La emigración

Publicado: 31 de agosto de 2013 en Artículos
Etiquetas:, , ,


images (3)

“Aprendí pronto que al emigrar se pierden las muletas que han servido de sostén hasta entonces, hay que comenzar desde cero, porque el pasado se borra de un plumazo y a nadie le importa de dónde uno viene o qué ha hecho antes” 

(Isabel Allende)

***

Lo cierto es que la emigración, en todas las partes del mundo, es un hecho y una realidad, por diferentes causas y por diferentes motivos. Pero cada persona que abandona su lugar de origen en cualquier momento de su vida se lleva una parte de su cultura, de su educación, de su entorno, de sus recuerdos y de su gente. Es una forma de reinventarse, de volver a empezar, desde otro punto de vista, distinto al ya conocido, abriendo la mente a todas las experiencias que puedan aparecer y tratando de extraer lo positivo de todo ello. Porque la mente se expande de forma natural desde el momento que abandonamos la rutina, todo eso que nos sabe a conocido y familiar. Llevamos una parte de nosotros allá donde vamos, y vamos sembrando a nuestro paso, en cada lugar donde pisamos, la semilla de nosotros mismos, intercambiando pensamientos, opiniones, experiencias, aventuras… La necesidad transforma pero debemos aprender a descubrir a través de la necesidad. De todo se puede aprender y de las experiencias como emigrar hacia un destino desconocido todavía más.

No es fácil. No es sencillo. Todo son problemas, cuesta adaptarse y además es cuestión de mucho tiempo. Quizá de mucho más tiempo de lo que imaginamos en un principio. O de toda una vida. O de nunca. Pues el cambio puede resultar muy complicado. Nunca seremos de allá adonde vayamos, sintamos lo que sintamos. Y llega un momento que ya no somos de ninguna parte. O de todas partes en donde vivimos alguna, según cómo se mire. La paciencia y la humildad ayudan a aclimatarse. La precariedad produce el efecto de la sensación y de lo vivido aumentados de forma espectacular. El hecho de que cada día emigre más hace que replanteemos seriamente las causas. ¿Algo no funciona o todo es natural? Muchos se adaptan y otros no. Algunos regresan a su lugar de origen y otros rehacen su vida por donde van. El ser humano continuará moviéndose pues es ley de vida. Siempre lo ha sido y siempre lo será, pero cuando los acontecimientos fuerzan a ello y la naturalidad se ve superada por la necesidad el argumento debe cambiar.

El fenómeno de la emigración ha estado relacionado con el ser humano desde sus orígenes. Consiste básicamente en dejar el lugar de origen para establecerse en otro lugar, ya sea otra región, país o continente, ya sea por causas sociales, políticas o económicas. Forma parte de lo conocido en sociología como migración de población. Decimos que se produce una migración cuando un grupo social realiza un traslado de su lugar de origen a otro donde considere que podrá mejorar su calidad de vida. Ello implica la fijación de una nueva vida, en un entorno social, político y económico totalmente diferentes, pero que se entiende que será más propicio para su subsistencia. Pero esa emigración puede ser individual, familiar o grupal. Se suele decir que la emigración termina donde comienza la migración.

Y por regla general es el primer mundo el que capta esa inmigración y el tercer mundo el que origina la migración. Esos fenómenos migratorios han existido desde que el hombre es hombre. Por diferentes causas, el hombre como ser siempre ha considerado importante encontrar el lugar ideal para vivir. Ya sea por el clima, por los conflictos, por las oportunidades, o por una larga lista de causas, el constante movimiento de personas durante la historia ha sido constante y lo sigue siendo actualmente. Digamos que la migración es intrínseca al ser humano. La historia de la humanidad es la historia de la emigraciones.  Mucha historia se ha escrito gracias a ella. Se puede decir que prácticamente toda la población mundial es descendiente de emigrantes.

descarga

“Un hombre, cualquier hombre,

vale más que una bandera, cualquier bandera” 

(Eduardo Chillida)

***

Pero cuando hablamos de emigración reflejamos diversos problemas que afectan a la sociedad global. Empezando por la igualdad inexistente en la mayoría del planeta. La desigualdad es un hecho y una cotidianidad. Se ven reflejadas las diferencias sociales, económicas y de clases entre diferentes áreas del mundo. Quizá las primera emigraciones como fenómenos sociales se produjeron por motivos religiosos (la huida de Egipto del pueblo judío en el Éxodo en busca de la Tierra Prometida es un buen ejemplo). Pero durante la Edad Antigua las emigraciones fueron constantes y masivas. Y también sucedió durante la Edad Moderna.

Uno de los fenómenos que más movimientos migratorios ha provocado es la guerra. Y son muchas las guerras que podríamos nombrar para dar ejemplos. Quizá la Segunda Guerra Mundial fue el fenómeno mayor, puesto que el movimiento poblacional de un continente a otro fue constante durante muchos años. Sólo esa guerra ocasionó el movimiento forzoso de millones de personas. Pero las guerras siempre han estado vinculadas a las conquistas, a las invasiones y a los descubrimientos. Hechos históricos que involucraban movimientos migratorios forzosos para la población nativa.

También las causas climatológicas o medioambientales han provocado estos fenómenos. Un ejemplo podría ser la ciudad de Petra, que tuvo una importancia enorme durante la Edad Antigua (siglos VII a. de C. a siglo VIII d. de C.) y que vio como perdía su población debido a la sequía de sus manantiales que surtían de agua potable a la población, además de sufrir varios terremotos y de convertirse finalmente en una ciudad casi fantasma, redescubierta en 1812.

emigrante

’Comprobé que en el mundo había muchas formas de vivir

y vi que un nuevo horizonte,

el que buscaba,

estaba a mi alcance’

***

Otra causa habitual ha solido ser la emigración interna en busca de mejores fuentes de trabajo. Un fenómeno que comenzó con la Revolución Industrial y que fue muy importante en países como Reino Unido o Estados Unidos. Muchas personas sólo buscaban un nuevo escenario donde poder ganarse la vida de mejor manera, buscando un mejor clima o un buen futuro para sus hijos. Un fenómeno que se expandió entre países vecinos y que fue habitual en Europa durante todo el siglo XX. Con la facilidad y el mejoramiento de los transportes y las comunicaciones, el siglo XX fue clave para mover a millones de personas por todo el mundo en busca de un cambio que mejorara las vidas anteriores. Y desde siglo atrás, la navegación se convirtió en el medio de transporte más utilizado por millones de personas en busca de ese sueño, ya fuera por el Mar Mediterráneo o por el Atlántico. El colonialismo también contribuyó a esos movimientos migratorios, al igual que el exilio voluntario o forzoso. Se define el concepto de emigración como la emigración de un Estado pero manteniendo la nación a cuestas, un bagaje que el emigrante siempre llevará consigo, aumentándolo o transformándolo con el tiempo.

Existe muchos tipos de emigración: la emigración temporal y la permanente. La emigración forzada y la voluntaria. La interna y la internacional. Se puede considerar la emigración según el lugar de procedencia y  la duración del proceso. Algunas personas se trasladan de forma temporal debido a un trabajo, para regresar posteriormente de nuevo a su lugar de origen. Pero muchas personas están en un continuo cambio de destino, debido a la búsqueda constante de trabajo. La Gran Depresión en EEUU fue un claro ejemplo de ello durante los años 30. Los más afectados fueron los agricultores que padecían circunstancias muy precarias.

images (4)

’Pasada la novedad de los primeros momentos, la nostalgia se entremezcla.

No eres de aquí ni de allá’ 

***

Una emigración popular y que se ha hecho muy popular es la mexicana hacia EEUU. Muchas de esas personas lo hacen de forma ilegal y algunas deben regresar al extinguirse el contrato de trabajo. Todo ello ha desarrollado una lucrativa mafia en el transporte de esas personas ilegales hacia futuros paraísos. África es otro de esos territorios invadido por las mafias en la búsqueda de una mejor vida en Europa. Señalar todas las causas concretas de las migraciones es empresa difícil. Hay muchas migraciones disfrazadas de actividades turísticas y los datos son difíciles de cuantificar y de especificar. El fondo del asunto es evidente: la búsqueda del ser humano de un mejor lugar para vivir. La fuente de desigualdad más evidente entre la raza humana es el lugar de nacimiento. La migración parece intentar solucionar ese problema aunque no lo consigue.

Las causas políticas derivan de crisis políticas en ciertos países. Miedo a la persecución y a la venganza. Resultado: abandonar el país para vivir en otro o al menos intentarlo. Son los llamados exiliados políticos. Un ejemplo claro de ello ocurre en las guerras civiles. España fue uno de ellos. Las causas culturales son también muy importantes a la hora de migrar. El más habitual es el cambio del medio rural hacia uno urbano, sobre todo entre jóvenes, en busca de nuevas oportunidades que no consiguen en su lugar de nacimiento. Las causas socio económicas son quizá las fundamentales. La mayoría emigra por motivos económicos, buscando un mejor nivel de vida, unas condiciones de trabajo mejores o el simple acceso a un empleo que no existe. Por ahí pasan situaciones alarmantes como el hambre y la miseria y la aventura de ese movimiento puede acarrear perder la vida. Otro factor es el vínculo familiar, debido a unos padres que ya se fueron o para conseguir un mejor nivel para la familia.

Hay factores de expulsión que empujan a los migrantes a dejar sus lugares de origen y factores de atracción (según la necesidad y/o las circunstancias). Un enfoque sociológico del nivel macro en la migración es el que suele llamarse ‘paradigma de la modernización’, que asocia las migraciones con procesos de cambios socioculturales que predisponen a aumentar la movilidad humana.

rutagofio

’La angustia de estar y no estar en el sitio al que perteneces.

La necesidad de tener al otro a tu lado, mirarte, sentirte, necesidad de explicar lo que quieres’ 

***

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s