Los Reyes Magos

Publicado: 6 de enero de 2013 en Artículos
Etiquetas:,

Magos

“Tres magos de oriente se acercan…

pero lo más mágico del universo eres tú”

***

Algunos dirán que aunque sean ficción son necesarios. Otros dirán que con mentiras no se llega a ningún sitio. Otros, en cambio, abogarán porque existen mentiras necesarias, que dan aliento e ilusión. Otros que vivimos de sueños para morir de desilusiones. Lo que está claro es que a mucha gente le gusta vivir de la realidad y a otra mucha no. Algunos prefieren vivir en una ilusión continua, y en esa ilusión entra un variado conglomerado de situaciones, donde encontramos a la familia ‘ideal’, a los ‘miles de amigos imaginarios’, al ‘amor que siempre va y viene’, a la ‘felicidad eterna’. Y dentro de esa ilusión aparecen cada año, como arte de magia y de marketing que no se acaba de quemar nunca, los fantásticos Reyes Magos de Oriente. Ya el nombre se las trae.

La leyenda cuenta que se llamó así a los visitantes de varios continentes que, tras el nacimiento de Jesús, acudieron para rendirle homenaje y entregarle regalos de gran riqueza simbólica.  En este caso, oro, incienso y mirra. El porqué de la elección de esos tres elementos no se ha explicado nunca. Quizá porque nadie puede explicarlo. Yo sigo preguntándome para qué necesitaba el niño Jesús oro, incienso y mirra. El Evangelio sólo habla de magos, no se indican nombres, ni que fuesen reyes ni que fuese tres. ¿Cómo acabó la historia o la leyenda siendo como la conocemos hoy en día? Cualquier sabe… Y es que la vida del hombre está inmersa en un mundo constantes de leyendas, de supersticiones y de historias, que con el paso del tiempo se han podido ver modificadas de boca en boca y de pueblo en pueblo, hasta llegar a un punto en el que la escucha tiene dos caminos: o creerla o no creerla. Lo más fácil es no creerla, más que nada porque si pone un poco de sentido común se hace muy difícil hacerlo. Pero mira por donde que muchos prefieren creerlo, quizá por necesidad, quizá por ilusión. Porque la ilusión es una fábrica que tenemos todos en el cerebro que va generando ideas a una velocidad impresionante. Según la potencia de esa maquinaria unos más que otros son capaces de creer y hacer creer lo que a menudo resulta imposible.

“Quiero trabajar menos que los Reyes Magos,

que sólo lo hacen una vez al año y es mentira”

***

Hay una frase muy conocida que dice que lo que no puede ser y además es imposible. Pero parece que hay cosas que debemos creer y meternos en la cabeza y en la memoria como sea. Y si no pasas por el aro te tachan de todo menos de guapo. Que no tienes imaginación, que eres una aguafiestas, que no ves más allá, que estás amargado, un largo etcétera de calificativos que te dejan anonadado, cuando lo único que eres es sensato y coherente. Pero está visto que la sensatez y la coherencia no son dueños de nuestros tiempos. Lo mejor es reírse con lo que no hace gracia, hacer interesante lo que no lo es, y creer que es más importante lo insulso que lo verdadero. Y si no siempre queda la lotería y los juegos de azar. Que para muchos es otra religión.

Cierto es que la historia de los Reyes Magos es de origen católico, pero todas las comunidades, religiones y sociedades tienen sus propias leyendas y personajes creados para entretener a sus habitantes. Se ha utilizado la leyenda de los Reyes Magos, sobre todo en países latinoamericanos, para hacer creer a los niños que escribiéndoles una carta les traerán los regalos que desean por haberse portado bien durante el año. Cuando uno es niño no es que estés deseando creer en todo, pero todo sirve si con eso se consigue lo que se quiere. Si nos hubieran dicho otra cosa la hubiéramos hecho con tal de conseguir los juguetes ansiados. Además, ¿qué niño se porta bien durante todo un año? Un niño es un niño y se porta como un niño. Qué tontería hacerles chantaje diciendo que si no se portan bien no tendrán juguetes, sobre todo teniendo en cuenta de que muchos niños en el mundo tan sólo quieren acabar el día teniendo algo que comer.

carta_a_los_reyes_magos

Pero cuando se habla de los Reyes Magos siempre viene a la mente la letra de una canción de Silvio Rodríguez al respecto:

“Ciega,
la vida nueva es
como un verso al revés,
como un amor por descifrar,
como un Dios en edad de jugar.
Trino,
vete al destino, al punto que será final,
juega a lo que no jugué
y canta que aunque sin rey mago
sigo en pie”

**

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s