Taxi Driver

Publicado: 5 de octubre de 2011 en Cine
Etiquetas:

“Escuchad imbéciles de mierda,

aquí hay un hombre que va a cortar por lo sano,

un hombre que va a hacer frente a la chusma,

a la prostitución, a las drogas, a la podredumbre, a la basura.

Un hombre que acabará con todo eso”

***

Hoy toca hacer un homenaje a una obra maestra del cine. Se cumplen 35 años del estreno de ‘Taxi Driver’ (1976), ese gran clásico que con las sucesivas visiones no hacen sino volverte más loco. Y nunca mejor dicho. Porque de eso trata el argumento. Ambientada en el ambiente neoyorquino justo después del fin de la guerra de Vietnam, narra la historia de un ex-combatiente de esa guerra, sin mucha educación y una inteligencia limitada, que viéndose rechazado por la sociedad y sumido en una absoluta soledad en un principio, y por una voluntaria de un candidato a la presidencia de los EEUU después, debido a sus excesos, sus vicios pornográficos y su maltrecha personalidad, decide ponerse como objetivo el asesinato de ese candidato mientras pasa sus noches al volante de un taxi para ganarse la vida y combatir su crónico insomnio. Durante el transcurso de la historia conocerá a una prostituta infantil por la que sentirá compasión y a la que tratará de alejar de ese mundo en el que vive.

Las magníficas actuaciones de Robert de Niro, que facilitó su consagración como gran actor, y el descubrimento de Jodie Foster, que a pesar de sus sólo catorce años encandiló al público, unidas al gran guión de Paul Schrader, inspirado en el libro ‘Pickpocket’ de Robert Bresson, y a la gran dirección de Martin Scorsese que ya había despuntado con ‘Malas calles’ (1973) y que culminaría su gran inicio de carrera con el estreno en 1980 de ‘Toro salvaje’, no sirvieron todo ese conjunto de circunstancias para que la Academia de Hollywood la premiara como merecía a pesar de sus cuatro nominaciones, siendo derrotada ese año por ‘Rocky’.

A pesar de ser ignorada en su momento, con el paso de los años esta cinta ha permanecido como obra de culto para muchos, convirtiéndose en uno de los títulos más aclamados y representativos de esa década. La violencia, el machismo, el abuso, la prostitución infantil, la búsqueda de redención, la soledad, la angustia, todos esos géneros humanos tan rutinarios como esenciales en las sociedades de la época nos son cercanos ahora, en nuestra sociedad. Nos damos cuenta de que esa sociedad norteamericana sigue anclada en una guerra tras otra, con lo cual, individuos como Travis Bickle continúan habitando el planeta, dispuestos dentro de su solitario mundo, amenazados por la sociedad que los consume, a perpetrar crímenes fríos y calculados, arrebatando símbolos a la sociedad que odia, sintiéndose superior por un momento, creyéndose importante, protagonista de una escena aunque solo sea por un instante.

Una excelente fotografía de Michael Chapman supo admirar ese Manhattan alternativo, esa noche neoyorquina llena de matices, de personajes varios, de inquietas criaturas deambulando como fantasmas en la noche, en la oscuridad, en las cloacas sociales, en las más oscuras tinieblas de lo cotidiano.  Almas perdidas, humanos desconcertados coincidiendo unos segundos de su vida con gente que no tiene nada que ver con su vida, compartiendo algo más que cafés y cigarrillos. Inestabilidad mental a la orden del día, en una sociedad enferma pero usual, conocida, extremadamente normal.

Dura crítica social hacia la falta de cultura y educación. Absoluta falta de valores, pérdida inconsciente del respeto hacia los demás, hacia el prójimo y, en definitiva, hacia sí mismo. Dura crítica al sistema, un sistema podrido al que el protagonista culpa de su mala suerte y que provoca la ira y la violencia. Una magistral radiografía de esa salvaje sociedad urbana. Imágenes poderosas que siguen permaneciendo en nuestra retinas y que vemos repetidas en las constantes escenas cotidianas de la sociedad de nuestros días, como si los 35 años que han transcurrido desde entonces solamente hubiesen sido o significado 35 minutos.

“Los días se suceden con monotonía, uno tras otro, ninguno de ellos se diferencia del anterior ni del siguiente,

son como eslabones de una larga cadena,

hasta que de repente surge el cambio”

*** 

 

 

 

 

 

 

 

comentarios
  1. plared dice:

    Digamos que la película que dio el pistoletazo de salida para un tipo de de cine. Que en la actualidad ha formado todo un genero en si. Muy buena película con un creíble protagonista absolutamente ido de la realidad, o quizás no tanto. Saludos

    Me gusta

  2. angel dice:

    No soy muy de scorsese, pero Taxi es un clásico en el mejor sentido, por méritos sobrados.

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s