Estaciones

Publicado: 11 de diciembre de 2011 en Artículos
Etiquetas:

‘Las estaciones construyen una fortaleza y la derruyen’

(Proverbio serbio)

***

* Joan : ‘Todas dan motivos para ser felices y para disfrutar cada momento como si fuera único’

* Cris G. :’ Todas las estaciones son hermosas. Personalmente, prefiero el otoño y la primavera. Existe algo especial en ellas. Y, de ambas, encuentro en el otoño la mayor belleza. Sobre todo, cuando me dispongo a pensar y a sentir la naturaleza en todo su esplendor, siento Una profunda sensación de paz . Por que esta bonita estación invita a observarla, primero, por su tenue colorido y a olerla, después, por la maravilla de su esencia. Vivir los colores, escuchar los sonidos, contemplar un bello amanecer y experimentar el resplandor de su presencia, sentir los pies sobre la húmeda hierba cubierta de fresco rocío, el olor a tierra mojada tan exquisito, saborear el esplendor de las montañas que comienzan a estar coronadas por la nieve. Porque la madre Naturaleza funciona así, porque sí, serena, fluyendo y expandiéndose, sin esfuerzos y con despreocupación tranquila. La observas y te das cuenta que la hierba no se esfuerza por crecer, las flores tampoco por abrirse, simplemente lo hacen; el sol brilla, las estrellas relucen, los árboles, ¡fantásticos!, con todo su poderío. Es su naturaleza intrínseca. Son esos fenómenos observables que, por ser tan sutiles, no se pueden explicar’

* Olga P. : ‘El Verano. Es Luz y Calor , sus noches cálidas, los días más largos, las vacaciones y las actividades al aire libre. Los ritmos biológicos de la noche y el día, del frío y el calor, determinan nuestro ánimo en mi caso, el verano me despierta al organismo. En invierno, aunque no seamos osos, se produce un cierto estado de hibernación. Cuando tenemos frío o está oscuro nos refugiamos. El calor y la luz, nos invitan a salir de nuestra guarida, y así encontrar experiencias nuevas. Además siento que el sol me toca la piel y que los días se hacen más largos y tengo la sensación que tengo más tiempo para compartir con otros. Vivo en una ciudad donde no hay lugar para transiciones prometedoras o melancólicas como la primavera o el otoño. Luz o sombra; calor o frío. Pero algunos años tenemos una semana de primavera y otra de otoño preciosas’

* Alonso : ‘A mí gustan todas las estaciones, creo que en la latitud donde vivo se turnan de una manera ordenada y correcta; quiero decir que cuando ya empiezas a estar cansado del calor te llega el otoño para refrescar el ambiente y cambiar las tonalidades del paisaje. De la misma manera, cuando el frío invierno ya se hace algo pesado, llega la esperada primavera para ponerle una nota de color a todo. Ahora bien, si tengo que quedarme con una; puesto que soy más de frío que de calurosa playa, me quedo con el padre Invierno’

* Javier : ‘A mí las cuatro estaciones de Vivaldi. Para el Caribe…que allí hay dos estaciones:  calor o más calor’

* Rosa I. : ‘La verdad es que para mí todas las estaciones tienen su “aquel”. El invierno invita al recogimiento, a buscar el calor, pero si se trata de elegir una, me quedo con la primavera. En ella hay más horas de luz, las temperaturas suelen ser suaves, invita a salir, pasear; es tambien la estación del renacimiento de las flores, los campos, el colorido en general… (me suena más a vida) Es a la vez capaz de sorprenderte, pues en medio de ella, de repente puede caer una nevada’

* Mª Teresa : ‘Me gusta la primavera, es la estación más alegre, más amorosa, más vital, quedé embarazada de mis hijos en primavera, que son mis dos amores, quizás por eso’

* Carlota : ‘Me quedo con el otoño, por sus hojas rumorosas, sus colores y su melancolía. Aunque todas las estaciones tienen su aquél, bueno al verano no le dedico muchos elogios por los calores’

* Cris L. : ‘Sin duda prefiero los días de finales de verano hasta el otoño y también los últimos de primavera y los primeros días calurosos al entrar en verano. A mí lo que me gusta son los meses de mayo, junio y principios de julio y finales de agosto, septiembre, octubre y noviembre. La época primaveral-estival porque tras un largo invierno, los días calurosos me causan un efecto increíble, me siento aún más viva, los días son más largos y el ocio parece interminable, tengo más ganas de relacionarme, me siento más sociable. Y el otoño… que voy a decir del otoño, lo que más me gusta del otoño es la comida de temporada. Con sus primeras lluvias vienen las setas, empiezan las naranjas ácidas, recogemos los membrillos y los conservamos para toda la familia para el resto del año, las primeras barbacoas en la montaña, que ya hace frío, los calçots (este año a finales de octubre!), las castañas, los boniatos, las uvas moscatel, el sharon (una de mis frutas favoritas), recogemos los tomates y los confitamos para tener el resto del año. Llegan los primeros vinos de la cosecha del año. Podría seguir por que el otoño, es tan tan inmenso… Este año ha sido mi año de gracia, el final del verano se ha alargado muchísimo y aún en diciembre no hace el frío propio de ésta época’

* Rosy : ‘El invierno porque me pasa lo mismo que a Marta con el calor, me hace sentir más viva, me encanta caminar y sentir el frío en mi rostro, no levantarme de la cama sudando de calor y no estar pegajosa todo el día por la humedad y el calor que me aplasta y me asfixia. Me gusta abrir el armario y saber que con un jersey grueso, el pantalón y el abrigo tendré suficiente. Para mi el invierno solo tiene un inconveniente, que se hace de noche enseguida, pero por temperatura lo prefiero mil veces al verano’

* Marta : ‘Prefiero el verano porque me siento más viva. Tengo ganas de comerme la vida a dentelladas. El frío me entristece y aletarga’

* Margarita : ‘Sin lugar a duda el verano,por su calidez , aunque llegue a ser bochornosa, soporto altas temperaturas y me parece un regalo de los Dioses, el poder sentir el sol sobre la piel, adentrarme en las aguas frias de mi tierra que sanan con una vasoconstricción mágica mi cuerpo y mi alma y la de todos los que deseen experimentar. En mi opinión, es la estación más benigna e igualitaría para con los seres vivos. Claro, que depende donde vivas, pero creo que en general permite sobrevivir mejor y nos acerca. Creo que nos hace un boca a boca y en general nos despierta, al tiempo que nos invita a la ensoñación’

***

‘Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera’

(Pablo Neruda)

***

‘¿A un día de verano compararte? Más hermosura y suavidad posees’

(William Shakespeare)

***

‘No es que atardezca es que la lluvia es noche: otoño en la ventana’

(Io Sogi)

***

‘Coge las flores del buen tiempo; que pronto llegará tu invierno’

(Anónimo)

***

Las estaciones son esos períodos del año en los que las condiciones climáticas imperantes se mantienen, en una determinada región, dentro de un cierto rango. Lo que sucede es que, según donde vivas, puede ser que no haya 4 estaciones, que sólo haya dos, extremas, como el verano o el invierno, o suaves, como la primavera y el otoño. También puede ocurrir que sólo disfrutes de una durante todo el año o que, como sucede en algunas culturas de Australia, dividas el año en 6 estaciones. Hay gente que se limita a dividir el año en dos épocas, la seca y la húmeda. Sea como fuere, lo bonito es contrastar, lo bonito es poder comparar. Tener la posibilidad de disfrutar de las 4 estaciones convierte el año en algo incomparable. Puesto que da tiempo para tomar nota de todo, de degustar cualquier pequeño detalle o panorama que cada temporada nos ofrece. Es realmente difícil elegir una sola. Cada uno, como su puede comprobar, tiene sus preferencias, pero es una decisión complicada. Porque pasado un tiempo, cada estación pierde brillantez y deseas que llegue la nueva. Y ese tiempo marcado es el suficiente para que puedas paladear sus sentidos, sus aromas, sus días y sus noches. Cada estación nos motiva a su manera, por sus colores, por sus olores, por sus paisajes, por sus actividades, pero todas son importantes.

Como cada una muestra estados y visiones diferentes, no pueden hacerse la competencia. Son distintas entre sí, cada una vende un catálogo de sensaciones a nuestro alcance y porqué entonces deberíamos quedarnos con sólo una. Sería limitar la belleza, la sorpresa y la variedad. Y ojalá hubiera más de 4. Sigo pensando que como los colores, aunque tengamos algunos favoritos, acabamos por querer combinarlos, queremos percibir el detalle de cada uno, darle ese pequeño valor que cada uno posee y con las estaciones sucede algo parecido, aunque tengas alguna favorita, sabes perfectamente que cada una te puede ofrecer lo que las otras no tienen. Y en la variedad está el gusto y la percepción. En esa gran variedad de 4 tonos, de 4 estados, de 4 emociones distintas, radica el fondo de todo, el fondo de la naturaleza, de los animales, de los hombres, de la vida en resumen.

No cerremos las puertas a ninguna de ellas. Cada una sirve en bandeja un plato diferente, una bebida diferente, una compañía diferente y una visión distinta de todo lo que nos rodea. Una misma imagen puede cambiar 4 veces sin movernos del lugar. Y eso, es sensacional. Las sensaciones y emociones son unas de las cosas que debemos valorar más. Puesto que de ellas vivimos. El resto son complementos más o menos necesarios aunque no prioritarios. Adornemos nuestras vidas con jugosas combinaciones, saboreemos la agradable sensación de la diversidad, y entreguémonos sin dudarlo al placer exquisito del mundo que nos rodea.

***

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s