¿Realmente existe el amor verdadero?

Publicado: 3 de septiembre de 2011 en Artículos
Etiquetas:,

“Se puede decir que fue entonces que descubres realmente el amor,

y el amor es grande, aunque no tenga tamaño, aunque no sea puro ni limpio,

aunque no se le distinga.

El amor es la sucesión nostálgica de lo que nos gustaría que fuera en sí mismo,

algo incapaz de ser natural pero que no nos permite ser nada más,

sobrepasa la barrera de lo creíble en el momento justo, cuando no le permitimos acceder a nosotros”

***

Para escribir sobre el amor lo normal sería creer en él. También sería interesante poder sentirlo o experimentarlo, adivinarlo para poder describirlo. El término ‘amor’ es relativo. Si buscamos su significado en el diccionario ya sorprende el número de acepciones que muestra. Por no decir las categorías que nos destaca. Por sólo poner unos breves ejemplos, lo define como; 1) sentimiento intenso del ser humano que, partiendo de su propia insuficiencia, necesita y busca el encuentro y unión con otro ser; 2) sentimiento hacia otra persona que naturalmente nos atrae y que con reciprocidad nos completa, alegra y nos da energía para convivir, comunicarnos y crear; 3) sentimiento de afecto, inclinación y entrega a alguien o algo; 4) tendencia a la unión sexual.

El ejemplo número uno ya deja como condición la unión con otra persona y ahonda en la necesidad de la unión con el otro. El número dos habla más bien de atracción y complemento. El tercer ejemplo nos describe el afecto que se tiene por alguien, y el cuarto parece centrarse en la atracción sexual. Conclusión: el diccionario lo intenta pero seguimos sin saber qué es exactamente el amor.¿Tan difícil es de describir?  Porque el amor tal como nos lo han contado es muy difícil de calificar. Siempre se ha dicho que no es lo mismo el amor que se siente por una mascota que por una madre o que por un hermano o que por un/a espos@, etc. Y es cierto. Todo podría ser considerado como amor y no. Todo puede parecerlo y no serlo, o serlo y no parecerlo. Las formas del sentir en el ser humano son muy particulares y nadie tiene el método, nadie tiene el discurso correcto y único. Sentir es humano. También es animal. Amar es relativo. Cuántas personas conocemos en nuestro entorno que dicen haberse enamorado mil veces. Tienen una facilidad indescriptible para encontrar amor por todos sus poros. Claro que, seguramente, no creeremos que estén enamorad@s. Tal vez la cantidad excesiva de amor nos causa sospechas. Porque,  ¿se puede enamorar una persona mil veces? ¿Puede ser que alguien no se enamore jamás? Todo puede ser posible.

Con frecuencia, muchísima gente confunde sentimientos. Son sentimientos encontrados. Se pueden denominar atracción, deseo, cariño, afecto, empatía, simpatía, amor, atracción intelectual, atracción sexual. La mente de cada uno actúa en consecuencia ante tales sentimientos. Pero a la hora de calificarlos nos resulta más difícil hacerlo. Hay gente muy dada a creer perdidamente en el amor y, para ese tipo de gente, amar y ser amado es lo sublime, con lo cual, se genera en sus mentes una autoexigencia tanto de darlo como de recibirlo. Por todos lados creen ver amor. Y no creen estar confundidos, puesto que están firmemente convencidos de su existencia. Otras personas son más reacias a dar por hecho que la mayoría de sus sentimientos puedan ser amor. Para esas personas quizá el significado de ‘amor’ sea algo demasiado grande o demasiado perfecto como para encontrarlo cada día en una esquina.

Hay gente que no se ama al principio y con el paso del tiempo el sentimiento que sienten lo identifican con el amor. A otros les ocurre lo contrario, al principio rebosan en amor para pasar más adelante a una especie de vacío existencial, rutina sobrealimentada y sensación de indiferencia hacia lo que era su ‘gran amor’. ¿Realidad o imaginación? Esa más bien podría ser la pregunta del encabezado.

Siempre hemos oído que el amor y el odio están en polos opuestos pero muy cercanos a la vez. Esto da que pensar que quizá ni lo uno es amor ni lo otro es odio. Quizá son maneras de describir un sentimiento sin apenas razonamiento, sin apenas análisis objetivo del asunto. Si cada vez que nos sintiéramos atraídos por alguien tuviéramos que estar enamorados, perderíamos el sentido y el significado de la palabra. Cada cosa tiene su momento justo, su medida, no debemos modificar lo que no es modificable. Cuando sentimos emociones hacia alguien tendemos a amplificar esas sensaciones, dándoles más valor del que seguramente tienen, sobre todo a la hora de expresarlas. Si nos sentimos atraídos por alguien y ese alguien creemos que nos hace un guiño para señalar que siente lo mismo (quizá erróneamente) aumenta automáticamente nuestro amor por esa persona (o atracción). El sentir que alguien nos quiere puede llevarnos a creer que nosotros también le queremos. Buscamos reciprocidad continuamente y parece que no si no damos lo que recibimos no vamos a estar satisfechos, de la misma manera que si damos y no recibimos también nos causa sensación de frustración, desaliento, fracaso y tristeza.

Hay gente que dice llevar enamorada muchos años y otra que su amor duró un tiempo determinado. Otros confiesan abiertamente que nunca se enamoraron. Cada uno puede tener su razón y cada uno puede estar equivocado. Son maneras de expresar sentimientos. La mayoría opina que el amor verdadero puede existir pero en contadas ocasiones y en gente muy privilegiada, otros opinan que el amor verdadero no existe pero sí el amor diario, ese cariño que tenemos por alguien durante un tiempo, esa atracción que experimentamos sobre alguien sin saber porqué y que tal como ha ido se esfuma sin que tampoco hallemos la respuesta.

***

* Veamos lo que vosotros opináis. Hay opiniones para todos los gustos y aquí están las frases más interesantes:

–  (Olga A.): ‘Sí existe. Si es amor, debe ser verdadero’.

–  (Luis): ‘El amor verdadero es el que se vive al instante y desaparece cuando pasa a ser rutina. Puede ser eterno o pasajero’.

– ((Laura): ‘Sigo creyendo en el amor verdadero’.

– (Nick): ‘El amor verdadero es el que anida en el propio ser y antepone al prójimo. Es compasivo y no jactancioso’.

– (Marta): ‘Nunca creí en ello y ahora lo he encontrado’.

– (Cris): ‘El amor duradero sí existe. Existe el amor verdadero pero de carácter sexual. Supongo que, en general, no existe el amor verdadero’.

– (Jaime): ‘El amor verdadero y para siempre no existe’.

– (Josese): ‘Yo no lo conozco y tampoco tengo esperanza de ello’.

– (Ruth): ‘El amor siempre es verdadero’.

– (Nuria): ‘Existe como algo ideal que puede convertirse en arma de doble filo’.

– (Olga P.): ‘Existe la química del amor. Esa química provoca que pensemos que estamos ante el amor verdadero. Pero no existe’.

– (Xavier): ‘Existe pero tiende a evaporarse con facilidad. Con el tiempo tiende a perder la mayoría de sus propiedades’.

– (Miquel): ‘El amor sólo puede ser verdadero, de no ser así no es amor’.

– (Marta): ‘Existe el amor verdadero. Pero amor y pasión no siempre van de la mano’.

– (Froda): ‘El amor verdadero existe. El amor eterno, para toda la vida, es muy raro de encontrar’.

– (Joan): ‘Antes hubiera dicho que no existía, pero desde hace 3 años me demuestran lo contrario’.

***

Como es fácil de interpretar y de analizar, pocos, por no decir muy pocos se ponen de acuerdo al respecto. Personalmente, no creo en el amor verdadero y, en muchos casos, no creo ni en el amor como sentimiento natural. Creo en la atracción sobre otro ser humano, esa atracción pasional, incluso animal, en el deseo y en el cariño. El amor está sobrevalorado y mal utilizado. Hay mucho marketing sobre su nombre y sobre su significado. Se utiliza de forma permanente para denominar sentimientos que no tienen nada que ver con ello. Se manipula, se usa demasiado frecuentemente y no se sabe interpretar en su justa medida. Debemos no confundir el amor que nos tenemos por nosotros mismos que el que entregamos a otra persona, a un trabajo, a una tierra, a un entorno. Cada sentimiento, cada sensación que fluye de nuestro cuerpo tiene adherido en su interior un calificativo perfecto y bien definido que sabemos y debemos interpretar correctamente, de lo contrario, cometeremos muchos errores y nos crearemos falsas esperanzas, muchas desilusiones y sueños perdidos.

Si creemos en el amor debemos aprovecharlo cuando lo identificamos, pero no creamos que es amor todo lo que reluce y tampoco porque un amor dure poco o sea efímero pensar que no es amor o cariño o pasión o atracción. Démosles a los sentimientos su posibilidad de exteriorizar lo que llevan dentro y dejemos de creer lo que quizá sólo es en nuestra cabeza. Pensemos detenidamente, profundicemos en nuestro pasado y analicemos si verdaderamente era amor todo aquello que nosotros creíamos que era amor o fue creación nuestra ante una distinta sensación.

el-texto-verdadero-amor-de-material-en-forma-de-corazon-de-vectores_34-10494

comentarios
  1. Javier dice:

    Si sientes amor en tu interior siempre es verdadero. También hay muchas clases de amor Amor generaliza muchas cosas. El amor para que sea duradero hacia alguien tiene que se reciproco. Si das amor y recibes amor de quien amas ese amor se alimenta por si solo

    Me gusta

  2. Rosa dice:

    El amor es dar sin recibir nada a cambio. Nos hemos vuelto tan egoístas y egocéntricos q ya no existe el amor de ningún tipo, pareja padres, amigos. La sociedad va degenerando cada vez mas hacia la satisfacción de nuestras propias necesidades incluyendo las sexuales sin tener en cuenta al otro. Por tanto el amor se esta perdiendo.

    Me gusta

  3. Erin dice:

    cada vez que te enamoras es un amor verdadero, luego dura o no!!

    Me gusta

  4. Cris dice:

    … y es que el que no guarda amor, luego no guarda rencor, contra si mismo, …

    Me gusta

  5. Vicky dice:

    El amor verdadero no existe por la sencilla razón que somos egoístas y a veces hasta vanidosos!!! si realmente hemos sentido el amor es algo tan sencillo como el sentimiento de un niño, con inocencia y fascinación hacía la otra persona, sea del mismo sexo o del sexo opuesto,esto es realmente amor no pedir nada a cambio, sentir, conjuntar…. silenciar………amar…..sencillamente amar…………

    Me gusta

  6. Rosy dice:

    El amor verdadero es difícil de describir, porque cada uno lo vemos de distinta manera. Hace tiempo un chico que conocí me dijo que no se había enamorado nunca. A lo que le dije que entonces no había vivido porque no había sentido. Para mí el amor es altruismo y respeto, nunca egoismo. Pues querer a alguien es darle cariño. El resto solo es tener la suerte de que sea correspondido de la misma manera o no. La unión con otra persona debe implicar complicidad y confianza nunca propiedad. Los que creen que hayarán el amor verdadero cuando se casen están muy equivocado, los papeles lo único que hacen es estropear una relación. El amor verdadero no requiere contratos y que sea duradero o no sólo depende de las personas implicadas.

    Me gusta

    • Cris dice:

      Tu visión del amor verdadero implica demasiados términos morales basados en tus propias reglas que “definen” al amor. Altruísmo, confianza, respeto, complicidad…para no ser un contrato hay demasiadas cláusulas, no te parece?

      Saludos!

      Me gusta

  7. Froda dice:

    El amor aparece justo en el momento en que dejas de buscarlo… Al menos eso me ha enseñado la vida.

    Yo creía en el amor eterno (y aún creo que muchos afortunados lo conocerán) pero en mi caso he pasado a creer sólo en el amor. Pero para sentirlo/encontrarlo no has de preocuparte en recibirlo, sólo en darlo y sentirlo hacia otro. Ya te llegará de vuelta.

    Un beso :*

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s