Expresar los sentimientos

Publicado: 12 de octubre de 2013 en Artículos
Etiquetas:,

110rvz

“Los sentimientos son los instrumentos de que dispone el sujeto

para estar interesado en los objetos que le rodean.

Sin los sentimientos seríamos prácticamente muebles”

(Carlos Castilla del Pino)

***

Nuestros estados de ánimo son como las emociones, y según la emoción que sentimos determinamos nuestro estado de ánimo. Hay sentimientos que se asemejan precisamente a nuestro estado de ánimo, y a veces esos mismos sentimientos permanecen escondidos, sin que les dejemos salir de su escondite. Los guardamos celosamente , los retenemos en contra de su voluntad y no los expresamos de forma natural. Cualquier individuo se caracteriza por la impresión que refleja para los demás, algo que determina a cualquier persona o animal. Pero nuestros sentimientos pueden llegar desde cualquier estímulo, ya sea un recuerdo, una visión, una escena, una mirada o una vivencia. La conclusión es que el sentimiento es el resultado de nuestras emociones. Reaccionamos ante lo que nos ocurre, y a algunos se les nota más que a otros. Todo depende de cómo los expresemos.

Tenemos tendencia a sentir estímulos emotivos, provocados por un amor o por cualquier carga emocional, estímulos que nos dan vida y que de alguna forma nos equilibran, puesto que algunas son buenos y algunos son malos. Vamos reaccionando según lo que vamos viviendo. Reaccionamos según la necesidad, según la circunstancia. Y cambiamos tantas veces nuestros sentimientos como veces vamos notando emociones. Pueden ser varias, pueden ser miles. Nuestra mente trabaja sin parar para establecer, analizar y reaccionar ante los hechos que se van aglutinando y desarrollando a nuestro alrededor. Y aunque a veces nuestra propia mente nos confunde y nos crea falsos sentimientos, también es cierto que nosotros somos capaces de alimentar y hacer crecer alguno de ellos con la misma facilidad con la que suelen aparecer. Asimismo los engrandecemos y los creemos reales cuando normalmente ni siquiera son verdaderos. Quizá es ahí donde confundimos los sentimientos con simples ilusiones. Pero para expresar lo que se siente ante todo hay que aceptar lo que se siente. Y aceptarlo implica entender lo que se siente. Y no siempre somo capaces de ello o no queremos aceptarlo. Cuando finalmente pasamos a la siguiente fase ya nos sentimos capaces de liberar lo que guardamos en nuestra mente, en nuestro interior, y lo exteriorizamos a nuestra manera. Podemos expresarlos de mil formas, pero generalmente lo hacemos mediante palabras o mediante hechos. Ahí depende el carácter de cada uno para determinar la forma.

images

“No hay nada que desespere tanto como ver mal interpretados nuestros sentimientos”

(Jacinto Benavente)

***

Nos cuesta decir lo que pensamos. Expresarlo. Nos lo pensamos demasiado y en ocasiones no lo soltamos. Por miedo, por vergüenza, por timidez, por precaución. ¿Por qué? Porque simplemente nos cuesta gritar, llorar, reír, sonreír, hablar, sincerarnos, dejar salir lo que sentimos, abrirnos a los demás, expresar lo que llevamos dentro. Ocultamos sentimientos. Lo sabemos. Y lo hacemos deliberadamente. Y de forma natural. Y a veces hay que gritar. Porque lo necesitamos. A veces necesitamos abrazar. Porque lo necesitamos. A veces simplemente necesitamos decir eso que nos inunda la mente, que no nos permite pensar en otra cosa, que nos absorbe la mayor parte de la energía. En ocasiones sentimos vergüenza, pensamos más en lo qué pensarán de nosotros, nos bloqueamos, nos desafíamos a nosotros mismos. Comunicar es humano y es básico. Con quien sea, cuando sea, donde sea. Comunicar con ese amigo, ese familiar, esa pareja, ese entorno que está ahí y que no lo usamos debidamente. Quizá el mero hecho de hacerlo satisfará nuestra necesidad. Sin mayores alardes, sin grandes expectativas. Cualquier pequeño detalle que mostremos puede hacer reaccionar a nuestro interlocutor, puede llegar a hacernos sentir muy bien. Cualquier detalle ayudará a sentirnos más vivos.

“La mayoría de los temores los generan nuestros sentimientos”

(John Maxwell)

***

Prevenimos. Nos curamos en salud. Prevemos. Pensamos en lo que sucederá. Nos embriagamos de precauciones cuando ni siquiera hemos emprendido la aventura. Creemos controlar nuestras emociones y ni siquiera somos capaces de compartirlas. No las reconocemos. Se nos escapan de cualquier control. Nos engañamos como a niños. Nos asustamos porque nos reconozcan, porque nos descubran. Y en el riesgo está la sensación, porque es un riesgo asumido que nos recompensará. Asumirlo es el reto. El resultado vendrá. Y nos valorarán efectivamente por eso, por haber expresado lo que sentimos. Ni más ni menos. Nuestra naturalidad se apoderará del momento y saldrá victoriosa.  Y para expresar lo que sentimos puede servir un bolígrafo, un pincel, un gesto, un baile, un clic de una cámara, un suspiro abandonado, una lágrima inquieta, un abrazo imprevisto, una mano temblorosa, unos labios valientes, un roce inesperado…

Sentimientos que fluyen, que no dejan de fluir. Emociones que se expanden detectadas por todos los sentidos. Alivio que cura, ventajas de la liberación interior. Expulsar lo que se tiene, lo que emerge dentro de nosotros y que invade luego a los demás con su fuerza, con su pasión, con su auténtica verdad. Sorpresas tras sorpresas para llegar a entender mejor, para conocer más, para inmiscuirnos de lleno en el planeta de los sentidos y no regresar jamás al mundo de la timidez, de la frustración, de la inseguridad. Soltar la amargura, el dolor que permanece, la lágrima que se resiste, la risa que se contiene, paso a paso, para darse cuenta de lo que conviene, de lo que nos interesa, de lo que nos hace sentir mejor. Sentir para expresar y expresar para sentir. Todo más fácil y simple de lo que parece.

sentimientos-L-JWfhkq

comentarios
  1. The hardship of emotions and the feelings they create, are when to trust their nature. Sometimes your heart does overwhelm you and you get uncertain whether to go with the flow or to crawl back into the comfort zone.

    Me gusta

  2. Sentir, aceptar la sensación, fluir sin apego ni aversión para no crear reacción.

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s