Ibsen (‘Casa de muñecas’)

Publicado: 9 de junio de 2011 en Literatura
Etiquetas:,

2ibsen

 Henrik Ibsen (1828-1906)

Tengo un cariñoso recuerdo de esas tardes que en el colegio nos tocaba Literatura. Quizá porque era la asignatura que más me gustaba junto a la de Historia. Y todavía recuerdo todos los libros que me hicieron leer en aquella época, como os debe pasar a muchos de vosotros. La primera vez que leí ese libro de Ibsen titulado ‘Casa de muñecas’ (1879), no lo entendí. Lógicamente, quizá el tema no era conveniente para un chico de mi edad, pero me entusiasmó. Con el paso de los años no he sido gran aficionado a releer libros. Prefiero ocupar el tiempo en un libro nuevo. Quizá estoy equivocado, pero la verdad es que ‘Casa de muñecas’ sí lo volví a leer, igual que otros libros que por su contenido o por mi edad no entendí en su momento. Y al leerlo por segunda vez comprendí todo su mensaje. Entendí lo valiente y atrevido que fue Ibsen, lo profundo y directo de su pensamiento. El libro en cuestión, para los que no lo conocéis, es una obra de teatro dramática que influyó muchísimo en su época y que causó una gran controversia por su fuerte crítica a las normas matrimoniales del siglo XIX. Siempre he tenido en consideración a esos grandes artistas que han ido contracorriente y que se han atrevido a criticar a la sociedad que les rodeaba; que nunca se dejaron vencer por su mayoría y que buscaron con ahínco introducir nuevas ideas en las mentes de las personas. Eso entonces era mucho más difícil de lo que es ahora.

Para muchos críticos y entendidos, ese libro está considerado como la primera gran obra de signo feminista. Han pasado más de 100 años desde que escribió esa obra y continuamos viendo que la mujer está considerada como un objeto en muchos países del mundo.

Nora, la protagonista del drama, se convirtió en bandera del feminismo de la época y a Ibsen se le consideró su abanderado.

***

“Existen dos códigos de moral, dos conciencias diferentes,

una del hombre y otra de la mujer.

Y a la mujer se le juzga según el código de los hombres.

Una mujer no puede ser auténticamente ella en la sociedad actual,

una sociedad exclusivamente masculina, 

con leyes exclusivamente masculinas, 

con jueces y fiscales que la juzgan desde el punto de vista masculino”

A Ibsen siempre se le ha considerado uno de los padres de la dramaturgia moderna, del drama realista moderno y antecedente del teatro simbólico. La mayoría de sus obras pasaron por ser grandes escándalos en su época donde la sociedad estaba basada en esos valores victorianos que tan lejos quedan y que tan pocos entendieron. Una sociedad aferrada a sus valores nada éticos sobre el matrimonio y la familia.

Sus obras más destacadas fueron estas:

– ‘Brand’ (1866), donde retrató la falta de solidaridad en la sociedad escandinava ante la invasión prusiana de Dinamarca.

– ‘Peer Gynt’ (1868), la historia de Peer, un soñador sin fuertes convicciones que dejaba todo a cargo únicamente de su fantasía.

– ‘Espectros’ (1881), describiendo la historia de una mujer que simula ser feliz junto a su marido, intentando ocultar sus vicios, preservando la imagen respetable que la sociedad mantenía sobre él. Esta obra fue prohibida durante más de 15 en Noruega por revolucionaria.

‘Un enemigo del pueblo’ (1882), la historia de un doctor que denuncia que las aguas de un balneario, principal fuente de ingresos de un pueblo, están contaminadas y son un peligro para la salud. Todas las fuerzas sociales del pueblo intentarán ocultar su denuncia. De este libro me quedo con una frase que hoy en día podría seguir vigente:

***

He descubierto

que las raíces de nuestra vida moral

están completamente podridas,

que la base de nuestra sociedad

está corrompida por la mentira”

comentarios
  1. […] uno de esos autores cuya lectura por una razón u otra había ido postergando. Tras la lectura de su post, me animé a leer la obra dramática Casa de muñecas de la que hoy hablaré. Ibsen poeta y […]

    Me gusta

  2. Nick dice:

    Coraje y valor para ser coherente con uno mismo y los valores universales.
    Que lástima que la mayoría de las personas siempre están en la tesitura de, ” no hay mayor ciego que el que no quiere ver”, justificar cualquier actitud por muy deshonesta y poco ética que sea. Puto dinero.

    Me gusta

  3. Cris dice:

    Me recuerda a Lorca, por obras teatrales como La Casa de Bernarda Alba o Yerma.

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s