Diario de pensamientos: Mundos paralelos

Publicado: 31 de octubre de 2013 en Diario de pensamientos
Etiquetas:, ,

1

Existen muchos mundos dentro de nuestro mundo. En ese en que nos movemos, en el que vivimos. Y dentro de nuestro mundo existen diversos mundos, esos mundos paralelos. Cada persona vive en el suyo, de una forma diferente, desde perspectivas distintas. Solemos aplicar nuestras vivencias y nuestras experiencias sobre lo que advertimos, vemos, sentimos, vivimos, pero lo hacemos desde la propia óptica de nuestro propio mundo. Lo que vemos nosotros y lo que vivimos no es lo mismo que ven y viven otros seres humanos en otro rincón del planeta.

Nos percatamos de ello pero no lo analizamos con la severa seriedad. Puesto que incluso dentro de nuestro propio mundo existen personas viviendo en otros mundos, cercanas a nosotros, con otros intereses, con otras motivaciones y sensaciones, con otras inquietudes y motivos por los que luchar. Para algunos, lo más serio es broma, como lo más básico es absurdo para otros. La realidad económica y el estatus social al que pertenecemos y por donde habitamos nos marcan desde que nacemos. Mientras algunos buscan y buscan algo que comer cada día, otros no se dan ni cuenta de la cantidad de comida que llegan a tirar a la basura. Mientras unos se las ven y se las desean para llegar a fin de mes otros sólo se entretienen en averiguar en qué gastarse el dinero.

Lo que para muchos puede representar una realidad de vida para otros puede pasar completamente desapercibida. Podríamos hablar de valores, de saber cuantificar lo que cuesta cada cosa, de educación, de costumbres, de entornos, de cultura, de comparativas relativas, de vivencias y necesidades diferentes, de las compañías, pero lo cierto es que aunque el ser humano tiene cosas que comparte con otros seres humanos de forma natural y como forma de vida, también es cierto que nos mueve la necesidad ante todo y después ya vienen las circunstancias, las vicisitudes, las cosas que van ocurriendo y que nos van haciendo cambiar de planes, de ideas, de movimientos, de caminos, de rutas, de pensamientos…

Nos movemos por prioridades, al menos, eso deberíamos hacer. Porque las verdaderas cosas y las que nos interesan son las que deberían importarnos. Ya sea para algunos la familia, los amigos, el bienestar de cada uno y de los que nos rodean, la tranquilidad, mantener cubiertas las necesidades más básicas, conformarnos con vivir para disfrutar, porque la vida se va a componer siempre de buenos y malos momentos, pero de nosotros depende que sepamos valorar los buenos y de sacarles el merecido provecho. De los malos momentos se puede aprender y también depende de nosotros hacerlo. Pero el resto, todo ese entramado que complementa nuestra vida, no es más que eso, un complemento. Nada básico, nada imperiosamente necesario. Me refiero a todo eso que el consumismo nos ha puesto delante de los ojos para que no veamos otra cosa, todo eso que la sociedad y nuestro alrededor nos empuja a tener para ‘ser felices’, todo eso que parece que si no tenemos no nos va a llenar de una manera real.

Para muchos el trabajo es la realización, para otros el sustento. Para muchos poder realizar lo que les gusta es un sueño, mientras que otros realizan ese mismo sueño. Algunos cobran por realizar lo que desean y otros buscan realizar lo que sea para poder subsistir. Muchos desean lo que tienen los demás, sin valorar lo que ya tienen. Otros sólo desean más y más. Cada uno, desde su mundo paralelo, se va creando sus propias necesidades, inventadas, diferentes a las que ya tiene. Donde resida el hombre siempre existirá desigualdad, puesto que es inherente a la raza humana. Unos explotan a otros, intentando por todos los medios ir creando otro mundos, muchos más mundos paralelos, bien diferenciados, bien distintos, para no verse mezclados en los mundos de otros.

Cada uno quiere estar y pertenecer a su propio mundo, cuando todos habitamos realmente el mismo mundo. Pero no es lo mismo nacer en un pueblo de África que en un barrio adinerado del primer mundo. Cada uno sabe perfectamente en qué mundo paralelo está situado, y cuál puede acceder y a cuál no. Cada uno sabe y es consciente de la existencia de los otros mundos paralelos, aunque también es consciente de que muchos de ellos son inalcanzables, algunos de ellos no van a ser descubiertos ni visitados nunca. Vamos caminando mientras poco a poco, casi sin darnos cuenta, casi sin querer, vamos creando nuestro propio mundo paralelo. Debemos estar atentos para no quedarnos solos en nuestros propios mundos. Algo que a algunos ya les ha comenzado a ocurrir, y lo peor de todo, es que todavía no son conscientes de ello.

universo_paralelo

comentarios
  1. All the world´s a stage. And all the men and women merely players.
    SHAKESPEARE, William

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s