Sonido Filadelfia

Publicado: 7 de noviembre de 2012 en Música
Etiquetas:,

“La música comienza

donde acaba el lenguaje”
(E.T. Hoffmann)

***

Las combinaciones musicales nunca han dejado de detenerse. Las variaciones de un estilo y la experimentación con otros han hecho posible diferentes pruebas de que se pueden lograr estupendas mezclas de sonido. El sonido de Filadelfia  (Philadelphia Sound o Sweet Philly) es buen ejemplo de ello. Para algunos el origen de la música disco tal y como comenzó y tal y como hoy la conocemos. Y sin duda con esencia de música negra por todos los costados. Influencias del funk, del soul, del jazz y del blues, unido todo ello, como un buen cóctel a un pop pegadizo y bien acompasado, con ritmos que invitaban a bailar y menearse. Muchos arreglos de orquesta, cuerdas y viento. Una fantástica muestra de creatividad. Se considera a Isaac Hayes como el detonante de este estilo, gracias a la banda sonora que grabó para Blaxploitation, un movimiento cinematográfico que se originó en EEUU a principios de la década de los 70 dentro de la comunidad afroamericana y que consistió básicamente en el boom de cine negro con bandas sonoras de artistas conocidos. Nació durante el gran éxito del cine de explotación y tenía como audiencia potencial al público urbano de raza negra. Quizá esa década presenció el crecimiento progresivo de los artistas negros en aquel país. Aparecieron directores de cine, actores, músicos y creadores de diferentes artes urbanas. Uno de los referentes de esa época fue el actor Sidney Poitier. Durante la década de los 60 aparecieron los famosos movimientos sociales de los negros, gracias a grupos como Black Power o los Black Panthers, que generaron un hervidero social, cultural y político para las siguientes generaciones. Algunos intelectuales negros incluso criticaron los métodos violentos de estos grupos, y por primera vez se abría un debate entre la misma cultura afroamericana. El disco de Hayes estaba formado por un sonido de soul sinfónico influenciado por el sonido del soul de Memphis.

En 1970 se estrenó en el cine la película ‘Cottom Comes’, la novela escrita por Chester Himes y dirigida por Ossie Davis. La historia estaba ambientada en el barrio neoyorquino de Harlem y fue plenamente protagonizada por actores negros y con una banda sonora de funky-soul. Fue el comienzo de una larga lista del movimiento Blaxpoitation, que tenían unos rasgos muy característicos como los pelos afro, las gafas enormes y los pantalones de campana. También apareció por aquella época otro embrión de este estilo musical: Barry White, sobre todo con el disco ‘Love’s theme’, el cual sorprendió y triunfó. Aunque el inicio del famoso sonido Filadelfia tiene que ver con el nacimiento de un sello discográfico llamado PIR (Philadelphia International Records). Un sello creado en 1971 por Kenny Gamble y Leon Huff, dos productores con extensa experiencia. Lo primero que idearon fue instalar una orquesta que daría el soporte a todas las grabaciones del sello. Los siguientes años los éxitos de este sello fueron más que evidentes y continuos. Todo ese sonido se caracterizó por restar protagonismo al artista principal y otorgárselo más a escritores, arreglistas, productores, músicos y solitas. Una parte profunda del soul pero llevada por el camino de la música disco, con una gran riqueza instrumental y muchos avances en la técnicas de grabación.

La música disco se generó como mezcla de la conocida como rhythm & blues (R&B) mezclando elementos como el funky o el soul y toques latinos. Su moda ocupó el espacio de los años setenta. Tras una década de los sesenta donde el pop concentró todas las emociones, se buscó un nuevo tipo de música que llenara las ‘modernas’ discotecas del momento. Para comenzar con ese estilo se utilizó la orquesta como medio conductor y dentro de esa orquesta destacaron los instrumentos de cuerda y de viento, pero además se incluían otros como la guitarra eléctrica y el piano también eléctrico. Su mayor apogeo fue durante los setenta pero se extendió después desarrollando sus formas y sonidos. Muchos grupos obtuvieron fama y éxito durante esa época: The Bee Gees, Village People, Boney M o ABBA, pero dentro de la música negra destacaron muchísimos más, como Donna Summer, The Jackson 5, Gloria Gaynor. Todo ese espíritu musical estuvo acompañado del cine que aprovechó el momento para estrenar películas ya legendarias como ‘Saturday Night Fever’.

El lugar por el cual se identifica la música disco es la célebre sala neoyorquina ‘Studio 54‘, donde los DJs lograron extender la duración de los éxitos musicales del momento. Se crearon nuevas versiones de discos de moda y el objetivo evidente era bailar o invitar a bailar, disfrutando de la música según el término del momento: ‘Boogie’. Uno de los temas que más éxito tuvieron fue ‘Rock the boat’ (1974) del grupo The Hues Corporation. Marvin Gaye fue otro de los motores del movimiento. Al período comprendido entre 1974 y 1979 se le conoció como ‘La edad de oro’ del sonido.  Y quizá el sonido posterior en la música disco se inspiró en este movimiento cultural, social y musical, puesto que se diseñó con ese objetivo y el desarrollo del estilo fue totalmente natural.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s