Diario de pensamientos : Afán de protagonismo

Publicado: 8 de febrero de 2013 en Diario de pensamientos
Etiquetas:, ,

191107-censurocracia

“La elegancia es vestirse, mostrarse y comportarse de modo

que tales adornos no tengan más protagonismo

que el mensaje que trasmite la mirada”

(Paloma Cobollo)

***

Las redes sociales nacieron con la idea de ser estructuras sociales compuestas por un conjunto de actores que están conectados por lazos comunes. Y estos lazos pueden ser de amistad, de parentesco, de afinidades de ocio, culturales o políticas. Los sociólogos no se ponen de acuerdo a la hora de valorar las tendencias que demuestren qué lazos de unión pueden representar algunas de estas redes sociales. Cierto es que alguna de estas se ideó para poner en contacto amistades actuales y pasadas, una forma de mantener el contacto y de saber constantemente lo que están haciendo los demás, los conocidos y los que no lo son dentro de los márgenes de nuestro entorno.

El surgimiento de redes sociales donde se integran miembros que nada tienen en común con respecto a su pasado o a su amistad abre el debate sobre las verdaderas causas que pueden unirles. En general, todos buscamos palabras, ideas y manifestaciones que tengan algo en común con las nuestras. Lo similar nos une, de una manera u otra. Aunque el verdadero milagro de muchas redes sociales es unir a gente de diferente estrato social y darles un argumento para poder unirse, intercambiando fotografías, vídeos, noticias, música,opiniones y emociones o sentimientos. Eso demuestra que el mundo en general y las personas en particular están ardientes de deseo de compartir, de una manera u otra. Lógicamente, hay personas más activas que otras, pero el que no es muy activo no quiere decir que no participe.

redes-sociales

Llama la atención cómo de forma desinteresada muchas personas demuestran una apertura a su intimidad y a su mundo de una forma natural y sincera, cuando en la vida cotidiana les cuesta horrores aparentar o mostrarse de tal forma. Lo difícil que resulta sacar palabras o respuestas a personas que habitan nuestro entorno a diario, las caras de reacción que debemos soportar cuando preguntamos cosas sobre aspectos personales, aficiones, gustos o simplemente costumbres de alguien. Verdaderamente sorprendente observar cómo alguien desde el anonimato de su hogar lanza gratuitamente todo lo que tenga que ver con su vida para todo aquel que tenga por bien compartir, ver, observar, leer, descubrir, etc. Muchos se han convertido en exhibicionistas profesionales, mientras que otros lo han hecho en el mundo del vouyerismo.

Y también sorprende la forma en que el mundo en su mayoría utiliza las redes sociales para crearse un protagonismo del que carece. Cierto y conocido es que a muchas personas les encanta que hablen de ellas, que sepan de ellas, que las observen y que las admiren. Es una forma de ser alguien, de ser importante, de ser algo. La fama parece que nos han hecho creer que sólo es posible para unos cuantos elegidos y muchas veces se usan las redes sociales para presentarse al mundo, como si al mundo le importara algo quiénes somos y qué es lo que hacemos. Otro apunte a destacar es la forma en que hemos pasado a vendernos. Nos socializamos rápidamente dentro de un mundo virtual, rodeado de personas desconocidas, de las cuales no sabemos nada o casi nada y nos abrimos a ellas, ofreciéndoles el paraíso al cual pertenecemos, o al que hacemos creer que pertenecemos. Mostramos lo mejor de nosotros, que casi siempre suele estar integrado por cosas muy interesantes, somos populares, mostramos las fotos más interesantes, los escritos más ingeniosos, los vídeos más espectaculares. Somos capaces de atraer a mucha gente de distintas partes del planeta y sin salir de nuestra cajita de inspiración.

redes-sociales

Cada día más gente está desarrollando ese sentimiento imaginario de que son algo mucho más importante de lo que muchos creen o de lo que muchos todavía no han descubierto. Un aspecto a considerar poco importante en apariencia pero que ya está comenzando a crear incluso ansiedad en muchas mentes. El protagonista es aquel personaje principal de una trama o de una historia, pero también en un plano de situación o de actividad. Sin el protagonista no hay trama, aunque los personajes secundarios también son esenciales para la historia. No necesitamos solamente protagonistas sino personas que nos comuniquen, que nos indiquen, que nos hablen, que nos opinen, que nos interrelacionen de otra manera, bien distinta a la nuestra.

No somos los portadores de la verdad ni de la precisión. No somos más interesantes que nadie y nuestro interés debe estar relacionado con todos aquellos que son capaces y están abiertos y solícitos a compartir con nosotros, de un modo u otro, algo que nos puede hacer pensar, que nos puede hacer vivir de otra manera distinta a la nuestra. Ese es el auténtico tesoro de las redes sociales. Nos ayudan a abrir puertas para encontrarnos con otras verdades. Uno es protagonista irrepetible de su propia historia y de su propia vida. Eso es un enfoque positivo del protagonismo individual. Es entenderse. Es escucharse. Es conocerse pero de verdad. De realizar todo lo que se desea, de realizar los proyectos y los sueños. De sentirse a gusto consigo mismo.

El afán de protagonismo no nos lleva a ningún sitio porque nos distorsiona la realidad. Convierte todo en un problema y nos desliza hacia el abismo del ostracismo a una velocidad que no podemos detener, hacia la más absoluta necedad. Nos aleja sin remedio de lo verdaderamente importante. De todo lo que nos interesa. De todo lo que nos puede servir para algo en el presente y en el futuro. Conocerse conlleva saber cuál es tu momento, tu lugar, tu entorno y tu gente. Lo que nos falta puede que nos lo den otros. Ser protagonistas por un momento puede o no puede estar bien o mal, pero serlo continuamente no nos comporta ningún beneficio, sobre todo cuando no es verdad. Y lo sabemos.

el-afan-de-protagonismo

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s