Noruega y las mujeres

Publicado: 11 de mayo de 2011 en Artículos
Etiquetas:, , ,

Nacen más mujeres en el mundo que hombres. Esto es un dato. Mi pregunta es esta: ¿por qué no dominan el mundo las mujeres todavía? Apostaría que muchas respuestas irían encaminadas hacia la opresión que sufren por parte de la sociedad en general y de los hombres en particular. ¿Acaso tienen miedo los hombres a que las mujeres dominen el mundo? Al hombre desde que nace se le exige que tenga espíritu combativo, tiene que saber luchar y si no sabe debe aprender, debe trabajar duro, tiene que saber salir adelante, no tiene que llorar, debe ser fuerte y si es el más fuerte mejor, debe aprender a ser líder, saber mandar, ordenar… El problema en general es que, aparte de ser todo un absurdo, a nadie se le explica cómo se consigue un espíritu combativo cada día de tu vida; cómo luchar contra todos los problemas o cómo aprender a hacerlo; cómo no dejar salir una lágrima cuando la mente manda; cómo ser fuerte o aparentar ser fuerte cuando no se es ni se pretende ser y, sobre todo, cómo aprender a ser líder, a mandar, a ordenar cuando no se quiere ni se desea.  Ser hombre puede ser bueno o malo dependiendo del entorno que te rodee.

La respuesta a la pregunta que hacía anteriormente puede tener una respuesta sencilla: ¿acaso las mujeres desean dominar el mundo? Nacer mujer puede ser bueno o malo dependiendo del lugar donde se nazca. Pero yo añadiría que puede ser muy malo, malo o menos malo según el lugar donde se nazca. No es lo mismo nacer mujer en Somalia que en Australia, en España que en Arabia Saudí, en Noruega que en Irán. Si preguntáramos a todas esas mujeres de esos países qué nivel de machismo ven en su sociedad seguramente el porcentaje cambiaría de un lugar a otro, pero indudablemente ninguna diría que no lo hay. El machismo existe en todas las sociedades, en un nivel o en otro, cierto, pero existe y ha existido siempre. Y no hay indicios de que vaya a desaparecer en un futuro al menos próximo.

Noruega es un ejemplo para todo el mundo. Está considerado el mejor lugar del mundo para nacer mujer. Su participación en el mercado laboral supera el 80% cuando el promedio de la UE es del 60%. Tiene las mejores condiciones del mundo para ser madre (Afganistán es el peor). De hecho el 79% de las mujeres casadas con hijos menores de 6 años continúan trabajando aunque en su mayoría con jornada reducida. En las elecciones de 1993, los líderes de los tres partidos más importantes eran mujeres. En las de 1995 el 40% de los diputados elegidos eran mujeres. La esperanza de vida de una mujer en Noruega sobrepasa los 82 años de media (uno de los más altos del mundo).

Pero, a pesar de todos estas magníficas estadísticas, hay datos que oscurecen el panorama. El permiso de maternidad ha sido mayoritariamente acogido por las mujeres a pesar de ser voluntario, si bien es cierto que en los últimos años ha aumentado un 45% el número de hombres que lo han aprovechado.Hay un 25% de desigualdad entre los salarios de hombres y mujeres. La violencia de género existe y es un verdadero problema social. Un estudio en 2004 anunciaba que una de cada 6 mujeres noruegas habían sufrido violencia doméstica en algún momento de su vida. Otro problema añadido es la elevada tasa de violaciones ocurridas en los últimos años debido a la inmigración de hombres de educación islámica. Un problema que ha ido en aumento y que viene ocasionado por la numerosa colonia de somalíes que viven en Noruega. El sistema noruego todavía no consigue lo que parece una utopía: la plena igualdad. Hace un par de años que se editó en Noruega un libro titulado ‘Mujeres de los fiordos’. Una antología de relatos de escritoras noruegas sobre lo que piensan las mujeres sobre ser mujer en el país nórdico. Hay frases en él que deben ser analizadas profundamente:

“Desde que nacimos, algunas de nosotras nos hemos visto envueltas por causas ajenas a nuestro control en todo tipo de matriarcados. La organización familiar ha girado en torno a la figura femenina”.

“Todo o casi todo permanece bajo su sutil supervisión que a veces se torna rigurosa e inflexible. Esta jerarquía se ha ido reproduciendo en los estudios, la vida privada y la profesional”.

– “Las protagonistas (mujeres), superan los retos cotidianos que traslucen en el fondo graves situaciones de soledad o melancolía. La superación de los retos individuales de cada día nos hace ver la valentía y fortaleza de las mujeres noruegas”.

– “Sus anhelos y sus miedos se encaminan hacia la búsqueda del sentido de la existencia tan común en la sociedad nórdica”.

Siempre es bueno intentar aprender de los demás. Y cada uno es ejemplo para el otro. Y cada otro es ejemplo para uno. Lo cierto es que aún debemos mejorar mucho y aquí entran hombres y mujeres para alcanzar el cénit de la convivencia. De todos depende conseguirlo. Aunque aquí entraría otra pregunta: ¿Realmente deseamos conseguirlo?

comentarios
  1. Tonita_21 dice:

    Finalmente todo se reduce a una sola cosa; La educación y dicha educación comienza en casa, en cuya responsabilidad cae, por mucho, en la figura materna. Mientras no cambiemos el esquema de educación familiar, en donde se educa al hombre para controlar (incluso las emociones) y a la mujer para ser controlada y dependiente de un hombre, no terminaremos de entender que tanto hombres como mujeres somo seres muy distintos ( imposibles de igualar) pero si con la capacidad de desempeñar todos los roles sin dejar de perder la propia esencia.

    Me gusta

  2. Mecha Carbo dice:

    Hay muchos comentarios anteriores con los que concuerdo, no los voy a repetir pero mi pregunta o inquietud es el porqué muchas mujeres siguen educando a sus hijos/as de una forma machista. Mientras no se consiga que la mujer madre erradique de su cerebro o genes o donde sea que lo lleve, el machismo, seguiremos dando pequeños pasos, pero nada más.

    Me gusta

  3. Rosy dice:

    Lo que está claro es que hay que cambiar la mentalidad de los hombres…y la de algunas mujeres también, porque que sean mujeres no quiere decir que no sean machistas, me explico. Cuando convives en pareja normalmente empiezan los problemas, pues la mayoría de los hombres creen que con trabajar fuera de casa ya lo han hecho todo, y cuando llegan a casa lo único que hacen es quejarse de lo cansados que están, quieren la cena ya (sin hacerla ellos claro), y encima que estés luego “cariñosa”. Cuando normalmente estás también reventada de trabajar fuera y acabas cabreada por la actitud de tu pareja y no estás “cariñosa” en absoluto. Aunque también hay mujeres a la que les encantan los hombres así (yo no las entiendo, ni las entenderé nunca). Yo soy más de trabajar en equipo. Osea que si yo trabajo fuera y en casa mi pareja también a de hacerlo, si no la historia acaba mal. Y si no empezamos por cambiar de actitud en casa difícilmente se cambiará para lo demás.

    Me gusta

  4. Manel dice:

    Lo que decía el filósofo del color del cristal, está bien aplicado a la mayoría de las diatribas que surgen a lo largo de la vida.
    La situación de la mujer en el mundo, igual que la del hombre, depende de innumerables condicionantes: culturales, económicas, de religión… distintas realidades.
    Desde tu perspectiva, estando en Noruega, creo que verás más de cerca otras alternativas.
    El Yin y el yang, siempre van unidos.
    Sigue gustándome que la gente se haga preguntas. Que tu te hagas preguntas.
    Gracias.

    Me gusta

  5. Nick dice:

    Viva la polaridad,masculino,femenino.
    Relacionado con el tema,os dejo este link. Sorpresa.
    http://www.juliaardon.com/2010/06/los-mosuo-la-ultima-sociedad-matriarcal-entrevista-a-una-muchacha-de-alla/

    Os veo en unos días.
    saludos a todos.

    Me gusta

  6. quini dice:

    si por mi fuera de verdad, todos los paises del mundo estarian gobernados por mujeres,
    iriamos seguramente mejor de lo que vamos,y si no pasa es (creo yo) que en realidad tenemos miedoy por ese motivo las tenemos “marginadas” tanto a nivel laboral(por que su sueldo es mas bajo? si en realidad realizan el mismo trabajo o incluso hasta mejor) como a nivel de instituciones,en terminos generales el hombre tiene la fuerza fisica y la mujer la inteligencia,mi lema es la mujer al poder.

    un abrazo

    Me gusta

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s