerrando a su hora. A las once de la noche. La ley y los permisos no avanzan. Una ley que se impuso hace muchísimas décadas para evitar que la mayoría de trabajadores llegara ebria a primera hora de la mañana a su puesto de trabajo. Una forma de evitar lo que no se puede evitar, que es beber cuando uno lo desea. Ni se ha potenciado el control de la bebida ni la cantidad. Porque ahora el británico es un experto en beber la misma cantidad en menos tiempo que otro individuo del planeta. La única diferencia es que puede comenzar a beber desde el mediodía para no perder realmente tiempo. En una ciudad tan cosmopolita como Londres que se siga diciendo que sus pubs cierran a las once argumentando una ley tan antigua da que pensar. En ciertos aspectos, el conservadurismo británico choca con la misma realidad, pero quizá eso es lo que les hace un poco diferentes.

the-sherlock-holmes-pub

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s