Federico García Lorca

Publicado: 18 de agosto de 2012 en Literatura
Etiquetas:, , ,

“Erotismo y poesía: el primero es una metáfora de la sexualidad, la segunda una erotización del lenguaje”
(Octavio Paz) 
***
Por Generación del 27 se conoce a una serie de poetas españoles del siglo XX que se dio a conocer en el panorama cultural español alrededor de esa fecha. Pero el término mismo de ‘generación’ ha sido ampliamente discutido, porque parece ser que se debería haber denominado ‘grupo generacional’, una promoción de autores. Sea como fuere, a este grupo se le ha solido ordenar por parejas o por tríos. Ejemplos claros de esto serían: Rafael Alberti y Federico García Lorca, conocidos como neopopularistas. Ocho autores más podrían sumarse para completar el grupo: Jorge Guillén, Pedro Salinas, Dámaso Alonso, Gerardo Diego, Luis Cernuda, Vicente Aleixandre, Manuel Altolaguirre  y Emilio Prados. Pero podríamos añadir algunos nombres más, nombres de escritores, de dramaturgos, de poetas, de novelistas y de ensayistas que bien pertenecen a ella por méritos y por circunstancias. Además, en esa generación no todos los que la conformaban escribían en castellano, dado que algunos escribían en inglés o francés, al igual que en catalán, gallego o vasco.
También se difundió la idea falsa de que ese movimiento era exclusivamente madrileño, cuando fue un fenómeno que procedía de todos los rincones de la geografía española. Por supuesto que el grupo de madrileños tuvo una gran influencia, pero también es cierto que en Sevilla el movimiento fue intenso, como en Canarias, Cataluña, Cantabria y el resto de Castilla o Andalucía. Y puestos a profundizar un poco más podríamos señalar que no sólo la literatura alimentó dicho movimiento artístico, puesto que pintores como Salvador Dalí, músicos, caricaturistas, arquitectos y escultores también aportaron su talento.
“La poesía no tiene tiempo, el que la lee la rescata, la hace presente y luego la regresa a su eternidad”
(Doménico Cieri Estrada)
***
Federico García Lorca nació en la provincia de Granada (España) en junio de 1898 y murió fusilado en agosto de 1936, en plena guerra civil española y en un lugar que todavía sigue siendo un misterio. Quizá es considerado como el poeta de mayor influencia y popularidad de la literatura española del siglo XX. También destacó sobremanera como dramaturgo, y es admirado por ello junto a otros genios del género como Valle-Inclán o Buero Vallejo. Su familia gozaba de una posición económica desahogada; de hecho su padre era hacendado y su madre (la segunda esposa de su padre) era maestra y ella fue la culpable de inculcar al joven Federico el gusto por la literatura.
“La poesía se escribe cuando ella quiere”
(José Hierro)
***
Desde pequeño su salud fue débil y no caminó hasta los cuatro años. Leyó libros de Cervantes y de Víctor Hugo, sin embargo, como estudiante fue irregular. Tras un breve paso en Almería, regresó a Granada donde estudió el bachillerato. Estudió derecho en Madrid para acabar la carrera en la Universidad de Granada, pero no ejerció nunca la abogacía puesto que ya sabía que su vocación era la literatura. La España que conoció García Lorca era la de la Edad de Plata, heredera de la Generación del 98, una época que engendró otro talentos, como Francisco Giner de los Ríos, Benito Pérez Galdós o Miguel de Unamuno en otros muchos. Dos nombres caracterizaron a aquella época : Salvador de Madariaga y José Ortega y Gasset, quienes lograron imprimir un sello muy crítico contra la realidad del país.
“Cada poema es único.
En cada obra late, con mayor o menor grado, toda la poesía.
Cada lector busca algo en el poema.
Y no es insólito que lo encuentre: Ya lo llevaba dentro”
(Octavio Paz)
***

En 1918, con tan sólo veinte años, publicó su primer libro titulado ‘Impresiones y paisajes’ gracias a la ayuda de su padre. Y en 1920 ya se inició en el teatro con ‘El maleficio de la mariposa’. En 1921 publicó ‘Libro de poemas’. Aprovechó esa época para conocer a los poetas de su generación. Hizo mucha amistad con Luis Buñuel y con Salvador Dalí. Antes de marcharse a Nueva York en 1929 publicó ‘Canciones’ (1927) y ‘Primer romancero gitano’ (1928). De su estancia en la Gran Manzana aparecerá el libro ‘Poeta en Nueva York’ (1929). Al año siguiente visitaría Cuba, donde escribiría ‘Así que pasen cinco años’ y ‘El público’. Ese mismo año regresaría a España. Con la Segunda República Española en marcha, el ministro de Instrucción Pública, Fernando Giner, encargó a Lorca la codirección de la compañía estatal de teatro ‘La Barraca’, teniendo carta blanca para poder escribir, adaptar y dirigir algunas obras teatrales del Siglo de Oro. Fue durante esa época que escribió las obras: ‘Bodas de sangre’, ‘Yerma’ y ‘Doña Rosita la soltera’. 

Cuando estalla la Guerra Civil recibió apoyo de varios gobiernos, entre ellos Colombia y México, que por parte de sus embajadores le ofrecieron exilio. El poeta rechazó todas las ofertas y se dirigió a Granada para pasar el verano. Fue entonces cuando alguien le preguntó por sus ideales políticos a lo que contestó que se sentía al mismo tiempo católico, comunista, anarquista, libertario, tradicionalista y monárquico. Nunca se afilió a ninguna facción política y jamás discriminó a ninguno de sus amigos por cuestiones políticas. Incluso tuvo amistad con el fundador de la Falange Española, José Antonio Primo de Rivera, quien era un gran aficionado a la poesía. Pero ante todo se sentía español y lo declaró públicamente en varias ocasiones.

“Poesía es la unión de dos palabras

que uno nunca supuso que pudieran juntarse,

y que forman algo así como un misterio”

(Federico García Lorca)

***

Tras una denuncia anónima, un 16 de agosto de 1936, fue detenido en la casa de uno de sus amigos, el también poeta Luis Rosales. La orden de su ejecución la dio el gobernador civil de la provincia de Granada, José Valdés Guzmán, quien ya había ordenado su detención. Parece ser que fue fusilado el 18 de agosto y hoy en día muchos seguimos preguntándonos el porqué. Las guerras son guerras y no se practica la justicia en ningún rincón. Eso es una evidencia. Pero matar por matar parece ser que agrada a las mentes ignorantes y una guerra civil es un buen espacio para albergar y reunir a toda la ignorancia de un país alrededor de las armas. Una excusa para sacar todo el odio acumulado. Un odio que no se entiende si no es por el germen de la ignorancia más absoluta.

Antonio Machado dedicó un poema a su asesinato, al que tituló:

 ‘El Crimen fue en Granada’

***

Se le vio, caminando entre fusiles,

por una calle larga, 

salir al campo frío,

aún con las estrellas de la madrugada.

Mataron a Federico

cuando la luz asomaba.

El pelotón de verdugos

no osó mirarle la cara. 

Todos cerraron los ojos;

rezaron: ¡Ni Dios te salva!

Muerto cayó Federico

-sangre en la frente y plomo en las entrañas-

…que fue en Granada el crimen

sabes -¡pobre Granada!-, en su Granada…

***

Cuando un artista, genio, talento o poeta muere una parte de nosotros muere con él. Pero cuando ese artista, genio, talento o poeta es asesinado una parte de nosotros es arrebatada por el odio, es violada, es denigrada a tal punto que jamás podemos recuperarnos del golpe. La angustia humana supera al gozo. La creatividad escasea y además no se valora. La belleza no puede ejercer, aunque ponga todo su empeño, el protagonismo requerido para ser el alma de la fiesta. No puede y además no sabe. Y nadie se lo pide. La belleza hay que buscarla, sea donde sea, debajo de una piedra si hace falta, porque es la esencia de la existencia, es el motivo perfecto para saber que algo vale la pena. Saber valorar y saber degustar a genios de la palabra, como fue el caso de Federico, es un privilegio al alcance de pocos, y una de los deberes de la Humanidad sería engendrar pasión por la belleza y la creatividad, aunque luego no ocurra realmente. La violencia es la dueña de la fiesta, por mucho que alcemos voces indicando que la paz es necesaria. Parece que siempre hay alguien que quiere llevar la contraria y ese alguien son muchos. El hombre manifiesta su ignorancia de muchas formas y una de ellas es el odio. Otra forma es la violencia. Y con ese odio y esa violencia se asesinó a un hombre inocente que sólo estaba predispuesto a crear. La injusticia sigue presente. ¿Hasta cuándo?

“Yo si tuviera hambre y estuviera desvalido en la calle 

no pediría pan; 

sino que pediría pan y un libro”

***

“Bien está que todos los hombres coman, pero que todos los hombres sepan”

***

“Sólo a través de la cultura se pueden resolver los problemas

en que hoy se debate el pueblo”

***

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s