Diario de pensamientos: El turista ruso

Publicado: 5 de septiembre de 2012 en Diario de pensamientos
Etiquetas: ,

Se ha convertido en los últimos años en el poder de seducción más deseado por todos los que se dedican al mundo del turismo en todo el mundo. Dicen que quizá el próximo fenómeno parecido a éste puede ser el chino, pero quizá no alcance las características de este icono. Los hay de todos los tipos, como es normal, desde el turista económico al más excéntrico, pero no cabe duda de que el turista ruso es hoy en día apreciado, codiciado y deseado por toda la industria turística mundial. ¿Razones? Quizá sólo una y determinante: gasta más que nadie en productos que cuestan muchísimo menos de lo que paga. Eso que había sido una constante con el turista norteamericano, que arrastraba la fama que por donde se le ocurría ir de viaje y ponerlo de moda provocaba automáticamente que subieran todos los precios del mercado, está ocurriendo en formato ampliado con el turista ruso.

Hay que analizar la situación porque es relativamente moderna. Hace poco más de 20 años se proclamó el fin de la Unión Soviética, un momento clave de la historia moderna. La antigua URSS se mantuvo intacta durante décadas gracias a su sistema político de partido único dominado por el Partido Comunista, y aunque era una unión federal de repúblicas soviéticas, estaba estructurada gracias a un gobierno nacional y una economía totalmente centralizados. Hablar de la URSS es hablar de Lenin, de Stalin, de la revolución rusa, de economía centralizada, de represión política y social, y también de muchísimas cosas más que no vienen al caso. Hablar de la URSS es evocar la guerra fría, la época de la amenaza continua de misiles y de una legendaria red de espionaje alrededor de todo el mundo.

La URSS y los EEUU dominaron el mundo hasta esa fecha de 1991. Eran los dueños de la política económica mundial, de los asuntos exteriores, de las operaciones militares, de los progresos científicos y de la supremacía deportiva.  Pero a finales de la década de los 80 apareció un personaje que será histórico, su nombre era Mijaíl Gorbachov y fue quien trató de reformar el Estado soviético con sus nuevas políticas de perestroika y glasnost. La URSS se colapsó y se disolvió en diciembre de 1991 tras un fallido intento de golpe de estado. Se convirtió en Federación Rusa y muchas repúblicas consiguieron su independencia y su estatus como nuevos países. Todas sus fronteras se vieron alteradas y sus mapas iban cambiando de la noche a la mañana.

Lo que hoy conocemos como Rusia sigue siendo el país más extenso del mundo, con más de 17 millones de kilómetros cuadrados. Es el noveno país del mundo en cuanto a población, con más de 140 millones de habitantes. Y es el país que limita con más países del mundo, en concreto con 18. Y de un tiempo a esta parte es el turismo en más alto crecimiento del planeta. Nadie recuerda ver rusos en ningún país turístico hace 20 años. Fue a partir de la creación de la Rusia que hoy conocemos que el ciudadano ruso comenzó a visitar los destinos más típicos y clásicos de las guías turísticas mundiales. Llegaron en grupos de edades diversas, acomodados en hoteles baratos y gastando más bien poco y emergiendo la figura lenta pero segura de un nuevo símbolo turístico: el turista ruso.

Cuando hablamos del nuevo turismo ruso nos referimos a ese personaje, que puede ser joven, de mediana edad o ya de edad avanzada, que puede viajar solo, en pareja, en familia o en grupo, y que pone patas arriba todo el mercado turístico establecido allí por donde va. El incremento de las tarifas de los circuitos, hoteles, excursiones varían considerable según la nacionalidad del turista, pero en el caso del turista ruso está siendo escandalosa. Pero el secreto de todo ello es que paga y acata las tarifas sin ofrecer queja alguna. De hecho, se considera afortunado y se vanagloria de poder decir que él paga más que nadie, aún sin saber que el precio real de lo que está pagando es muchísimo menor de lo que realmente cuesta. Esto es un fenómeno relativamente reciente pero ya se puede considerar habitual.

Los comportamientos de los ejecutivos del mercado turístico, y las estrategias del mercado hacia ese turismo ha ido evolucionando y desarrollándose a la misma velocidad que el turismo ruso iba aumentando en cantidad y volumen. En la actualidad, más de 40 millones de rusos prefieren viajar a la República Dominicana como paraíso particular en el caribe. Es decir, que el número de turistas rusos que pueden viajar a ese país en los próximos años puede ser escandaloso, pero ese efecto está ocurriendo en otros países ahora mismo y va a ocurrir con otros en el futuro. El turista ruso, por norma general, prefiere los destinos con playa, buen clima y calidad hotelera y de servicios. No le importa pagar más si con eso está garantizado el confort, la calidad del servicio y las amenidades más atractivas.

Pero el turista ruso no se contenta solamente con la oferta de playa, sol y hotel turístico, también quiere oferta cultural, por eso prefiere países que posean una buena variedad de dicha oferta, al igual que tenga un buen contenido histórico. En algunos países asiáticos, cuando los precios bajan debido a que es su temporada baja, en muchos lugares muy turísticos no han bajado debido a la afluencia de turistas rusos que provocan el crecimiento de dichos precios. De hecho, en muchos lugares turísticos asiáticos ya es normal encontrar los menús y las cartas de los bares y restaurantes en inglés y en ruso como norma y si se les pregunta el porqué es fácil conocer la respuesta. Lo cierto es que el turista ruso es muy exigente, lógicamente porque paga mucho por su viaje y quiere lo mejor. Todo le parece malo y quiere la excelencia por regla general.

Es muy habitual ver cómo el turista ruso es capaz de pedir la botella de vino más cara de la carta o el coñac o whisky más caro por el simple hecho de eso precisamente, de ser los más caros del establecimiento. Y como bien se sabe en el mundo de la hostelería, no por pedir el producto más caro se entiende más del producto en sí ni hay garantía de que nos vaya a gustar dicho producto. El precio de los productos a menudo llevan a engaño al consumidor, sobre todo a ese turista ruso que es capaz de pedirlo simplemente porque tiene el dinero suficiente para ordenarlo. Tampoco se sabe cuánto durará este fenómeno y si tiene fecha de caducidad, pero todos estaremos de acuerdo que los empresarios de hostelería, de hoteles y de turismo deben estar rezando para que dure muchos años y para que si puede ser siga en aumento. La frase cinematográfica tan famosa ‘Desde Rusia con amor’ encuentra en este aspecto su escenario más ideal.

 

About these ads
Comentarios
  1. Ana dice:

    Muy interesante tu análisis del turismo ruso! la verdad es que para muchos negocios ha supuesto una “salvación” de la crisis. Recientemente hemos hecho una infografía analizando un poco al turista ruso, quizás te interese, puedes verla aquí http://www.muchosol.es/infografia-fenomeno-turista-ruso-en-espana.html

  2. Turismo, mercadeo, competencia: nada más sencillo, nos aseguramos de elegir un pequeño rincón del paraíso del mundo. Buscamos, leemos, investigamos el relieve de las cualidades de ese lugar, no necesariamente estético, también cuenta la sed de aventura y el paisaje! Para que todos, los medios están permitidos, no dudamos entonces en tener a nuestra disposición un folleto turístico breve, o mientras un surtido de postales! Que sean los rusos, franceses, italianos etc .. no es tan importante, lo que cuenta es lo que el turista esté dispuesto a pagar por el disfrute. Normal como fuente de ingresos para cualquier país . “Bienvenidos turistas rusos”

  3. Nedda dice:

    Ay el mercado! Lindas mamushkas :-)

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s