Diario de pensamientos: Política para ricos

Publicado: 30 de mayo de 2012 en Diario de pensamientos
Etiquetas:,

“¿Quieres ser rico?
Pues no te afanes en aumentar tus bienes,
sino en disminuir tu codicia”
(Epicuro de Samos) 
***

Siempre se ha dicho (y con los ejemplos diarios que tenemos a nuestros alrededor podemos certificarlo) que los partidos de derecha benefician a los más ricos, a los adinerados, a los empresarios. Esto es así. No hace falta ser un ‘experto’ en la materia, aunque ahora estén tan de moda. Los ricos son esa clase de gente que cuanto más tienen más quieren, y nunca se dan por satisfechos. Y si para conseguir ese más necesitan cualquier paso aunque sea un tanto poco ortodoxo no dudan en acometerlo, con frialdad, seguros de sí mismos. La riqueza es un mal humano, puesto que el mismo ser humano nunca está satisfecho con lo que tiene. En esa clase de ricos podríamos entrar todos, puesto que la mayoría ambicionan el dinero por encima de todo, aunque de puertas hacia afuera se diga lo contrario.

Pinçon-Charlot y Michel Pinçon son dos investigadores en ciencias sociales en el Centro Nacional de Investigación Científica en Francia. En 2010 publicaron el libro ‘El presidente de los ricos’, refiriéndose a Nicolas Sarkozy. Su historia es curiosa. Han dedicado media vida a recorrer los espacios de los ricos, han descubierto a fondo sus barrios, sus palacios y sus mansiones. Conocen a la perfección a los más ricos de Francia. Han escarbado en sus detalles, en sus hábitos y costumbres, en su reproducción y organización y todas sus redes y contactos por los que se mueven.

El libro sobre el ya ex Presidente de la República Francesa es una investigación detallada sobre la oligarquía francesa y sus estrechos vínculos con el poder. Utilizan una forma de escribir sencilla, apta para todos los públicos. No son de utilizar muchos términos científicos pero con palabras sencillas hacen una radiografía perfecta de la democracia actual de la sociedad francesa. Y la cosa no sale bien parada. A pesar de que es indudable la cultura política que almacena la población francesa a la hora de referirnos al espectro político y social, no deja de ser evidente las conclusiones que sacan a relucir los Pinçon al respecto de sus investigaciones.

En 1986 comenzaron a estudiar a fondo todas esas dinastías más acaudaladas del país. Por entonces ya tenían la impresión, de que a pesar de que el país iba a celebrar 200 años de democracia y revolución, el país parecía seguir dirigido por aquellos herederos de las 200 familias dueñas de la economía francesa. Aquellas 200 familias representaban los más importantes accionistas del banco de Francia en la época de entreguerras europeas. La duda era obvia: porqué seguían las mismas familias al frente de todo el poder económico. Y todas esas dudas desembocaron en una investigación que arrojó nuevos descubrimientos.

“La riqueza es como el agua salada; cuanto más se bebe, más sed da”

(Arthur Schopenhauer) 

Todo se remonta al momento en que Nicolas Sarkozy ganó las elecciones a la Presidencia Francesa en 2007. Esa misma noche se trasladó a celebrar el triunfo a ‘Fouquet’s’. Sorprendió que a esa ‘fiesta’ acudieran más empresarios del área bursátil que políticos. Justo al día siguiente (algo bien planeado) ya estaba volando en un jet privado para ir a pasear en el yate de Vincent Bolloré. Es en ese preciso instante cuando los Pinçon sospechan que Francia entraba en una fase neoliberal dentro del mundo las finanzas y de la especulación. Un hecho que a cualquiera se le podría haber ocurrido, pero lo que sugirió a la pareja de investigadores fue comenzar un pequeño diario de actividades de los movimientos desde el gobierno en favor de los ricos.

El resultado, como la mayoría se puede imaginar, fue una auténtica bomba. En aquella fiesta de ‘Fouquet’s’ no participaron muchas de aquellas ‘familias’, la mayoría eran nuevos ricos, esos hijos de fortunas recientes. Pero el núcleo duro de los votantes de Sarkozy se encuentran en el Neuilly (París). Fue precisamente alcalde de ese distrito con sólo 28 años y ya entonces quiso entrar en ese círculo, aunque nunca fue considerado un heredero. Su ambición, no obstantes, no decreció, muy al contrario fue creciendo y llegó donde llegó. Pero surgían más preguntas: ¿cuántas familias nobles existen en Francia en la actualidad?

“Quien cambia felicidad por dinero
no podrá cambiar dinero por felicidad”
(José Narosky)
***

Desde la Restauración no se ha otorgado ningún título, pero se calcula que son unas 4 mil familias nobles las que habitan Francia. Pero bajo el poder de la República ya no tienen derechos, sin embargo, utilizaron muy bien sus armas y se instalaron sin excesivos problemas en el mundo de la industria y en la banca durante el siglo XIX, y con el paso de los años y mediante matrimonios de conveniencia han conseguido unir burguesía y nobleza de una manera perfecta, económicamente hablando. Hoy en día, para muchos de estos individuos, no hay frontera visible entre la política y los negocios. Todo está unido, al menos en su mundo. Viven en una burbuja que han creado con el paso del tiempo y no tienen pensado ni por asomo salir de ella.

Todos juntos suponen una oligarquía perfectamente diseñada, una maquinaria ajustada, orientada al poder, tanto político como económico, cultural y social. Estas grandes fortunas suponen el mundo del arte, suponen las redes de contactos, las agendas de trabajo, de empresas, un conglomerado dispuesto a conseguir todo aquello que se propone. Sus apellidos sirven para controlar un capital muy importante, pero se diferencian también por su forma de hablar, de actuar y por sus particulares códigos dificilísimos de penetrar.

Conclusión: ¿qué tipo de país ha dejado Sarkozy durante sus cinco años de ‘reinado’? Para empezar ha ayudado con su política fiscal a todos esos ricos, puesto que ellos ganan su dinero con la especulación financiera y los dividendos de sus acciones. Si se analiza bien uno se da cuenta que algunos de ellos ni pagan impuestos. Además se les han reducido los impuestos sobre la herencia. Pero ha conseguido más cosas: se ha acentuado la lucha de clases, ha dejado un país dividido, ha logrado enfrentar a los trabajadores con los desempleados y a los franceses con los inmigrantes.

Se puede deducir que si esa era la misión del Presidente saliente ha tenido un éxito rotundo. Otra cosa es que esa misión sea beneficiosa o no para el país, que parece que no, al menos para la mayoría de habitantes. Pero una cosa es cierta, los millonarios siguen siendo más millonarios o más y los ricos siguen siendo ricos o más. Los pobres son más pobres y la tendencia sigue acentuándose. La política para ricos siguen funcionando en su máxima expresión y con el paso de los siglos se ha perfeccionado, nada más.

comentarios
  1. Mecha Carbo dice:

    Y si a todo ésto le añades que los nuevos millonarios, siempre amparados a la sombra de los políticos, todavía son más rapaces, llego a la conclusión de que “eso” de que los políticos tienen vocación de servicio es un mal chiste y que en el pasado, presente y futuro, siempre estaremos gobernados por poderes no muy visibles, pero perfectamente reconocibles para los medianamente pensantes.

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s