El gran Lebowski

Publicado: 12 de diciembre de 2011 en Cine
Etiquetas:

‘No voy a llevar el dinero, conducir el coche y hablar por teléfono con la punta de la polla…’

Conforme van pasando los años te das cuenta de lo que te gustó más o menos en realidad. Es decir, algo te puede gustar cuando lo ves, cuando lo lees, cuando lo escuchas, pero con el paso del tiempo valoras racionalmente si aquello que viste, que leíste y que escuchaste, te gustó por un momento determinado o te gustó de verdad. Y si algo te gustó de verdad te sigue gustando cada vez que lo ves, que lo lees o que lo escuchas. Y eso me ocurre precisamente cuando vuelvo a ver esa gran película titulada ‘El Gran Lebowski’. Es quizá la mejor película de los hermanos Coen. Son muchas y variadas películas las que han realizado este par de hermanos. La lista de las películas realizadas por Joel David y Ethan Jesse es de sobras conocida. ‘El gran salto‘, ‘O Brother‘, ‘Fargo‘, ‘Barton Flink‘, etc. son sólo algunos de sus títulos. Ambos intervienen tanto en la elaboración del guión, como en la producción y dirección de sus películas, aunque suele aparecer Joel como director y Ethan como productor en los títulos de crédito. Siempre se ha dicho de ellos que están sumamente compenetrados. Son un gran exponente del cine independiente norteamericano. Capaces de entusiasmar a críticos y público por igual.

‘Algunas veces, tu te comes al oso… otras veces, el oso te come a ti’

La historia de ‘El gran Lebowski‘ narra y describe a un vago ex-combatiente de Vietnam, jugador de bolos como única y solitaria afición y desempleado de Los Ángeles. Tiene un alías por el que es conocido por todos: ‘El Nota’ (en inglés ‘The Dude‘). Pero su auténtico apellido es Lebowski, el mismo nombre que tiene un afamado multimillonario, con lo cual la trama transita en el error de identidad entre ambos debido a su nombre. El guión en sí no es que tenga un gran argumento de calidad. Simplemente es un nexo de unión que se usa para poner de relieve a varios personajes que inundan la película con su carácter, su actuación y su gran trabajo. El protagonista de la película es Jeff Bridges, fantástico papel que realiza en la piel del personaje principal, inmutable ante las circunstancias, completamente abstraído del mundo que le rodea, sin ningún tipo de ilusión ni proyectos de futuro, que tan sólo pretende vivir de la manera más relajada posible, evitando meterse en problemas. Para bordarlo, Bridges engordó durante semanas y tuvo que dejarse crecer el pelo durante meses. Pero si el personaje que él interpreta tuvo éxito, nada tienen que envidiar la relación de secundarios, pues  fue maravillosamente magistral, desde la confección por los hermanos Coen de una lista fantástica de individuos que brillan en la cinta desde el principio hasta el final, hasta la consecución de un trabajo elaborado por maravillosos actores que dan vida a una historia rocambolesca pero muy entretenida. John Goodman, en el papel de mejor amigo de ‘El Nota’ borda su papel, totalmente perjudicado por su pasado en la guerra de Vietnam, extrapola cualquier acontecimiento a sus experiencias vividas en el campo de batalla. Steve Buscemi, Julianne Moore, Phillip Seymour Hoffman, David Huddleston, Tara Reid, todos ellos bordan sus personajes y contribuyen a convertir la película en una grande del género. Y quizá la mayor sorpresa de la película ocurre cuando aparece en pantalla  John Turturro escenificando a un chulo y matón latino.

‘Afortunadamente estoy siguiendo un régimen de drogas bastante estricto para mantener la mente ya sabes… ágil’

A pesar de que en su momento no fue un éxito comercial recibió críticas muy positivas. Las secuencias surrealistas, los diálogos fuera de lo común, entrelazando la ignorancia propia de los personajes con la seriedad de las escenas, consiguen enganchar a un público entregado que ha convertido a esta cinta en una película de culto. Además el presupuesto de la película resultó relativamente bajo, comparado a lo que suele ser habitual. Ejemplo del seguimiento de los fieles seguidores de la película es el festival que se celebra cada años desde 2002 en Louisville (Kentucky), conocido como la ‘Lebowski Fest’, una idea que se ha ido extendiendo a distintas ciudades norteamericanas.

Algunas de sus escenas ya son célebres al igual que algunos de sus diálogos. Pero quizá me quedaría con la escena en la que los dos protagonistas quieren lanzar las cenizas de su amigo muerto al Océano Pacífico. Puedes ver la escena una o mil veces pero no pararás de reírte. Son de ese tipo de escenas que te hacen reír sin importar cuántas veces la hayas visto.

Diálogo 1

-Ese dedo no es de ella, Nota….
-Entonces de quién era, Walter
-Y yo qué coño sé. Lo que sé es que no hay nada que indique..
-¡Pero el esmalte de uñas, Walter!
-Vale, Nota… como si no fuera posible coger un esmalte de uñas, aplicarlo al dedo de otra persona y…
-¿De otra persona? ¿Cómo cojones van a conseguir un dedo de…?
-¿Quieres un dedo? Puedo conseguirlo. Créeme, hay maneras pero es mejor que no las sepas

-No me jodas, Walter, eso es imposible.

-Yo te consigo un dedo antes de las tres. Con esmalte de uñas. Já… putos aficionados… nos mandan un dedo y por eso nos tenemos que cagar de miedo… Dios Santo.
-Walter, esos tíos van a matarla y luego van a matarme a mí.
-Nota, oye… te dejas llevar por los nervios. Hasta ahora, lo que tenemos, según mi opinión son una serie de crímenes…
-¿¿y qué pasa con el dedo??
-¡¡¡OLVÍDATE YA DEL PUTO DEDO!!!

Diálogo 2

– No vi morir a mis amigos en Vietnam para que esa puta zorra se quedara con el dinero.
– Walter, ¡WALTER! Esto no tiene nada que ver con Vietnam.
– ¿Como que no? Tienen una relación muy directa.

Como curiosidad, se podría decir que la palabra ” joder o  follar” y sus variaciones es dicha 241 veces en la película. Alrededor de 2.5 veces cada minuto. Quizá el estilo de los diálogos estaba orientado a esta clase social, falta de argumentos y de facilidad de palabra, con mentes un tanto tocadas por las drogas, la guerra, el alcohol y las circunstancias. Digamos que esa forma de hablar entraba dentro de la obligada descripción de los personajes, puesto que de lo contrario no hubiesen sido creíbles. De todas formas, no deja de ser una cinta entrañable, seductora, entretenida, fantástica, con mil detalles que descubrir y con mil escenas con las que poder disfrutar. Un recuerdo que simplemente nombrarlo te motiva a, como mínimo, sonreír. El éxito de sus sucesivas revisiones está garantizado.

comentarios
  1. Javier dice:

    A mi esta pelicula me maravillo, pero he de decir que, ( no quiero sonar snob ) hay que verla en version original, he visto este trailer en español y parece otra pelicula. El personaje de Jesus, encarnado por Turturro es de lo mejor que he visto en el cine, vaya ejemplar, inolvidable. Tambien Fargo me gusto mucho, pero otra vez no me imagino Fargo traducida, ya que gran parte del exito de la pelicula son sus acentos del sureños, y sus Jeeeee, nunca pronuncian Jesus, sin duda el que la quiera ver que lo haga con subtitulos, merece la pena.

    Me gusta

  2. CriS dice:

    Siempre me hablaron muy bien de esta película y cuando la ví, me dije: Pues no es para tanto. Es lo que comentas, entretenida, te haces unas risas pero ya está, no esperes un gran argumento. Además me pasé la película acordándome de Homer Simpson cada vez que hablaba Walter. Maldito doblaje.

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s