Hip Hop

Publicado: 2 de noviembre de 2012 en Música
Etiquetas:, ,

A finales de la década de los 60, en barrios populares de la ciudad de Nueva York (EEUU) como Bronx, Queens y Brooklyn, apareció un nuevo estilo musical, conocido como ‘hip hop’. Quizá un movimiento social y artístico muy representativo que sigue vigente y que se ha ido desarrollando como una nueva forma de expresión, que ha conseguido infinidad de seguidores y que se ha consagrado como un escenario ya consolidado y necesario que infunde mensajes sociales, culturales y políticos. Estaba fundamentado en los cuatro pilares de la cultura de la calle neoyorquina: el MC, el DJ, el breakdance y el grafiti callejero. Como estilo musical se desarrolló primero como base de unas letras hirientes, agudas, con rimas seguras y llamativas, creando y provocando, acompañadas de una sintetización del sonido, una percusión latente y moderna, con mucho ritmo y con mezclas de samplers continuas.

Como negocio musical nació a principios de los 70 y se situó como base en el South Bronx. Se puede decir que el término para cantar de esa manera se conoció como ‘rap’, aunque el ‘hip hop’ incluía nuevas formas de cultura unidas, una subcultura urbana y auténtica, que ensalzaba una raza (la negra) por encima de la blanca, reivindicando sus señas de identidad y adornando su forma de cantar y realizar música. Kevin Donovan, un DJ norteamericano del South Bronx (Nueva York) fue decisivo en el desarrollo de la música hip hop. Se le conoció como Afrika Bambaataa y bautizado dentro del estilo musical como ‘El padrino’ o ‘El abuelo’. Su cultura estaba dentro del estilo de pandillas callejeras, con mezclas de sonido funk tan habitual en los años 70. Se crió entre movimientos de liberación negra y fue testigo de los debates acerca del movimiento. Fue líder de una banda (gang) conocida como ‘The Black Spades’. La influencia de la banda creció hasta forjar alianzas con otras bandas de la zona. Ganó un concurso de ensayo y el premio fue un viaje a África. A partir de ahí su visión del mundo cambió por completo. Cambió su nombre, adoptando el nombre del jefe zulú que lideró una rebelión armada contra las prácticas económicas injustas de los primeros años del siglo XX en Sudáfrica. Combinó las actuaciones de DJ en fiestas añadiendo el show de breakbeats. Creía en el uso de la música, en el baile y en el grafiti como instrumentos para apartar a todos esos chicos de la calle que pertenecían a bandas y que no tenían más futuro que caer algún día víctima de alguna bala perdida. La expresión ‘hip hop’ era una frase común que se utilizaba por los MCs como parte de un estilo  de rima inspirado por el scat. El scat provenía del jazz y era un tipo de improvisación vocal, generalmente con palabras y sílabas sin sentido, que convertía la voz en un instrumento musical. Daba la posibilidad de cantar melodías y ritmos improvisados. Un virtuosismo que requiere mucha habilidad y entrenamiento además de tener cierta capacidad de improvisación. Pero para Donovan, esa cultura que estaba emergiendo tenía cuatro pilares fundamentales que estaban dentro de la esencia misma de la cultura. Se refería a la música pinchada por los DJs, el lirismo de las letras y la poesía de los MCs, el baile de los B-Boys y el arte urbano de los grafiti. Se dio cuenta de que los tours que estaba organizando abriría la puerta para expandir el hip hop.

La base del hip hop estaba en la unión del MC (Master of Ceremony) y del DJ. El término ha sido atribuido a Keith Cowboy (rapero), aunque él mismo y su colaborador Lovebug Starski usaban el término cuando a este tipo de música se la conocía como ‘disco rap’. Las raíces son simples, música afroamericana, una combinación de poesía y un estilo peculiar de los raperos. Una poesía hablada combinada con música que apareció en las ‘block parties’ y haciéndose cada vez más popular en la ciudad de Nueva York. Esas ‘parties’ comenzaron a incluir DJs que comenzaron a aislar los breaks de percusión de las canciones más populares como era habitual en los inmigrantes jamaicanos. Uno de los Djs pioneros de esta técnica fue DJ Kool Herc. Ahí comenzaron a aparecer las técnicas del ‘turntablism’ y del ‘scratching’, unidas al ‘beat mixing’ y ‘beat juggling’. Una base de percusión que servía para poder rapear. Los MCs lograron incorporar una mayor variedad vocal y rítmica, aprovechando rimas breves pero intensas, con temáticas social y provocativa. Cada uno intentaba a su manera destacar por encima del otro. El número de MCs no dejó de aumentar en los siguientes años.

Como en todas formas de arte, muchos fueron sus defensores y muchos sus detractores. El hip hop surgió como una muestra de respuesta directa hacia la música disco relajada y europeizada que se consumía por masas. Era una muestra diferente del nuevo funk. Curiosamente, el mismo hip hop fue la base de la nueva música disco. Algunos DJs se caracterizaban por rimas rápidas y estructuras rítmicas más complejas (Bambaataa, Winley, Grandmaster Flash o Robinson); mientras que otros DJs que decantaban por la influencia total de la música disco. Pero si un disco causó impacto e impulsó el hip hop alrededor de todo el mundo, ese fue sin duda el publicado en 1979 por The Sugarhill Gang titulado ‘Rapper’s Delight’. Aunque para muchos fue un disco que apareció incluso antes titulado ‘King Tim III’ del grupo Fatback Band. Para principios de los años 80 el hip hop ya se había desarrollado y expandido por todo los EEUU. En aquella época destacaron Grandmaster Flash con su tema ‘The adventures of Grandmaster Flash on the wheels of steel’ (1981), Rammellzee & K-Rob con el tema ‘Beat Bop’ (1983). Las cajas de ritmos se iban imponiendo en esa década. La tecnología avanzaba y los trabajos de los DJs eran cada vez más sencillos y creativos. Y fue durante esa década cuando el hip hop se extendió a todo el mundo. Uno de los grupos que más éxito tuvieron fuera de los EEUU fue Cypress Hill, que se formó en 1988 a las afueras de Los Ángeles. Beastie Boys publicó ‘Licensed to Ill’ en 1986 consiguiendo el número de las listas Billboard por primera vez en la historia del rap.

Pero a finales de la década de los 80 se vivieron los mejores años del hip hop, la llamada ‘edad de oro del hip hop’. Los mensajes se radicalizaron y los samplers fueron cada vez mejores y más creativos. El jazz tuvo una importancia capital. Pero la aparición de mejores bandas introdujo el hip hop en todos los hogares y discotecas del mundo. Grupos ya legendarios como Public Enemy, De la Soul, Eric B. & Rakim, Big Daddy Kane, entre otros, revolucionaron la escena del rap en todo el mundo. Apareció el Gansta rap, un subgénero del hip hop que reflejaba los estilos de vida de los jóvenes violentos, especialmente afroamericanos de barrios periféricos y marginales de las ciudades más conocidas de los EEUU. Nombres como N.W.A, Schooly D o Ice T fueron populares. Ya en la década de los 90 apareció MC Hammer rompiendo récords de ventas. Se convirtió en uno de los raperos más exitosos del momento. En 1992, Dr. Dre creó un estilo denominado ‘g funk’, un estilo propio de la costa oeste. Aparecieron otros nombres que relanzarían el sonido del ‘East Coast’, como The Notorious B.I.G, Jay-Z y Nas. Ese estilo siguió protagonizando grandes creaciones y grandes descubrimientos como Prince Paul, A tribe called quest, 3rd Bass o Main Source.

A partir de ahí la diversificación de estilos se hizo más que evidente. Hoy en día podríamos hablar de muchos estilos de hip hop. Todos ellos válidos, todos con el mismo origen. Pero se puede decir que en la actualidad el hip hop está totalmente adentrado en la vida musical de millones de aficionados, seguidores, fans e imitadores. Los latinos lo adoptaron, al igual que grupos europeos y asiáticos. Ya se habla del rap francés, del rap español, del rap británico o latinoamericano sin problemas. Y otro de los logros del hip hop cuando hablamos de su desarrollo es que se convirtió en música hecha por blancos también, a pesar de que parecía reservada a afroamericanos. Un ejemplo de ello fue el éxito del mismísimo Eminem en su propio país. Ahora se hace difícil poder escuchar todos los discos de rap que se publican al cabo de un año. Son cientos de grupos repartidos por todo el mundo. Una cultura surgida de la calle y de bandas callejeras que se implantó como algo minoritario y que ha conseguido finalmente un puesto en la élite. Ahora también oímos hablar de rap alternativo, que logró un hueco en el mercado y que ha tenido un éxito enorme, gracias a nombres como Gnarls Barkley, Kanye West, Out Kast o 50 Cent. Son grandes vendedores de éxitos continuos y merecedores de grandes premios. El rap alternativo no se limita a EEUU, ya se ha extendido por todo el mundo.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s