Gustav Vigeland

Publicado: 12 de julio de 2013 en Arte (Fotografía/Escultura/Pintura)
Etiquetas:,

98470921_76

“En parte,

el arte completa lo que la naturaleza no puede elaborar y

en parte,

imita a la naturaleza…”

(Aristóteles)

***

Gustav Vigeland nació en Mandal (Noruega) en 1869. Su pasión y su profesión fue la escultura. Su familia estaba integrada por artesanos y contables. Ya desde joven demostró grandes dotes para el arte, especialmente en la talla de madera, en sus primeros años de escuela. Sus estudios de arte los inició en el taller del escultor Floed, pero debido a la muerte de su padre se vio obligado a abandonarlos súbitamente. Con 17 recién cumplidos volvió al hogar de su madre, donde se encargó incluso de la manutención de su familia. Sus inquietudes culturales eran variadas, porque además de la escultura, la literatura y la pintura eran otras de sus pasiones. Su lectura favorita fueron los clásicos.

descarga (3)

Comenzó a dibujar esbozos, pequeñas gotas de su juventud y de su estado innato de creatividad, y al volver a Oslo intentó mostrarlos aunque su timidez se lo impidió. Trabajó como escultor de madera para ganarse un sueldo, que de hecho era ridículo. Aún así fue una persona que se adaptó a las circunstancias. Supo ir tirando con su pequeño sueldo, aunque nunca negó haber pasado momentos de hambre y miseria. Con el tiempo consiguió el valor de enseñar sus dibujos y lo hizo al escultor Bergslien, quien se entusiasmó con ellos y provocó que se los enseñara a Lorenz Dietrichson, un profesor de historia del arte que convino que ese joven era un genio en ciernes. El propio Bergslien le dio autorización para trabajar en su taller.

1894 ca.

Y con sólo 20 años expuso su primera obra en la Exposición Nacional de escultores. La obra era ‘Agar e Ismael’. Gracias a esa primera exposición recibió una beca del estado y se trasladó a Copenhague para trabajar junto al famoso profesor y escultor danés Christian Visen. Más de un año trabajó allí hasta que recibió una nueva beca y se trasladó a París donde descubriría a Rodin y se quedaría prendado por su obra. Fue a visitarle a su taller y se dejó influenciar por la potencia de su arte. Cuando volvió a su país ya corría el año 1893. Tardaría un año para exponer por fin su primera exposición, la cual despertó entre el público y los críticos diversos sentimientos.

images

En 1895 se trasladó a Berlín y a Florencia.  En su paso por Italia entró en contacto con el arte antiguo y con el Renacimiento. Fue el germen en su obra de temas que dominaron el mayor tiempo de su producción artística: como la muerte, el hombre y la mujer o la vida cotidiana. Pero también fueron tiempos donde volvió a acumular miseria, una vez que ya había regresado a Noruega. Y para combatirla se unió al grupo de trabajo de restauración de la catedral de Trondheim, donde esculpió varias excelentes estatuas.

Trondheim: Nidaros Cathedral

Pero su pasión no estaba ahí. Encontró muchas limitaciones artísticas y su rumbo y su arte andaban por otro lado. Abandonó el lugar para instalarse en un mísero taller en Hammersborg donde según él mismo padeció la dureza del invierno nórdico. Pero fue en ese época cuando creó quizá sus obras más bellas:’ Nordraak’, ‘Beethoven’, ‘Wergeland’ o ‘Abel’, entre otras. De regreso a Oslo vivió el período de la gran efervescencia nacionalista noruega y que culminó con la independencia de Suecia en 1905.

fuente blog

El país deseaba entonces celebrar su propia historia y su propia cultura. Para entonces, ya estaba considerado como el escultor noruego con más talento y recibió muchos encargos de estatuas y bustos conmemorativos de ilustres compatriotas, como por ejemplo Henrik Ibsen o Henrik Abel. Para 1906, presentó un modelo de yeso de una fuente monumental, que debía adornar la plaza frente al Parlamento Nacional. Su obra fue bien acogida pero hubo discrepancias con el lugar donde ubicarla. Esa espera la aprovechó para incrementar la propuesta con varios grupos escultóricos y una alta columna de granito. Su fama se consolidó en su obra realizada en el Parque Vigeland, un área interior del Parque Frognerparken de Oslo (Noruega). Ahí se encuentran más de 200 obras suyas.

2009829

En 1921, el consistorio de Oslo decidió demolir el viejo edificio donde se encontraba el estudio de Vigeland para construir una biblioteca. Para ello se llegó a un acuerdo: el consistorio se comprometía a construir un nuevo edificio destinado al estudio y a la vivienda del artista, para ser transformado en museo tras su muerte y, a cambio, el artista se comprometía a donar a la ciudad todo su trabajo, sus esculturas, sus diseños, etc… La ubicación finalmente de su estudio sería Kirkeveien y estuvo activo desde 1924. A partir de esa fecha el escultor se dedicó al proyecto, realización e instalación del área destinada a la exposición permanente de sus esculturas y que tomaría en el futuro el nombre de Parque Vigeland. En esa casa y en ese estudio vivió y trabajó hasta 1943, fecha en que murió. Y allí reposan sus cenizas, conservadas en la torre. Y tal como había sido dispuesto se convirtió en el Museo Vigeland.

EDAB18688

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s