Jazz

Publicado: 24 de octubre de 2012 en Música
Etiquetas:,

“El jazz es como el vino. Cuando es nuevo, es sólo para expertos; pero cuando envejece, todo el mundo lo quiere”

(Steve Lacy)

***

El jazz es ambiente nocturno, es sonido peculiar, con personalidad, una variedad de estilos y de caracteres. Una combinación perfecta donde la música se encuentra a sí misma, donde el sonido embarga a todo aquel que lo escucha. Hablar de jazz es hablar de locales, de humo, de luces y de escenario. Porque casi no se entiende el jazz sin el directo, es una música que motiva y que necesita de compañía. Escuchar jazz relaja, anima, entristece, digamos que es una amalgama de sensaciones colocadas de forma aleatoria para que nos sintamos de mil maneras posibles.

Hablar de jazz es hablar de historia, de música en toda su extensión, de un sonido que ha ido evolucionando y que sigue haciéndolo para adentrarse en las mezclas más sublimes e inesperadas. Hablar de jazz es descubrir un mundo musical paralelo que incita a escucharlo más si cabe, a explorar por todas sus sendas y por todas sus rutas, sabiendo que nunca lo escucharemos del todo y conociendo que nos deleitará y sorprenderá siempre. El jazz como estilo musical es famoso en todo el mundo, aunque en algunos países tiene más cabida que en otros. Para todo aquel que ama la música el jazz es un soplo de aire fresco, una puerta a un mundo musical alternativo que abre ojos y mentes. Cuando hablamos de jazz hablamos de improvisación, de imaginación, de espontaneidad musical. Bases melódicas que se desarrollan en su propio territorio para engrandecer los temas.

El jazz es ritmo, es noche, es ambiente y es atmósfera. El tema o cualquier tema puede ir cambiando, combinando, desarrollando infinidad de escalas, la creación es vital, cada cual estimula su propio estilo para darle autenticidad. Para saber bien de jazz hay que entender la música y no todo el mundo es capaz de hacerlo. El conocimiento musical desde dentro es fundamental para conocer los entresijos de este arte. Posee multitud de acordes, de ritmos y de síncopas. Pero para todo aquel que no conoce la música desde dentro puede dar igual porque lo básico es poder sentir esa música.

“El jazz es la música tradicional de la era industrial”

(Paul Whiteman)

*** 

Y cuando hablamos de jazz hablamos de instrumentos, de muchas clases de instrumentos, todos ellos válidos para argumentar, para desarrollar el arte. Podemos imaginar el piano, o la trompeta, el clarinete, la guitarra, el contrabajo, la batería, el saxofón, todos pertenecen al mismo reino, el de los sonidos y el de los ritmos. La percusión es importante, como la melodía y las combinaciones de instrumentos. Cualquier instrumento puede hacer jazz. Pero inmiscuirse en la magia del jazz permite adentrarse en un mundo de emociones diferentes, casi inimaginables.

“El rock es una piscina, el jazz es todo un océano”

(Carlos Santana)

***

Su origen puede decirse que está en los últimos años del siglo XIX dentro del panorama musical de Estados Unidos. Pero su extensión se hizo efectiva de manera global a lo largo de todo el siglo XX. Según el alemán Joachim Berendt, el jazz ‘es una forma de arte musical que se originó en los EEUU mediante la confrontación de los negros con la música europea. La instrumentación, melodía y armonía del jazz derivan principalmente de la tradición musical de Occidente’. Y es que el jazz tiene determinados rasgos característicos que destacan por encima de todo el resto: por un lado el ritmo especial que contiene, denominado swing; por otro lado, y muy importante, el componente de improvisación personal y peculiar de cada músico; y para terminar, el sonido y el fraseo que perfilan los músicos que interpretan los temas. Es una combinación perfecta de todos estos rasgos los que hacen que el jazz albergue tesoros en su interior y que pocos sean capaces de encontrarlos.

“En cierto modo, la vida es como el jazz… es mejor cuando improvisas”

(George Gershwin)

*** 

Con el tiempo aquella simple música de baile popular pasó a convertirse en algo más complejo, un arte más reconocido y celebrado en todo el mundo. Algunos la calificaron en su tiempo como el retorno de la música de los salvajes mientras que últimamente se ha visto calificada como un destacado modelo de expresión individual y como excepcional tesoro nacional para los EEEUU. Se ha indicado que el motor del progreso de esta música ha sido la constante innovación, dirigiendo la evolución hacia una rama más tradicionalista. Una combinación perfecta de tradición e innovación. El jazz se ha movido por medio de unos artistas que sólo buscaron el reconocimiento de una pequeña pero selecta audiencia.

El jazz es todo un conjunto de estilos musicales, pero si los quisiéramos analizarlos individualmente sería algo complicado. El jazz tiene muchas utilidades, como música de fondo, para reuniones o cenas, como música de baile o para escucharlo atentamente y aunque siempre se ha dicho que el jazz es un producto de la cultura afroamericana, también es cierto que siempre ha estado abierto a todas las corrientes, influencias y a todas las tradiciones musicales de todo el planeta, esa es una de las razones por las que su poder es enorme.

“Las únicas cosas que Estados Unidos ha dado al mundo son los rascacielos, el jazz y los cocktails”.

(Federico García Lorca)

***

“El jazz trata acerca de estar en el momento presente”

(Herbie Hancock)

***

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s