The Police

Publicado: 16 de enero de 2013 en Música
Etiquetas:

the_police_foto

” Yo veo la música como un lenguaje.

Si una forma musical se come su propia cola, se muere.

Por lo tanto, tiene que ser un perro mestizo, necesito ser hibrido ”

(Sting)

***

La idea y el concepto original fue crear un grupo de punk rock con un sentido del término bastante amplio. Era también una mezcla de estilos, pasando por el pop y el reggae pero sin caer en la etiqueta única de punk. La guitarra debía ser precisa, densa, creando sonidos y efectos interrelacionados. La percusión debía ser notoria pero secundaria. La voz se mostraba  sugerente y distinta. El resultado del conjunto fue la creación de una de las mejores bandas de la época que sigue deleitando a sus millones de fans. Porque los grandes grupos nunca dejan de sonar, aunque se separen y aunque desaparezcan. Crearon una nueva forma de adentrarse en el punk mediante el pop. Y con el paso de sus discos sus experimentos fueron creciendo, poniendo notas de jazz y de blues y dándole al pop mayor protagonismo. Tuvieron un gran protagonismo pero su fama duró poco porque no duraron mucho tiempo juntos.

” Yo hago mi mejor trabajo cuando estoy en el dolor y la confusión ”

(Sting)

***

MI0002121715

Stewart Copeland (batería) y Gordon Sumner (guitarra y voz), más conocido como ‘Sting, formaron el grupo The Police en 1977. Copeland nació en julio del 52 en Virginia (EEUU) y su padre fue un ex agente de la CIA. Estudió en la Universidad de California y después se trasladó a vivir a Inglaterra donde conoció a Sting. Gordon Sumner nació en octubre del 51 en el norte de Inglaterra. Se inició en el bajo para seguir con la guitarra. También contribuyó con su voz y sus letras. Su carrera es impresionante. Tanto dentro del grupo como durante su carrera en solitario ha sido capaz de vender más de cien millones de discos. Ha recibido más de quince Premios Grammy e innumerables premios musicales al conjunto de su carrera. Desde muy joven ya evidenció su talento para la música, quizá su origen irlandés le sirvió de algo para ello. Comenzó en grupo de jazz y tocaba en locales de su ciudad vistiendo la segunda camiseta de su equipo favorito de fútbol (Newcastle United), que por aquel entonces era a rayas amarillas y negras. Un compañero de esa época comenzó a llamarle ‘abeja’ y al final todos le conocieron con el sobrenombre de ‘sting’ (aguijón). Años después se trasladaría a Londres donde conocería a Copeland y Summers. Andrew Summers nació en Lancashire (Inglaterra) en 1942. Fue un obsesionado por el piano y la guitarra y dejó los estudios para trabajar en una tienda de música y actuar en locales de jazz.

Cuando Copeland y Sting se unieron para formar The Police contaron en principio como guitarrista con el francés Henri Padovani, pero éste carecía de la suficiente experiencia. Cuando descubren a Andy se dan cuenta de que era el ideal para completar el proyecto. Quizá Sting fue su máximo avalista. Encontró en él a alguien con quien compartía gustos, influencias  y opiniones musicales. El grupo quedaría así formado hasta su final. En la primavera del 78 firmaron con el sello A&M y poco después apareció el primer sencillo titulado ‘Roxanne’. Comenzaron una gira ese verano por los EEUU con una furgoneta y equipos alquilados sin demasiada repercusión. Tuve que salir su primer álbum ‘Outlandos D’Amour’ (1978) en el otoño de ese mismo año para notar un ascenso en las listas británicas y norteamericanas. La primavera siguiente ese primer sencillo ya estaba en el número 12 en las listas del Reino Unido, mientras que el álbum se colocó en el puesto número 6. Quizá los posteriores discos de la banda fueron más ambiciosos y precisos, pero su debut fue un canto hacia su versión más directa y sencilla. Se veía que todos sus miembros tenían una amplia base musical, con esencia de jazz, y las combinaciones sonoras se efectuaron de la mejor manera posible. Considerado como uno de los mejores álbumes de debut de la década de los 70.

” Se necesita un hombre para sufrir la ignorancia y la sonrisa “

(Sting)

***

MI0002406127

El primer sencillo de su segundo álbum consiguió el número uno. ‘Message in a bottle’ (1979) les consagró en su país y también en Europa. La gira por diversos países no se hizo esperar. Pero esta vez fue a escala mundial. Países que no estaban acostumbrados a albergar estrellas de fama mundial vieron como tocaron para ellos. Países como México, India, Grecia, Egipto o Tailandia. Y es que ese segundo disco, ‘Reggatta de Blanc’ (1979), superaba al disco de inicio en ambición y en mezcla de sonidos. Ahora la fusión del reggae y del rock eran evidentes pero la forma de realizarlo resultaba fascinante. También marcó un cambio en el camino del grupo. Fue una terminación más pulida, más nítida. Varios de sus temas siguen siendo eternos y fueron grandes composiciones, como ‘Bring on the night’ o ‘The bed’s too big without you’. 

En 1980 apareció su tercer disco, ‘Zenyatta Mondatta’. Fue un disco que pegó con fuerza en los EEUU, llegando al top ten. Pero en Inglaterra alcanzó el número uno y se mantuvo ahí durante cuatro semanas. Quizá se esperaba ese disco para confirmar a la banda como una de las mejores de los ochenta, recién comenzados, y no bajaron el listón. Para muchos el mejor disco de la banda. Acaso porque fue un conjunto de excelentes temas con perfecta definición y producción. Varios temas llegaron a los top de las listas, pero su auténtico fondo fue su atmósfera sonora, muy instrumentista y de percusión. También Sting cargó las tintas en sus letras, siendo más crítico políticamente. Curiosamente, siempre dijo del disco que no llegó a ser lo verdaderamente bueno que ellos desearon y que pudo haber sido mucho mejor.

MI0002350186

En su cuarto álbum, el grupo entró de lleno en las esferas del pop más de la época. ‘Ghost in the machine’ (1981) dejó de lado su esencia más reggae y más rock. Aparecieron más sonidos enfocados al jazz, con instrumentos como los saxos. Digamos que se adaptaron al sonido más clásico de los 80. Y comenzó a crearse al mejor Sting en el terreno pop. Un camino que ya no dejaría. Varios temas del disco tuvieron éxito. Y quizá no sería reconocido como un gran álbum de pop aunque sí que fue un buen disco. Lo que dejaba claro el grupo es que seguía experimentando dentro de las apuestas musicales. No se conformaron con seguir un estilo, intentaron siempre crear nuevas mezclas, adaptarse a los nuevos tiempos. Pero también aprovecharon su popularidad y su fama para ir creando nuevas expectativas a su gusto, aunque claramente su calidad iba decreciendo. En 1983 apareció el que sería su último disco ‘Synchronicity’, para ese momento ya eran estrellas en todo el mundo. Sus giras eran siempre llenos históricos y ese disco generó cinco sencillos que coparon todas las listas de los países más importantes. Apuntaron a toques más electrónicos y siguieron por la senda del pop. Para muchos críticos, muchos de esos temas tenían el problema de estar rellenados de momentos intrascendentes. Se aliaron más con el jazz que tanto conocían y los instrumentos de percusión aumentaron. Quizá lo que dejó más claro ese álbum es que Sting ya estaba preparando su salto hacia su carrera en solitario y en el mundo del pop más emergente de esos tiempos.

Pero no deja de sorprender que ese último disco llegó a lo más alto de las listas tanto en el Reino Unido como en los EEUU y se mantuvo ahí durante varias semanas. Fue un éxito comercial y de ventas y recibieron muchos premios por ello. Quizá la fama estaba ganada y con poco se conseguía lo que no se consiguió con otros títulos anteriores. La gira de ese disco resultó otro éxito sin precedentes pero al terminarla se anunció que se tomaban un año sabático. Era el inicio del fin. Pasaron más de 3 años hasta que el grupo se volvió a reunir. Sting propuso grabar un disco reinterpretando los mejores temas del grupo, pero la iniciativa nunca cuajó. La relación entre Copeland y Sting ya estaba deteriorada y la idea no animó al grupo. Para entonces Sting ya había comenzado su proyecto personal y publicó su primer álbum en solitario en 1985. Copeland comenzó su carrera en solitario grabando partituras para cine y televisión. Formó banda de rock progresivo con el nombre de Animal Logic. Por su parte Summers se limitó a seguir por la senda experimental del jazz y de su fusión y colaboró con otros músicos en diferentes proyectos. A pesar de los continuos rumores de un posible retorno de la formación y de la grabación de un nuevo disco nada de eso ocurrió.

comentarios
  1. selvalin dice:

    Palabras mayores desde luego, primero The Police, luego Sting, que maquina de producir calidad.

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s