Cándido (Voltaire)

Publicado: 5 de agosto de 2011 en Literatura
Etiquetas:,

 

“La pasión de dominar es la más terrible de todas las enfermedades del espíritu humano”

***

Hablar de Voltaire es hablar de la inspiración, de la modernidad por adelantado, de pensamiento soberano y particular, visionario del mañana y anclado en su tiempo, que intentó por todos los medios mejorar la sociedad en que vivía y que permanecerá en el corazón y en el pensamiento de muchos por haberlo, al menos, intentado. VOLTAIRE (François-Marie Arouet, 1694-1778) fue escritor, filósofo, historiador y abogado francés, una de las principales figuras de la Ilustración, un humanista por convicción y por devoción. Emigró a Londres donde recibió la influencia necesaria y determinante para la orientación de su pensamiento.

Realista en su máxima expresión, aboga por defender la necesaria intervención humana para los designios de la Tierra, abandonando los divinos y la tan conocida Providencia. Ferviente opositor de la causa católica y de su Iglesia, son visto por él como símbolos de intolerancia y de injusticia. Se convertirá en el modelo a seguir por la burguesía liberal y anticlerical y en el enemigo de los creyentes. Luchador empedernido por la justicia, contra la superstición y la intolerancia, creía en la convivencia pacífica de los seres humanos por encima de todas las creencias y religiones. Claro, simple, redactor incansable, irónico, sarcástico, demoledor crítico, utilizó el lenguaje para encauzar su pensamiento, para divulgarlo, acompañándolo de un justo y medido sentido del humor, rechazando la hipocresía de las masas gobernantes.

“No comparto lo que dices, pero defenderé hasta la muerte tu derecho a decirlo”

Ejemplo inequívoco de defensor a ultranza de la tolerancia, sería un gran ejemplo en los tiempos que vivimos, ajenos a la verdadera realidad humana, aquella en la que tanto creyó Voltaire y otros colegas contemporáneos. Creía en el hombre, porque lo consideraba realmente capaz de crear y de mantener su propio destino, de poder mejorar su condición como persona dentro de una sociedad, pero era defensor de la cultura, de la ciencia, de la industria y de las artes, porque todo ello favorecía la mejora de la sociedad. Fue un personaje controvertido porque era extraño entre extraños, diferente entre la masa que seguía directrices ya obsoletas, aceptaba ser distinto porque creía en ello, porque su visión era mucho más lejana y más aguda que la de los que le rodeaban.

‘Cándido, o el optimismo’ (1759) ha representado desde que era adolescente una forma de vida. Aunque nunca lo he considerado ‘optimista’ ha significado una gran ayuda para comprender muchas cosas que la vida te va mostrando día a día. La vida, llena de rutina, de buenos y malos momentos (y no siempre en la misma cantidad) te va dejando sorpresas continuamente, y depende de nosotros saber elegir, saber tomar la decisión correcta, la circunstancia a veces la dictamos nosotros y no el destino. Hagamos lo que hagamos tendrá unas consecuencias y por mucho que lo neguemos la realidad nos alcanzará.

“Si los pobres empiezan a razonar todo está perdido”

***

El libro, cuento o relato se puede abreviar muy fácilmente. El ejemplo del protagonista (Cándido) frente a todo lo que le va a sucediendo, una sátira para hacernos comprender que por muy mal que nos vayan las cosas todo puede ir a peor y que por muy mal que nos sintamos siempre podemos llegar a sentirnos peor, aunque no lo imaginemos. Quejarnos, ese vicio tan común, por pequeños problemas, por nimiedades diarias, no hace si no complicarnos el camino, debemos valorar las pequeñas cosas, saber racionalizar en su justa medida todo lo que va sucediendo, relativizar siempre ante cualquier circunstancia para saber tomar la sabia decisión, porque de nada sirve quejarse y llorar, sino damos un paso adelante.

‘Cándido’ es una obra maestra tanto en su concepto, en su idea, como en su forma y su estilo. Es el curso de la vida explicado de forma sencilla, clara y contundente. El mundo que conocemos no cambiará, es imposible cambiarlo, y debemos aceptarlo, pero si no nos preocupamos por lo que nos rodea seguramente nuestra vida será menos próspera. Mezcla de sociología, filosofía, narrativa y algo de ensayo, recoge toda la experiencia durante su vida, pequeño en tamaño pero grande en profundidad.

Comprende que el mundo o la tierra donde habita el hombre no es el paraíso soñado, más al contrario, es un duro caminar, lleno de obstáculos, de hostilidad, de problemas y de desgracias. La felicidad es efímera, escasa y debemos asumirlo. Nos plantea el equilibrio y la lucha entre el pensamiento ideal y el real, entre lo que desearíamos y lo que encontramos. Y acaba argumentado lo que verdaderamente es importante en esta vida: el disfrutar de los pequeños placeres y aceptar de buen grado lo que venga, sean desgracias o problemas, sin analizar si existe justicia en ello o no. Y anuncia que lo peor con lo que se puede encontrar el hombre no es sino el tedio. Hay que luchar contra el tedio para mantenerse vivo, puesto que solo tenemos una vida debemos vivirla de manera urgente, pues es la única. Debemos dejar de lado lo que nos afecta, puesto que nos acompañará siempre. Démonos un margen para la maniobra, no querramos correr, no querramos ser felices siempre, eso es imposible, empecemos a comprender lo que ocurre y sepamos manejarlo. Consiguiendo eso aprenderemos a sacarle el mayor partido a todos los días de nuestra vida.

“La democracia sólo parece adecuada para un país muy pequeño” 

***

Una gran enseñanza que debe ser leída por todos. Y lectura obligada para los jóvenes porque aunque no lo entiendan en su presente, seguramente lo comprenderán en su futuro. Disfrutad de una lectura amena, grandiosa, profunda y realmente conmovedora. Echo de menos no tener más ‘Voltaires’ a mi alrededor, ahora, en mi tiempo, capaces de ver más allá de lo que yo mismo soy capaz de ver. Y quiero llegar a ser ese ‘Cándido’ que realmente pueda entender ese mundo de las pequeñas cosas, saber apreciarlas y disfrutar con ellas. Si lo consigo seré grande, muy grande. Sigo intentándolo.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s