Archivos para junio, 2012

La llegada de los españoles a México

Publicado: 28 de junio de 2012 en Historia
Etiquetas:, ,

Unos descubriendo mundo, o al menos, eso decían. Otros anclados en culturas tribales, orgullosos de sus rituales. Una mezcla extraña que un día se vio agitada cuando un grupo de soldados españoles vencieron al Imperio azteca, dejaron atrás más de 3000 años de historia, destrozaron una civilización milenaria, implantaron un nuevo sistema religioso y social, cambiando su organización política y cultural. Para los historiadores es un hecho fuera de todo ámbito, dado que nunca se vio como una historia de una sociedad podía sufrir una transformación tan radical en un período tan corto.

Muchas razones se pueden interpretar para tratar de entender primeramente cómo un grupo de soldados fueron capaces de osar combatir con un ejército que les superaba enormemente; y cómo fueron capaces de someter a un pueblo ancestral con tanta facilidad, así como las consecuencias de que su llegada tuviera un efecto tan devastador. Pero si queremos ser honestos con la historia quizá la palabra azar sería la correcta. Aunque hubieron otros factores, como por ejemplo, los propios caracteres de los protagonistas de la contienda, un genio implacable y maquiavélico llamado Hernán Cortés, y el indeciso y superticioso emperador Moctezuma II Xocoyotzin.

Hay que comenzar imaginando lo diferentes que eran los recién llegados, además de hacerlo a un lugar donde los propios indígenas dudaban de su propia condición humana. Lo que hoy puede ser México muy bien podría ser definido por el cruce que se hizo en esa época. La mayoría de mexicanos son mestizos, mezcla de sangre indígena y europea, descendientes lógicamente de las dos culturas. Pero para los mexicanos, Cuauhtémoc, el último emperador azteca es un héroe nacional, Hernán Cortés es considerado un villano y los indígenas que se aliaron con él, los tlaxcaltecas, unos traidores. La realidad, como suele ocurrir generalmente, es mucho más compleja, más rica, más fascinante y más cruel.

La España de 1492 podría ser tratada en varios capítulos y en unas frases se hace breve y escasa para comprender semejante sociedad. Pero la sociedad había librado una batalla interna entre las tropas cristianas y las musulmanas. Casi 700 años de luchas sin cuartel, ambiciones sin depurar, pobreza, miseria, ansias de poder por parte de cuatro y un futuro desalentador para el resto. Todos esos conquistadores españoles que ambicionaban territorios en América eran descendientes directos y naturales de los caballeros de la Reconquista. Tras desembarcar en el Caribe y establecer bases en varias islas, como La Española (Haití y República Dominicana) y Cuba, la cultura de esos militares era promover un colonialismo rozando la esclavitud, explotando a los nativos en la extracción de oro, además de los propios recursos naturales de cada zona. El siguiente paso era adentrarse en el continente, sobre todo por las historias que se contaban de oro y plata. La tentación de riquezas eran superiores al temor, a los ejércitos locales y a las condiciones del lugar.

Diego Velázquez, gobernador de Cuba, ordenó a Hernán Cortés que fuera con una expedición hacia el oeste. Y mientras éste preparaba el viaje Velázquez comenzó a albergar dudas sobre los costes de la misión, y también sobre la lealtad de Cortés. Todo eso le llevó a cancelar la expedición. Pero la ambición de Cortés era tan grande y despiadada que hizo caso omiso de las órdenes y zarpó un 15 de febrero de 1519 con 11 naves, 550 hombres y 16 caballos. Y esa expedición arribó primero a las costas de Cozumel, para más adelante seguir hacia la costa de Tabasco derrotando a los que se iban encontrando por el camino. La mezcla del vestuario de los caballeros, con sus armaduras y encima de esos caballos fueron suficientes para que muchos de los nativos salieran corriendo despavoridos, asustados, creyendo que ese aspecto correspondía a una bestia inhumana.

Cortés siempre tenía un discurso preparado para los nativos, aunque se hace difícil imaginar cómo podían comprender sus palabras. Aún así aprovechaba para comunicarles la importancia del cristianismo y la grandeza del emperador Carlos V. Esos lugareños, entregados, le ofrecieron 20 doncellas, entre las que se encontraba doña Marina (La Malinche), que a la postre se convertiría en su intérprete, compañera, colaboradora y amante. Muchas de las ciudades de la costa dieron la bienvenida a los españoles siendo el pueblo más aliado de ellos el de los tlaxcaltecas, simplemente porque vieron una oportunidad de derrotar a sus enemigos históricos los aztecas.

Pero para comprender el conjunto de la historia hay que conocer también el carácter de emperador Moctezuma. Era un personaje muy peculiar, absorto en un carácter muy indeciso e inseguro, acomplejado por las historias, las leyendas y las creencias aztecas. Cuando comenzó a escuchar esas historias que hablaban de ‘torres que se elevaban sobre las aguas del mar’, repletos de hombres de tez blanca, armados como bestias y envueltos en acero, no pudo evitar recordar lo que contaba la leyenda azteca sobre su calendario, donde preconizaba que en 1519 se produciría el regreso del legendario dios-rey tolteca Quetzalcóatl. Si Cortés era ese individuo o no seguiría siendo la duda de Moctezuma durante todo el proceso. Lo que hizo fue esperara a que llegara. Pero, curiosamente, los augurios se sucedieron, y casualmente un rayo cayó sobre un templo, un cometa surcó la noche y un pájaro con un espejo en la cabeza fue llevado ante Moctezuma, que vio guerreros reflejados en él.

Lo que todo eso provocó fue que los españoles fueran invitados el 8 de noviembre de 1519, junto a sus 6000 aliados indígenas, a entrar en Tenochtitlán, la mayor ciudad que cualquier ciudadano español de la época hubiese podido imaginar.  Y aunque se les trató con toda clase de lujos y honores, no dejaban de ser prisioneros y estar atrapados en el corazón de un imperio que los sobrepasaba en número en una proporción descomunal. Entonces fue que los españoles dudaron de las intenciones reales del emperados azteca y lo hicieron prisionero, y como el propio Moctezuma no tenía muy claro quién era realmente Cortés, contó a su propio pueblo que su reclusión era voluntaria. Y mientras todo esto ocurría otra expedición española había desembarcado en Veracruz, enviada por Velázquez y liderada por Pánfilo de Narváez, con el objetivo de detener a Cortés y devolverlo a Cuba. La reacción de Cortés no se hizo esperar y organizó un grupo de soldados para encabezarlos hasta la costa, dejando el mando en Tenochtitlán a Pedro de Alvarado. 

Alvarado carecía de las dotes frías y calculadoras de Cortés y se puso tan nervioso creyendo que se preveía un ataque sorpresa en cualquier momento que ejecutó a más de doscientos nobles aztecas para asustar a la población. Al regreso victorioso de Cortés (quien hizo huir a Narváez) se encontró con un panorama desolador. Consiguió convencer al emperador azteca de que calmara a su pueblo, éste aceptó y cuando gritaba y se dirigía a la multitud recibió pedradas de los enfurecidos súbditos y murió. Y ahí sucedió otro gran suceso inexplicable, puesto que Cortés, los españoles y sus aliados lograron escapar la noche del 30 de junio de 1520 del palacio totalmente cercado de enemigos y escapar de la ciudad. Y aunque fueron perseguidos y sitiados por un ejército de unos cuarenta mil mexicas, y siendo éstos no más de 500 españoles y 2000 indígenas, con la derrota ya en el zurrón y preparados para ser eliminados, a Cortés se le ocurrió una idea, gracias a las indicaciones de doña Marina, quien le invitó a cargar contra el tepuchtlato, el portaestandarte, para arrebatárselo, mientras otros le clavaban varias espadas. Todos los mexicas fueron poseídos por el horror y el temor que huyeron en desbandada.

Los españoles se refugiaron entonces en Tlaxcala para atacar Tenochtitlán de nuevo en mayo de 1521, acompañados de más de cien mil indígenas. La batalla no fue fácil. Los defensores de la ciudad lucharon y resistieron durante más de tres meses. Cuando pasó ese tiempo, la ciudad estaba completamente arrasada, los cadáveres eran miles y Cuauhtémoc, el último emperador azteca, había sido capturado.

La foto de la semana (61)

Publicado: 26 de junio de 2012 en Fotos de la semana
Etiquetas:, ,

La foto de hoy va dedicada a todas esas personas que luchan por algo en cualquier rincón del mundo

***

“Cuando la lucha de un hombre comienza dentro de sí, ese hombre vale algo”
(Robert Browning)
***
“A veces en la vida hay que saber luchar no sólo sin miedo,
sino también sin esperanza”
(Alessandro Pertini) 
***



La escena electrónica sigue sin dejar de sorprendernos. Y año tras año aparecen nuevos artistas inyectando frescura, talento y calidad. Eso mismo ocurre con Andy Stott, un DJ muy conocido en su ciudad natal Manchester, que luego se hizo productor y que se internó en la escena del tecno dub, con toques aventureros y enfoques de ritmos y texturas más inquietantes. A partir de 2005, Stott forma parte del nuevo elenco de DJs de su ciudad, cada vez más conocido y grabando en su sello local Modern Love, donde en poco tiempo se convirtió en un elemento clave. A partir de ahí fue publicando singles y EPs hasta publicar su primer álbum ‘Merciless’ en 2006, un disco que sorprendió a muchos ambientado en un techno melódico combinando aromas de diversas influencias. Se introdujo sin problema en el mundo dubstep y en 2008 publicó ‘Unknown exception’ que siguió deleitando a sus cada vez más fieles. Se ha adentrado en un conjunto de sonidos que levitan continuamente para conjuntar una belleza de sonido, tierna y suave. Desde entonces no ha parado de seguir lanzando singles y EPs consiguiendo una fama mundial dentro del mundo de la electrónica y visitando los mejores festivales de dicho estilo alrededor del mundo.


Uno de los nuestros

Publicado: 21 de junio de 2012 en Cine
Etiquetas:, ,

***

“Desde que tengo uso de razón siempre he querido ser un gángster”

 Nicholas Pileggi (Nueva York, EEUU, 1933) es escritor y guionista. Aunque comenzó su carrera como periodista se vio interesado desde siempre por el tema de la mafia, y a través de ese argumento desarrolló una habilidad y una intuición únicas para escribir libros relacionados con esa organización. Uno de sus éxitos fue ‘Wiseguy’ que en el cine fue llevado con el título de ‘Goodfellas’ (‘Uno de los nuestros’). 


Henry Hill, el mafioso en el que estaba basada la historia de Pileggi acaba de fallecer con 69 años. Ni él mismo pensó que podría llegar a esa edad, sobre todo dada su experiencia en el mundo de la mafia. Y tampoco ha muerto de forma violenta, muy al contrario, ha sido por causas naturales debido a una larga enfermedad que padecía. Pensar que uno puede vivir hasta mayor es algo un tanto utópico cuando se mueve entre tanto riesgo. Su personaje en la película estuvo interpretado por Ray Liotta. El estreno fue en 1990 y fue aclamado por crítica y público, y no era para menos. El propio Hill ayudó a Pileggi en la escritura del guión. Siempre dijo que desde pequeño supo que quería ser gángster, quizá influenciado por el ambiente donde vivió, un entorno de violencia gratuita dentro del East New York. Otro de sus deseos era acabar muerto en el fondo de un río pero con unos bonitos zapatos de cemento.

En una de sus últimas entrevistas comentaba seguir sorprendido por estar vivo después de tantos años. Decía estar agradecido por poder estar vivo todavía, a pesar de su edad. Lo calificaba de surrealismo. Hill se basaba en la realidad para opinar eso. Ninguno de sus ‘socios’ mafiosos sobrevivió tras haber protagonizado el robo en efectivo más grande la historia de EEUU. Hill, junto a varios de sus secuaces, lograron sustraer más de 5 millones de dólares de la terminal de carga de Lufthansa del aeropuerto JFK de Nueva York en 1978. Pocos de los que protagonizaron dicho robo acabaron entre rejas pero sí fueron desapareciendo del planeta poco a poco.

La paradoja es que Hill se convirtió después en un gángster arrepentido y tuvo que seguir los pasos de muchos delincuentes a través de entramado estatal de ‘testigo protegido’, junto a su mujer y sus dos hijos. Un tema relacionado con drogas dio al traste con su protección gubernamental y además los jefes de la mafia ya habían puesto precio a su cabeza, que por aquel entonces rondaba el millón de dólares. Curiosamente, una década después, consiguió salir adelante y levantar cabeza, rehizo su vida y volvió a la legalidad. Por aquellas casualidades y anécdotas de la vida, acabó siendo tertualiano en un programa de radio dirigido por el contradictorio Howard Stern.

En cuanto a la película, Martin Scorsese logró una obra maestra de suspense, acción y drama. Aunque nunca abandonó el sentido del humor. La historia narraba el ascenso y caída de tres mafiosos durante el transcurso de tres décadas. Los tres protagonistas realizaron maravillosas aportaciones al guión, estuvieron soberbios e inolvidables. Junto a Ray Liotta estuvieron Robert de Niro y Joe Pesci. Pero el elenco de estrellas no se detuvo ahí y también es bueno recordar las interpretaciones de Lorraine Braco y Paul Sorvino. Los tres protagonistas de la película acostumbraron a intercambiar charlas con Pileggi, quien compartió información privada con ellos que había conseguido gracias a su investigación personal sobre la mafia organizada.

Pero quizá lo que más sorprendió fue la facilidad que ofreció Scorsese a sus actores para la improvisación. Esa libertad plena en expresarse tal como deseaban confió auténticas escenas de una naturalidad vertiginosa. Fue un éxito de taquilla, doblando el presupuesto. Hubo críticas negativas pero eso no quitó que fuera nominada a 6 Oscar, aunque finalmente solo consiguió uno, como mejor actor de reparto (Joe Pesci). Con el paso del tiempo, esta película ha sido calificada como una de las grandes dentro de la historia de Hollywood, y una de las que mejor describió el entramado interno de la mafia.

Sea como fuere, Scorsese nos deleita con otra de sus obras maestras, y ya nos tiene acostumbrados a muchas. Su calidad como director está fuera de toda duda y su facilidad para interiorizar los pensamientos y sentimientos de individuos un tanto fuera de la sociedad es grandiosa. Una historia perfecta, bien escrita, dirigida e interpretada, con todos los alicientes para poder revisitarla tantas veces como se desee. Un lujo al alcance de cualquiera aunque no tenga nada que ver con ese mundo que describe pero que fácilmente puede imaginarse. Aplauso unánime para una película que no se puede olvidar por muchos años que transcurran.


La caja de Pandora

Publicado: 20 de junio de 2012 en Artículos
Etiquetas:, , ,

La historia de Pandora es curiosa. Zeus, el padre de los dioses, ordenó a Hefesto, que era el Dios del Fuego y muy famoso por sus habilidades, que realizara una estatua de una hermosa doncella. Realmente, crear a Pandora era un castigo de Zeus a Prometeo por haber revelado a la humanidad el secreto del fuego. El objetivo de crear a Pandora era introducir los males en la vida de los hombres. Ya fuera por castigo o por maldad, el objetivo no contenía bondad por ningún costado. Prometeo robó el fuego de los dioses para entregárselo a los hombres, según la mitología griega.

Zeus ordenó modelar a Hefesto una imagen con arcilla, de una encantadora doncella, que debería poseer la belleza de los inmortales y a la cual le debía infundir vida. Mientras que a Afrodita se le mandó tener gracia y sensualidad, y a Atenea se le concedió el dominio de las artes relacionadas con el telar, adornándola con diversos ropajes. A Hermes se le encargó sembrar en el ánimo mentiras, seducción y un carácter inconstante. La idea era configurar un ‘bello mal’, un don tal que los hombres se alegraran de recibirlo, aceptando sin saber un buen número de desgracias.

“Es mejor viajar lleno de esperanza que llegar”
(Proverbio japonés)
***

La sabiduría de Zeus había creado un engañoso mal, al que llamaría Pandora, la omnidotada, pues cada uno de los inmortales había entregado a la doncella algún nefasto obsequio para los hombres. Y la condujo de camino a la Tierra, donde los mortales vagaban mezclándose entre dioses, y tanto unos como otros se pasmaron ante esa figura incomparable. Ella se dirigió hacia Epimeteo, el mismo hermano de Prometeo, dándole una caja de regalo procedente del mismo Zeus. Y aunque su hermano siempre le había advertido que no aceptase ningún obsequio venido del gran Dios puesto que podía suponer un daño irreparable para los hombres y que debía rechazarlo inmediatamente, lo aceptó sin pensar. No se dio cuenta del mal que había aceptado hasta que ya lo tuvo en sus manos.

Hasta ese momento, todas las familias de los hombres, gracias a los consejos de Prometeo, habían vivido libres de todo mal, sin estar sujetos a un trabajo gravoso, exentos de enfermedades. Ese regalo de Pandora era una caja misteriosa provista de una tapadera, y en cuanto Epimeteo abrió la tapa enseguida volaron innumerables males que se desparramaron por toda la Tierra con la velocidad de un rayo. Pero en el fondo de esa caja había un único bien: la esperanza. Pero, guiada por el consejo de Zeus, Pandora dejó caer la cubierta antes de que aquella pudiera echar a volar, con lo cual permaneció encerrada para siempre en la caja.

Las desgracias se multiplicaron, por tierra, mar y aire. Las enfermedades se extendieron entre los humanos, la muerte se olía en todas las esquinas. Se consolidó la vejez, la fatiga, la locura, la tristeza, la pobreza, el crimen y el vicio se impregnaron alrededor de la tierra y solamente la esperanza quedó oculta. Solemos utilizar la frase ‘abrir la caja de Pandora’ cuando queremos decir que alguno de los actos que realizamos en la vida nos van a traer nuevos males o nuevas desgracias. El ser humano parece no admitir que en la vida existen esos males y esas desgracias e intenta desesperadamente escapar de ellos. Y, obviamente, no lo consigue.

Pandora, tanto el símbolo como la palabra misma, ha dado multitud de interpretaciones. Algunos lo han considerado como ‘un regalo para todos’; para otros, representaba la figura que lo daba todo. Algunos incluso la comparan con la Eva bíblica y bien podría ser la precursora de la desgracia de la misma humanidad. El mito en cuestión habla de la justificación teológica de la presencia de fuerzas oscuras dentro del territorio humano. El ansia de Prometeo de obtener mayores ventajas y beneficios para los seres humanos, arrastra a todos ellos a la desgracia. Bien podría decirse que la avaricia rompió el saco. El mismo Zeus catalogaba a los humanos como una mezcla del bien y del mal. Para distraer su realidad, se inventa un engaño vestido de belleza y de amor, una seducción perfecta para lograr el objetivo.

“La esperanza es el peor de los males,
pues prolonga el tormento del hombre”
(Friedrich Nietzsche)
***

Pandora nos sirve de ejemplo para comunicarnos lo leves que somos. Nuestra debilidad manifiesta, la que no queremos reconocer en la mayoría de los casos, nos derrumba sin dificultad cada vez que se lo propone. Los males se extienden y quizá son obra del mismo hombre. No debemos achacar a los dioses la culpa de todo. El hombre sigue sin aprender de sus propios errores, la ambición le hace presa fácil para sus propias desgracias. No acostumbramos a aprender de nuestros errores puesto que eso no va unido con la naturaleza humana. La ignorancia se desborda por los ríos de la tierra; llorar es el deporte universal y encarar los problemas no suele ser el pasatiempo favorito. La esperanza nos queda lejos aunque siempre la mentemos. La esperanza nos hará libres siempre que creamos que somos esclavos. La esperanza habita a nuestro alrededor y no está oculta.

“Es necesario esperar,
aunque la esperanza haya de verse siempre frustrada,
pues la esperanza misma constituye una dicha,
y sus fracasos,
por frecuentes que sean,
son menos horribles que su extinción”
(Samuel Johnson)
***

La foto de la semana (60)

Publicado: 19 de junio de 2012 en Fotos de la semana
Etiquetas:

Sobre todo,

en caso de incendio,

lo primero que hay que hacer es avisar a los bomberos…

***


Planningtorock es simplemente un proyecto musical ideado y llevado a la práctica por Janine Rostron, una multifacética artista que es capaz de grabar vídeos, música, producir, escribir, fotografiar o diseñar sonidos. No sólo pretende desarrollar nuevos sonidos, sino que se encarga de expresar todo lo que lleva dentro, pero de manera personal, sin adulterar el proceso. Su talento está fuera de toda duda. Se ha apoyado en la música clásica, desde que comenzó a tocar el violín con ocho años, para luego adentrarse en otros mundos sonoros, investigando el rock, el glam, el pop e incluso el hip-hop. Su ciudad natal es Bolton (Inglaterra) aunque se desplazó a vivir a Berlín en los años 90. Su aparición estelar en la industria musical se produjo en 2002 cuando comenzó a actuar en clubes de esa ciudad. Su puesta en escena es también parte de su arte. Máscaras, trajes, cascos, ropa extravagante, interacciones con luces y vídeos, todo puede valer para crear y expresar, para inspirar y mostrar. De hecho su presentación audiovisual no deja indiferente ni al más dubitativo espectador.

En 2004 publicó un EP que incluyó su primer éxito ‘Foreigner local’. En 2006 salió al mercado su primer álbum titulado ‘Have it all’. En 2010 sedujo todavía más con el siguiente álbum: ‘Tomorrow, in a year’. En 2011 publicó ‘W’ con el que ya ha conseguido consolidarse como apuesta segura dentro de un nuevo panorama musical necesitado de frescura. Lo consigue y con nota. Su último trabajo es obra más delicada, algo más oscuro y más complicado, mantiene el enamoramiento pero sin alterar la identidad, se reencuentra a sí misma sin renunciar a sus principios. La música clásica sigue habitando en la esencia aunque la electrónica va adquiriendo un protagonismo esperado pero con toques perfectos. Sin duda una gran artista que nos deja atónitos por su fuerza de creación y que debemos seguir para volver a reencontrarnos con la belleza más exquisita.

‘THE ONE’

PLANNINGTOROCK

Álbum: ‘W’ (2011)

***

We dance to grow
We grow to give
We stop to move
We move to live

Someone’s meaning a lot to me

We turn, we take
We slip, we slide
We hurt, we break
We pain, and we cry

but someone’s meaning a lot to me

And I don’t want to fight it
I want to love it
and don’t wanna’ hate it
I want to love it

Someone’s meaning a lot to me
You are meaning a lot to me

I know the void, the void knows me.
It keeps us weak, the void told me
but you are meaning a lot to me.

And I don’t want to fight it
I want to love it
and I dont wanna hate it
I want to love it

Someone’s meaning a lot to me
You are meaning a lot to me

You are meaning a lot to me
You are meaning a lot to me
You are meaning a lot to me
You are meaning a lot to me
You are meaning a lot to me
You are meaning a lot to me

***