La madurez

Publicado: 20 de marzo de 2012 en Artículos
Etiquetas:, ,

‘Comienza a manifestarse la madurez cuando sentimos

que nuestra preocupación es mayor por los demás

que por nosotros mismos’

(Albert Einstein)

***

* Montserrat : ‘Madurez…ese tiempo en que te das cuenta que lo que has vivido no es anda comparado con lo que te toca vivir…’

* Manel : ‘La madurez es el momento justo, antesala de la vejez. Mentalmente es la culminación del aprendizaje, pero con la actitud de seguir aprendiendo. Como en muchos otros aspectos, no todos maduran igual y los hay que no maduran nunca. Es una etapa vital más y cada cual debe encajar las etapas vitales como mejor le parezcan.

* Vio : ‘Es sinónimo de vivir la vida en paz…Aprendizaje…’

* Teresa : ‘Es entender que no estamos solos en el mundo. Que vamos todos en el mismo lote’.

* Marta : ‘Creo que vivir con las decisiones desacertadas tomadas en el pasado y seguir adelante tratando de no repetirlas’.

* Lourdes : ‘La madurez es disfrutar de tus decisiones, de las buenas y de las malas, llevándolas con dignidad’.

* Anabel : ‘Siempre he creído que  la madurez es hacerse cargo de uno mismo al 100%, no solo económicamente, y no depender que mamá o tu pareja te lave la ropa y te la planche. Y además responsabilizarse de las obligaciones con descendientes y ascendentes. Hay gente que vive toda una larga vida y nunca llega a madurar…’.

* Javier : ‘En esto yo no puedo contribuir, he sido un inmaduro toda mi vida. Este es un concepto que suena muy venerable, pero que por suerte o por desgracia desconozco totalmente. Siempre observo con cierta admiración a estos individuos jóvenes, que se comportan con tanta seguridad y seriedad en la vida, parece que la controlan por así decirlo, yo por el contrario soy mas dubitativo e inseguro a la hora de tomar desiciones y moverme por ahí.

* Nick : ‘Me parece una descripción fantástica. La madurez del hombre es haberse reencontrado, de grande, con la seriedad que de niño tenía al jugar’. (Friedrich Nietzsche)

* Malene : ‘Creo, como Dolina, que la madurez es un estado de mediocridad eficiente y miserable resignación y prefiero la locura, mil veces’.

***

“La madurez no se refleja en el tomar decisiones acertadas,

sino en vivir con las ya tomadas aún y cuando no sean acertadas”

(César Martínez)

***

Para algunos, dícese de la cualidad de la persona que expresa una elevada perfección humana. Y se podría preguntar: ¿Qué es la perfección humana? ¿Las buenas acciones? ¿Los buenos hábitos? ¿Y qué son las buenas costumbres? ¿Y las buenas acciones? ¿Si recreamos repetidamente una serie de buenas acciones estamos consiguiendo la citada madurez? Preguntas, dudas, nos vemos abocados a deambular por esa delgada línea de definición cuando nos dedicamos a analizar seriamente la madurez. Interpretar lo que sabemos, o lo que nunca debimos dejar de aprender. Saber, conocer, pero sabiendo y conociendo. La madurez es la meta y el destino para la comprensión del desarrollo vital. Nuestra mente abarca demasiadas cosas incomprensibles, pero con ellas fabricamos lentamente esa materia gris que nos absorbe con el tiempo para dejarnos libres, para confiar en nosotros.

“La madurez hace al hombre más espectador que autor de la vida social”

(Gilbert Keith Chesterton)

***

Una persona madura no duda de sí misma. Como la persona inmadura duda de todo. La confianza es la madurez pero no se sabe ni cómo ni cuándo se adquiere. Como muy bien se afirma, muchas personas jamás llegan a experimentar lo que es realmente la madurez, pero quizá tampoco les preocupe. La madurez sirve y no sirve, todo depende de cómo la utilicemos. La edad no prejuzga la capacidad, quizá la experiencia, el análisis oportuno, la autocrítica necesaria. La autocrítica nos ayuda a distinguir lo defectos, poniéndolos uno frente a otro, para proponer algo mejor, para posibilitar un cambio para no repetir errores. Autocrítica representa madurez, con ella uno se autoevalúa para ser sincero consigo mismo y alcanzar la superioridad personal. Uno es superior a sí mismo cuando tiene la capacidad de conocer sus defectos y sus errores. Para ello se basa en la memoria, en la acción realizada, intenta superar sus miedos y sus fracasos para describir una realidad diferente, quizá mejor, pero ante todo nunca igual a la ya vivida.

“La madurez sólo se vive una vez”

(Anónimo)

***

¿Aspiramos a ser superiores? ¿Aspiramos a la perfección personal? Aquella humana, la lícita, la que nos convierte en algo mejor. ¿Podemos ser capaces de elevarnos hacia la perfección más sublime? ¿Aquella que soñamos, la que deseamos? La madurez es tiempo. La madurez es análisis. Una persona alcanza ese estado cuando ha logrado desarrollar su pensamiento y su conducta para superar su inseguridad. ¿Qué necesitamos exactamente para conseguirla? Acaso paciencia, templanza, prudencia, sinceridad, generosidad, constancia, humildad, verdad, confianza.

“Madurez es asumir la libertad”

(Herminio Castella)

***

Soñamos con alcanzar la virtud, la deseada, la perfecta, sin preguntarnos siquiera si somos merecedores de ella. La virtud se alcanza con el ejemplo. Es una labor dura y larga que no se obtiene por azar. Al contrario, se alcanza mediante la laboriosidad, procurándose la amistad de personas virtuosas, aprendiendo de los errores. Una persona que adquiere madurez acepta las críticas y las aprovecha para superarse. No siente autocompasión pues ha comprendido que todo lo que no funcionó será la compensación en el futuro. Todo se utiliza para superarse. No desea ser tratado con consideración por parte de otras personas. No es necesario. Controla su carácter, el bueno y el malo. Afronta los problemas, saca de sí mismo lo mejor para encarar los obstáculos. Sortea las emergencias con facilidad. Y no es fácil herirlo pues conoce sus debilidades y sus sentimientos. No teme a la responsabilidad y no se excusa demasiado. Ya no pretende el todo, ni se conforma con la nada. No todo es bueno o malo. La persona madura ha aprendido a conocer las ventajas del término medio. Y lo lleva a cabo con naturalidad. Carece de impaciencia pues razona con premeditación. No quiere ser juez ni árbitro de todo lo que le ocurra, y se ciñe a a justar su voluntad según la conveniencia del momento.

La madurez no ayuda a no buscar la crítica fácil. A saber encajar una derrota, a socializar los comportamientos. A reconocer los éxitos de los demás con espontaneidad. A superar sentimientos negativos, ya sean la envidia o los celos. A saber escuchar los consejos. A aceptar las opiniones contrarias. A no quejarse continuamente para no conseguir absolutamente nada, o casi nada. A saber perder para luego vencer. Es aprender a anticiparse para luego no llorar. Es prever para evitar la precipitación. Es, en definitiva, saber vivir.  

comentarios
  1. Banca Miosi dice:

    La madurez es no desear ser más joven.

    Me gusta

  2. rossy dice:

    La madurez es asumir todas las buenas o malas decisiones tomadas en tu vida,elegir como y con quien quieres vivir tu vida,la madurez no se logra con la edad,la madudez es la sabiduria de vivir tu vida plenamente

    Me gusta

  3. rossy dice:

    madura es acepta tus aciertos y equivocaciones,vivir y disfrutar de lo que realmente merece la pena

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s