Birdy

Publicado: 11 de enero de 2012 en Cine
Etiquetas:, ,

Sentirse libre es necesario. Sentirse libre pero verse encerrado puede resultar fatal. Y si ese encierro es tu propia vida, tu propio entorno, entonces estás perdido. Cuando te sientes fuera de juego necesitas otras cosas, diferentes de las que otras personas pueden considerar normales. Cosas que te alivien y que hagan sentir único para poder soportar la amargura que te envuelve. Un hombre necesita libertad y la sensación de libertad es diferente en cada mente y en cada momento. Y como no podemos entrar y explorar todas las mentes que nos rodean solemos juzgar demasiado a la ligera a muchas de esas personas que aparentan ser diferentes a nosotros. Personas que experimentan cosas distintas de modos distintos y que se declaran ‘diferentes’ al resto de la Humanidad.

Esa clase de gente también es necesaria. Y no debemos juzgarla así como así. Escribir una historia como esta requiere un sentido de la sensibilidad mayúsculo. Y esa es la clase de sensibilidad que tuvo William Wharton cuando con 53 años publicó ‘Birdy’. Wharton destacó como escritor y pintor, nacido en EEUU, se dice que muchas de sus obras son en cierta forma autobiográficas. De hecho, él mismo tenía más de 200 canarios cuando era adolescente. Eso quizá le llevó a escribir  ‘Birdy’, una historia sobre  un joven que se creía un pájaro y su mundo giraba alrededor de sus ansias por volar. Pero el amor de Wharton por el arte tuvo su origen durante su participación en la Segunda Guerra Mundial. Ahí fue gravemente herido y tomó la decisión de regresar a Europa para pintar. Estudió psicología y se mudó a París y allí se instaló en una vivienda-barco. Tuvo cuatro hijos pero su hija mayor Kate falleció en accidente de tráfico. Ese episodio se reflejó en una de sus novelas donde evocaba algunas de sus conversaciones con ella. En una de esas escenas relataba una conversación donde su hija Kate le preguntó ‘¿qué era el amor?‘. El escritor quiso ser conciso debido a que era una llamada telefónica y le contestó: ‘Que yo sepa, el amor es pasión, admiración y respeto. Si tienes dos de ellas, es suficiente. Si tienes las tres, entonces no te hace falta morir para ir al cielo’.

‘Birdy’ se basaba en la vida de dos amigos de una barrio obrero de Filadelfia que comparten su vida desde el colegio hasta que se incorporan al servicio militar rumbo a la Guerra de Vietnam. La fijación de uno de ellos por los pájaros provoca que el otro le ponga un mote y que, a partir de entonces, sea conocido en el barrio como ‘Birdy’. El deseo que albergaba era volar. Un deseo irrefrenable y que aumentaba con el paso del tiempo. Una obsesión que sólo comparte con su amigo. Y la guerra de Vietnam provoca el hundimiento de ambos, cada uno dentro de sus obsesiones.

Muchos creyeron que ese deseo de volar era en realidad un deseo inequívoco de escapar de la realidad, una forma de eludir la madurez, una huida hacia adelante ante la realidad de su mundo. Otros creyeron que se trataba más bien de todos los traumas que quería neutralizar tras su paso por la Guerra de Vietnam. Su ingreso en un sanatorio mental no hace sino provocar el deseo de su amigo por pasar más tiempo con él, compartir sus heridas emocionales e intentar evocar todos los recuerdos de la infancia que compartieron.

Sir Alan Parker, actor, escritor, productor y director de cine, nacido en Inglaterra en 1944, comenzó su carrera como redactor en una agencia de publicidad para luego continuar con la filmación de anuncios. Cuando conoció al productor David Puttnam se inició en la dirección de películas y logró muy buenas críticas por varias de ellas como, por ejemplo, ‘Expreso de medianoche’ (1978) o ‘Arde Mississippi‘ (1988). También dirigió varios musicales y fue condecorado con el título de Caballero del Imperio Británico en 2002. En 1984  estrenó su adaptación de la novela de Wharton, donde consiguió grandes críticas y unos fieles seguidores.

Parker logró confeccionar una verdadera obra maestra de narración emocional. Emotiva y sensual, era un alegato crudo y real sobre la amistad y sus consecuencias. Un saber ayudar al que lo necesita en las peores circunstancias, un compartir problemas profundos de personalidades complejas y heridas, abandonadas dentro de un mundo difícil de calificar, un mundo carente de empatía hacia sus enfermos y hacia sus víctimas sociales. Era una descripción perfectamente lograda del deseo de la gente a juzgar lo que no comprende o lo que se sale de lo normal. Era una forma de describir que quizá los locos no están tan locos y que los que parecen cuerdos acaso merecen más atención médica.

Volar a veces significa escapar, es cierto. Volar puede significar metafóricamente  abstraerse de la realidad. Una forma de suicidio en vida, un morir sin vivir, o un vivir sin morir. Una forma diferente y alternativa de tomarse la vida, de encarar los problemas. Una forma de tratar las propias pesadillas y analizarlas de forma que sirvan para algo. Toda la historia converge entre el amor a la vida y a sus consecuencias, a la absurda realidad que nos retrae hasta un mundo paralelo donde nos encontramos a nosotros mismos de otra manera, más sugerente y más versátil, donde nos realizamos con acciones que sobrepasan los límites de la normalidad.

Una película que seduce sobremanera con una banda sonora excelente de Peter Gabriel y una gran fotografía de Michael Seresin. En el reparto los dos protagonistas principales, tanto Matthew Modine como Nicolas Cage, acapararon las buenas críticas, los méritos y unos  trabajos formidables. Un drama de excelente ejecución dirigida magistralmente que recordaremos siempre.

comentarios
  1. Sin mucho que decir, para mi Birdy se resume en esta misma frase que comentas: Un mundo carente de empatía hacia sus enfermos y hacia sus víctimas sociales!

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s